otros


Comunicaciones:

Hola,

Creo que mi me interesan temas similares a los de PlazaMoyua. Aunque nunca se sabe hasta qué punto coincidiremos en la opinión. ;-)

El caso es que me monté un blog para ir escribiendo lo que pensaba.

Ahí va un ejemplo por si es de vuestro interés.

Blog “Pajas y obviedades”. “Nuestros nacionalismos ¿algo más que publicidad?“.

Un saludo,

Carlos López

Sefuela

peso argentino

Como algunos de vosotros sabéis, llevo casi cuatro meses viviendo en Chile. He tenido bastante tiempo para aprender y asimilar una forma de entender la vida que mantiene importantes diferencias con la nuestra. Especialmente destacable es la generalizada idea de que el esfuerzo debe ser premiado y el marcado carácter emprendedor (de verdad, no de eso que se inventan nuestros gobiernos y llaman de la misma forma) y de asunción de responsabilidad de sus gentes.

Pero ya habrá tiempo y mejor ocasión de hablar de Chile. Aprovechando que acabo de regresar de pasar unos días en Argentina, creo más interesante comentar sobre este país y sus gentes, cuya forma de entender la vida es enormemente diferente de la chilena y también de la nuestra. Os advierto que el relato puede resultar algo caótico. Vaya por delante que hay gente maravillosa en Argentina, como la que tuve oportunidad de conocer. Ellos son los primeros críticos de todo lo que creen que debería cambiar allí.

Antes de nada quiero contaros lo que más me impactó. En un país considerado “pobre” por casi todos nosotros, escuchar de boca de un argentino la frase: ” ¡pobres españoles!” es algo que te hace reflexionar. Ocurrió cuando estábamos conversando acerca de los impuestos y tasas que se recaudan en España y no tenía más remedio que ir ennumerando uno tras otro. Esto está gravado, esto tasado, esto prohibido, esto multado…  Todo ello ocurría mientras me fumaba uno de los cigarrillos americanos que me habían costado alrededor de un euro por cajetilla y que en España (por nuestro bien) cuestan casi cinco veces más.

La entrada a Argentina desde Chile la realicé por el paso de los libertadores. Un túnel que atraviesa las montañas de la cordillera de los Andes a casi 3.200 metros de altitud.  Para llegar allí desde Santiago se recorre una carretera que es todo un espectáculo con sus larguísimas y empinadas cuestas en S.

En las aproximadamente dos horas que se tarda en esperar la cola correspondiente y realizar los trámites aduaneros ya se aprecian las primeras diferencias entre Argentina y Chile. Los controles argentinos son laxos. Todo lo contrario de lo que se experimenta a la vuelta. Así y todo, se tarda mucho en ellos. Por cada cuatro viajeros que despachaba el funcionario chileno en la comprobación de pasaportes, el funcionario argentino despachaba uno. Claro que, escribiendo a máquina tan sólo con el dedo índice de la mano derecha no debería extrañarme.

En el paso fronterizo, tanto a la ida como a la vuelta, tuve un recuerdo para todos aquellos mentecatos que se empeñan en poner nuevas fronteras, en lugar de quitarlas. Estoy seguro de que ninguno de ellos recuerda lo que son los trámites aduaneros por carretera, con sus colas correspondientes y registros de vehículos. También me acordé de sus progenitores.

Tras un par de detenciones prolongadas para desbloquear la carretera (las lluvias provocaron dos derrumbamientos que obstruyeron el camino), llegué a la terminal de autobuses. Allí encontré ya al primer cambista del mercado negro, que cambiaba los dólares a 9,50 pesos (cambio oficial 7,80) y los euros a 13 pesos cada uno (cambio oficial 11,15). Cambié algunos euros para los primeros gastos.  Luego, con algunos pesos en el bolsillo, pude negociar mejores cambios las siguientes dos veces. También cambié a 13,50 y a 14 pesos por euro. Para entonces ya sabía que el cambio teórico del mercado negro andaba por 14,80, pero tampoco me pareció razonable apretar en exceso un domingo. Soy amigo de remunerar justamente al que me proporciona un servicio. En la puerta de las casas de cambio hay siempre unos cuantos ciudadanos encantados de cambiar sus pesos por otras divisas. En un momento de apuro, incluso los empleados de las empresas de transporte realizan cambios a título particular.

Compré un periódico para ver un poco el ambiente que se respiraba en Argentina, y visité un supermercardo para constatar si era cierta la acusación del gobierno de escasez de productos. En el supermercado que yo estuve, encontré más variedad de productos que en un Eroski o Mercadona a los que estamos habituados. Los precios, en general, eran muy baratos para el estándar español, con la excepción de las bebidas alcohólicas, que son mas caras que en España. Esta cadena de supermercados , junto a otras, ha sido multada hace pocos días por el gobierno argentino, acusada de no ofrecer suficiente variedad de productos. Las diferentes cadenas han optado por pagar y callar. Sin embargo, la presión a la que son sometidas, provocará muy probablemente que acaben optando por abandonar Argentina, si la situación se prolonga.

Me llamó la atención otra medida que entró en vigor este pasado lunes 17 de febrero y estará vigente, al menos, tres meses. El gobierno ha prohibido la compra de dólares para importación a toda empresa que no sea una pyme. Las empresas grandes o multinacionales con casa matriz en el extranjero deberán buscarse la vida para conseguir esos dólares. Pueden realizar para ello emisiones denominadas en divisas en el extranjero (prácticamente imposible que consigan fondos por esta vía), o pedir esas divisas en préstamo a la casa matriz o a otras empresas. En resumen, para no deshacerse de sus ya escasas reservas en dólares, Argentina opta por un incremento en su endeudamiento externo, lo que disminuye aún más la confianza en su moneda y la debilita.

