termometros


Yo creo que este gráfico no necesita palabras. Pero pondremos algunas, para los entusiastas.

400-ppm-de-co2-calentamiento-global

Hoy es un día histórico. Especialmente en el contexto del fin del mundo por Calentamiento Global Acojonante. Lo anuncia la NOAA. Clic.

noaa-400ppmEstaríamos asustadísimos, si no hubiéramos visto el primer gráfico donde se ponen en contexto CO2 y temperatura, desde que se mide la temperatura con satélites.

400-ppm-de-co2-calentamiento-global

Hay representadas dos series diferentes de temperatura global medida desde satélites. De dos equipos muy, muy independientes. “Ideológicamente” contrarios (alarmistas / escépticos), y usando procedimientos francamente distintos para capturar la señal de temperatura a partir del “brillo” del CO2 del aire. Una tiene la línea de datos en verde, y la otra en azul. Pero apenas se ve el azul, porque el verde va encima y la coincidencia es inmejorable.

Le podemos añadir una polinómica a la temperatura. No significa nada (igual que las “líneas de tendencia” que suelen poner los alarmistas), pero hace bonito y da mucho morbo.

400-ppm-de-co2-calentamiento-global-y-polinomica

Anque morbo, morbo, lo que da morbo de verdad es añadirle La Pausa.

400ppm-co2-y-la-pausa

No creo que haga falta decir mucho más. Eso que ahorráis. ;)

Bueno, perdón, sí. Un detalle. El CO2 son datos desestacionalizados. Por simplificar.

Actualización. Haddock pregunta si no habíamos llegado hace uñ año a esa cifra mágica de CO2. En realidad, hace dos. Pero eso era con datos absolutos, y ahora es con datos desestacionalizados

co2-400ppm-desestacionalizadas

Es que alucinas. Si tienen una “ciencia establecida”, una idea científica archi-corroborada por múltiples líneas de evidencia, y algo que si lo dudas te conviertes nada menos que en un “negacionista”, ¿se puede saber por qué cojones nos intentan engañar como si fuéramos niños de baba?

Ya hemos visto [–>] el intento de timo del récord imaginario de temperatura del año 2014, cuando sus propios números dicen que es más probable que no lo haya hecho. Organismos científicos como el instituto GISS, de la NASA, o la NOAA. Nada menos. Pero los divulgadores científicos se adornan todavía más. Porque los científicos les dan pie. Habréis visto muchas veces ya, lineas del tipo de “los diez años más calientes” o similar. Como si fuera algo para llevarse las manos a la cabeza. ¡Los diez años más calientes del registro están todos al final, #nosvamosamorir!

Por ejemplo, Seth Borenstein es un granado periodista de ciencia y verderío. Y dice [ABC News –>] [Wasington Post –>] :

Nueve de los diez años más calientes en el registro de la NOAA han ocurrido desde 2.000. La probabilidad de que eso ocurra aleatoriamente es como de una en 650 millones, de acuerdo con el estadístico de la Universidad de Carolina del Sur John Grego. Otros dos estadísticos lo han confirmado sus cálculos.

Ya está claro, y no hay ninguna duda, ¿no? ¡Joé, una probabilidad entre 650 millones! Nos vamos a morir todos. Salvo que prestes atención, y te des cuenta de un par de detalles. El primero, que si no fuera aleatorio no quiere decir que sí sea culpa de hombre. Los ciclos, tan característicos del clima, no son aleatorios -aunque podrían ser caóticos- y sí son naturales. Y segundo, que para que salga un cálculo así hay que partir de una idea estupefaciente. Concretamente, de la idea de que el clima juega a los dados cada año, y que cada tirada es independiente de la anterior. Por ejemplo, que si un año es muy caliente (o frío), el 31 de diciembre empieza un año nuevo sin calor (o frío) ninguno. La tierra se olvida de la temperatura que tiene el 31 de diciembre, y rompe la baraja cada año. Y todos somos subnormales.

