partitocracia


El destino de España se va a perfilar los días próximos, y las alternativas están cada vez más claras: la crisis del régimen, si no se zanja con propuestas reformistas en positivo, nos conducirá hacia la descomposición y derrumbe del sistema político, con la implantación de un frentepopulismo sedicioso y etnicista y la penetración efectiva del yihadismo en Al Andalus.

¿RUPTURA O REFORMA?

La opción deconstructiva y rupturista nos conducirà a una situación de guerra de todos contra todos, a la erupción de un Estado balcanizado y fallido, a la desintegración de la Nación y a la penetración de la violencia fundamentalista y fanática desde el sur en un país fracturado y debilitado, incapaz de oponer resistencia al enemigo exterior.
Frente a este caos en ciernes, se hace cada día más evidente la necesidad de un proceso de refundación y reforma del Régimen del 78, actualmente inmerso en una crisis agónica que conduce a la destrucción del país y su sistema de libertades.
Se hace preciso, en primer lugar, reformar de raiz un sistema electoral que ha falseado la representación y transformado el régimen en una oligarquía cleptocrática y corrupta, parasitaria y embarrancada en una lucha fratricida y partidista por la consecución del poder, e incapaz de actuar en función del interés general y el sentido de Estado.
Se hace necesario regenerar la cultura y el sistema educativo, atrofiados por redes clientelares, burocracias insensibles y estériles y docentes sumisos a consignas de adoctrinamiento y manipulación de sus alumnos hacia la xenofobia, el etnicismo y la deslealtad sediciosa.

Se hace preciso racionalizar el Estado autonómico, liquidar la lógica etnicista e insolidaria, anárquica, caciquil, corrupta, desintegradora y sediciosa en la que ha desembocado un modelo descentralizador improvisado y débil frente a la demagogia y las fuerzas reaccionarias. Se hace vitalmente necesario y urgente dar un golpe de timón hacia el cierre de un modelo sin conciencia de la necesidad de un Estado coordinador y unificador que haga frente a la centrifugación, la duplicidad administrativa, el derroche de los recursos públicos y la construcción de redes clientelares y nepotismo para alcanzar y conservar el poder. Se hace preciso clarificar y redistrubuir las competencias centrales y periféricas, a fin de evitar la Educación xenófoba, sediciosa e ineficaz, la Sanidad pública desfalleciente, inoperante y, en ocasiones, particularista e insolidaria. Y se hace preciso, igualmente, reformar el Senado, a fin de hacerlo representativo de la pluralidad territorial, y que deje de ser una reserva de políticos caducados.
Y resulta necesario, finalmente, reimplantar la vigencia de la Constitución y las leyes, mediante controles y sanciones, frente a un ambiente jurídico-cultural en el que se estimula y premia la desobediencia y violación del ordenamiento jurídico, y se legitima a los líderes y camarillas traidoras y sediciosas dispuestas a destruir España.

Se hace necesario, por otra parte, desarrollar la potencialidad del país mediante la sustitución del modelo productivo basado esencialmente en el turismo, el urbanismo y los servicios, por otro más diversificado y potente, que fomente la tecnología y la industria de vanguardia, la creatividad derivada de un sistema educativo y cultural reformados, orientados hacia la investigación aplicada, el esfuerzo intelectual y cultural y el mérito fundamentado y gratificado, y no la espuma demeritocrática audiovisual de un “star system” bananero, frívolo, y degradante de la cultura y el espíritu de los ciudadanos.

Se hace necesario, con urgencia, reformar el poder jurisdiccional a fin de restaurar la vigencia del Estado de Derecho, derruido por la ineficacia, lentitud, parcialidad y costo de la Justicia para el ciudadano común, indefenso frente al poder, las grandes corporaciones privadas y públicas, y los numerosos listillos y delincuentes que se reproducen y pululan en el clima jurídico de permisividad, anomìa y fin de época existente.