Por si esto fuera poco, Argentina ha encargado a Brasil la fabricación de varias series de billetes nuevos de la denominación más alta que tienen: 100 pesos (unos 7-9 euros según el cambio que apliquemos) y hay serias sospechas de que la numeración de muchos de ellos está duplicada, por lo que nadie sabe con certeza la cantidad de dinero que hay emitida en billetes. En todos los establecimientos noté una escasez enorme de moneda fraccionaria (0,25; 0,50 y 1 peso) y billetes de 2 y 5 pesos.

Pasemos ahora a la vida cotidiana de la gente. La inflación ronda ahora el 30% anual según estadísticas oficiales, pero no se las cree nadie (aunque hace dos días dieron por primera vez una cifra que ha parecido realista y ha provocado un alza espectacular en los precios de los bonos referenciados a la inflación) . Algunos sindicatos de funcionarios reclaman al Estado alzas de salarios de un 45%. La contrapropuesta del gobierno es subir un 25% en tres tramos (8-8 y 9 cada tres meses) lo que viene a equivaler a un 15% real. Las huelgas se suceden, pero los resultados de las mismas parecen escasos.

A pesar de todo esto, me explicaron que Cristina Fernández tiene casi asegurada una nueva victoria si se presenta a próximas elecciones. El gobierno se encarga de aplicar numerosos subsidios a una amplia base de la población, a la vez que impide que salga de la pobreza con sus políticas suicidas. Pero esta parte es incomprensible para muchos de ellos, mientras que las subvenciones son tangibles y, por tanto, obtienen agradecimiento. La mayor parte de la población agradece a CFK sus dádivas envenenadas. Por cierto, no se engañen. En Venezuela sucede lo mismo, aunque el hambre haya echado a una parte de la población a la calle. No es fácil desbancar democráticamente a un gobierno populista. Si, alguna vez, triunfa el movimiento en contra de Maduro que se está desarrollando en Venezuela, es muy probable que pase a gobernar otro individuo semejante.

También me comentaron que ya circula, entre los empleados de las empresas, la consigna de ir haciendo poco a poco acopio de alimentos, por si se alcanzase en Argentina el nivel de escasez que han sufrido los venezolanos.

Hablemos de gastos fijos de una vivienda. Unos 150 euros de alquiler para un piso de unos 80 m2, unos 15 euros mensuales de electricidad  que se ven reducidos a la mitad por subvenciones, unos 5 euros mensuales de agua y otro tanto de gas. ¿Les extraña lo de “pobres españoles”?

Para completar el panorama diremos que allí he conocido uno de los productos financieros mas complejos que he visto nunca. No lo ofrecen los bancos, sino las financieras de automóviles (estas compañías fueron hace muchos años pioneras en la utilización de derivados). Voy a intentar explicarlo.

Adquirir un vehículo es relativamente caro. No está al alcance de todo el mundo. Y tampoco lo está la financiación de esa compra. Al menos poniendo como garantía los ingresos regulares. Sin embargo, el nivel de economía sumergida es tremendamente alto. Mucha gente saca ingresos extraordinarios de una u otra forma. La más sencilla suele ser comprar y vender divisas en el mercado paralelo, al margen de los circuitos oficiales.

De esta forma, hay quien podría hacer frente a un pago de 3000 pesos mensuales, pero no podría obtener un préstamo para pagar la totalidad del precio de un coche, por el cual tuviera que pagar una mensualidad de dicho importe.

A este tipo de personas, bastante numeroso, las financieras de los automóviles les ofrecen un producto financiero que deja en pañales la complejidad de productos supuestamente complejos como los swaps de tipos de interés o las cláusulas suelo de las hipotecas. Estos productos son mucho más sencillos que el que voy a contarles.

Cada individuo participante pasa a formar parte de un grupo cerrado de unas 100 personas. Cada uno de ellos se obliga a aportar cada mes a la financiera la cantidad de 3000 pesos (la cifra es aproximada). Si un mes falla en el pago, deberá ponerse al día en los siguientes vencimientos con los intereses correspondientes. Si falla en un número determinado de los mismos, queda fuera del grupo y pierde lo aportado hasta el momento.  Hay un detalle más. el grupo también tiene efecto sobre el individuo.  Si fallan en el pago un número suficientemente alto de personas durante varios meses, el grupo se disuelve y todos los participantes pierden una buena parte de lo aportado.

Cada año se realizan dos sorteos en el grupo. En cada uno de los sorteos, unos cuantos individuos pueden acceder inmediatamente a un vehículo que pasa a ser de su propiedad y la financiera les concede automáticamente un préstamo por la cantidad que les faltaría por pagar. La diferencia con su situación anterior radica en que pasan a depender tan sólo de si mismos y a poder disfrutar de un vehículo.

Los individuos tienen una opción a su favor, emitida por la financiera, que les permite (siempre que estén perfectamente al corriente de pago) solicitar el préstamo y el vehículo a partir del segundo o tercer año de haber suscrito el producto.

En pura teoría financiera, todos deberían ejercitar esta opción tan pronto como les fuera posible. No se hace así por dos razones. La primera es que el cupo de gente que puede hacerlo se limita al número de gente que puede ser agraciada en el sorteo. La segunda es que el producto es percibido como un producto de ahorro por los individuos en lugar de como un producto tremendamente complejo.

A pesar de su complejidad, este producto obedece a unas circunstancias específicas que se dan en Argentina, y facilita el acceso a los vehículos a los ciudadanos, a la vez que permite a las financieras de automóviles operar con cierta seguridad en un entramado económico complejo y, a las compañías automovilísticas, vender unos coches que proablemente no venderían si no existiera este producto.

En la Europa de las garantías y las regulaciones, este producto no podría existir. Las financieras deberían demostrar que sus clientes entienden perfectamente el producto, lo que casi nunca ocurre. Las compañías automovilísticas apenas venderían coches y los individuos no tendrían acceso a adquirir un vehículo. No siempre la defensa del supuesto interés del consumidor redunda en su beneficio.