Y aunque es posible (pero muy raro) que Borenstein no sepa que hay otros tipos de procesos aleatorios, no es posible que los estadísticos que dice haber consultado no lo sepan. Pongamos un “camino aleatorio” [–>], donde el valor de temperatura de un año parte del valor del año anterior, y se le suma o resta una cantidad, aleatoriamente. Por ejemplo, cada año la temperatura varía -arriba o abajo- un poco, digamos 0,1ºC en promedio, y cada año en promedio tiene un valor de 0,1ºC más o menos que el anterior, aleatoriamente. Lo difícil es encontrar años muy calientes y muy fríos juntos; no años calientes seguidos, o años fríos seguidos.

Una muestra muy lustrativa. En Wikipedia en inglés [–>], un tal Morn ha usado una fórmula para crear un gráfico con ocho ejemplos de “caminos aleatorios”. Y pone uno de los gráficos que le han salido:

random-walk-wikipediaVale, pues de los ocho ejemplos, cinco le han salido con una probabilidad imposible — según Borenstein. En realidad, peor. En vez de ser nueve de los diez años más calientes entre los 15 últimos de una serie de 130 años, aquí vemos que salen *todos* los X años como los más calientes (o fríos), en una serie de cien años, donde X está entre 40 y 20 años seguidos como “los más calientes” de esa serie.

random-walk-wikipedia-con-marcas

En la Wiki en español hay otro gráfico similar, hecho por otro autor, y de las ocho series son dos las que cumplen esas condiciones que para Borenstein y sus estadísticos son imposibles.

Pero pollo insiste [–>] con majaderías similares:

Texas A&M University climate scientist Andrew Dessler and other experts said the latest statistics should end claims by non-scientists that warming has stopped. It didn’t, as climate denial sites still touted claims that the world has not warmed in 18 years.

Pues no. Desde 1998 todos los años están en el margen de error — o más abajo. Que por otra parte sólo es de una décima de grado (0,09º) arriba o abajo.

giss-record-con-margenFuente, y más completo y técnico, WUWT:

 

Una rápida actualización a la entrada de ayer. Desde artículos de Lubos Motl [–>] (físico teórico) y David Rose [–>] (periodista). Con los datos de los propios alarmistas. Por ejemplo, estos que tuiteó el jefe de la NASA para el clima (Gavin Schmidt):

Es muy fácil. Como la diferencia entre 2014 y otros años calientes es menor que el margen de incertidumbre, ya lo decíamos ayer [–>], no se puede asegurar que 2014 sea “el año más caliente” según esas mediciones. Pero es que además han calculado las probabilidades de que ocurra eso que afirman. Que 2014 sea el año más caliente. Y el resultado es el contrario de lo que le han dicho a la prensa. Del cuadro de arriba sale que …

  • NASA: Probabilidad del 62% de que 2014 no sea el año más caliente.
  • NOAA: Probablididad del 52% de que 2014 no sea el año más caliente.

Así que te están diciendo que 2014 fue el año más caliente desde que se mide (1880), cuando de sus propios cálculos lo que sale es que es más probable que no lo sea. En mi libro, a eso se le llama mentir. En el tuyo, no sé.

Ah, y como siempre, no olvidemos que para los satélites la probabilidad de que 2014 sea el año más caliente es cero. 1998 la sobrepasa por mucho más del margen de incertidumbre.

Añadido (20-enero). Conveniente gráfico de Paul Homewood en WUWT:

giss-global-temperature-anomalies

Fuentes:

Lubos Motl:

David Rose:

Bob Tisdale explica lo mismo, pero desde fuentes mejores que los tuits:

El consabido gráfico de Roy Spencer, jefe del equipo que hace la medición UAH desde satélites. Clic para fuente.

spencer-temperatura-global-diciembre-2014Respecto a eso de los récords, que gusta tanto a los calentólogos, si dejamos de hacer el gilipollas y conseguimos prescindir de virguerías como las centésimas de grado (y no ¡s conformamos con décimas), la carrera va así:

1. 1998 0.4
2. 2010 0.4
3. 2014 0.3
4. 2005 0.3
5. 2013 0.2
6. 2002 0.2
7. 2009 0.2
8. 2007 0.2
9. 2003 0.2
10. 2006 0.2
11. 2012 0.2

