SGAE


Vaya en honor / recuerdo de Santiago. Y como riña a nuestros compañeros “cacharrines”, que tienen abandonada la sección de La Cacharrería de Santiago. Digamos Jazmín, Luis Bouza y Sefuela.

Nunca he encontrado una disculpa razonable para comprarme una tableta. Y me gustan, cuando he usado o configurado las de otros. “El” juguete defintivo (de momento). Estaba en la duda de regalar una. Duda por dos cosas. Por si sería fácil de usar para alguien de no especial destreza con los ordenadores, y por si se pueden leer libros durante horas sin cansarse la vista.

Mi propio juicio sobre fácil / difícil no vale, claro. Pero ya sospechaba que, por algún motivo que no entiendo, resulta mucho más fácil que un ordenador. A pesar de ser lo mismo. Pero impresiona ver usando con soltura una tableta a cachorros humanos que aun no hablan y apenas andan. Respecto a la lectura de libros, me la jugué. Calculando que con lo configurables que son, malo sería no dar con una combinación de luz, brillo y fondo adecuada. Y el resultado es que con un lector bueno, ya viene con una configuración perfecta.

tablet3

La foto es mala, y la tableta está justo debajo de una lámpara, pero leer, se lee de cojones. Teniendo en cuenta que puedes elegir y configurar la letra, los párrafos, el fondo, y todo, a mi me parece más cómodo de leer que un libro de verdad. Es posible que los aparatos especiales para leer libros, tipo Kindle, sean más cómodos. Y son más baratos. Pero no hay duda de que en la tableta lees a gusto y sin cansancio.

Con la ventaja de que tiene todo tipo de programas interesantes.

tablet2

Y si Bob Tisdale edita su libro solo en PDF, porque en Kindle le cobran mucho (por las gráficos), y le obligan a subir el precio, con la tableta no tienes ningún problema para abrir y leer con comodidad un PDF de más de 500 páginas, lleno de santos:

tablet4

Con lo que llegamos a Arcadi, Espada defensora de los derechos de autor.

Tisdale es un tipo de pocas pelas que ha hecho un trabajo formidable de varios años, estudiando el fenómeno de El Niño a través de todos los datos disponibles de temperaturas de la tierra. Del aire, del mar, y por cuencas oceánicas. Y te vende toda esa información necesaria por el precio de seis euros y medio. Carillo, pero comprensible. Y le compras el libro a pesar de que crees que no lo vas a leer, porque ya lo ha ido explicando todo de antemano en su blog. En principio, el libro es una recopilación de lo que ha ido poniendo en el blog durante unos años. Aunque luego resulta ser más, los dibujitos explicativos que ha hecho para esta edición son una gozada que facilita las cosas, y al final lo acabas leyendo. Pero el caso es que lo habías comprado por pura simpatía, más que por leerlo, y por pensar que Tisdale hace falta y merece un premio. Vaya, que estás nada menos que colaborando modestamente con el conocimiento. Y te quedas más contento que qué.

Si en cambio vas a un autor arcadiano, por comparar, la primera sorpresa es que en su web no apunta a una versión electrónica de su último libro. Solo menciona papel, Alfaguara, 21 euros. Clic.

perez-reverte-tango-vieja-guardia

Extrañado, buscas una edición digital, y sí existe. Aunque el autor la desprecie en su web. Por 10,44 euros en Amazon [-->].

Y por supuesto que también lo encuentras con toda facilidad en las webs dedicadas a los libros gratis. El de Tisdale no.

¿Cuánto cuesta y cuánto vale un libro? ¿Contempla Arcadi la diferecia entre el precio, el coste, y el valor de los libros de los autores que defiende? Porque el valor, me temo, es un asunto subjetivo. Para mi el valor de una novela de Pérez Reverte es cero, puesto que he intentado leer dos y no las he acabado. (Hago excepción de Territorio comanche). Y ni siquiera me la descargo cuando la encuentro gratis. A pesar de la simpatía personal por el tipo. Sencillamente, no me necesita. Pero seguro que hay mucha gente que pagaría un euro y medio por una versión “legal” del Tango de la Guardia Vieja, pero no veintiuno, ni diez. Y se lo busca “pirata”. Para alguien que lea cuatro libros al mes, que tampoco es tanto, a este precio hablamos de ochenta y cuatro euros. O de cuarenta y dos por lo digital. Todos los meses. Una pasta.

Así que, Arcadi, tenemos un problema. Podemos convertir la internet en un estado policial para que … ¿cuántos artistas privilegiados vivan de sus libros mata-ratos en España? O la otra alternativa; que ese puñado de artistas de la pista cambien su esquema de hacer dinero. Y empiecen a tratar a sus clientes … como si fueran clientes, y no ganado cautivo. Porque el caso es que no está nada cautivo. Hay demasiadas buenas formas de matar el rato. Y mucho autor intruso, o amateur, no necesariamente de menor calidad.

Los Arcadis parten de un error de concepto garrafal. Que todo aquel que se descarga un libro “pirata”, pagaría por él el precio que le pidan – si la policía hubiera acabado antes con los distribuidores espontáneos. Pero no es así. Puede que eligiera un libro diez veces más barato. O que dedique ese tiempo a participar en blogs, o cualquier otra internetada. Incluso puede jugar al parchís con la chorba y su hermana. Los hay que se dedican a piratear libros por entretenimiento, y con gran arte. He visto epubs que son una maravilla. La gente hace cosas bonitas o interesantes por el puro gusto de hacerlas. Por ejemplo, escribir.

