partitocracia


Unicornilandia es el país de las grandes ideas y los gobernantes sobresalientes. Por ejemplo, unos gobernantes geniales encargan a unos burócratas no menos inteligentísimos la creación de un nuevo exámen de conducir. Y estos lo hacen. ¿Y cómo sabemos si está bien o mal hecho? ¡Pues porque son inteligentísimos, y los genios aciertan siempre! Ponga un genio en su vida.

Y ahora llega, y a otros genios (las autoescuelas) se le ocurre hacer una encuesta entre los conductores reales. Esos que día a día, y durante miles y miles de kilómetros, demuestran saber conducir perfectamente. Para comprobar si contestan bien al exámen preparado por los genios burócratas. Y, ¡horror!

En principio, hasta el más tonto de la clase comprende bien el problema. No existe la menor relación entre el estúpido exámen, y la realidad de conducir competentemente. Pero los genios van a su aire. Ellos son asín, y concluyen:

La organización ha asegurado que el documento pone de manifiesto la necesidad de medidas “urgentes” para paliar el desconocimiento de las normas de circulación por parte de, al menos, un 20,7 por ciento de la población que ha obtenido puntuaciones especialmente bajas.

No está mal. Un 20% de todos los conductores pasando por las autoescuelas suena a negocio redondo. ¡Vaya!, que suena incluso a salir de la crisis para toda una industria completa. Igual hasta se montan autoescuelas nuevas y todo. Eso no se le ocure ni a Rajoy.

Además, se podría ampliar la idea. Imaginemos que los espectadores españoles no pasan el exámen de calidad de espectador. No sé, por ejemplo, que no van a ver películas españolas. Excepciones de apellidos vascos aparte. Con mentalidad de genio, en seguida comprenderemos que el fallo no está en nuestra idea de la calidad de espectador, ¡sino en los espectadores! Y les obligamos a ver películas españolas. Pero como eso queda un poco chungo, y hay elecciones y tal, se puede suavizar el asunto. Con que las paguen -sin verlas- ya basta. Como comprar escapularios, pero para el cine, en lugar de para al alma. Al final, son casi lo mismo. Sería una magnífica idea … si no fuera exactamente lo que ya se lleva a cabo.

Conclusión. La Confederación Nacional de Autoescuelas no es, contra todo lo que podría parecer, una banda de lunáticos francamente extravagantes. En realidad es gente de gran perspectiva, con los pies en tierra bien firme. Simplemente, han comprendido cómo funciona el sistema, y lo llevan a la práctica. O sea, genios. Otros más. Y ya no cabe un genio más.

Eso parecen estar diciendo en la prensa. Miralles, en ABC, según me cuenta Luis Bouza:

“Ro­sa Díez con pro­ble­mas en UP­yD y ru­mo­res de cam­bios.”

Y Segundo Sanz en Vozpópuli:

Fuentes del partido consultada por este diario, ven en esta ensayista, la otra mujer que forma parte del grupo parlamentario de UPyD en el Congreso (cinco escaños) desde finales de 2011, una figura idónea para reconducir el rumbo de la organización y avanza en la “conexión e identificación con los problemas de los ciudadanos”.

Las mismas fuentes sostienen que mientras Díez puede ser vista de puertas para fuera como una “profesional de la política” (o “casta” en la terminología de Podemos), que lleva ocupando cargos públicos durante los últimos treinta años, Lozano representa una percepción antagónica. Ella encarna a la ciudadana de a pie, a una periodista y escritora que quiso implicarse en la política.

¿Seguirá Lorito el camino de abdicación de los últimos dinosaurios de la transición, iniciado por Rey Juan Carlos? ¿Va a rubalcabizarse? Lo que se puede apostar seguro, en UPyD, es que lo que no va a contar en esa decisión es la opinión de los afiliados del partido. Y mucho menos, sus electores. Todo se liquidará en una negociación entre Lorito y Gorri. Y el sitio que le quede al partido va a ser muy problemático. En demagogia para descerebrados es imposible que superen lo de Pablemos. Y ese es el sitio natural de Irene Lozano. Que parece que a diferencia de Rosa Díez ha sido muy receptiva y acogedora del nuevo fenómeno telebasura. Lo considera un “enriquecimiento”. Díez, muy en contra, opina que es “populismo”. Como Syriza, Grillo o Le Pen.

Es una situación surrealista. Se entiende el calificativo de “populismo” que usa Rosa Díez. Se entiende, si nos olvidamos de todas las fantasías saharauis de doña Rosa. Y de “una nueva forma de hacer política”; “dar voz a la gente”; “coger a los políticos por las solapas”; las primarias de mentira; “Un Partido Diferente”; y todo el rosario de caralladas que han ido soltando.

Tampoco puede referirse a la falta de ideología de esos populismos nuevos. Salvo que nos señale la ideología de UPyD, tan escondida. Porque si Grillo no tiene más ideología que el circo, no puede decirse lo mismo de Syriza o Le Pen. O de Pablemos.

Pero yo creo que sí se entiende si pensamos que se refieren a un “lenguaje” diferente. Algo parecido a lo que les pasa a otras momias del PSOE que están hablando. Como Leguina, Ibarra o -más sibilinamente- Felipe González. Que están literalmente acojonados de que la alternativa y futuro del PSOE se dirima entre tres fenómenos de la categoría de Sánchez @ Madina, y Susana Díaz. Tiene guasa. Se han pasado treinta años empeñados en deteriorar la educación, y en “telebasurizar” a la población. Lo que cuenta, decían, no es lo que se hace y lo que se logra. Mucho menos la razón o el conocimiento, tan relativos. Y el esfuerzo es directamente “facha”. No; se trata del sentimiento, de las buenas intenciones, y de lo que uno “es”. Y el mensaje es, sobre todo, la imagen. Juevenil, pastoril, de buen rollito y paraíso.