Otro gráfico, para ilustrar nuestra situación respecto a otra gran preocupación insuperable que tenemos. El que muestra la distancia a una barrera imaginaria, que sería una temperatura de 2º por encima de lo que llaman “preindustrial”. Preindustrial es una temperatura asquerosamente baja, que queda perfectamente reflejada en el frío que pasaban lo niños pobres en las novelas de Dickens. Pero al parecer es la que les gusta a los calentólogos carbono-maníacos.

uah-2014-y-preindustrial

Y no es que lo de dos grados “por encima de la temperatura preindustrial” tenga el menor significado. No existe una “temperatura preindustrial“. Antes de la máquina de vapor el clima variaba igual que ahora. Los 2º son una frontera imaginaria, que sacan de lo que creen que fue la mayor temperatura global que ha experimentado homo sapiens. Pero ojo; no es una media anual, sino probablemente de siglos. A ver quién es el guapo que saca una media anual hace cien mil años.

Y por otra parte, lo que sí sabemos es que ni los osos polares, tan lindos, ni la tierra en general, tuvieron el menor problema con aquella temperatura. ¿Hay que ponerse a pensar que, por ejemplo, pasar de +2,0º a +2,1ºC por encima de preindustrial es un gran problema? Cualquier persona con dos dedos de frente piensa que se está mucho mejor en esa frontera imaginaria, incluso más allá, que cuando Dickens y sus niños medio muertos de frío.

En imagen rápida. Temperatura global medida desde satélites por el grupo UAH (Christy/Spencer)

 

2014-ano-mas-caliente-no

En la línea roja, cada punto representa la media de los doce meses anteriores. Se marcan en azul los meses de diciembre, que representan las medias de cada año natural (1979, 1980, etc). Se ve claro que 2014 no tiene ninguna posibilidad de alcanzar el récord de 1998 con los tres meses que le quedan.

Si en vez de usar las medidas del grupo de UAH -porque son “escépticos”- usamos los del grupo RSS -porque son “alarmistas”-, el resultado queda más lejos del récord todavía.

2014-ano-mas-caliente-no-rss

¿Y de dónde salen todas esas noticias que se están viendo, sobre que 2014 va a ser el año más caliente del registro? Lo explica muy bien Roy Spencer en esta entrada de su blog:

Copio y traduzco algunas partes (con permiso):

… si no por otra razón, porque los termómetros no pueden medir medias globales — sólo los satélites pueden. Los intrumentos de los satélites miden casi cada kilómetro cúbico -vaya, cada pulgada cúbica- de la baja atmósfera, diariamente. Y puedes viajar cientos -si no miles- de kilómetros sin encontrar ningún termómetro cercano.

Los dos grupos principales que miden la temperatura global desde satélites (nuestro grupo UAH, y el grupo Remote Sensing Systems [RSS]) muestran 2014 significativamente por detrás de 2010, y especialmente 1998:

2014-no-record-calentamiento-global-rss-y-uah

En mi opinión, un problema mayor que la irregularidad de los datos de los termómetros es el juego inacabable de ajustes que les aplican a sus datos. La red de termómetros está basada en un retal de instrumentos que no tienen calidad de investigación, que nunca fueron pensados para medir cambios de temperatura de largo plazo de décimas o centésimas de grado, y las zonas enormes del mundo sin ningún dato son, o ignoradas, o rellenadas con datos ficticios.

Además, los termómetros se ubican donde vive la gente, y la gente contruye cosas y cambia el entorno, a menudo sustituyendo una vegetación refrescante con estructuras artificiales que causan calentamiento (la isla de calentamiento urbano) alrededor del termómetro. Los ajustes no pueden quitar ese efecto urbano fiablemente, porque no se puede distinguir del calentamiento natural.

…/…

Mientras tanto, los alarmistas seguirán usando unos datos obsoletos, muy incompletos, y fuertemente masajeados, para promover su causa.

Pero imaginemos que sí hubiera un récord real:

Lo que me trae a mi segundo punto. Si la temperatura global estuviera subiendo suavemente -digamos una centésima de grado por año- y no hubiera enfriamiento por La Niña ni calentamiento por El Niño, entonces *cada* año habría un nuevo récord de “el año más caliente del registro”.

¿Y qué?