Mi apuesta es que entre la internet y las tabletas se van a leer muchos más libros. A algunos les joderá. Los que lo hagan mal. Pero en general va a ser una gozada. Hasta puede que los autores de blogs pelmas bajen el pistón.

Por cierto, Julio Alonso ganó hace poco el caso “SGAE=Ladrones” contra la SGAE. El Mundo:

A veces una anécdota nos enseña más sobre un sistema que todas las disquisiciones jurídicas y filosóficas. Dentro de la locura de los derechos de autor y de propiedad intelectual, tal vez uno de los detalles más absurdos sea que la propiedad no recae en quien inventa, sino en quien patenta. O sea, uno puede estar al loro de lo que inventan los demás, y registrarlo antes que ellos, para apropiárselo. Y el absurdo llega más lejos si no existe una defensa de los “bienes intelectuales” comunales.

Hace unos días, el arqueólogo neozelandés Brent Alloway anunció una conferencia sobre una especie humana, Homo floresiensis. Wikipedia lo describe así:

El hombre de Flores (Homo floresiensis), apodado «hobbit», es una especie extinta del género Homo que habitó hasta hace pocos miles de años en la isla indonesia de Flores. Descrita en 2004, es extraordinaria por el pequeño tamaño de su cuerpo y su cerebro, y por su reciente desaparición, pues ha sido contemporánea de los humanos modernos (Homo sapiens). [-->]

La conferencia era gratuita, y llevaba por título: El otro Hobbit. Nada original; en paleontología hobbit es sinónimo de Hombre de Flores, desde que este se descubrió. Pero resulta que Alloway recibió notificación de un bufete de abogados, en la que le explicaban que la compañía cinematográfica Saul Zaentz Company/Middle-earth Enterprises tiene los derechos sobre esa marca registrada. Tal cual. Y el científico, por no meterse en líos, cambió de título.

A Tolkien ni se le pasó por la cabeza registar Hobbit. Aun más, se mostraba muy cauteloso con la idea de haberla inventado él. Y posteriormente se ha descubierto que aparece en algunas listas de seres mitológicos de cuentos de hadas del folclore inglés. Pero llegan unos listos del cine y registran la palabra como marca, mucho después de que Hobbit fuera el apodo usual para Homo floriensis. Una puta locura. Y una guarrada.

La cultura humana y la ciencia son básicamente procesos de copia y mejora. La misma idea de la universidad está basada precisamente en eso. Y las leyes de propiedad intelectual o de derechos de autor, que pueden tener sentido en algunas circunstancias, se han salido tanto de madre que perfectamente pueden estar frenando este proceso de avance cultural y científico.

Liberemos al Hobbit. Es nuestro. De todos. Sea por regalo de Tolkien, o sea porque ya era parte de la cultura antes de Tolkien. Y que les den por culo a los jetas del cine.

Fuente, Mundo Neandertal:

Sefuela

manis contra acta

Movilizaciones sábado 11 (clic)

Acabo de recibir, a través de avaaz, una convocatoria a manifestaciones en contra de ACTA. Como actualiza algo el estado de las cosas, lo copio aquí para vuestra información y por si queréis asistir. Cuentan que han entregado en Bruselas 2,2 millones de firmas en contra de ACTA y que Alemania y cuatro países del Este han decidido  paralizar su decisión sobre la misma. El motivo de la convocatoria es, según cuentan, la inminente elección del responsable del ACTA por el Parlamento Europeo.

Si queréis encontrar los eventos cercanos a vosotros, aquí http://www.avaaz.org/en/acta_day_of_action_hub/?vl

Copio el correo:

Dear friends,

In 24 hours, people across the planet are joining a global street protest to bury ACTA for good.

This week our massive 2 million ACTA petition caused shockwaves in Brussels, and we’ve just learned that Germany has put ACTA on ice and other governments are close to following suit. If Europe says no to ACTA, it dies!  We’re at a tipping point — If enough of us join the protest tomorrow, we can secure our online freedom and end the threat of ACTA’s censorship nightmare.

Let’s turn out in thousands to protest or, if we can’t be there in person (most of the protests are in Europe), send messages of solidarity to our fellow citizens who are marching. Click here to use our map tool to find an event near you, or leave a solidarity message for marchers:

http://www.avaaz.org/en/acta_day_of_action_hub/?vl

Our massive ACTA petition was personally delivered to leading EU politicians in Brussels this week as it grew to 2.2 million signers and beyond. The European Parliament is choosing their new point person on the treaty right now. Let’s make sure that person realises that ACTA is too hot to handle.

Four Eastern European governments and now Germany have just said they’ll stall their decision on the treaty. Now, if hundreds of thousands of people attend thousands of rallies all across Europe tomorrow, we can ensure that all politicians across the 27 EU countries are put on notice that people don’t want ACTA and will continue to take action until the treaty is buried.

Those of us in Europe can join the protests. And we all can send messages of solidarity to encourage the people there and use social media to pile the pressure on key parliamentarian. Click here to check out the action centre, and tell everyone.

http://www.avaaz.org/en/acta_day_of_action_hub/?vl

Again and again, we’ve shown how people power can work. When our fundamental freedoms are at stake, and we act together, we can forge an unstoppable force that makes politicians turn away from the corporate lobbies, and work in the interests of all of us. Let’s do it again.