Era toda una propuesta. Un “shock de modernidad”, probablemente. O un “a España no la va a conocer ni la madre que la parió”. ¡Bingo! Ha funcionado. Y ahora que ha funcionado, protestan porque las arrugas hacen feo en la imagen del paraíso, y les apartan. Y porque en el debate ya no hay conceptos, ni nada que se pueda integrar en algo vagamente parecido a una argumentación. O sea, por Sánchez @ Madina. Exactamente, por su propia creación.

UPyD, tan pequeñita, y probablemente tan irrelevante ya, sin embargo encierra la metáfora del conjunto entero. O eso parece por las noticias que se ven. El tránsito de La Clave a la telebasura, éxito precisamente de los que acabaron con La Clave.

LDu92

Al hilo de todo este asunto, y en relación con otros comentarios en otros (hilos pasados), me pregunto si interesa un enfoque distinto del asunto de la representatividad que, en última instancia, es el problema que se está aquí discutiendo acerca de si la culpa es de políticos o de la sociedad que los engendra.

Asumo que, para que haya una verdadera representación del pueblo en el parlamento, es necesario que las decisiones que tome ese parlamento (la aprobación de ciertas leyes) coincidan con la decisión que tomaría por mayoría “el pueblo” si se le consulta a ese respecto.

Pues bien, el mecanismo articulado (el que “nos hemos dado”) para no tener que votar cada una de las decisiones a tomar son las elecciones para elegir a los representantes en el parlamento.

No obstante se puede tomar una muestra representativa de la población (se puede calcular el tamaño de muestra para tener un nivel de confianza dado, por ejemplo 95%) y hacerla votar cada una de las decisiones (y cámbiese esta muestra para cada decisión, así se evitará que una muestra con tara representativa pueda tomar mas de una decisión). Esto tendría una representatividad equiparable al nivel de confianza (dicho en basto, que la muestra votaría lo mismo que “el pueblo” en ese tanto por ciento de veces porque “lo dicen las matemáticas” y yo me lo creo).

Entonces mi hipótesis es: si esto es una democracia, las decisiones del parlamento coincidirían con la decisión de una muestra estadística al menos dentro del nivel de confianza establecido para la muestra.

Así que me pregunto, bajo las premisas anteriores, ¿Creeis que esto es una democracia?, ¿o realmente lo que votan representates y lo que votaría una muestra representativa de la población no tendrían nada que ver?

Porque si la conclusión es que esto es una democracia, apaga y vámonos porque de esta no nos saca nadie en 30 años por lo menos y si es que no es una democracia resulta que tenemos que hacer mucha presión y cambiar muchos detallitos tal y como se ha intentado por Octavio, Viejecita, y tantos otros.

Saludos

PD: mis mas sinceras disculpas si esto es un poco friki; no pretende ser para molestar a nadie sino porque tengo la mosca detrás de la oreja desde lo de Podemos en Europa

Añadido (pm):

A mi siempre me ha parecido una idea buenísima. La vi por primera vez en una novela de Arhtur C. Clarke. Creo que era Cánticos de la lejana tierra. Describía una sociedad en un planeta lejano y aislado, colonizado hace mucho tiempo desde le tierra. Habían pensado mucho en el sistema político antes de llegar, y habían dado con una muy razonable y estable. Partiendo de dos premisas bastante fáciles de aceptar.

1) Todos los sistemas políticos son una mierda, pero la democracia es una mierda más aceptabe que los demás.

2) Ninguna persona que diga -¡vótame!- merece ser votada.

¿Y cómo coño se hace una democracia con esas dos premisas? Fácil; con una democracia estadística. Con una idea como la que pones. El parlamento no se elegía; se sorteaba. Con la idea de que la opinión de una muestra suficientemente amplia de la población *es* la opinión de la población. Es la misma idea matemática en la que se basan las encuestas.

Tiene muchas ventajas que se pueden ir explicando. Pero tal vez la más destacada es que se consigue que las decisiones las tomen personas (individuos), y no miembros de grupos. Es muy sabido que el humano en grupo tiene un comportamiento muy distinto que como individuo. Distinto, y normalmente mucho peor. Como grupo haces cosas (malas) que nunca harías como individuo. Por eso a los partidos cafres les encanta el asamblearismo. Por ejemplo:

Lo de Clarke iba más allá. Los cargos ejecutivos (ministros, alcaldes, y tal) tambien iban por sorteo. Pero no en sorteo universal, sino restringido a un nivel de preparación y experiencia suficiente para el puesto. Te tocaba, te jodías un par de años, y luego seguías con tu vida normal. Y nadie quería que le tocara; no había ventajas en ello. Pero estaba prohibido rechazarlo.

Sería largo desarrollarlo entero, pero lo gracioso es que se orillan la mayor parte de los problemas de los que estamos hablando todos estos años.

Nota: Creo el que nombre, democracia estadística, no sale de la novela,

Yo creo Pablemos que es un invento del Arriola ese que tanto se cita. Una talentada. Y voy a largar una teoría conspirativa como una catedral. Pongámosla entre comillas. Sin creerla, pero reconociendo que sería una explicación de lo inexplicable.

¿Por qué es de repente tan famoso este fenómeno de Pablemos? Sale sin parar hasta en mi TL de Twitter, bastante cuidado. Es el único monstruito de la telebasura que sale. No conozco el nombre de ningún otro, pero de este parece que me tuviera que tragar hasta la última de las chorradas inenarrables que dice. Y son chorradas una tras otra.

¿No era suficientemenet payasa la política nacional hasta el momento? ¿No bastaba con las gracias de Mas y Rajoy, y los nuevos niños sociatas? ¿Y la verdulera catalana? ¿O, para los aficionados a tremendismo y la sangre, los etarras? Pues parece que no, alguien necesitaba a Pablemos. Y nos lo han metido hasta en la sopa.