Se hace vitalmente necesario, por último, acabar con el buenismo ignorante, relativista, “idiota” y frívolo, de una sociedad desconocedora de que el sistema de libertades necesita de una conciencia cívica firme y convencida de los valores de autoexigencia, responsabilidad, solidaridad e igualdad. Valores sin cuya vigencia nuestra civilización resulta inerme y se derrumba frente a los bárbaros de dentro y de fuera, siempre dispuestos a imponer sus fundamentalismos totalitarios, destructores del pluralismo y promotores del monolitismo y la unanimidad anacrónicos y reaccionarios.
Los objetivos de la Regeneración, Reforma y Refundación, parecen estar claros. Lo que no lo está es si el país cuenta con recursos políticos, humanos y organizativos para llevar a cabo esta inmensa tarea.

¿QUÉ ACTORES?

Parece que se avecina una legislatura para el debate y aprobación de la reforma constitucional, aunque los actores políticos y sociales esenciales del país parecen cogidos a contrapié y embarrancados en sus trapisondas y dinámicas perversas.
Así, los sindicatos mayoritarios han abandonado hace tiempo la coherencia y los principios fundacionales, y se limitan a poner el cazo para recibir subvenciones; la dinámica corrupta y perversa de los sindicatos catalanes mayoritarios, al servicio del etnonacionalismo, es verdaderamente bochornosa e indignante. Les deseo largos años de ostracismo.
…también, los Intelectuales durmientes o serviles, los artistas de la ceja ignorantes, los periodistas sometidos a patronos subvencionados, los empresarios en colusión con el poder político, las Universidades inertes… Todos ellos, actores y comportamientos reveladores del intenso grado de degeneración política del país.

Pero los políticos no van a la zaga, en la degeneración del régimen:

El PSOE de Sánchez, junto con el PSC de Iceta, se han transformado en clones de Zapatero, con su antifranquismo de manual que viste retóricamente el santo de sus pactos de cordón sanitario contra el PP y su alianza con antisistemas para alcanzar el poder.
Este antifranquismo de manual, sumado al frentepopulismo y a la mandanga “federalista” para blindar el etnicismo, la insolidaridad, el privilegio y la deslealtad, no pronostican nada bueno para la salud pública del país, ni para el futuro del PSOE y la socialdemocracia en España. Es probable, incluso, que España y Cataluña salgan beneficiadas por el descalabro mutuo de PSOE y PSC. O bien, que éstos experimenten una victoria pírrica en el corto plazo, a costa de la estabilidad e integridad del país y de su propia derrota sin paliativos en las siguientes elecciones, que los condene a un largo período de ostracismo o los sitúe en una posición política residual para el futuro.

De IU y UPyD parece que no hay mucho que hablar, salvo de su común descenso al averno político de la marginalidad.

Por lo que se refiere al PP, su situación y expectativas son análogas a las de un escenario multicolor psicodélico, con luces, sombras y multicolores: por una parte, han salvado al país de la quiebra inminente provocada por Zapatero; pero por otra, no han ejercido el liderazgo de la Regeneración necesaria, durante esta legislatura, pero sí el de la corrupción emergente por todos sus poros. A ello se añade que las inercias y vacilaciones de Rajoy, su ausencia de proyecto político, lo minusvaloran entre la opinión pública, vaciando de expectativas de victoria al PP y abriendo paso a una victoria del desvencijado PSOE-PSC que podría ser nefasta para el país, por su miopía, alianzas antisistema y comportamiento errático y oportunista de zombi sin espíritu.

Esta es la impresión que uno sintetiza sobre los actores principales y tradicionales del país, embarrancados en el cainismo, el sectarismo y la corrupción y enzarzados en una lógica de partidismo y camorrismo para obtener el poder, a costa del interés general y el sentido de Estado

Queda por hacer el análisis de los dos partidos emergentes principales, PODEMOS y CIUDADANOS. Análisis incierto precisamente por su carácter emergente:

PODEMOS ha transitado velozmente de la euforia de enero a las contradicciones y amortecimiento actual: la capitalización del descontento inicial del 15M por los jóvenes profesores neocomunistas bolivarianos de la Complutense ha sido seguida por contradicciones ideológicas y estructurales que los debilitan, al intentar concretar el proyecto fundacional. PODEMOS tendrá que ir definiendo su perfil oscilante entre la extrema izquierda antidemocrática y la moderación socialdemócrata por su flanco derecho; entre el leninismoy el asamblearismo. Pero lo que se observa es el predominio del impulso rupturista contra el statu quo (la “casta”), vestido de populismo simplificador ante la complejidad de la situación. Su papel puede resultar al final el de un cataluzador del cambio de los demás actores, que promueva el desatasco del sistema, pero carente de una alternativa de Gobierno verosímil y factible, lo que los llevará, posiblemente a desempeñar el papel del PCE en los inicios de la democracia, con altibajos en sus fuerzas, pero posiblemente estabilizados en el medio plazo en una importancia estratégica complementaria y secundaria, con respecto a los demás actores.