Para terminar les hablaré de Jackie. Jackie es una mujer que es la auténtica nueva reina del narcotráfico en Argentina. Argentina ha pasado de ser un país consumidor de drogas a ser un país productor, como reconoció hace un mes uno de sus ministros, por mucho que al día siguiente, otro de ellos lo negase rotundamente. No voy a entrar en el tema de la droga en si mismo, sino a llamar la atención sobre una persona que está demostrando la capacidad de desplegar una crueldad y violencia que sólo se conocían en los cárteles más violentos de Méjico o Colombia.

En próximas entregas les iré hablando de Perú y Chile. Sean felices.

AÑADIDO

El catedrático de Derecho Mercantil D. Jesús Alfaro ha tenido a bien publicar un artículo sobre lo que yo identifico como un producto financiero complejo, y me lo ha hecho llegar. El lo identifica como un tipo societario y lo explica aquí en su blog sobre derecho mercantil. La deformación profesional ha mandado en mi caso. Gracias, D. Jesús. (En Twitter @jesusalfar )

Suelen decir que no hay cena gratis. Lo que no dicen tanto es que no hay subnormailidad gratis.

valla-Melilla¿Da vergüenza decir más, no? ¿España no es capaz de hacer una valla ahí, que no se puede trepar? ¿O de forma tan difícil que para cuando llegue alguien al otro lado, le das dos leches, lo sacas por una portezuela, y media vuelta?

Una idea de aperitivo para el Ministro del Interior más sutil que hemos tenido después de Corcuera.

valla-melilla-2Supongo que alambre de espino, corriente eléctrica, y otros prodigios de defensa pasiva, son excesivos para nuestra sensibilidad de tarados mentales.

En ese caso, también hay solución. Reconocer como somos. Por ejemplo, perfectamante inútiles por el lado del PP. Y que el PSOE siempre lo va a usar para atacar al gobierno, en vez de plantear soluciones. Y una vez asumido, quitar la frontera, y ponerla al otro lado del estrecho. Mucho más barato. Solo harían falta unos chiringuitos en la playa, para recepción festiva de las pateras. El ahorro podría dar para añadir psicólogos de apoyo, y profesores de alianza de civilizaciones junto a los camareros del chiringuito. Ah, y carretadas de papeles para todos.

Si yo fuera Mojamé, pondría una autopista con autobuses gratis hasta la valla de Melilla. Hasta podría recuperar el dinero con una casa de apuestas. Algo así como las carreras de caballos, pero con paisas. Un dorsal bien visible a la espalda, y gana el que acierte quién llega primero. O el que tenga más aciertos entre los 250 primeros de esa tanda. Con tele y todo. Y moros haciendo de jueces, pegaditos a la vallla, para lista de ganadores. Seguro que hasta los españoles apostábamos. Un pastón. El Salto de la Valla, Apuestas Islámicas Reunidas S.A.

No es nada difícil echarte de un sitio. Basta con que quedarte te salga mucho más caro que irte. Sí, las ganas podrían desequilibar la ecuación, pero mucha cara de ganas no tenemos.

Luis  Bouza-Brey

El problema esencial de la supervivencia de la libertad en España, y de su misma subsistencia como país, es que el régimen de libertades del 78 se instauró en base a unos presupuestos que han demostrado ser falsos:

Se pensó que aceptando parte de los objetivos del nacionalismo éste terminaría integrándose en el conjunto y renunciando —como hicieron las demás ideologías— a sus objetivos máximos. Hoy se ve que esa esperanza era infundada: el nacionalismo es etnicismo, es decir, una ideología que pretende crear una sociedad uniforme, producida por la imposición en todo su territorio de los rasgos culturales de una etnia a las demás, eliminando el pluralismo cultural preexistente en su interior y las relaciones de convivencia con el exterior basadas en la igualdad y la solidaridad.

Ante este etnicismo autoritario o totalitario, la idea fundacional del régimen del 78 de construir una España plural y abierta, igualitaria y solidaria, ha fracasado: los etnonacionalismos “han vuelto por sus fueros” precontemporàneos, demostrando que la atenuación de sus objetivos era mera táctica transitoria para alcanzar una situación favorable final, derivada de un “proceso” de acumulación de poder que les permitiera imponer sus objetivos máximos de sociedad uniforme, monolingüe e independiente.

Este proceso, en el País Vasco se ha impuesto mediante el uso de la violencia; en Cataluña, mediante la astucia ladina el adoctrinamiento y la propaganda, pero ahora, la maduración del mismo les lleva ya a confluir a ambos nacionalismos hacia el objetivo final de derribar el Estado común y destruir la unidad nacional de España.

Lo que es necesario es que la sociedad española y sus gobernantes despierten del sueño iluso de la transición y el régimen del 78: es preciso combatir abierta y contundentemente el etnicismo y sus trampas, imponer la voluntad mayoritaria del conjunto mediante el uso de los medios constitucionales previstos para corregir la deslealtad y el golpismo nacionalista, restaurar la unidad del país y reformar una Constitución inadecuada para mantener la unidad desde la pluralidad.

Mientras la sociedad española, en todos sus territorios, no sea capaz de percibir que tiene a los enemigos de la libertad en su propia casa y resulte incapaz de obrar en consecuencia, seguirá autodestruyéndose y permitiendo la instauración de regímenes opuestos a la libertad en esta península desdichada, que terminará por no ser capaz de integrarse en Europa.

El etnonacionalismo, como sostengo hace tiempo, es una ideología que hace de la necedad virtud, llamando a la opresión liberación, al monolitismo pluralidad, y a una etnia nación.

Luis Bouza-Brey

COLLAGE: EPPUR SI MUOVE

Galileo B.-B.
Uno tiene la sensación de que algo comienza a moverse, como un balbuceo, en buena dirección, y que el país empieza a desperezarse con movimientos que emergen bajo la epidermis.
Yo lo veo así, contemplando algunos acontecimientos de estos días, de los que paso a haceros referencia mediante una selección de vínculos:

“Abascal y Ortega Lara le montan a Rajoy la primera escisión del PP en dos décadas”, noticia en “El Confidencial” del 15-1-14.

“Europa abronca a España por los casos de corrupción”, noticia en “El Imparcial” del 15-1-14.