With hope and determination,

Alex, Alice, Pascal, Emma, Ricken, Maria Paz, Luis and the rest of the Avaaz team

More information:

Acta activates mass opposition (Euractiv) http://www.euractiv.com/infosociety/acta-activates-european-civil-society-news-510533

Acta: Europe braced for protests over anti-piracy treaty (BBC)http://www.bbc.co.uk/news/technology-16906086

Latest pact on internet piracy set to be derailed (Financial Times)http://www.ft.com/intl/cms/s/2/a52f57ec-533d-11e1-aafd-00144feabdc0.html#axzz1lzG5htN5

Czech Republic, Slovakia freeze anti-piracy pact (AFP)http://www.google.com/hostednews/afp/article/ALeqM5gguBSrXtQKnr0famyhxMlNK2plDQ?docId=CNG.956cc047c755305c8ad4580183554bcc.71

ACTA vs. SOPA: Five Reasons ACTA is a Scarier Threat to Internet Freedom http://www.ibtimes.com/articles/286925/20120124/acta-sopa-reasons-scarier-threat-internet-freedom.htm?cid=2

Act on Acta now if you care about democracy and free speech (The Guardian) http://www.guardian.co.uk/commentisfree/2012/feb/03/act-acta-democracy-free-speech

The secret treaty: Anti-Counterfeiting Trade Agreement (ACTA) and Its Impact on Access to Medicines http://www.msfaccess.org/content/secret-treaty-anti-counterfeiting-trade-agreement-acta-and-its-impact-access-medicines

Añadido:

Plaza me sopla que hay más información sobre la paralización de la decisión de alemania en cristiano aquí:

Tuiteríadas:

Yo también soy un asesino de la cultura:

Nota: Parece que se trata de una cuenta falsa, y no es del ministro. Disculpas; a Wert y al respetable.

__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/


Los “creadores” se han embarcado en una guerra. Muy libre y conscientemente. En una guerra, además, sucia. Lo que más me sorprende es que están defendiendo, sobre todo, los intereses de otros. Los que están dando la cara por la industria audiovisual no tienen mucho problema. Ni con internet, ni con las descargas por el morro. Si no fueran vagos y /o inmovilistas, se adapatarían con facilidad. Ya son demasiados autores los que lo han demostrado, tanto en la literatura como en la música.

Entiendo que no quieran. Ser un “figura” de la industria del  entretenimiento, al modo de las divas del Hollywood clásico, debe ser un subidón con el que sospecho que no haya droga que se pueda comparar. Debe ser algo parecido a sentirse un Dios, al que las cuitas del oscuro y lejano mundo de la plebe no le salpican los bajos de la toga. Y los nuevos modos, con lo que llaman internet 2.0, no van precisamente por ahí. Solo les funciona bien a los que se lo curran, y a los que interaccionan con sus clientes / consumidores. Preferiblemente sin insultarles. Así que comprendo que los enganchados con la droga de los dioses no estén muy por la labor.

Su guerra me parece lícita. Defienbden sus intereses, contra los intereses generales. Como todo potito al que le quitan un chollo. Pero que la guerra sea sucia no me respetable. Ya solo eso me parece un motivo de sobra para ponerse en su contra, aunque nunca consumiría ninguno de sus productos “culturales” (ja), ni regalado. Mucho peor si además la solución que proponen a sus problemas pasa por el control gubernamental de la internet, que nació porque era libre, y para ser libre.

En la columna derecha de su web (http://ibercrea.es/) hay un glosario. Les sugeriría añadir esta entrada, “pirateada” de la RAE:

monopolio.

1. m. Concesión otorgada por la autoridad competente a una empresa para que esta aproveche con carácter exclusivo alguna industria o comercio. [-->]

Así podemos empezar a entendernos, que posiblemente es lo que no quieren. Lo que llaman, tan pomposamente, “derechos” de propiedad intelectual, son tan “derechos” como lo eran los monopolios de Campsa o Telefónica, cuando Franco. Derechos, sí; porque lo dice la ley. Lo mismo que puede no decirlo. Porque aunque no hay mucha discusión respecto a que son mejores las sociedades que respetan los derechos de propiedad “normales” (cosas, servicios), sí hay mucha discusión sobre los monopolios, y sobre cuándo tienen justificación – y cuándo no. Por ejemplo, es perfectamente normal y racional la discusión sobre si es mejor una sociedad con una internet libre, y una industria audiovisual tipo Hollywood en situación delicada, o lo contrario. Pero eso es justamente lo que no quieren que se discuta. Y de ahí la guerra sucia del argumento falaz y la palabra gruesa. ¡Piratas!; ¡ladrones!; ¡asesinos de la cultura!

Guerra sucia y ladrona. Se han apropiado de cosas que no son suyas. Conceptos, nada menos. Como “cultura”, o “creadores”. ¿Así que David Bisbal o Arcadi Espada son “la cultura”, o “los creadores”, pero la profesional que imagina y desarrolla una técnica erótica virguera, no? Pues esta última adolece de cualquier “derecho de propiedad intelectual”. ¿Cuál es la idea? ¿Que Ibercrea va a empezar a pedir la universalización de la extravagante idea que tiene de “los derechos”, o se va a limitar a seguir defendiendo el chollete de unos monopolios muy concretos, así se jorobe el mundo todo lo que se tenga que jorobar? Y quien dice la profesional, dice el escaparatista, o el pintor, o el arquitecto, o la modista, o el médico, o el diseñador web, o el cocinero, o el cuentachistes, o el actor, o el ama de casa. ¿Sigo? Porque el mundo, y la creación, y la cultura, tienen una forma de avanzar. No es otra que copiando.