CIUDADANOS hace ya diez años que nació, pero se ha quedado encerrado en Cataluña hasta principios del año en curso, en que se decidió a dar el salto al ámbito del conjunto de España.
Su orientación ideológica, desde sus comienzos, abarca el espacio del centro y el centro-izquierda, incluyente del liberalismo progresista y el socialismo democrático, aunque asimilando flecos de liberalismo conservador frustrado ante la derecha y del socialismo radical, frustrado ante el vacío de la izquierda.
Ciudadanos da el salto al ámbito nacional ante la percepción de que el estancamiento y corrupción del sistema y la evolución sediciosa del etnonacionalismo catalán transformaban su aislamiento local en un obstàculo para resolver los problemas políticos más importantes del país y en impotencia frente a una involución política descontrolada.
El problema principal de Ciudadanos, además del estructural de construir una organización partidaria nacional, es el de encontrar un espacio político que le permita jugar un papel esencial o significativo en el desatasco del sistema. Pero eso depende de dos cosas: del inmovilismo o regeneración de los demás y de que sepa formular la alternativa Regeneradora y Reformista con claridad y acierto estratégico.
Rivera y Ciudadanos han puesto en marcha recientemente una comisión para el estudio de la Reforma Constitucional, y el primero ha hecho declaraciones y publicaciones que revelan sus aspiraciones y definición estratégica. Pero todavía tienen que perfilar más concretamente sus objetivos, y el tiempo apremia, sobre todo porque PP y PSOE parecen estar despertando del sueño de los años anteriores.
(Vid. Albert Rivera, dispuesto a firmar un pacto con PP y PSOE para reformar España

En “Vozpópuli” del 3-8-15)

Lo que parece indudable, a la vista de las encuestas es que, probablemente, los resultados de las próximas elecciones conduzcan a unas Cortes españolas fragmentadas y necesitadas amplios acuerdos, así como obligadas a iniciar el debate y aprobación de una reforma constitucional. Lo que hay que preguntarse es por cuáles de las opciones presentes se inclinarán esas Cortes, si por el Frentepopulismo o el Pacto de Estado, si por la Ruptura o la Reforma, si por la Regeneración y Refundación del Régimen constitucional o por su Destrucción.

Ala vista del resultado del análisis anterior hay que volver a plantearse las incógnitas que encabezan este artículo:

¿HACIA DÓNDE VAMOS?¿HACIA LA DESCOMPOSICIÓN O HACIA LA REFUNDACIÓN DEL PAÍS?

Paraintentar responder a esta pregunta conviene tener presentes los siguientes elementos de la situación:
En primer lugar, resulta evidente la indefinición congénita de las propuestas de objetivos rupturistas, aunque acompañada actualmente por el embrión de alianzas locales frentepopulistas, por parte del PSOE, PODEMOS y sus redes, y NACIONALISTAS.
En este aspecto, el papel del PSOE, entre la opción por una alianza rupturista inconcreta y populista o un reformismo impulsado por el PP, PSOE y CIUDADANOS, es esencial, pero no parece que el oportunismo, indigencia intelectual y pro nacionalismo de Sánchez e Iceta les permitan optar por la mejor opción. Ante ello, el que el PP despierte, con Rajoy o sin Rajoy, y que Ciudadanos perfile suficientemente sus propuestas, son variables esenciales de la situación política.
Lo que debería quedar claro es que lo que hay que blindar, frente a la degeneración política, es la libertad e igualdad de los españoles, y no el privilegio étnico y económico de algunos de ellos. Por eso no parecen soluciones adecuadas para el futuro, ni “terceras vías” confederales, ni “federalismos asimétricos”, ni cobardías u oportunismos frente al etnonacionalismo. Si eso lo tienen claro los españoles, las alianzas perversas de sus élites políticas no podrán reproducirse.
Pablo Sebastián apunta hoy la posibilidad de que se estén produciendo contactos y negociaciones entre los principales dirigentes políticos a fin de preparar una gran coalición para después de las elecciones (Se está trabajando en la ‘gran coalición’ entre PP y PSOE