“Adiós, Rubalcaba. Adiós”. Artículo de Olegario Ortega en “Crónica Global” del 15-1-14.

En síntesis, creo que los dos partidos mayoritarios comienzan a tambalearse, y que Europa empieza a removerse ante la crisis del sistema. El régimen “si muove”… Falta un movimiento más de la situación: que entre “Movimiento Ciudadano”, abstencionistas y Abascal (“Vox”) le hagan un buen agujero a los grandes en las europeas.

Galileo Bouza.

El Akademik Shokalsky está ya libre del hielo, navegando a 7 nudos hacia Invercargill, Nueva Zelanda. Su puerto base. Tardarán unos seis días.

Los científicos / turistas fueron “salvados” del barco el 2 de enero, cuando el helicóptero del rompehielos chino Xue Long los trasladó al rompehielos australiano Aurora Australis.

abandono-akademik-shokalskiyLa foto es del National Geographic. Hay más aquí:

En el National Geographic se descojonan de los científicos / turistas calentólogos:

No les ven mucho Espíritu de Mawson (el nombre de la expedición):

Para muchos aventureros veteranos, la actitud del equipo ha sido difícil de tragar. Parece presagiar un nuevo tipo de derecho, en el que la gente que se mete en serios problemas dan por supuesto que otros arriesgarán sus vidas para salvarlos.

No lo dice el NG, pero dan además por supuesto que los demás también pondrán a su disposición todos sus recursos. Cuatro rompehielos de Australia, China, Francia y USA han perdido una parte muy notable del tiempo de su campaña de verano en la Antártida, atendiendo a las necesidades de los científicos de verdad en sus bases de investigación.

Pero ahora nos encontramos no solo ante la ironía del nuevo sinificado de Espíritu de Mawson. Resulta que todo ese formidable rescate fue para traerlos antes a casa. Si hubieran estado en peligro, si el capitán del Akademik Shokalskiy hubiera pensado que las vidas corrían peligro, no hubiera dejado en el barco la tripulación completa (22). Ya lo dijo en su momento: No pasa nada; esperaremos a que cambie el viento, y disperse el hielo que nos ha encerrado. Y así ha sido.

Hay quien señala que se iban a quedar cortos de alimentos frescos. La expedición tenía previsto su final el 4 de enero. Ahora parece que el barco llegará a puerto hacia el 13. ¿No podían tirar de latas, una semana, los aguerridos miembros de una expedición que se llama Espíritu de Mawson?

Pues bién, la gracia es que en este momento, la situación de los pasajeros “salvados” y de la tripulación que no necesitaba salvamento, es esta:

akademik-shokalskiy-aurora-australisSeguramente Aurora Australis es más rápido. Pero es que todavía está en la base Casey, a donde se dirigió, después del “rescate”, para acabar las operaciones que tenían pendientes. Se puede ver si situación en Marine Traffic:

¿Cuándo acabará, y zarpará para Hobart? Esa es la irónica apuesta; ¿quién llegará primero?

ironic-bet-spiritofmawson

Fernando López Mirones

nos sugiere

El mono Egoísta – La tribu de la corbata

Tras el éxito de UltimAtun [-->], Fernando apuntó a otro documental suyo que podemos disfrutar desde Youtube.

Hoy se publican en “Libertad Digital” sendos artículos de Inés Ariimadast, diputada de Ciudadanos, y de Federico Jimènez Losantos, Presidente y fundador del periódico.

SOS ESPAÑA“, de la Diputada, plantea la necesidad de clarificar que en Cataluña, además de los nacionalistas, existe un amplio número de catalanes que se oponen a éstos.

Federico Jiménez Losantos, en “Cataluña debe saber lo que cuesta el separatismo”, da un paso más, afirmando que sólo interviniendo la autonomía se puede detener el nacionalismo, evitando que éste acabe con la igualdad democrática entre todos los españoles.

Los dos artículos plantean el núcleo central del problema catalán: el del pluralismo de Cataluña y el de la esquizofrenia paranoide del  etnonacionalismo,  y Jiménez Losantos formula ya la terapia para resolverlo.

Mi opinión coincide en su conjunto con la de Jiménez, y creo que se debe presionar al Gobierno y los partidos nacionales para que no piquen el anzuelo de  “terceras vías” que buscan alcanzar los objetivos del privilegio monolingüista, fiscal  e institucional mediante la amenaza independentista.

Creo, por otra parte que esta última es la amenaza de un Golpe de Estado que debe ser contestada y detenida con contundencia.

De manera que ambas, la amenaza independentista y el chantaje del objetivo de conseguir el privilegio, obligan a afrontar decididamente la crisis de Estado planteada por el nacionalismo catalàn cuanto antes y sin paños calientes que lo reforzarían.

La terapia puede ser variada, como pedir el procesamiento e inhabilitación de los cabecillas de la conspiración y designar un Presidente y un Consejo de Salvación que recuperen el rumbo de Cataluña; o bien, paralizar el referèndum ilegal y suspender totalmente la autonomía.

Pero, sea cual sea la terapia a a adoptar, no se puede continuar con la parálisis actual, que obligaría a actuar de prisa y corriendo en septiembre de 2014 para impedir el referéndum, lo que abriría el camino a unas elecciones victimistas con características plebiscitarias. Se hace preciso actuar con urgencia y contundencia para frenar el proceso golpista iniciado.

Hace algo más de un año que os informé sobre mi experiencia iPad, y como ésta ha aumentado bastante y sigo enamorado de él, me parece interesante informaros de diversas novedades. En primer lugar, deseo decirnos que el iPad me ha mutado: hasta su adquisición había sido siempre un usuario intenso del PC-WINDOWS; pero desde que conocí el dispositivo del que estoy tratando, comencé a cambiar mis preferencias, de tal modo que hoy soy un applófilo, con un Mac de sobremesa, un Macbook portátil, un iPod, un iPad tres y, últimamente, un iPad Air, recièn comprado.