Es la *cantidad* de calentamiento lo que importa. Y para un planeta donde todas las formas de vida ven cambios mucho más amplios de temperatura que lo que produce el “calentamiento global”, que podría ser de momento 1ºC, a esas formas de vida -incluyendo las que votan- no les importa realmente gran cosa.  Estamos discutiendo sobre el significado de centésimas de grado, que nadie puede sentir.

No es sopresa que los efectos en los extremos climáticos tampoco se puedan medir … a pesar de lo que te intentan hacer creer algunos “periodistas” creativos. Los extremos climáticos varían tremendamente, especialmente a un nivel local, y preocuparse porque la media (sea eso lo que sea) pueda variar marginalmente es un desplazamiento total del foco.

Roy Spencer tiene la virtud de la claridad. Y es una gran ventaja. Porque cuando alguien te cuenta una película que no hay forma de entender, y que va cambiando cada vez que te la cuenta, son muy grandes las posibilidades de que, o bien no sepa de lo que habla, o bien te esté intentando meter un gol. La apuesta razonable es que el cuento del calentamiento global padece los dos problemas.

Añadido para los comentarios en el hilo:

siberia-y-artico-temperaturas

El Ártico La Antártida está que se sale batiendo récords de hielo. En este caso la noticia que se está viendo se trata de récord de anomalía, o medido sobre la media de los 30 primeros años de mediciones.

El gráfico habitual (clic para ampliar, actualizado):

hielo-antartico-record-2014

Es posible que quede más claro si vemos medias anuales, y para 2014 usamos los últimos 365 días:

hielo-antartico-record-2014-anual

Hasta el año pasado el hielo marino del sur estaba creciendo despacito. Ahora parece que ya no es con tanta parsimonia. Desgraciadamente, porque el frío no es bueno. Las grandes masas de hielo tienden a ser desiertos biológicos. O casi.

Pero también se ve lo mismo si usamos medidas absolutas, y medias anuales. Con la cifra de los últimos 365 días para 2014.

hielo-antartico-record-2014-anual-abs

Para visualizar mejor lo de la anomalía, otro gráfico de Cryosphere Today [–>]

hielo-antartico-record-2014-anomalia

hielo-antartico-record-2014-ciclo

El otro “nuevo” récord que se acaba de batir es curiosillo. El de mes más caliente de la historia en USA. Pero lo ha batido … ¡julio de 1936! Y es que las temperaturas del pasado van cambiando, según se les ocurren modos mejores de ajustarlas, corregirlas, homogeneizarlas y liofilizarlas. Normalmente cambian en el sentido de mostrar mayor calentamiento reciente. Esto es, subiendo las modernas y bajando las antiguas. Pero esta vez ha salida rana la operación.

Clic en la imagen para el artículo de WUWT en el que se explica. Pero en el gráfico se ven los cambios que han ido dando esas temperaturas según pasa el tiempo.

WSJ_July2012_temps

 

¿Hay algún motivo racional para cambiar las temperaturas del pasado? No suena muy serio, pero sí lo hay. Las estaciones meteorológicas de las que salen los datos nunca estuvieron pensadas para medir la “temperatura media global”. Las circunstancias de cada estación son diferentes de las demás. Datos que faltan; datos mal escritos; cambios en el entorno físico; cambios en los instrumentos (del intrumento mismo, y de su posición); zonas sin termómetros. Entonces, para homogeneizar todo eso, necesitan un “modelo” o “clima regional” de referencia. Una “estructura climática” de referencia en la zona. Pero nuevos datos actuales (y supuestamente mejores y más completos), cambian esa “estructura climática”. Y al cambiar lo que sirve de referencia para la homogeneización, lógicamente cambian los ajustes que se han de aplicar a las temperaturas para que tengan un sentido “global”.

¿Parece poco serio? Lo es. Pero es el resultado inevitable de usar un intrumento para lo que jamás estuvo pensado.

Ver actualización al final.

sherlock-holmes-en-navacerrada

Un cuelgue lo de las temperaturas de Navacerrada. Por una parte está muy bien para el cuento del calentamiento global. Una gozada pensar que un termómetro en el medio de la península, y posiblemente el más aislado de “contaminación térmica” humana, no muestre el menor calentamiento durante toda la serie de sus datos (1941 – presente).

navacerrada-temperatura-giss

Los datos los pillo del intituto GISS de la NASA [–>], y están entre los que usan para crear su serie de temperatura global. El GISS es el que los pone más a mano. Pero ayer, al buscar fotos de la estación de Navacerrada para la actualización del calentamiento global en España [–>], me encontré con una sorpresa curiosa:

¿¿¿Mander???