PABLO SEBASTIÁN en “República” del 17-8-15)

Si en esos contactos interviene Ciudadanos con propuestas elaboradas, se evitará el peligro de continuación de las perversiones de los últimos años, y podrìa iniciarse un nuevo período que significara una solución positiva para España:

Comenzaría una legislatura para la Reforma Contitucional y la Refundación y Regeneración política, para la reforma integradora del Estado Autonómico, para el diseño e implantación de un nuevo modelo productivo, para la refundación cultural y educativa del país, para una nueva aportación a la refundación y reforma de la Unión Europea, y para la defensa eficaz frente a los enemigos internos y externos del país. Frente a sediciosos y yihadistas.

 

Luis Bouza-Brey

VENTOSO describe con mucho acierto el atraso y la incompetencia política de nuestro país, sumergido en una crisis profunda y grave y enredado en bucles interminables de la clase política, sin nadie capaz de coger el timón para sacarnos del “cul de sac“.

Es posible que Albert Rivera y Ciudadanos sean ese alguien potencial que algunos estamos esperando desde hace muchos años. Creo que son la última esperanza:

¿Conseguirán romper los bucles de sectarismo e incompetencia, a fin de modificar las estructuras obsoletas y la cultura política del país, regenerando a la èlite política y a los rebaños narcotizados que la siguen?

Vean a Luis Ventoso en “El Mundo ha cambiado”, en “ABC” de hoy:

“…su diagnóstico es certero: Europa se desinfla en favor de Asia. Esa pugna va a decidir si nuestros hijos y nietos viven en una zona del planeta próspera o depauperada. Para triunfar en esa liza implacable no servirá crear micro- países de regusto folclórico y xenófobo (la solución de Mas), ni reciclajes postcomunistas que penalizan la cultura del esfuerzo ( Podemos), ni pensar que España es una isla que puede contar con mayores servicios sociales del orbe sin cuadrar las cuentas ni atraer capital (Sánchez). Solo una Europa muy unida y con un enorme énfasis en la educación y el esfuerzo podría tener alguna oportunidad. Pero nuestros países se pierden en rancias ensoñaciones nacionalistas (qué ridículo error ese referéndum de Cameron sobre la UE), o abrazan populismos casi nihilistas, como el del amargo cómico Beppe Grillo en Italia.

En España, el nivel del debate político está por los suelos: que si Carmena baila con Carmona, que si Susana y Pedro se pisan los juanetes, que Pablo quiere mangonearlo todo sin haber ganado nada, María Dolores y Soraya no se tragan, a Ada no le pone cumplir las leyes, Rivera tiene más usos que una navaja suiza… Se habla de una metrópoli como Madrid, que tiene que ser la vanguardia de España, solo en el registro del chalaneo postelectoral. No existen declaraciones sobre el futuro económico y cultural de la capital del país. Entristece ver a una jueza de carrera discutible, con poco sentido de la realidad y que ni siquiera ha ganado las elecciones, pensando que la alcaldía de Madrid va de simpatías okupas y subvenciones incosteables.

«El mundo ha cambiado». Pero algunos siguen en la era del Simca 1000 y la peluca de Carrillo, haciendo el avestruz frente a una verdad insoslayable: las empresas, la iniciativa y el trabajo duro son lo que trae la prosperidad, y no catecismos añejos y tertulianismos de orinal y saco de dormir en el plató.”

La situación en Cataluña podría muy bien ser representada por medio de una película de zombis delirantes movidos por tropismos de odio y sectarismo etnicistas, que se autoalimentan con sus orgías coloristas y un sentido narcisista de comunidad cada vez más endogámica y reducida.