Esta filia deriva  de que todos los dispositivos Apple se conectan automáticamente por medio de iCloud, de tal manera que siempre dispones de toda tu información estés donde estés.

Además, los sistemas operativos de Apple son muy ágiles y efectivos, y a través de la Apple Store disponen de cualquier aplicación para todo lo que desees, a un precio muy bajo y con muy alta calidad.

Este es mi contexto de herramientas, derivado de la mutación experimentada que os mencionaba anteriormente. Pero deseo entrar ya en las novedades recientes, que me parecen de alto interés:

En primer lugar, el nuevo iPad Air, puesto a la venta recientemente, es una herramienta extraordinaria, muy rápida, con una pantalla susceptible de rellenarse con un número muy elevado de píxels e imágenes muy completas, y además puede alcanzar una capacidad de almacenamiento de hasta 128 Gb. Por consiguiente, el iPad Air es una herramienta perfecta  para el trabajo informático, también gracias a su sistema Wifi o 3G. Os lo recomiendo.

Por otra parte, y este es mi nuevo hallazgo que consideró muy relevante, siempre he indicado que el iPad, al no tener un verdadero puerto USB de funciones universales, tenía un problema de comunicación que se podía solventar hasta cierto punto con los servidores en “la nube”. Pero cuando necesitas trasvasar gran cantidad de información o ficheros muy grandes, el sistema de almacenamiento en la nube no funciona correctamente, pues el trasvase de información es muy lento o se bloquea al enfrentarse a ficheros grandes.

Este ha sido el problema con el que he tenido que enfrentarme recientemente, y que me ha tenido enredado hasta que he descubierto un disco duro externo con Wifi, como es el caso del  Wi-Drive de Kingston, que me lo ha resuelto de raíz y con una gran eficacia: se puede conectar y transmitir información por USB con el ordenador de sobremesa, almacenar en su interior (del Wi-drive)  grandes cantidades de Gigabytes, y luego transferirla por wifi al iPad.

¡Problema resuelto! Espero que esta información os haya sido de utilidad y servido de diversión frente a la obsesión del hundimiento del régimen que estamos viviendo. Estos días volveré a centrarme en esta faena, pues parece que el país comienza a despertar: Rajoy habla, Rubalcaba se reconvierte para hacer frente al problema, Movimiento Ciudadano se pone en marcha, y Susana Díez hace de catalizador de un nuevo micro clima en el PSOE.

Pronto os enviaré dos nuevas entradas: una sobre las patologías de la libertad en España, y otra encuadrada en la serie sobré a dónde va Ciudadanos.

Hasta pronto.

solos

Es la votación de la ley de educación, de Wert, o como se llame. La foto y citas vienen del Huffington Post:

No he seguido el caso. Me deprime. Apuesto que la ley es mala, y que los contarios a la ley -muy bien acompañados por los etarras- son peores. Pero alucino con los huevos del Huffington Post y el progretariado. Sólos, tú. 182, pero solos. Y sin etarras. Y sin Tardá.

No durará. La única cosa que ha metido el PP en educación se derogó en cinco minutos. En España lo que dura son las leyes de educación de los que van acompañados por los que dicen odiar España. Y es que somos gente de compañía. ¿Cómo les llaman cuando no quieren decir putas? Escorts, o algo así. Eso, de compañía.

El Huffington Post tiene una selección de críticas a la ley, de los parlamentarios acompañados. Supongo que habrán elegido los mejores argumentos. No es mi selección, no se me acuse de ella.

Tardá:

  • Fanatismo que no tiene perdón.
  • Cruzada nacional católica de los tiempos del NODO.
  • No pasarán (coño, de Madrit)
  • De mala gente estamos hartos
  • Franco intentó matar nuestra lengua, y no lo consiguió. Usted tampoco.

El etarra:

  • Una auténtica bomba en el corazón de nuestro pueblo.
  • Ley españolizadora, centralizadora, adoctrinadora y elitista.

Joan Baldoví (Compromís)

  • Hasta que el PP pierda la mayoría absoluta.

Mario Bedera (PSOE)

  • Onanismo legislativo.

Claridad García (Izquierda plural)

  • Nace muerta. Una ley segregadora, privatizadora y mercantilista.

Isabel Sánchez (UPN)

  • Un mesianismo educativo basado en una mayoría laminadora.

El Huffington Post (agencias, dice) destaca estas novedades.

Entre las novedades de la nueva normativa, destaca la introducción de evaluaciones nacionales al final de cada etapa, diseñadas por el Gobierno. Además, las asignaturas estarán agrupadas en tres bloques: troncales, específicas y de libre configuración. El horario y currículo de las primeras lo definirá el Ejecutivo, mientras que las comunidades autónomas se encargarán de las específicas.

La polémica asignatura de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos se elimina del currículo y se crea Valores, una alternativa a la materia de Religión, que también será calificada. Además, blinda los conciertos a los centros de educación diferenciada y propone una mayor autonomía de los centros, cuyos directores tendrán que ser acreditados.

O sea que la mitad de la discusión debe consistir en quién mamonea la educación, si el gobierno central o las taifitas, y la otra mitad en si meten doctrina A o doctrina B. Ese debe ser todo el problema de la educación en España, según los padres de la la patria – o patrias. La cuestión. El quid.

Lo único que suena bien es lo de mayor autonomía a los centros, y que parece que les da fuerza sobre los consejos escolares (padres, alumnos, profesores).  Yo no apartaría a los profesores, siempre que demuestren ser buenos. Resultados, vaya.

También parece “permitir” la segregación sexual, cosa que debe ser muy ofensiva.

Dos notas.

Me sigue impresionando la presencia que hubo de la extraterrestre Inger Enkvist en el parlamento de Cataluña. ¿No habría forma de quitar la educación de las manos, no solo de las autonomías, sino de los políticos? Me dirán que eso es quitarla de las manos del pueblo, a quien los políticos representan. Pero no es que dude de esa representatividad, es que también dudo del pueblo. Un pueblo que no reacciona al espectáculo de estos subnormales, a los que vota, mucha confianza -ni respeto- no merece. No sé cómo se podría hacer, pero supongo que es bueno el camino de la autonomía de centros ¡y profesores!, y de que la gente pueda elegir el centro con facilidad. Y que los padres y alumnos no opinen exactamente nada. Tendrían la opinión (y responsabilidad) principal: elegir el centro.