Pablemos es un “famoso” (un monstruito de la tele). Los famosos lo son, porque salen en la tele. Y salen en la tele, porque son famosos. Quiero decir que algo debe de intervenir en el asunto quien sea el que decide quién sale en la tele. Hombre, habrá que añadirle que el fenómeno cae efectivamente en gracia al público de la telebasura. Pero se puede imaginar que si un muñeco no funciona como se esperaba, pondrán otro. Hasta encontrar el que sirve para ese papel. Pablemos. La cuestión es, ¿quen estaba antes, el muñeco, o el papel?

Pongamos:

Del terrorismo etarra, Iglesias empezó por reconocer que “ha provocado un enorme dolor en nuestro país”. Pero a continuación precisó que esa forma de violencia “tiene explicaciones políticas”, como lo demostrarían las sucesivas conversaciones mantenidas que los sucesivos gobiernos mantuvieron con representantes de la banda terrorista. Al defender la negociación como método para buscar soluciones, subrayó que “el hecho de que yo hable con el cáncer no quiere decir que esté a favor del cáncer”. [La Vanguardia -->].

Acojonante. El nazismo también tiene explicaciones políticas. Como tiene explicaciones políticas cualquier asesino que quiera resultados políticos. Y eso no es una disculpa, sino agravante. El agravante de no saber hacer política sin asesinar, como el resto de los mortales.  Pero no parece que Pablemos proponga ir corriendo a hablar con los nazis. Por eso tiene que inventar la majadería de que la “demostración” de las explicaciones políticas, reside en las reuniones de los diferentes gobiernos con representantes etarras. Que por otra parte también se reúnen con los representantes de -por ejemplo- “los mercados”, sin que eso demuestre la existencia de ninguna explicación política. O -como otro ejemplo- con los representantes de las víctimas de los asesinos etarras. ¿Esas reuniones darían una explicación política a las necesidades de las víctimas? Es imposible ser más idiota.

Bueno, sí; se puede. Tal vez Pablemos hable con el cáncer. Si él lo dice … Pero no nos importa, no se dedica al cáncer. En cambio los médicos, en vez de hablar con el cáncer, lo extirpan. Como primera medida. Y después lo envenenan – si no basta con la extirpación. Pero no tiene pinta de que Pablemos sugiera extirpación y envenenamiento de etarras, muy a pesar de usar el símil del cáncer.  O sea, sí se podía ser todavía más idiota. Pablemos es un récord total.

Lo que nos lleva al principio. ¿Quién necesitaba alguien más payaso que los de siempre; un récord absoluto de imbecilidad? Porque ese ejemplo citado no es ni remotamente un caso aislado. Es la tónica general del prodigio. ¿Quién podía necesitar un … -¡Que viene Pablemos!-? En principio, parece que alguien que quiera echar al PSOE a la marginalidad de la ultraizquierda. Obligarle a marcar esa zona, abandonando la zona principal. ¿Será susceptible la telebasura de derechas de dejarse influir por la necesidad de alguien, pongamos un Arriola, de crear un nuevo muñequito para el público menos inteligente?

Nota: Se elige al famoso Arriola por falta de fe en la capacidad de Don Teledeporte de alcanzar ese nivel de sutileza.

Pero esto es conspiranoia, como decíamos. Visto el resultado, imaginamos quién y por qué ha podido provocarlo. Casi siempre es falso. Y siempre es una forma de pensar “al revés”. Lo que pasa es que produce una sugestión que es muy difícil quitarse de encima.

Conspiranopia o no, Arriola o no, lo claro es que vamos a peor. Y a velocidades de vértigo. Rajoy; Zapatero; Mas; Madina & Sánchez; cumplen. Como payasos, esto es. Te descojonas. Pero el monstruito de la telebasura, ni esa ventaja tiene. ¡Me cago en Arriola!

Nota bis: Aunque la explicación conspiranóica difícilmente suele ser la buena, a veces ocurre. Lo que acabamos de imaginar, ya está inventado. Es lo que hizo Miterrand con Le Pen, en el lado contrario del campo. Y con un resultado de sobra conocido. Antes de la telebasura; ahí es nada.

Estamos de abdicaciones en España. De renovación generacional. Ahora le toca a la generación de la telebasura. Y podríamos aprovecharlo para mirar el sistema político a la vista del método y resultados en la selección de gobernantes. No tiene nada que ver con la ideología, pero probablemente sí tiene que ver con las posibilidades de sentar a un perfecto incompetente al volante.

sanchez-and-madina

Como es el PSOE el que ha empeado con el baile, miremos al PSOE. O sea, Sánchez & Madina. Los dos tienen muchísimo en común, y alguna diferencia de grado.

En lo común, lo que más destaca es su virginidad absoluta en cualquier puesto ejecutivo. Tanto fuera como dentro del partido; tanto fuera como dentro de la política. Son una perfecta incógnita como gestores.  Y compiten por un puesto cuyo resultado más probable es acabar dirigiendo el gobierno del país. ¿No sería más sensato un sistema por el que los candidatos al máximo puesto ejecutivo vinieran de una experiencia ejecutiva previa? Por ejemplo, gente que ya hubiera demostrado cómo lo hace de alcalde, y / o de ejecutivo de una Autonomía. Un sistema en el que un Azkuna tuviera muchas posibilidades; y Anita Botella o Gallardón, ninguna. Por sus obras les conoceréis, y tal.

O como poco que hubieran sido ministros antes. Y donde la discusión no fuera si eres más o menos guapa, o el primer caso de una Ministra de Defensa embarazada de toda la galaxia, sino si el ejército ha mejorado o empeorado tras tu paso por el ministerio.