¿Qué es lo que fomenta este delirio? La cobardía y vaciado de principios del Gobierno de Rajoy; la carencia de sentido de Estado y patriotismo del PSOE, liderado por ineptos influidos por un PSC ya desahuciado, por su incapacidad y oportunismo; la demencia senil de ICV, vaciada de los principios de igualdad, solidaridad e internacionalismo por sus dirigentes pequeñoburgueses; la corrupción y anacronismo reaccionario de CIU, reflejo de la oscuridad y mezquindad del sector más anquilosado e interesado de la pequeña burguesía local; y el golpismo genético delirante de los “enrauxats” de ERC y CUP, dispuestos a conducir de una vez a Cataluña al suicidio.

Frente a este caos degenerativo comienza a organizarse la resistencia de un “Ciudadanos” que acierta por fin con una estrategia coherente; de una “Sociedad Civil Catalana” y otros grupos, que intentan articular la indignación de sectores populares cansados de vacaciones políticas de más de treinta años; de “Crónica Global” que intenta hacer llegar la resistencia al mundo digital; y de una sociedad catalana que comienza a sacudirse el sopor narcotizante inyectado en ella por la astucia reaccionaria del nacionalismo etnicista.

¿Habrá tiempo de corregir el rumbo infernal que nos han impuesto? Uno no lo creería, si no fuera por la experiencia, que indica que los regímenes autoritarios, aparentemente eternos, se derrumban como castillos de naipes cuando aparecen las primeras grietas en su coraza. Habrá que leer las urnas de mañana.

Luis Bouza-Brey

Zarzalejos describe hoy en un artículo este fenómeno. Pero lo mismo sucede con UPyD, con el PP, y con el PSOE, caladeros desde donde afluyen intenciones de voto hacia Ciudadanos, según las encuestas.
Por ello, ya se va viendo como se desata una tormenta de rayos y truenos desde todas las direcciones, a fin de frenar este aumento constante de las intenciones de voto a Ciudadanos.
Lo que cabe preguntarse es si la tormenta tendrá un efecto relevante sobre este flujo actual y futuro. Y tambièn, sobre las consecuencias de un menor o mayor decrecimiento del aluvión hacia Ciudadanos.
Pero para detectar una respuesta es preciso indagar sobre las causas de este proceso:
La principal de ellas es que el régimen del 78 degeneró y agoniza, y a sus actores principales y secundarios se les considera responsables de la degeneración e incapaces de regenerarlo.
Veamos por qué:
En primer lugar, PSOE y PP llevan varios años enzarzados en luchas partidistas por alcanzar el poder a costa del sentido de Estado y del interés general, incapaces para alcanzar consensos en políticas de Estado y entregados a centrifugar éste para obtener apoyos del nacionalismo etnicista. Produciendo desgobierno y traicionando con ello los principios respublicanos y democráticos de libertad e igualdad, pervirtiendo y violando la Constitución y fomentando el fundamentalismo nacionalista y las propensiones a la desarticulación y balcanización del paìs.
En segundo lugar, IU-IC han jugado el papel de actores subordinados a estas políticas de PSOE, PP y nacionalistas, dejándose llevar por ellos a cambio de silencios y/o protestas retóricas intercambiables por pequeñas migajas de poder.
En tercer lugar, UPyD, que surgió como alternativa regeneracionista y tercerista ante este proceso degenerativo, se transformó en un engendro despótico y falsario, depurador de discrepancias internas y esterilizado para dar cabida e impulso a las fuerzas regeneracionistas existentes en el país. Su destino es la implosión e irrelevancia por arterioesclerosis y selección negativa de cuadros y afiliados.

El desarrollo de esta dinámica degenerativa del régimen del 78, bloqueado por efecto de mecanismos disfuncionales como un sistema electoral pseudorepresantativo, un modelo de Estado autonómico pervertido y destructivo, y una jurisdicción lenta, ineficaz y dependiente, ha llevado a la deslegitimación y desautorización del régimen y sus actores, y a la aparición de fuerzas emergentes como Podemos y Ciudadanos, para responder a la degeneración y el caos.
El movimiento del 15M, del que deriva Podemos, se desarrolló hace ya varios años, siendo dirigido por un sector de IU, descontento con su partido e influido por el socialismo bolivariano de Chávez y el castrismo. La orientación inicial de este movimiento fue revolucionaria, dirigida a acabar con el régimen del 78, y a modificar sus parámetros constitutivos, como el modelo económico, las alianzas internacionales de España, las relaciones con la Iglesia, y la Constitución.