Lo siento mucho pero, pese a toda su “creatividad”, en esta película tienen todas las características que hacen de “el malo”, el malo.

Hablando de malos y del breve glosario de su web. Dice:

PIRATERÍA. Piratería es la práctica de abordar barcos o aviones para robar su carga, modificar su rumbo o exigir rescate por los pasajeros. También es el robo o destrucción de los bienes de alguien, por lo que son piratas tanto quienes ofrecen sin autorización contenidos protegidos como quienes los obtienen de forma ilícita porque quien los puso a su disposición no tenía la autorización legal para hacerlo.

Muy en la línea de sus guarrerías intelectuales. Para que haya un “robo”, alguien tiene que perder algo. Por ejemplo, si un hijo gamberro le coge sin permiso el coche a su padre, para salir por la noche, y lo deja como estaba al volver, no es un robo. En ninguna de las acepciones posibles de “robo”. Si no es el hijo, sino un vecino (o cualquiera), tampoco. Lo mismo que si un socio un poco jeta del club de golf usa los palos de otro para jugar un partido, y el otro no se entera. Y si se entera, diría – me has cogido los palos, cabrón – pero no diría – me has robado los palos. No hay robo sin pérdida. Menos para ciertos “creadores”, muy creativos.

Es una simple imbecilidad la idea de que toda obra “descargada” por la jeta supone una obra no comprada al autor. Ni siquiera merece la pena perder el tiempo con ella.

Explicación:

Esta entrada no era para aquí, sino para dejarla como comentario en la última noticia de la web de Ibercrea.es. Me interesaba saber si los Arcadis, tan locuaces, están interesados en un debate público limpio y racional, o sólo quieren largar sin escuchar.

También iba a ser más corta. Pero al empezar a escribir me ha entrado la curiosidad de saber si admitirían comentarios no elogiosos en su web. Al mirar, no he visto ningún comentario por ningún sitio. Aunque sí hay la posibilidad. Así que he decidido hacer una prueba rápida, poniendo una noticia en una entrada sobre el tratado ACTA [-->]. En contra, claro, pero nada más que una información.

Ibercrea censura

Parece que no quieren saber nada de las noticias que no les gustan, y no ha pasado. Eliminada. Verboten. Y ya sabemos ahora que los que se autotilan como “los creadores”, usurpando el reconocimiento de la creatividad del resto de la humanidad, no conversan. Ellos sólo largan. Son, digamos, “creadores” 1.0. O sea, dinosaurios a punto de extinguirse. No me extraña nada que quieran ser una especie protegida. Cualquiera quiere. La cuestión es el precio.

Como a ellos no les va la conversación, lo haremos los demás. Que disfruten con los insultos, si la imaginación no les llega.

los creadores

__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/


Eso dice José Ignacio Wert. Y debe saberlo, porque es Ministro de Cultura.

Supongo que también podría llegar a ser, en su caso, un asesino del dinero. Por ejemplo, podría convertirme en un asesino del dinero si los bancos deciden que es una lata custodiar sus montañas de billetes, y es mejor dejarlas al alcance del público, en las calles, pero que hay que restringir el tránsito y cachear a los viandantes para que no las choriceen. Protección a costa del estado y del dinero de todos, claro.

Está muy bien el argumento. Me gusta; da mucho juego. Por el mismo precio puedo afirmar que el tal Wert es un asesino de la inteligencia. Y probablemente sería una afirmación con mucha mayor justicia, o razón, que la suya para llamarme asesino de “la cultura”. Lo mismo que si le llamo asesino de la honestidad intelectual. Porque aunque es cierto que en esta discusión sobre las leyes de “propiedad intelectual” entran algunos productos a los que se les puede llamar (más o menos) “cultura”, es falso que estemos hablando de “la cultura”. Supongo que se refiere a lo que los yanquis llaman, con toda propiedad, entertainment industry. La industria de pasar el rato, por así decir. Pero queda mucho mejor imaginar que toda la chavalería, más sus padres y abuelos -igualmente ágrafos- consumen cantidades industriales de “cultura”. Y que son, por tanto, cultísimos. ¿Tal vez yonkis culturales?

¿Qué tal le sentará al ministro que le llame asesino de la inteligencia y de la honestidad intelectual? El juego de las palabras fuertes da mucho de sí, y es muy placentero. Todos podemos participar, y disfrutar con él. No suele conducir a nada bueno, y mucho menos a encontrar soluciones razonables. Pero don José Ignacio sabe lo que se hace, a pesar de ser un asesino de la inteligencia (ajena). Y sabe muy bien que “soluciones razonables” no es lo que busca esa industria de Hollywood a la que intenta proteger, en contra de la marea que sube. Podría aprovechar la lección del rey Canuto, pero no tiene pinta de tener muchas ganas de aprender. Más parece que quiere aplicar … una solución concebida por otros.

Estoy asesinando “la cultura”. ¡Joorl, qué fuerte! ¿Quiere eso decir que va a dejar de haber canciones, o cuentos, amor, o ciencia? ¿Acaso desaparecerán los conciertos o el teatro? No, claro que Wert no es un imbécil, a pesar de los esfuerzos que hace por parecerlo. Quiere decir que teme que la industria del cine y la TV tengan que adaptarse a los tiempos cambiantes, y sufrir. No se entiende bien qué relación tiene eso con “la cultura”; pero eso es lo que teme, porque es lo único dentro de toda la industria de pasar el rato que parece tener una salida delicada. Que seguro que tiene salida, pero no se ve tan claro como en los demás casos. Y además, ¿si no tuviera salida, íbamos a tener que adaptar y cambiar el mundo solo para que sobreviva?