La experiencia legisltativa, o la académica, no dicen nada de la capacidad de gestión ejecutiva de un candidato. Los pensadores a menudo no son los mejores hacedores. Y viceversa. Y al final, por este procedimiento, lo que acabamos (acaban) eligiendo es al fulano con mayor capacidad demostrada de navajeo, codazos, y de trepar en el seno de una burocracia autocrática de partido. No debe de estar muy lejos de un sistema suicida.

Lo no común entre Sánchez & Madina es su calidad de apparatchiks. Madina lo es de pleno, y además hereditario. Como Pachindakari. En una carrera que empezó a los 17 años. Sánchez no parece haber estado nunca en el corazón de las tinieblas. Siempre en el borde.

Hablamos del PSOE porque está ahora en el caso. Pero cuando hablemos del PP no va a ser diferente. Yo diría que hay algo que no está muy bien pensado.

Pues nada, por si alguien quiere hablar del temón. La idea es de @vigilis

 

planetas-gaseosos

Venga, digamos algo. Personalmente, mi entusiasmo monárquico y / o  borbónico es reputadamente escaso. De mi entusiasmo letícico mejor es ni empezar a hablar. Yo siempre he sido de Corina. Y la monarquía es una antigualla, y todo lo antidemocrática que usted quiera, y bla bla bla. Pero me basta oir tres minutos -ni aguanto- a los republicanos frikis, para que me apunte a la Guardia Real, o a lo que pueda hacer falta. ¡Vivia Felipe VI! Y honor al rey abdicado, y a todos sus prodigios petroleros.

Antes mucha gente solía decir que no era monárquica, pero sí juancarlista. Luego parece que ha perdido el duende. Felipe (y consorte) no tienen pinta de despertar grandes simpatías. No creo yo que haga falta. Un rey simpático, o popular, no es más que otro payaso más de la telebasura. No es eso, no es eso. Y sí tienen un activo que puede ser más importante que la campechanía del (todavía) rey. Los republicanos “modelnos” españoles, que viven colgados de un 36, que hace … ¡78 años! que desapareció para siempre. No es mal activo. Ante el horror, ¡virgencita, virgencita! A ver qué piensa la Leti.

Vale ya. Os dejo el toro en el ruedo, por si apetece.

Platero es un burro pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro.

Lo dejo suelto, y se va al prado, y acaricia tibiamente con su hocico, rozándolas apenas, las florecillas rosas, celestes y gualdas…. Lo llamo dulcemente: “¿Platero?”, y viene a mí con un trotecillo alegre que parece que se ríe, en no sé qué cascabeleo ideal….

Come cuanto le doy. Le gustan las naranjas mandarinas, las uvas moscateles, todas de ámbar, los higos morados, con su cristalina gotita de miel….

Es tierno y mimoso igual que un niño, que una niña … pero fuerte y seco como de piedra. Cuando paso sobre él los domingos, por las últimas callejas del pueblo, los hombres del campo, vestidos de limpio y despaciosos, se quedan mirándolo:

–Tiene acero …

–Tiene acero. Acero y plata de luna, al mismo tiempo.

Juan Ramón Jiménez. Platero y yo.

Míralo, tan inocente. Las horadas dirigidas por él acaban de abandonar el acto que señala a Rosa Díez como enemiga. Cantando el Eusko Gudariak, que todo el mundo puede reconocer como el colmo del progresismo y el pacifismo.

pablo-iglesias-de-inocente

Pero unos segundos antes, Pablito y yo no estaba sentado. Ni estaba aislado, a su aire. Era el que tenía que dar la orden de no dejar empezar el parlamento de Rosa Díez, sin insultarle previamente. Y sin darle derecho de réplica, porque la horda ataca, y luego desaparece, sin oportunidad de respuesta.

Uno momento antes, Pablito tenía la misma cara de niño bueno, pero la acción no era tan inocente. Dirigía el asalto. Le decía a la niña estudiante cuándo empezar.

El “evento” entero:

Tenemos la suerte de que la táctica la explica él mismo. Lenin no decía en 1917 -¡comunismo!-, sino -¡paz, paz!-. Y hasta le pone una metáfora sexual. Aunque para follar nos desnudamos, para ligar nos vestimos. Y (se supone) sonreímos, ponemos cara de Pablito y yo, mentimos, y toda una serie de estrategias en las que el monstruito de moda parece, efectivamente, un genio.

 

La telebasura es lo que tiene. Produce monstruitos. Te harán callar, violentamente, poniendo cara de angelitos. ¿Coincidirán en el parlamento Rosa Díez y Pablito y yo? ¿Le preguntará Díez si debe de mandar huestes a romper los actos públicos de la copia mala del Yes we can? Curioso, porque seguro que a Rosa Díez estos le llaman “facha”. Que ya no debe de significar el que impide la palabra al dicrepante con violencia social. Afortunadamente. Porque si todos hicieran lo que hace el “no-facha” Pablito, la solución del enigma consistiría en quién tiene las huestes más numerosas, y más violentas. Angelitos.

Fuentes:

En Recuerdos de Pandora han hecho un ejercicio interesante [-->]. Tralsadar el resultado de las europeas de ayer a unas generales. Que no será válido, tal cual, pero tal vez da una idea del significado. La lista expresa los escaños que tendría cada partido, y su comparación con las elecciones anteriores.

  • Partido Político: 2011 –> (Europeas 2014)
  • PP: 186 –> 138
  • PSOE: 110 –> 106
  • IU: 11 –> 25
  • CIU: 16 –> 14
  • UPyD: 5 –> 10
  • PNV: 5 –> 7
  • Bildu (Amaiur + Geroa Bai): 8 –> 8
  • ERC: 3 –> 15
  • CC: 2 –> 2
  • BNG: 2 –> 0
  • FAC: 1 –> 0
  • Compromis/EQUO: 1 –> 2
  • Podemos: 0 –> 19
  • Ciutadans: 0 –> 4
  • VOX: 0 –> 1

¿Se podría decir con esos escaños que la marianidad ha ganado las elecciones, como pretenden? Porque el PP sólo podría gobernar con el PSOE, mientras que el PSOE podría elegir entre el PP y la ultraizquierda (sumando las versiones más separatistas y menos separtistas).