Ciudadanos existe también desde hace años en el ámbito catalán, pero diversas contradicciones y conflictos internos le impidieron hasta 2014 adquirir el convencimiento de la necesidad de transformarse en un partido de ámbito nacional español y de difundir a este nivel su orientación reformista, laica, progresista y opuesta al etnicismo, por consiguiente. Por ello, su ascenso al àmbito político del conjunto del Estado se ha producido con un cierto retraso, ocasionando este desfase procesal de recién llegado que bebe de todos los actores, creciendo lenta pero inexorablemente, hasta límites todavía indeterminados, y causando graves preocupaciones a los demás.

Habrá que ver como evoluciona este proceso, pero no es descartable que la crisis del régimen y la desautorización de los demás actores lleve a Ciudadanos a transformarse en la Alternativa Democrática y Reformista al derrumbe del régimen y la desarticulación del Estado.
Si esto fuera así, como parece probable, Ciudadanos y España necesitan el máximo apoyo popular, para conseguir evitar los múltiples peligros que nos acechan.

Lean a Zarzalejos:

http://blogs.elconfidencial.com/espana/notebook/2015-04-28/podemos-se-desinfla-ante-ciudadanos_783614/

Sí, vale, hay alguna novedad. Por ejemplo, algo como un 15% que quiere una revancha … ¡de la oposición! De la oposición de 30 años de oposición. Y correspondientemente, hay un batacazo electoral de esa oposición tan odiada. Que quiere decir que todo va bien en el récord mundial del paro y el analfabetismo, salvo el pequeño inconveniente de que la oposición no ha desaparecido del todo. Y por eso hay un partido nuevo que propone cierta mayor urgencia a ese respecto.

Luego también ha surgido la novedad de lo que tuvo que ser UPyD, y no pudo. O sea, Ciudadanos. Nueve escaños que no sirven para nada, de momento. Pero que podrían servir para que la odiada oposición abandone la Marianidad. Que viene a ser como la corrupción disfrazada de monja. Y ese cambio tampoco iba a ser una alternativa de gobierno. Sin corrupción, aquí no hay posibilidades de gobernar. Pero sí podría ser la posibilidad de una oposición de verdad. Esto es, la posibilidad de que discutamos si la cleptocracia es realmente tan conveniente, por mucho que la adoremos. Por decirlo más directamente: el PP ya sólo es un estorbo. Y no puede ser otra cosa. Corrupción por corrupción, la original mola más que la copia. Y el bandolero siempre va a ser más atractivo que el señorito.

Alguien podría pensar que es una sorpresa la falta de cambio en el resultado del PSOE. Pero sólo puede pensarlo desde un formidable desconocimiento del terreno. Y además, la idea es relativamente irresponsable. Si pensamos en otros sitios del mundo con economías de ineficacia similar, y paro igualmente boyante, tendríamos países como Afganistán, Yemen, Bosnia, o la franja de Gaza. En todos ellos hay una guerra, o la acaba de haber. Así que lo mismo se puede pensar que el PSOE es responsable de un nivel de paro completamente tercermundista, o pensar que produce la magia de una paz del todo inesperada para ese nivel de paro. La diferencia entre Cádiz y la franja de Gaza es que en Cádiz no hay intifada. Quitando un 19% de Podemos. Ni tan mal.

Estas elecciones parecen sugerir la conveniencia de ir pensando en hacerse adultos. Que normalmente significa ser capaces de mirar a la realidad cara a cara. Por ejemplo, la  cruda realidad de que un país puede degenerar e ingresar en el tercer mundo en un pispás, pero que el proceso contrario suele llevar un montón de tiempo. Generaciones. Y aunque es verdad que prácticamente ya somos Sudamérica, no es menos cierto que Afganistán, Yemen o Bosnia, están bastante peor. La degeneración tiene niveles.

Otro resultado preocupante es el de la juez Alaya. Podría deprimirse y ponerse a pensar en la utilidad de tanto trabajo. Y en la contrapartida del riesgo que asume. Si estamos ya en Argentina, es casi inevitable empezar a pensar en Nisman. Y nada como saber dónde estamos para saber cómo conviene comportarse.