Yo no sé si el asesino de la inteligencia y de la honestidad intelectual se da cuenta de que se le ve el plumero, pero se le ve perfectamente. Menos lobos, Caperucita.

El asesino de la cultura.

Estimadísimo representante:

Aunque en España ese asunto no suele estar nada claro, creo que en el especial caso de los congresistas al Parlamento Europeo sí te puedo llamar mi representante, por haberte votado directamente, y por ser solo uno de la lista el que salió. Por una vez no hay duda y me toca, por tanto, la parte alícuota del casi medio millón de votos que recibiste. Que no vaya a repetir el voto a UPyD – por el partido, no por ti – no debería de ser óbice. Nuestro contrato no ha finalizado.

Y sí, ya sé que en el caso de otros representantes de UPyD no tendría ningún sentido escribirles, porque como en los demás partidos, realmente representan más al partido (a su sanedrín) que a sus votantes. Pero tu caso podría ser distinto, vista tu categoría personal, académica, y profesional. No eres algo que abunde en política. Y no me sorprendería que tú, excepcionalmente, tengas la autonomía de decidir el voto en la soledad de tu libertad, y que sopeses lo que honestamente crees que pueden pensar tus votantes. Así que por todo ello, me tomo la libertad de escribirte, una vez en toda la legislatura, y contarte mis cuitas acerca de algo que estáis a punto de votar.

No dudo que sabes más que yo sobre la nueva ley conocida como ACTA, por sus siglas en inglés (Anti-Counterfeiting Trade Agreement).  Y estoy seguro de que uno se puede convencer de que es un acuerdo estupendo y muy beneficioso para todos, si le da por mirarlo con la luz más positiva que se pueda. Así que someto a tu consideración, no lo bueno, sino lo mucho malo que puede salir del ACTA.

¿Es cierto que el ACTA se ha creado en un foro ajeno a donde se discuten normalmente los acuerdos internacionales, y en secreto? ¿Y que ahora os encontráis con un “pack” completo, lo tomas o lo dejas? Pues ya solo eso parece un chantaje, y toda una patada a la soberanía de los ciudadanos europeos que representas.

¿Es cierto que el ACTA va a exigir el filtrado de contenidos por parte de los proveedores de internet, y por tanto el examen de lo que circula? En tal caso no creo que haga falta explicarte lo que puede pasar con esa  aberración, puestos a las malas. Y yo creo que hay que ponerse a la malas para saber la responsabilidad que se adquiere al votar una ley.

¿Es cierto que ACTA va a exigir a los proveedores el castigo a los usuarios? Y no por un juez, sino por el organismo que crea el ACTA? Imagina la siguiente situación. Para los bancos es muy caro guardar y proteger el dinero que trasiegan, así que se les ha ocurrido un ACTA, para abaratar. Simplemente van a dejar el dinero por las calles, sin protección ninguna, pero en paquetitos de poca cantidad. Y van a nombrar espías de la gente a todos los serenos, porteros, barrenderos y guardias, que reportaran a la SGAE esa de Teddy Bautista, y otros conocidos artistas de VISA en puticlub, y ellos decidirá a quién len quitan el derecho a circular por las calles. ¿Estaríamos todos locos, no? Pues me parece mucho más sensato contemplar el mal que puede hacer un ACTA, en vez de cerrar los ojos y pensar que de repente el mundo se ha vuelto angelical. Entre otras cosas porque no vemos muchos angelitos últimamente.

Acabo. Ya solo pedirte, formalmente, que votes en contra de esa ACTA, si sospechas que somos legión los que te habiéndote votado pensamos que se trata de una salvajada. Desgraciadamente no puedo hacerlo en tu blog, porque no es sitio para política, según dices [-->].

__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/


Para firmar en contra (lo siento, solo he visto Avaaz):

Consejos para actuar en contra:

Wikipedia (en español):

Electronic Frontier Foundation:

Vía NacionRed:

Y un mensaje de Anonymous para los mamones:

__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/


Es una campaña de Anonymous, sea lo que sea eso. Va en la línea de la idea de que no se hacen negocios con el enemigo, pero restringida a un mes. Más práctico, e impacto más visible. Posiblemente más impacto también.

Yo estoy convencido de que esto es una guerra. Vale, de acuerdo; somos piratas, chorizos, imbéciles morales, y una pandilla de ladrones degenerados. ¿Y qué más, Arcadi? ¿Qué vas a hacer cuando la gente deje de comprar la caca de papelucho en el que escribes? ¡Ah, si!, creo que Pedro J ya está sugiriendo que el estado, o sea los imbéciles morales degenerados esos, apoquinen por lo que no leen. Porque se trata de “la cultura”, y tal y tal. Y si no saben lo que tienen que leer, Arcadi se lo explicará. O si no, al menos se lo cobrará, que es lo que importa. Pero el estado no es ladrón, no, no, no, aunque te cobre sin permiso por lo que no quieres consumir.