Este es uno de los principales resultados del trabajo ‘Una mirada al clima’, elaborado por un grupo de once alumnos de cuarto curso de ESO del instituto Giner de los Ríos, que hace unos días presentaron las conclusiones de su investigación en un encuentro de jóvenes de varios países europeos celebrado en Poitiers (Francia).

El informe que estos estudiantes han realizado a partir de los datos que el Instituto Nacional de Meteorología ha recogido entre los años 1951 y 2007 en el Observatorio del puerto de Navacerrada (1.830 metros de altitud), arroja conclusiones de sumo interés teniendo en cuenta la teoría del cambio climático que maneja la comunidad científica, y sobre todo, el documento ‘Estrategia Española de Cambio Climático y Energía Limpia’ que el Ministerio de Medio Ambiente hizo público el año pasado con el fin de alertar sobre los posibles efectos del cambio climático y las medidas que es preciso adoptar para contribuir a frenarlo.

¡¡¡Jooorl!!! ¿Tan tiernos, y ya les enseñan los “tricks to hide the decline” de la calentología? ¿No les van a enseñar que mentir está feo? ¿O me está engañando a mi el GISS? Habrá que averiguarlo. Ya he escrito al instituto, preguntando o por los datos del estudio, o por el email del profesor en cuestión.

Pero, ya con la mosca detrás de la oreja, había que intentar algo para  que deje de picar. Encontrar los datos de AEMET para esa estación me ha resultado imposible. Y un montón de tiempo perdido. También he preguntado a los que se ma ha ocurrido que podrían saber dónde estaban, y nada. Pero me he acordado de que BEST (Berkeley Earth Surface Temperature) está muy bien documentado, y he tirado por ahí. Da los datos “crudos” y con sus ajustes. En principio, en Navacerrada, que parece especialmente cuidada y de calidad, los prefiero crudos. ¿Que dice BEST de Navacerrada?

Cosas raras [–>].

  • Los datos crudos de BEST dan un calentamiento de a 0,8ºC por siglo. Los de GISS, menos de 0,1º.
  • Los datos cocinados, les dan un calentamiento de 0,55ºC por siglo.

De los problemas más habituales, no tiene ninguno.

  • No hay movimientos en la estación.
  • No tiene pérdidas (falta de datos)  en la serie. GISS sí tiene, aunque pocas.
  • No tiene cambios en la forma de lecturas (momento de observación).

Sí tiene, para BEST, “saltos empíricas”. Que parecen ser desvíos respecto de lo que esperan por los otros termómetros regionales. Y a través de eso deducen que las temperaturas al principio de la serie (1941 – 1948) son demasiado altas.

Eso podría cambiar la serie de que no tenga tendencia (ni calentamiento ni enfriamiento) para GISS (+0,04º siglo), a un pequeño calentamiento para BEST (+0,55º siglo). Si se acepta la idea del “salto empírico”.

Pero la gran sorpresa son los datos sin cocinar. La diferencia con GISS. Lo más fácil, compararlos en dibujito. Medias anuales, que si no, no se ve ni taba.

navacerrada-temperatura-giss-y-best

He señalado en rojo unos años / datos de BEST, para poner los datos completos de ambos a continuación.

Si el número está en rojo, es que hay diferencia. Si no, son iguales (en +/- 0,1). Sirven de años de ejemplo del origen de las diferencias. Casi todos los datos son calcados. Cuando hay diferencia, la mayor parte de las veces viene de una de dos situaciones. O es un cambio de signo con la misma cifra (por ejemplo de +1,6º a -1,6º, en enero del 46), o es un dato que GISS no tiene (y dice 999.9) y que BEST saca de un sitio diferente.