Segunda nota:

José Antonio Marina: La hora de los docentes.

Apuesta: El PP de Mariano, El Aguerrido, se dará el hostión (y desde luego con mi total indiferencia). Quitarán esta ley, y pondrán una llena de compañía y todo tipo de escorts. Seguiremos bajando puntos PISA. Seguiremos proclamando que tenemos “la generación mejor formada de la historia de España”. O Vasquilandia, o lo que toque entonces; en eso no iba a haber diferencia. Seríamos vasqui-asnos, en vez de hispani-asnos, y no se podrán distinguir ni con lupa. La corrupción seguirá muy bien, muchas gracias. Y a los padres no les dirán -ni ellos se molestarán en averiguar- que el factor individual más importante a la hora de influir en el sueldo futuro de sus hijos, es la calidad de los profesores que hayan padecido. Pero la calidad no se mide ni por la doctrina, ni por la puta lengua en la que se imparta. Que es lo único que parece preocupar a nuestros asnos parlamentarios.

Desde el blog de Dienekes, cinco vídeos de 20 minutos con microconferencias desde el Centro de Investigación y Entrenamiento Académico de Antropogenía (CARTA –>):

El Origen de Nosotros

La entrada y comentarios en Dienekes:

RIVERA

a

a

Luis Bouza-Brey, 6-8-13

a

Creo que Ciudadanos tiene que encontrar su espacio y función en la política española, y estoy convencido que ambos se están perfilando cada vez con mayor nitidez.

El régimen del 78 está dando sus últimas boqueadas, a causa de su perversión y corrupción, habiéndose transformado en una sucia oligarquía de taifas corruptas. Oligarquía y caciquismo, como diría Joaquín Costa, han vuelto a renacer descaradamente en nuestra vida política, con modos autoritarios y cínicos que han terminado por hundir el régimen. Y UPyD, uno de los últimos recién llegados, constituye uno de los arquetipos del fallo catastrófico emergente de la transición: autoritarismo, oligarquía en la cúspide, y trilerismo cínico en los fundamentos del comportamiento, acompañados de servilismo hacia el centro y caciquismo en la periferia, ejercido por despabiladillos ágiles en la ocupación de posiciones de poder local.

Esa ha sido la resultante del proceso de fundación de UPyD, y eso ya no hay quien lo arregle, pues impregna la esencia de su constitución.

Ciudadanos, por el contrario, pese a haber experimentado algunas patologías hispánicas en sus principios, creo que ha ido superándolas gracias a su lucidez y valentía en hacer frente a uno de los ejes políticos básicos del règimen de la transición, el nacionalismo catalán, con su corrupción material endèmica y su corrupción mental derivada de la traición, el oportunismo bisagrista y la mentira de su estrategia y táctica de “la puta y la ramoneta”, orientadas al desmantelamiento y destrucción del Estado español y la consecución de un nuevo Estado catalán.

Por eso Ciudadanos ha superado sus patologías iniciales, y hoy constituye la única esperanza de defensa de una democracia verdadera, frente al pasteleo corrupto de los demàs.

Pero a Ciudadanos le falta por dar el paso definitivo para su consolidación estructural y funcional: trasladar su ámbito de acción al conjunto de España; convertirse en el actor capaz de Regenerar el país en su conjunto, limpiándolo de suciedad por medio de una revisión constitucional que elimine los rasgos oligárquicos y suicidas del sistema. —léase, sistema electoral, ineficacia y dependencia judicial y desintegración territorial—.

Y para conseguir ese gran objetivo, Ciudadanos tiene que ser consciente de que ese es su papel, y construir las herramientas y apoyos necesarios para ello, ya sea mediante la alimentación de un Movimiento Democrático en el conjunto de España, ya sea promoviendo las alianzas necesarias con uno o los dos grandes partidos, una vez que estos comiencen a resucitar de las crisis sobrevinientes de la corrupción del régimen de la transición.

Ciudadanos debería defender ya la necesidad de un Pacto de Estado por la Regeneración de España, impulsando y propagando la necesidad de que emerjan en el PP y el PSOE las fuerzas y transformaciones necesarias para ello. Los dos grandes partidos tienen que experimentar un proceso de catarsis del que habràn de surgir nuevas orientaciones y liderazgos y el papel estructural y funcional de Ciudadanos es impulsar ese proceso con una política cuyo ejemplo y lucha competitiva los obligue a iniciarlo.

A mi juicio, Ciudadanos cometería un gran error si se quedara encerrado en Cataluña o si cediera su espacio a una UPyD que constituye el epítome de un final de régimen, con su autoritarismo, trilerismo y caciquismo partidarios.

Juan Tapia en “El Confidencial” del 23-7-13

a

Con un breve comentario al final:

a

HABERLOS HAYLOS

a

Luis Bouza-Brey

a

Hace tres días, Juan Tapia escribió un artículo en “El Confidencial” que me pareció digno de comentario, que envié al periódico. Pero mi comentario, como los que le precedían, debió parecer tan inadecuado según algún criterio indefinible, que lo suprimieron, junto con todos los anteriores. Por eso recurro a la publicación de ambos, artículo y comentario, en Plaza Moyúa, pues creo que se refieren a un tabú a superar (Luis Bouza-Brey)

a

Nadie en Cataluña conocía a Juan Carlos Gafo hasta que la semana pasado puso el tuit: “Catalanes de mierda. No se merecen nada”. En una democracia debe haber libertad, incluso para insultar, pero lo intolerable es que el desconocido Gago era nada menos que director adjunto de la Marca España. Que el segundo mandamás de los que tienen que consolidar la imagen de España siga la senda de Luis de Galinsoga –aquel biógrafo de Franco y director de La Vanguardia que en 1960 fue cesado por el dictador por decir en una iglesia, tras una plática en catalán, que “todos los catalanes son una mierda”- es terrible. Repito: terrible. Que quien debe vender la Marca España ataque al 18% de la población española que produce el 20% del PIB muestra una peligrosa tendencia suicida de cierta clase dirigente madrileña.