Felipe González apuesta por la “gran coalición”. Por algo se ha puesto a hablar de eso. Pero, que yo sepa, no está en ninguna de las apuestas de futuribles del PSOE.

Ahora solo te queda echar un ojo a programa de Pablemos, si tienes huevos.

Y tu única duda sobre el futuro será si se parece más a Venezuela sin petróleo, o a Argentina sin recursos naturales y sin psiquiatras. Ah, y la duda más o menos irrelevante del número naciones / estados / cosas que formarán el prodigio.

¿Y al final, qué?  Lo haga el que lo haga, lo va a hacer mal. No votar solo te sirve para ahorrarte el trámite, pero no ganas nada. No se sabe que tengan vergüenza, que sería a lo único a lo que puede apelar una abstención grande. Pero queda un resquicio. ¿Y si voto a quién más le jode al partido que más me jode a mi? ¿Eh, Mariano; eso es útil, o no es útil? ¿Así que “partidos pequeños”, y “desperdiciar el voto”, eh?

Lee mis labios:

 

Y quien dice Mariano, podría decir los payasos nazionatas, o quien sea lo que más le jode. Pero normalmente alguien que gobierne y con mando. Es muy muy raro que te joda el que no manda (excepciones terroristas aparte).

Pues precisamente, no nos podemos quejar de opciones para tocarle las narices tanto al gobierno regional como al general. Solo con imaginar la cara de cabreo -o de idiota- si mucha gente hiciera lo mismo, ya merece la pena el esfuerzo. Que no es para tanto.

Y alguien dirá:

- Pero es que igual salen ranos estos tíos.

De igual nada, monada. Es absolutamenete seguro. Pero siempre estás a tiempo de joderles a ellos cuando manden ellos. Y no, no vas a conseguir cambiar nada. El sistema es muy bueno. No se puede cambiar sin una revolución que lo estropearía todavía más. Es -digamos- una mierda muy estable. Va a seguir siendo mierda, hagas lo que hagas. Pero nadie dice que no te puedas divertir … y joder un poco.

fuck-off

Son dos entradas en una (1200 palabras). La propuesta de Marod, que yo llamo “Ciencia Democrática”, y la crítica de la misma.


 

Marod

Ciencia Democrática

Yo sí veo una diferencia cualitativa en el origen de la financiación de la investigación científica.

Bueno, yo y cualquiera, que voy a soltar una perogrullada. Porque la diferencia es que una es pública y otra es privada. Desarrollemos esta “perogrullada” y veamos las vueltas a las que me refiero.

Desde una perspectiva puramente teórica hay una diferencia fundamental. La financiación pública responde a un interés general exento de presiones por obtener un resultado. Porque el único resultado que pretende es adquirir un conocimiento que permita un bien común (aplicar políticas correctas, desarrollar tecnología nueva, etc). El Estado (o los Estados) al financiar investigaciones para entender el cambio climático (si es humano o no, y si es peligroso o no) simplemente buscan el conocimiento correcto para poder aplicar las mejores políticas al respecto.

En cambio, la financiación privada no responde a ese interés general, sino a un interés particular (de un corporación, de un lobby, de un think-tank, vamos del que paga). Así las cosas, insisto teóricamente, la entidad privada que financia tal investigación sí busca un resultado que favorezca sus intereses (económicos, de influencia, o acordes a su ideología) y por lo tanto, estará sesgada buscando un resultado a priori. Tenemos multitud de ejemplos: desde las investigaciones dirigidas a minusvalorar los impactos del tabaquismo, o del plomo en la gasolina… hasta las que financian esta cosa del “diseño inteligente” en detrimento de la Evolución Darwiniana.

Claro, esto está muy bien para la teoría, pero debemos reconocer que la aplicación práctica no está exenta de problemas (graves, a juzgar como está el patio). Lamentablemente, la investigación pública también se ve sometida a mucha presión con altas dosis de injerencia. A fin de cuentas, la política también está sometida a las presiones que ejercen un montón de lobbys y asociaciones de diferentes ideologías e intereses. PERO, tiene una ventaja. Las convocatorias son públicas y están sometidas a unos criterios objetivos, dónde no cabe la arbitrariedad en la decisión de a quien se le conceden. Puede haber corruptelas, desde luego, pero son denunciables, enjuiciables y amparables ante los tribunales. Una investigación privada nada tendría que justificar a la hora de motivar un rechazo.

Si bien es cierto que da igual quien pague la investigación sino si las conclusiones científicas obtenidas son correctas (falsables, reproducibles, etc), no es menos cierto que también es importante determinar si lo que investigamos nos interesa o no. Aquí hay otra diferencia importante, a saber:

- Las investigaciones públicas responden al interés social, y las privadas responden al interés de quien las paga (que para eso las paga). Es decir, qué se investiga lo deciden los políticos que representan a esa comunidad (local, autonómica, estatal o supraestatal… cada una en su ámbito). Así que rige un principio democrático. Claro ejemplo el que nos trae Plaza con Australia. En España no parece que ni PSOE ni PP consideren que el cambio climático no sea un problema de primer orden (ahora ya si es porque nos realmente nos preocupa el medioambiente, o porque favorezca plegarse a ese viejo deseo alemán de la independencia energética europea que tan falta de hidrocarburo barato anda), y por tanto el hecho de que paguemos su investigación responde a un mandato popular.