La prensa, perdón, cultura, nos ha mostrado hasta la saciedad la horterada y milagros del gordo de Megaupload, como diciendo que defender la libertad de internet es defender al gordo. En una demostración de rigor analítico profesional sin parangón. Yo preferiría ver las fotos de las putas que se pagan con el dinero de la SGAE. Seguro que son más guapas que el gordo ;). Pero Arcadi, perdón, la cultura, prefiere hablar del gordo que de la SGAE. Sobre todo, para “la cultura” el gordo es categoría, pero la SGAE anécdota. La idea es que como el gordo es gordo, y un horror, no se puede atacar la falta de libertades y el mundo cavernícola que defienden los Arcadis y las SGAEs. Según el modo de razonar de “la cultura”. En cambio lo de Teddy no es mas que … bueno, lo que sea; pelillos a la mar.

Hay “razonamientos”, muy del tipo de -por mis cojones, que soy muy brillante -, a los que yo les llamaría declaración de guerra. Y “razonamiento” por “razonamiento”, o cojones por cojones, veremos a ver quién sale perdiendo. Tú tócamelos mucho, que ya verás cuánto te compro. Me encanta el sistema de “ventas Arcadi”. ¡A la venta por el insulto! Y yo que sigo creyendo que no se hacen negocios con el enemigo …

La otra alternativa es repensar, ante el cambio de circunstancias, la utilidad y conveniencia social de ese monoplio llamado copyright, inventado por María Tudor para tener un control sobre lo que se publicaba con aquel nuevo invento de la imprenta [-->]. Si sí, si no, si hasta aquí, o si hasta allí. Actitud a la que yo le llamaría civilización, probablemente con bastante más justificación que llamarle cultura a las mamarrachadas a las que Arcadi llama “cultura”, con un par.

Pero eso, repensar, o simplemente pensar, es lo que el gran Espada de la cultura quiere a toda costa que no se haga. No vayamos a darnos cuenta de lo que pasa, y no vaya a cambiar una situación en la que ciertos privilegiados están muy a gusto, y por cuya defensa están bien dispuestos a fastidiar a todo potito. ¡Hay que joderse con “la cultura”!

O tal vez no haya que joderse tanto, y se pueda empezar a joder. O sea, #BlackMarch, #MarzoNegro. va por Arcadi.

__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/


A nos ser que luches para evitarlo.

La movida de Megaupload es una declaración de guerra, y de susto y miedo, por todo lo alto. Contra ti. Pero siempre hay que fijarse en quién es el enemigo que quiere acabar contigo si quieres devolverle el daño. No vayamos a despistarnos con muñecos interpuestos. Y en este caso, Obama, el FBI, o el PP son los muñecos interpuestos. Son enemigos como aliados o juguetes del enemigo, pero no son el enemigo. El enemigo es una industria, que en España pretende llamarse de la cultura, pero que no es más que de pasar el rato. De asesinar el tiempo, por así decir.

¿Y qué haces cuando te declaran la guerra? Yo diría que devolver todos los golpes recibidos, y si puedes, más. Y el caso es que se puede. Se puede elegir ir al cine, o se puede ir a tomarse unas birras con los amigos en el bar de la esquina. ¿Qué mal te ha hecho el bar de la esquina? ¡Ninguno!

También puede uno fijarse en lo que consume, y a quién le paga. Si tienes autores que apoyan a las SGAEs, y Sindes, y Sopas, y otros que no, bien pudiera ser que para pasar el rato lo mismo te vale uno que otro, pero comprando a uno estás pagando al enemigo, y con el otro no. Eso es lo que producen las guerras. Bandos; buenos y malos. Y si te dejas pisar, te pisarán, y si no tal vez consigas evitarlo.  Pero si no luchas, no ganas.

Yó que sé, a mi me gustan las artículos de Arcadi Espada, pero el mundo está lleno de escritos interesantes que no son del capo de Ibercrea, y el tiempo es limitado. Elegir es inevitable, y se puede elegir pensando un poco lo que eliges. Cuando un proveedor te chulea, sueles elegir otro, si puedes. Y el primer paso es buscar alternativas. O eso, o dejarte chulear.

A ver si empezamos a poner las cosas en su sitio. Te están llamando ladrón y pirata. Te desprecian y te insultan, pero … ¿¿¿intentan venderte???  Tienen una idea un poco especial de las ventas, que tal vez venga de ese monopolio de copia que les hemos cedido  - en la medida que tengamos alguna influencia sobre las leyes que nos rigen. No tengo ni idea sobre si puedes cambiar esas leyes. No tiene buena pinta. Pero sí puedes elegir si, además de ser puta, vas a pagar la cama. Mirando lo que consumes. Mirando lo que pagas. Y a quién.

Sin pelas no hay monopolio. No tendrían por dónde metérselo. La culpa, una vez más, es nuestra.

Piensa. Es por pasar el rato.

Lo explica mejor Gómez Jurado:

__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/

From the Wilderness

La protesta de Wikipedia, WordPress y otros contra la S.O.P.A. ha tenido como respuesta inmediata un zarpazo tremebundo.

El FBI (Edgar Hoover resucitó) ha cerrado Megauploads, dejándonos a los usuarios Premium (de pago) en el limbo.

Aparte del daño económico (90€ de la cuota bianual que tenía) me quedo sin los backups de dos portátiles y del PC de casa, los 12 álbumes de fotos escaneadas desde mi infancia (menos mal que aún no los borré del PC) y cientos de otros archivos, más el trabajo de haberlos ido ordenando y clasificando. Todo información personal, no sujeta a derechos de autor.