La corrupción, bien gracias. Hable usted de otra cosa, que ese no es un tema de interés. O no es un tema de interés político. Sirve como entretenimiento, a falta de cazadores de elefantes y de Corinnas. Lo que demuestra que la abdicación fue una tontería. Y que hace falta “urdanganizar” a Felipe. Pero la corrupción no es un argumento electoral.

El Periódico trae una encuesta en portada [–>] que tiene morbo.

el-periodico-portada-encuesta

Ellos se fijan en su “prusés” y ombligo. No lo pueden evitar. Pero también se puede mirar por otro lado. Si Ciudadanos y Pablemos le han pasado respectivamente al PP y al PSOE, podría especularse que la gente, al darse cuenta, vote útil. Y puede tener interés visualizar cómo quedaría el parlamento si ese otro “proceso” se completa.

Con los mismos números, sería así. Posiblemente podría haber algún esacoaño más para Ciudadanos y Pablemos, al concentrar el voto.

parlament-sin-ppsoe

Hay quien podría pensar que hay uno o dos partidos que sobran, y empiezan a ser un estorbo.

Otra forma de verlo:

parlament-sin-ppsoe-2

O así:

parlament-sin-ppsoe-3

Mariano Rajoy, también conocido como –Sé fuerte, Luis-, va a presentar un  plan contra la corrupción. Tal cual. El plan no incluye la expulsión de España de Ánimo, Luis, de apodo Teledeporte. Pero se había reservado la dimisión de Ana No veo el Jaguar Mato como conejo de la chistera para la presentación del plan. O si no es casualidad, y fuera la que fuera la fecha en la que se iba a presentar el prodigio, siempre iba a coincidir con el nuevo escándalo del día.

Tener un plan es una idea muy buena. Pone orden en la acción y facilita su ejecución. Tener ganas no es una idea, pero es una actitud sin la que no hay plan que valga. Y a Rajoy no se le han conocido ganas contra la corrupción, al menos desde la cuna. Bueno, ni contra la corrupción, ni contra nada. Ni a favor de nada tampoco, ya que nos ponemos a analizar. Bien podría ser el tonto más desganado de la historia de España. Se puede comparar -por ejemplo- con Zapatero. Aunque pueden ser parecidos de tontos, en desgana la Marianidad le da mil vueltas a ZP. Ni siquiera tiene ganas poéticas, estilo contar las nubes.

Es verdad que ante una corrucpión absolutamente generalizada como la que tenemos no vale de nada cambiar a las personas. Que hay que cambiar los alicientes. Pero también es verdad que Sé fuerte, Luis bien puede estar entre las personas menos indicadas para comprender los alicientes que hay que cambiar. Porque, o lleva treinta años sin comprenderlos, o lleva treinta años sin ganas. Y una cosa es creer en los milagros, como Pablemos, y otra es creer en la magia. Los marianistas sólo creen en los milagros. ¿Cómo espera el genio que los marianistas voten magia?

También se puede pensar que lo de Mato es el gesto. Siempre muy importante en política para engañar a la chiquillería. Pero es que el gesto se tiene que corresponder con la importancia del problema. Tirar a Mato por la borda es como ponerle una tirita a un cáncer. Produce más risa que alivio. El único remedio verosímil sería que se vaya Mariano.

Pero tampoco. La estrategia de selección negativa dentro de los partidos políticos ha tenido tanto éxito, que cambiar a Rajoy viene a ser una solución tan absurda como lo fue cambiar a Rubalcaba. A ver, no hay más que pensar. ¿Quiénes son los Sánchez & Madina del PP? Cualquiera en el que se pueda pensar sería completamente equivalente a la brillante pareja del PSOE.

La selección negativa es como una bomba de neutrones que eliminara todo signo de inteligencia, personalidad y entereza. Habría que buscar recambio fuera del radio de acción de la bomba. Yo sigo proponiendo Corinna.

propongo-corinna

Es lista, además de guapa. Y no escribe SMSs.

Así estamos.

luis-se-fuerte

Añadido. Enviado por Maleni, para la conversación:

maleni-cs-comunicado

Página siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 807 seguidores