Así por ejemplo, sabemos (o creemos saber) que el PSOE destinará más fondos a la investigación con células madre y embriones que el PP (que mantiene una posición más católica). Porque los fondos se aprueban en partidas presupuestarias que aprueba el parlamento, que como Hacienda, somos todos.
Bueno, cada uno investiga lo que quiere mientras lo pague él y no nos lo haga pagar a los demás. Depende. A lo mejor que Google (como ejemplo que no sé si lo hace o no) pagase una investigación para desarrollar tecnologías que “rebusquen” en nuestros datos privados más y mejor pues no nos interesa mucho, aunque no nos cueste un euro. O investigaciones para mejorar publicidad subliminal (que se han hecho) pues tampoco (y esas al final sí que las pagamos :-) )

El problema raíz, por tanto, hay que buscarlo en la propia sociedad. En el fondo nos importa muy poco a que se destinan nuestros dineros (digo así en general) porque donde realmente los “alarmistas” ganan la batalla es en la política (y no en la ciencia). Y esa – la política – depende de nosotros mismos, de a quien votamos, y porque votamos (o si sabemos lo que votamos)

Perdón por la extensión, a lo mejor no eran dos vueltas y eran cuatro… bueno fin


 

Plazaeme

Ciencia Anteojeras

 

Gracias. Era interesante. No por desconocido, pero nunca lo había vista expresado con tal crudeza, y tan bien resumido.

No he debido de hacer hincapié suficiente en un detalle importante, porque ya lo he repetido muchas veces — y no quería cansar.

Y olvidas que no se ha sugerido eliminar la financiación pública de la ciencia. Se ha sugerido que es muy mala la idea de no escuchar a la financiada por otro procedimiento, o escucharla con sordina.

Si el sistema ciencia funciona bien, (por ejemplo, no está secuestrado por un grupo de interés), el interes del que financia el trabajo es irrelevante de cara a los resultados. Precisamente porque funciona el sistema, y corrige lo que está mal. El interés no tuerce los resultados. Si el sistema funciona, ya digo. Puede torcer las preguntas.

Con las preguntas, el único problema que puede haber es estar haciendo pocas, y saltarte la pregunta clave. Así que el interés que aquí es importante, que no es el de la sociedad, ni el de la democracia, ni su puta madre, sino el interés del conocimiento, es no saltarse las preguntas que importan.Porque sin la pregunta que importa, te quedas sin la respuesta que importa.

-estará sesgada buscando un resultado a priori.

Toda ciencia lo hace. El resultado de la intuición que te lleva a preguntar. La intuición te hace apuntar la linterna hacia una zona del desván. Si encuentras algo, ¡bingo! Así que lo que te interesa son tantas linternas (guiadas necesariamente por “resultados a priori”) que acaben barriendo el desván entero con su luz. Es la única manera de saber lo que hay en ese desván, porque no tenemos una bombilla cenital.

La idea que propones (y los alarmistas), es no mirar lo que se va encontrando en el desván, sino preguntar la cuadra de la linterna que lo encuentra, y quedarse solo con lo que encuentra la cuadra angelical.

Son matemáticas. Estás proponiendo tener menos conocimientos. Menos luz para buscarlos. Encontrar menos cosas en el desván. Y no discuto que eso no sea “muy democrático” (dependiendo de tu idea de democracia), solo sostengo que no es muy inteligente de cara a aumentar el conocimiento.

Esa idea de democracia solo puede reducir el conocimiento de la sociedad que la alberga.

También puede ser interesante mirar cómo podría gestionarse la ciencia pública para que no sea una linterna con una sola dirección. Pero es otro tema, no hay tiempo, y sería una solución teórica. De momento ya tenemos una solución práctica para el problema del conocimiento. Conocemos sus resultados. Básicamente, y en lo que a ti te afecta, todo lo que llamas ciencia. Lo que va desde Galileo hasta la bomba atómica.

Acojonante, porque creo que hay unas elecciones inminentes al Parlamento Europeo. Y creo que hay una guerra igualmente inminente en Ucrania, con algunos horrores ya puramente bélicos en curso. Por ejemplo, el ocurrido en Odessa. Y creo que la UE es una parte en esta próxima guerra, y uno de sus impulsores externos. De hecho la discusión aparente es entre los “pro-UE”, y los “pro-Rusia”. Nadie habla de una unión ni tratados de Ucrania con USA. Es con la UE; ese organismo en el que hay unas elecciones convocadas para el mismo tiempo, aproximadamente, en el que va a ocurrir la guerra por él provocada. Elecciones, por otra parte, cuya campaña publicitaria arranca de forma más o menos simultánea al horror de Odesa.

¿Sería demasiado pedir que en unas elecciones europeas se hablara de lo que está haciendo la UE en Ucrania? Va a morir un montón de gente por ello. ¿No tiene importancia? Y si las muertes no nos importan, van a ocurrir una serie de consecuencias económicas, y probablemente sociales, bastante dignas de atención. Que van a afectar a muchos europeos. A algunos para bien, y a otros para mal. ¿Quién se beneficiaría y quién saldría perjudicado, por ejemplo, de una integración a la brava de Ucrania en la UE? En población son como unas cuatro Grecias, y lo de Grecia ha tenido claramente beneficiados (los que han tenido beneficios -financieros o de ventas-) y perjudicados (los que están pagando el pato).  Si añadimos que en Grecia no hay ni de lejos el sistema de mafias de Ucrania, se puede esperar que Ucrania tenga un efecto potencial para la población de la UE bastante digno de mención. Pero, aparentemente, tampoco es un tema a tratar en unas elecciones al parlamento europeo.