La diputada Carme Chacón ha dicho que alimenta el fanatismo. Se equivoca: no alimenta ningún fanatismo, sino el sentir amplio de muchos catalanes que tras las campañas contra el Estatut, el boicot a los productos catalanes, la sentencia del Tribunal Constitucional y los dimes y diretes de los ministros Wert y Montoro, se preguntan legítimamente si España es el marco idóneo –más allá del existente- para que Cataluña ‘progrese adecuadamente’. Gafo legitima el creciente sentimiento independentista. Y es grave porque en un estado de crispación generalizada –así está España desde hace años- los sentimientos pueden acabar venciendo a la razón que dice que España y Cataluña serían –las dos- más débiles si no consiguieran entenderse.
Y hay errores serios y malas costumbres que perjudican seriamente nuestra imagen cuando –crisis de modelo productivo y dificultades serias de financiación- menos lo necesitaríamos. En Pescanova han quedado atrapados bancos de todo el mundo. Y la semana pasada la EBA (European Banking Authority) publicó un informe en el que se veía que España –cuya banca ha tenido que ser recatada por los países del euro con un crédito a bajo interés de 100.000 millones, de los que hasta el momento se han usado 41.000- es precisamente el país europeo en el que los altos ejecutivos bancarios cobran más.

Pescanova, los salarios de los banqueros de un país cuyo sistema financiero ha tenido que ser rescatado, la sospecha de financiación ilegal de los partidos de gobierno en España y Cataluña, los ERE de Andalucía…son noticias que no pueden sino dañar la confianza y hacer naufragar la iniciativa de la Marca España

En el 2011 el ingreso medio de los 125 banqueros españoles que ganaron más de un millón de euros fue de 2,44 millones frente a una media de 1,8 millones de los 170 banqueros alemanes en esas condiciones, o la de 1,6 millones de los 162 franceses, o la de 1,4 millones de los 2.436 banqueros de la poderosa City londinense. O sea, que el país que tiene que recurrir a la caridad europea para evitar el desmoronamiento de su sistema bancario es precisamente aquel en el que los banqueros se forran más.
La misma semana, el Fondo Monetario Internacional (que no está dirigido por Coscubiela) publicaba otro informe sobre nuestra banca en el que dice que el crédito no circula y que para que lo haga y mejore la eficiencia del sistema bancario hay que limitar los pagos de dividendo en metálico y los ingresos, especialmente los variables, de los altos ejecutivos bancarios. No son desde luego noticias para animar la inversión y la confianza en España.
Y si vamos a la política las cosas están incluso peor. El Financial Times y The Economist, dos medios de la primera división de la prensa anglosajona, han señalado con alarma la trama de financiación ilegal del PP por parte de grandes empresas y constructoras, a cambio de obra y contratos públicos, con la que el partido afrontaba actividades y sobresueldos. Tras ser negados dichos extremos por los máximos dirigentes del PP –incluido el presidente del Gobierno-, el domingo El Mundo publicó una encuesta que asegura que más del 80% de los españoles creen las acusaciones de Bárcenas, el tesorero del PP que ha ‘ahorrado’ unos 47 millones en Suiza. Y hasta ayer el presidente Rajoy no se dignó comunicar que estaba dispuesto a comparecer en el Parlamento. No es que la pérfida Albión nos quiera meter el dedo en el ojo, es que algunas conductas no son homologables.
En Cataluña pasan cosas parecidas. El juez Pijoan, no alguien en prisión preventiva –como bien dijo por una vez la diputada del PP Sánchez-Camacho- ha abierto juicio oral asegurando que CDC se financiaba ilegalmente y que lo hacía a través de la trama de Fèlix Millet, un estafador de la alta sociedad catalana que ha sustraído de la institución cultural del Palau de la Música –que recibe ayudas públicas- treinta millones de euros, diez de los cuales el juez no ha logrado (gracias a la colaboración del sistema bancario) saber dónde han acabado. Parece que en financiación irregular del partido dominante, Cataluña se parece bastante a España. Y el president, que hace poco impulsaba un pacto contra la corrupción, no comparecerá hasta el 31 de julio, evidentemente la mejor fecha y la más próxima posible.
Y para acabar, ahí sigue flotando el escándalo de los ERE de la juez Alaya, que afecta gravemente al PSOE andaluz. Cierto que en todas partes cuecen habas, pero a nosotros no nos conviene ocupar las cabeceras de la prensa más solvente del mundo con estas legumbres. No incrementan la confianza en España (ni en Cataluña) y lo pagaremos caro a la hora de endeudarnos o refinanciarnos.
En este momento, lo peor no es la descomunal estulticia del señor Gago sobre los “catalanes de mierda”. Lo peor sería que la prensa anglosajona y europea llegara a hablar de “Españoles (y catalanes) de m…”

Breve comentario final:

a

aHABERLOS HAYLOS

a
Luis Bouza-Brey

El Sr. Tapia, en sus artículos, sigue una pauta característica de su posicionamiento político: siempre se inclina a favor del etnonacionalismo catalán y defiende que los insultos, la cerrazón, la tergiversación de las cosas, la mentira y el adoctrinamiento de aquél se soporten en silencio.
Uno no es catalán de origen, pero lleva viviendo cuarenta y tres años en Cataluña, está casado con una catalana, lleva a su hija al sistema educativo de Cataluña, y de vez en cuando tiene que soportar la propaganda asfixiante y franquista de TV3 y demás medios subvencionados por el etnonacionalismo.
Y acaba uno hartándose del empobrecimiento mental, cultural, moral y económico inducido por este nacionalismo catalán difuso que impregna todo. Y desesperándose ante la ceguera política del pueblo catalán, que se deja embaucar por tramposos, ladrones de guante blanco y locos irresponsables, y continúa votándolos y creyéndose sus mentiras.
Así que, como catalán, Sr. Tapia quiero decirle que hay catalanes de mierda, y son muchos, comenzando por los golpistas que propugnan la secesión, continuando por todos los paniaguados que los apoyan, siguiendo por los cretinos oportunistas que se apuntan al carro de los que piensan vencedores, y finalizando con los borregos que se tragan cualquier cosa que les cuenten en el nombre de Cataluña.