Por ejemplo

  • Año 1945: (diferencia año: 0.49)

GISS: 999.9; 3.7; 5.4; 9.1; 9.2; 14.7; 16.7; 14.6; 15.5; 9.6; 4.4; 2.2; Año: 8.81

BEST: 6.5; 3.7; 5.4; 9.1; 9.2; 14.7; 16.7; 14.6; 15.5; 9.6; 4.4; 2.2; Año: 9.30

  • Año 1946: (diferencia año: -0.62)

GISS: 1.6; 3.9; 1.5; 3.4; 4.5; 12.0; 17.6; 15.5; 12.9; 8.4; 2.1; 2.2; Año: 7.13

BEST: -1.6; 3.9; 1.5; 3.4; 4.5; 12.0; 17.6; 15.6; 12.9; 8.4; 2.2; -2.2; Año: 6.51

  • Año 1952: (diferencia año: -1.97)

GISS: 3.5; 1.9; 4.2; 3.0; 7.0; 13.1; 999.9; 999.9; 9.3; 7.5; 2.5; 0.3: Año: 7.09

BEST: -3.3; -1.9; 4.2; 3.0; 7.0; 13.1; 5.5; 14.3; 9.3; 7.5; 2.5; 0.3: Año: 5,12

  • Año 1956: (diferencia año: -1.82)

GISS: 0.2; 999.9; 2.3; 1.3; 7.2; 11.2; 14.3; 15.5; 10.3; 6.1; 0.1; 1.7; Año: 6.02

BEST: -1.6; -7.7; 2.0; 1.3; 6.6; 10,9; 14.2; 14.3; 10.7; 6.8; -0,9; 1.0; Año: 4.20

  • Año 1972: (diferencia año: -1.43)

GISS: 4.0; 2.6; 1.3; 0.2; 4.3; 10.6; 15.4; 14.2; 7.9; 4.8; 2.8; 0.7; Año: 5.69

BEST: -4.0; -2.6; -1.3; 0.2; 4.3; 10.6; 15.4; 14.2; 7.9; 4.8; 2.8; -0.7; Año: 4.26

No es fácil de digerir. Por ejemplo, ese -7,7ºC de BEST de febrero de 1956 es como cuatro grados más bajo que el siguiente, en cualquiera de las dos series. Pero ese no viene de un cambio de signo, sino de un dato faltante en GISS. Por otra parte, los cambios de signo más parecen errores de GISS. Si se mira la tabla de datos [–>], se ve que no hay ni una sola cifra negativa antes de 1993, y muchas después. Pero la época fría (para ambas) es hacia 1970 – 1975. No tiene sentido.

Intentaré llamar a la estación de Navacerrada, por ver si consigo los datos sin intermediarios. Pero la pinta es que, mientras tanto, ese cuento de Navacerrada que tanto nos gusta va a salir un poco chungo.

Manda cojones. Siempre me ha parecido una guarrería lo de los datos de los que salen las series de temperatura global, y los he evitado. ¿Pare eso tenemos satélites, no? Y total, el Calentamiento Global Acojonante empieza casi exactamente cuando empiezan las mediciones de satélites. Ya nos basta con eso. Pero tenía que llegar Navacerrada (versión GISS). La estación adorada. Un cuento tan hermoso para cualquier escéptico de pro. Y se comprueba, así sea con la menor de las catas, que los datos parecen ser la guarrada que se presumía. Y nos quedamos sin eso tan oportuno de que el presuntamente mejor termómetro de la península no muestra el menor calentamiento durante toda la serie de sus datos (1941 – presente). Era -muy probablemente- mentira.

Lo que no se ve por ningún sitio es lo del Instituto Giner de los Ríos de Segovia. Ese calentamiento de grado y medio. A ver si nos explican cómo se hace.

Nota: GISS, a juzgar por lo que pone en la web, da datos “homogeneizados”. De BEST he usado los que llama “sin ajustar”. Y sin embargo, coinciden como en un 90% (a ojo, sin medir).

Actualización:

 Al final me ha pasado Haddock unos datos que parecen originales de AEMET, y ya está muy claro todo.

GISS está mal. Tiene números negativos pasados a positivos al principio de la serie.

BEST está bastante bien. Tendencia 0,8º/ siglo es correcta.

El estudio del insitituto de Segovia empieza la serie más tarde, con datos correctos, y de ahí la tendencia tan alta.

Página siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 783 seguidores