Y curiosamente en estas elecciones tenemos un montón de partidos nuevos, de regeneración, renovación, y tal. No sé, yo no veo la tele, ni sigo la basura que emiten los partidos políticos. Pero tengo la impresión de que la regeneración, renovación, y tal, tampoco consiste en que las elecciones europeas sirvan para que se hable de lo que hace la Unión Europeas. Y decimos “se hable”, porque de que “se decida” es mucho mejor no empezar siquiera a pensarlo. Y sin embargo le llamamos democracia, con una justificación que se me escapa por completo.

Putin no es ningún angelito. Tampoco creo que los llamados “pro-rusia” o “anti-Kiev” de Ucrania sean monjitas de clausura. Y si la cercanía de los nacionalistas ucranianos a los nazis es un argumento muy válido, tampoco es de desdeñar la cercanía de los “pro-rusos” al Holodomor. Pero como da la impresión de que le prensa europea está vendida (está azuzando, vaya) a una de las partes en conflicto, no está de más aprovechar las noticias que nos trae Francisco desde el otro punto de vista. Por lo de la perspectiva. Y por poder pensar sobre aquello de lo que no se puede hablar en las elecciones que hay ahora.

Nota importante: El segundo enlace está lleno de imágenes demasiado terribles. Y una tesis con bastante peso, no menos terrible.

 

Francisco

La Haya no investigará nada ni juzgará nada, puesto que se trata de crímenes cometidos por gentes a quienes occidente apoya y financia. Siempre ha sido así.  Ni siquiera ha habido ningún arresto, ni lo habrá,,de las personas de quienes hay imágenes claras que participaron en el ataque (uno que disparaba hacia las ventanas, por ejemplo, del cual hay un video clarísimo). En cambio arrestaron a un montón de anti-kievs, compañeros de los ejecutados. Luego los soltaron por clamor popular, y ahora andan detrás de ellos otra vez intentando capturarlos.

Este video de 12 minutos está bien, muestra exactamente la Ucrania que Estados Unidos y Europa han elegido y adiestrado y financiado cn generosidad.

Podemos imaginar ese video en el telediario de las tres, en un segmento titulado: “La Ucrania que todos queremos y apoyamos” emitido tras un ataque de sinceridad o atolondramiento de los organizadores. Podemos también imaginar a los tertulianos comentando el efecto conmovedor de las antorchas y los cantos en la noche, la estética del claroscuro, la belleza de esa N con su barra por la mitad.

En la tierra no hay nadie que odie el nazismo tanto como los rusos, por motivos obvios. En EEUU el nazismo es sobre todo una herramienta retórica para insultos automáticos, decir que fulano o mengano es un Hitler (reductio ad Hitlerium como decía hace poco “Spengler”), y confección de películas de Hollywood done se hace creer a los inocentes que fue America quien derrotó a los nazis etc.

En cambio los rusos llevan el odio al nazismo muy hondo en la memoria de sus carnes.

Menos mal que el gobierno ruso parece actuar con serenidad. Si decidieran invadir para dar caza a esa gente,  estoy seguro de que tendrían el apoyo entusiasa de la gran mayoría del país.

Google ha marcado vz.ru como página peligrosa. Y además no permite traducirla en Google Translate.

El link de abajo es una nueva versión bilingue (ruso e inglés) del link de fotos que puse ayer y que tenía los comentarios solamente en ruso. Intenté ponerlo hace unos minutos, pero el mensaje no salió. Ahí va otra vez.

Nota 2 (pm): Curiosamente, este enlace de Francisco acaba en “spam” si se pone en un comentario de WordPress.

Viejecita

No he conseguido copiar el enlace  para llevarlo a  los  diferentes blogs.  Así que os lo reenvío a vosotros directamente . Es posible que no se deje copiar porque Wikipedia considere que los datos no están suficientemente probados, o contrastados, o como se diga. En cualquier caso, a mí me parece interesante, aunque pueda  en efecto estar equivocado.

PM añade / comenta:

No creo que se pueda comparar la corrupción de épocas o sitios diferentes con números absolutos, sino relativos. Porque el tamaño de la teta, importa. No pillo un gráfico bueno de España, pero pongo uno USA:

gasto-publico-usa-evolucion

Tampoco creo que los casos de corrupción conocidos y juzgados sean siempre un indicativo fiable de la corrupción existente.

Finalmente, puede ocurrir que una de las diferencia entre una dictadura y una democracia sea la distinta distrubición o concentración del poder. Que trasladado a la cleptocracia se traduce en la diferencia en el número de los que pueden robar.

Si esta perspectiva tiene sentido, y tienes una teta mayor y mayor número de mamones, inevitablemente vas a tener mucha más corrupción. Y entonces la lección podría ser no aumentar la tarta antes de civilizar a los mamones to be. Que por ganas debemos de ser más o menos todos en este país de ladrones.

La peña está muy contenta con el discurso de Rosa Díez, el otro día, a cuenta de la tenida de los separatas catalanes. Y es que el que no quiere aprender, no aprende.

rosa-diez-muy-de-confianza

Vía:

rosa-diez-pmarsupia

“Sobre los hechos sucedidos esta tarde en Madrid, cuando he estacionado mi coche para sacar dinero de un cajero, quisiera aclarar los siguientes puntos.

  1. En ningún momento he arrollado a nadie y mucho menos me he dado a la fuga.
  2. He dejado mi coche, con las luces de emergencia encendidas, en el carril Bus de Gran Vía para sacar dinero de un cajero. Una operación que apenas me ha llevado un minuto y por la que he sido sancionada. He pedido disculpas por ello.
  3. He presentado mi documentación a los agentes de movilidad, quienes sin motivo alguno, querían que siguiera allí parada cuando ya habían transcurrido 15 minutos. En ese momento he decidido marcharme y he comunicado a los agentes que podrían localizarme en mi domicilio para cualquier cosa.
  4. No he arrollado a nadie. He arrancado mi coche y al salir he rozado la moto de un agente y la he tirado al suelo.
  5. Poco tiempo después 7 agentes se han presentado en mi casa. Lo único que querían era una foto.
  6. La Guardia Civil es testigo de lo que aquí cuento.