Si ésto es la lucha contra el fraude de los derechos de autor, que no nos pase nada. Obama, ¡vete a cagar!

Encima en El Mundo con fotos del dueño de MU con comentarios despectivos como “amante de la buena vida y mujeres hermosas”, como si eso fuese un delito. Una campaña orquestada, vamos.

Me recuerda aquella otra de 1934 contra el cáñamo, que acabó con su ilegalización, en que el trust Hearts (ciudadano Kane) logró hundir la industria del papel de cáñamo a favor de sus inversiones en pulpa de celulosa de madera. El diario “S.Francisco Examiner”, buque insignia del trust, describía : “si el horroroso monstruo de Frankenstein se encontrase frente a frente con el monstruo de la marihuana, caería muerto de miedo”

Periodismo de kalidá.

Puede ser una idea tonta, pero me tienta. Por eso pregunto.

Wikipedia ha anunciado que cierra su edición en ingles durante 24 horas, el miércoles. Para protestar contra la ley SOPA  (versión USA de la ley Sinde del PP).

Dejarán la información en blanco, con solo una petición a los visitantes para que se pongan en contacto con su congresista y le insten a que no vote a favor de la SOPA.

Es evidente que la campaña es para USA, y no para España. Y más evidente aun es que en España no tenemos a “nuestro parlamentario” con quien contactar. Todo lo más tenemos (algunos despistados tienen) “su partido”. Del que no consta que  les haya escuchado jamás. El resto de payasos del parlamento no son representantes de los votantes, sino del partido. Por mucho que la ley diga lo contrario. ¿Por qué crees si no que en España nadie escribe jamás a los payasos, ni se hacen campañas similares?

Total, que no tiene sentido. Y sin embargo, mola. La idea podía ser dejar la portada vacía, con un cartel alusivo al caso. Y así dejaríamos constancia de nuestro malestar con las putas leyes Sinde, con las SGAEs, y los PPs. Y de paso señalaríamos la mierda de sistema que tenemos, donde la simple sugerencia de escribir a tu representante produce carcajadas. Entre otras cosas, porque nadie sabe ni cómo se llama, ni cuál de los de la lista es. ¿Quien era el primero de la lista del partido que hayas votado en la circunscripción que hayas votado? NPI, ni a nadie le importa. La voz de su amo, que no es el votante precisamente.

Si hay opiniones, y dependiendo del resultado de las mismas, así se hará.

Los dinosaurios no destacan por su inteligencia. En general, lo fían todo al tamaño. Por eso resulta difícil explicarles algo en abstracto, conceptualmente. Es mucho mejor tirar de ejemplo, aunque sea menos elegante. Y a eso voy; al escritor Juan Gómez Jurado como ejemplo para bestias de otros tiempos.

Yo no sabía nada de él, ni que existiera. Con la invasión de internet en nuestras vidas he pasado de lector empedernido, ficción y divulgación científica, a prácticamente no lector en formato cadáver de árbol. En internet tengo suficiente información (demasiada) como para ocupar todo mi tiempo destinado al placer de la lectura, con el añadido insuperable de que además de leer se puede discutir. Eso te hace mucho más selectivo con la obra de ficción; ya no lees simplemente por asesinar el tiempo. Alguna cosa cae de vez en cuando, pero estoy harto de empezar y no acabar. O tal vez los años te van haciendo escéptico.

Y de pronto te enteras de este autor, antes desconocido, porque es un campeón en la lucha contra la SGAE, los políticos, y esos atropellos carpetovetónicos que te roban para cobrarte por lo que no tienes intención de consumir. Y además te insultan, con dos narices. Savater, sin ir más lejos:

Hay que hablar de verdadera “imbecilidad moral” por parte de gente que no ve el mal que está haciendo a la creación artística y literaria. Si algo hay que reprocharle a la ley Sinde es su tibieza. [-->]

Dudoso caso. Siendo imbécil el escaso de razón, no sé yo muy bien si Savater …

Ya hemos visto artículos de Gómez Jurado, excelentes, sobre esta guerra:

También hemos mostrado ejemplos de autores americanos que se lo están montando igual, desde hace años. Libros electrónicos por poco más de un euro, a menudo al margen de las editoriales, en los que casi todo el dinero va para el autor. Y que están ganando mucho más dinero que cuando venden a través de una editorial. Precio bajo, margen alto, y muchas ventas, negocio seguro. ¿Que de vez en cuando les “piratean”? ¡Pues claro! Siempre va a haber algún estudiante con pocas pelas y mucho tiempo, que prefiere el trabajo -nada despreciable- de encontrar novelas en los batiburrillos de “descargas ilegales”, antes que pagar un euro y medio por tenerlo ya, haciendo un clic. El dinosaurio piensa: me están robando. El no imbécil se da cuenta: puedo estar ganando un lector, y tal vez deje algún día de ser un estudiante. Como no me ha costado nada, ¡buen negocio!

Total que Juan -amigo ya, aunque no le conozca – explica estas cosas desde su experiencia. El ejemplo que incluso Savater debería de ser capaz de asimilar. Resulta automático seguirle en Twitter para estar al día sobre su lucha. @JuanGomezJurado. Y te das cuenta de que hay muchos entusiastas de sus novelas.

Con eso ya ha despertado tu empatía. Te cae bien, es inteligente y se explica con mucho arte. ¿Por qué no investigar cómo se monta lo de las ventas? A 1,5 €, y a tiro de lapo, ¿por qué no darle una oportunidad? Imagina si hay suerte, y vuelvo a leer ficción.