Lamento mucho lo sucedido. Esperanza Aguirre”. [-->]

¿Algún problema para imaginar / apostar cómo era la situación? ¿Nadie se ha dado cuenta todavía de que los guripas municipales tienden a ser, muy mayoritariamente, chulillos de mierda con actitud de delincuentes malencarados? Y el caso es que tenemos el perfecto ejemplo de que ese problema se podría corregir – si se quisiera. Hace bastantes años los guardias civiles de calle, y sobre todo de moto, pasaron en relativamente poco tiempo de ser unos cenutrios estilo bandolero de Sierra Morena, a ser unos perfectos caballeros. Y a demostrar que la autoridad no está reñida con la educación, ni con la idea de servicio al ciudadano. Muy al contrario.

Con los políticos y alcaldes que tenemos no da la impresión de que se pueda civilizar a los munipas. Vaya, no da la impresión de que haya ninguna gana de hacerlo. Los capos del municipio más parecen capomafias, encantados de que los guripas sean como sicarios que acojonan al ganado. Así que Aguirre nos podría venir de perlas. ¡Que monte la bronca! ¡Que denucie a los chulillos! Probablemente para nada, pero al menos para ir creando ambiente.

Y ya de paso sería genial si pone el punto sobre la política. Aunque fuera contra su propio partido. O mejor contra su propio partido. ¿No es acaso el alcalde -la Botella- el responsable de la conducta de sus pistoleros impresentables? Pues igual es hora de que empiece la discusión sobre la conveniencia de civilizar a la tropa municipal. Tal vez nadie mejor que Esperanza Aguirre. ¿Queremos chulillos de mierda en las calles, o queremos señores como los guardias civiles?

¡Ah!, muy normal que los chulillos de mierda acaben siendo como un programa de telebasura.

Los dos agentes de movilidad se encuentran a estas horas en una mutua médica debido al ataque de ansiedad de uno de ellos, quien se ha comenzado a sentir muy nervioso tras la persecución, junto a agentes de la Policía Municipal, del coche de la presidenta hacia su casa, en el barrio de Malasaña. [-->]

No lamentes lo ocurrido, Esperanza. Felicítate por ello, y sácale partido. Con un par. Y a ver si educamos a los mierdecillas y a sus ataques de ansiedad.

La frase es de Jiménez Losantos. Un robo descarado por mi parte. Hace referencia, claro, al bombazo de Pilar Urbano adelantado ayer por El Mundo.

la-gran-desmemoria-pilar-urbano

En general, nada de lo que dice es nuevo. Ya estaba todo sobre la mesa. Primero, en boca de la gente. Y después en un par de libros, de los que puedo recordar 23 F, el Rey y su secreto, de Jesús Palacios. Pero esto es diferente. Por el nombre de la periodista: por su amistad con la reina; por el nivel de detalle que apunta; y por la cantidad de fuentes que cita – que todo el mundo sabe que sí han hablado con Pilar Urbano; y -no menos importante- por la fecha cruel en la que sale. Y también porque muchas confidencias vienen de Sárez mismo. Va ser un espectáculo ver al rey en el funeral de estado de Adolfo Suárez, y estar al mismo tiempo pensando en las cosas que cuenta La Gran Desmemoria. En plena vorágine de hagiografía ;) de Suárez, por comparación bastante merecida.

¿Es otra vuelta de tuerca en el acoso y derribo del rey? Si no lo es, lo parece. Y como siempre, no necesita ser una operación concertada (aka conspiración). Alguien de la cúspide se rompe una cadera en una noche africana con Corina, que ya me dirá usted qué tiene de malo, y de repente todos sus agraviados y aquellos que tienen algo que ganar descabalgándolo, se ponen manos a la obra. Al unísono; es inevitable. Pero no es por acuerdo; solo es por oportunidad. Es el momento.

O también puede ser simplemente mala suerte. Es indudable que el libro estaba esperando la muerte de Suárez. No se escribe en tres días. Pero sea A, o sea B, el rey ya solo podía agarrarse al 23 F y su imaginaria “salvación” de la democracia. Que ya no se la creía nadie, pero seguía siendo la versión popular en curso. Y le acaban de pinchar el último flotador.

Ah, y hay más. Por si quedaran dudas, Urbano se encarga de destrozar la idea de las aficiones democráticas del rey, y de que el tránsito del franquismo a la democracia fuera obra e impulso suyo.

Si no, yo hubiese seguido creyendo que el Rey fue «el motor del cambio». Y es cierto que el Rey dio su venia al cambio de la dictadura a la democracia. Él tenía todos los poderes heredados de Franco, y no había Constitución que le constriñese: podía haber dicho que no. Ahora bien, en importantes momentos más que motorizar metió el freno.

Nunca pensó que la persona que él eligió como presidente (julio de 1976) pudiera llegar a este extremo. Él, que muchos años atrás, cuando empezaba a reinar, había dicho a Torcuato Fernández Miranda: «Hombre, yo creía que iba a ser como Franco pero en Rey».

Échale un galgo a esa confidencia. Pero cuando todo va rodando cuesta abajo … Y en todo caso la explicación Urbano del 23 F resulta muy muy convincente. Coincide con lo que se sabe. Coincide con lo que se intuye. Coincide con el acoso y derribo. Y, sobre todo, coincide con la presunción de mangancia, de aplicación general en la cleptocracia. Porque en realidad La Gran Desmemoria no va de el rey. No solo. Menos Suárez, y en buena parte Sabino Fernández Campo, no se salva ni uno. Cosa que también coincide.

 

Página siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 477 seguidores