No he contado el tiempo. La primera vez es más, porque hay que registrarse y poner los datos. Pero menos de dos minutos, contando con la descarga del software, porque no tengo un Kindle. No me gustan los aparatos para una sola cosa, cuando se puede evitar. Pero la próxima vez, si la hay, será en nanosegundos. Clic.

Os contaré. Queda casi un fin de semana entero por delante. Pero eso no es lo que importa. Se trata de la idea; lo que no entienden los dinosaurios. De ahí el ejemplo. A ver si así …

From the Wilderness

¿Cómo cambiar de DNS?

Qué es un DNS (Domain Name Server = Servidor de Nombre de Dominio)

Es un servidor (ordenador) conectado a la red, que al recibir una petición de dirección URL, responde con una dirección IP.

Todo ordenador en la red tiene una dirección IP distinta. Son esos códigos con cuatro grupos de números, separados por un punto.

Por ejemplo [185.176.110.220]. El problema es que la memoria de los seres humanos no está adaptada a memorizar miles de códigos y se optó por hacer unos “alias” más cómodos, que son los URL. Por ejemplo : http://plazamoyua.com que es más fácil de recordar.

Pero a las máquinas hay que decírselo en números IP y entonces se decidió poner en la red unos servidores, llamados DNS, que transforman el URL amistoso a IP repelente. Cada vez que pides una página de internet, tu ordenador envía primero una pregunta al DNS para que le responda a qué IP corresponde y luego utiliza esa IP para acceder al destino.

Hay que darse cuenta que en una página web hay decenas de URL diferentes incrustadas (fotos, videos, anuncios, etc) Por cada uno de ellos, el ordenador ha de hacer una petición previa al DNS. Si es lento de respuesta, la carga de la página se hace lenta.

En http://www.ainurblog.es/2009/04/servidores-dns-de-proveedores-de-internet/ tenéis una lista de DNS, con sus tiempos de resolución.

Normalmente todos tenemos puesto el DNS que nuestro proveedor tiene. Y a él se le hacen los requerimientos. Realmente se ponen 2, el principal y otro de reserva, por si falla. Por ejemplo los DNS de Euskaltel tienen IP= [212.55.8.132] y [212.55.8.133]. Imagino que tienen más.

Y ¿qué pasa? Pues que ahí se registran todos tus accesos. Y el juez puede exigir al proveedor español que le suministre la lista de quienes acceden a sitios “perseguible”. Imagino que es lo que hace la Guardia Civil al rastrear a usuarios de pedofilia y otros crimenes. Como nosotros no somos criminales, vamos a ahorrarles trabajo.

¿Cómo cambiar el DNS que usamos?

- Sustituyendo las IP de tu proveedor (español) por otras IP de un DNS extranjero

Como dice el documento en cuestión, debemos decidir con quién trabajeremos, registrarse (normalmente) y obtener las IP de sus DNS.

Yo lo he hecho con OpenDNS y sus DNS están en [208.67.222.222] y [208.67.222.220]

Secuencia de actividades previas:

-Registrarse en un DNS extranjero. Acceder a los que vienen en el manual u otros. Yo no lo haría con Google. No me fío de ellos.

Tomar nota de las dos IP que tiene su DNS.

-Si tenemos router, buscar el manual e intentar acceder a él. Salvar la configuración actual.

-Si no hay router, buscar en el PC el sitio donde está anotado las IP del DNS actual. Depende del S.O. que se use. Anotarlas. En el manual explica cómo hacerlo en la mayor parte de casos.

Hay dos posibilidades:

-No tengo router. Como sólo está mi ordenador conectado a la red, basta con cambiar la IP de los DNS en nuestro ordenador.

-Tengo un router. Normalmente habrá varios PCs conectados. No hace falta tocar los PC. Basta cambiar las IP en el router.

CASO 1 (no tengo router)

Depende del sistema operativo que tengamos. En el manual de referencia, a partir de la página 14 lo explica para cada S.O.

Está muy claro y si hay dudas trataremos de resolverlas.

Acordarse de anotar previamente las IP que estemos usando ahora (por si hay que recular)

CASO 2 (tengo router)

Hay que acceder al router. Normalmente poniendo en el navegador http://192.168.0.1 nos responderá el router.

En caso contrario plantearlo aquí. Habrá que mirar en el PC.

Es posible que nos pida Usuario y Clave. Hay que conocerlas. Es típico User: admin y sin clave, a no ser que alguien lo haya cambiado.

A partir de ahí es diferente para cada tipo de router. El mío es un Dlink y viene en Home >> Wan

Habrá que buscar en el manual del router.

Conviene salvar previamente la configuración del router (para poder recular si nos liamos) Habrá algún menú donde aparezca Tools>> System>> Save System o algo así.

Igualmente, en algún lugar dirá : Primary DNS Address y Secondary DNS Address. Es ahí donde debemos sustituir las IP actuales (anotarlas) por las del nuevo DNS. Darle a OK, Accept o lo que diga.

En ambos casos conviene reiniciar el PC o el router (ON/OFF vale), ver que los DNS han cambiado y probar con el navegador si todo va bien.

Iremos resolviendo dudas sobre la marcha.

Y de extra, una conversación en Periodista Digital, con Daniel Rodríguez Herrera y Víctor Domingo:

Página siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 455 seguidores