Y gracias a tanto catalán de mierda, que no es capaz de aprender las lecciones de la Historia, así como gracias a otros españoles de mierda que sólo van a lo suyo y roban a manos llenas a los demás, estamos mandando el país al infierno.

Por eso le diré, Sr. Tapia, que hay mucho catalán de mierda, aunque también hay magníficos catalanes capaces de no comulgar con las piedras de molino del nacionalismo étnico. Hay catalanes abiertos al pluralismo de su sociedad, que se sienten tan catalanes como españoles, conscientes de que están en un régimen de excepción muy poco parecido a la democracia, y que desean respirar aire puro de una vez. El problema es cómo hacer para salir del pozo. ¿Quizás con Ciudadanos, viendo el aconchabamiento del PP con las mentiras nacionalistas?
Resumo, Sr. Tapia, hay muchos catalanes de mierda y muchos magníficos catalanes. ¿Con cuáles de ellos está Vd?

RICOS

JON JUARISTI, ABC, 7 de julio de 2013 

Juaristi no es socialdemócrata, que uno sepa, aunque los que defienden que bajar impuestos (sobre todo a los ricos) es de izquierdas, tampoco.

En fin, coincido con Juaristi, pese a que yo sí, me considero socialista, a fuer de liberal, pero no apoyo a ese neoliberalismo que tan bien retrata Juaristi.

Os envío este artículo, porque supongo que os puede interesar, aunque siempre puede aparecer el genio de turno a barbotar insultos.

Me interesan vuestras opiniones, PM, Viejecita, Mikel –si es que andas por aquí—, Sefuela, Tuci, Maleni, Al y demás compañeros…. Bueno, siento que sea domingo, pero este es un tema de envergadura que puede dar mucho de sí.

Un saludo

Luis Bouza-Brey

EN la entrevista concedida por Angela Merkel a los periódicos del grupo Europa y publicada por todos ellos el pasado martes, la canciller alemana reparte leña en todas direcciones, pero ataca por vez primera la irresponsabilidad de los ricos. Parece, por tanto, que la crítica a las actitudes insolidarias y antipatrióticas de buena parte de las elites económicas ya no es exclusiva del papa Francisco y de sus amigos judíos de Argentina. Difícilmente se podrá acusar de peronismo a la señora Merkel.

Algunos sedicentes liberales podrán seguir jugando al avestruz y repitiendo hasta el aburrimiento sus cuatro dogmas. Podrán seguir paseando por sus foros a supuestos filósofos que atribuyen el cabreo de los damnificados por la crisis a ignorancia infantil de las leyes del mercado y, de paso, predican la necesidad de destruir lo que queda del Estado del Bienestar, cuando no de la democracia en su conjunto para sustituirla por nuevas monarquías absolutas. Extraño liberalismo, tan parecido a la utopía regresiva de los vizcondes franceses, con la diferencia a favor de éstos de que no les preocupaba lo más mínimo pasar por antimodernos. Puestos a regurgitar sus teorías, resultarían menos indigestas las originales que las copias chapuceras, y sería más edificante para el espíritu discutir las enormidades de los emigrés o del padre Salvá que dedicar un minuto a las tonterías sobre la vuelta al patrón oro o a la apología de las autocracias árabes y a la defensa –antisemita, por ciertode la puesta en circulación del dinar califal.

Y luego vapulearán a los progres por supeditar la realidad a las abstracciones y a los clichés. Nada más parecido a ello que cierto liberalismo ideológico incapaz de someter sus doctrinarismos a la prueba de la realidad, y la realidad es que, como lo ha dicho Angela Merkel, los capitales huyen y que los evasores siguen siendo legión con o sin medidas de ajuste. Es lo que separa nuestra época de la del thatcherismo. Los parámetros sociales son muy distintos. Refiriéndose a los Estados Unidos, Niall Ferguson ha descrito los efectos de la desaparición de las clases medias que tendían un puente entre ricos y pobres y aseguraban así la continuidad del sueño americano fundamentado en la movilidad social. Ya no hay sueño que valga. Según Ferguson, la sociedad americana se ha dividido entre una mayoría cada vez más depauperada y una casta privilegada, minoritaria y endogámica. Entre ambas, una distancia de fortuna que no cesa de ensancharse. Éste puede ser también el destino de Europa si sus ricos, contra lo que a la desesperada les ha pedido Ángela Merkel, se resisten a ser útiles.

Ante esa perspectiva, conviene volver a las enseñanzas que el liberalismo emergente sacó de la Historia cuando aún era capaz de ver sus dimensiones sociales sin perderse en meras especulaciones económicas. Conviene volver, por ejemplo, a las relaciones que Tocqueville estableció entre orden, función y privilegio en El Antiguo Régimen y laRevolución. Refiriéndose a la aristocracia francesa, Tocqueville observó que ésta empezó a ser odiada por el pueblo cuando, conservando sus privilegios, dejó de cumplir sus funciones. En realidad, no es indispensable recurrir a Tocqueville. Jovellanos advirtió exactamente lo mismo. El énfasis que puso en la censura moral de un estamento privilegiado al que él mismo pertenecía se ajustaba a idénticas pautas: cuando desaparece la función social, el privilegio se hace odioso. No es un lenguaje muy distinto el que hoy emplea el Papa Francisco al hablar de la función social de la propiedad o el de Angela Merkel cuando apela –desesperadamente– a la utilidad de los ricos.

Página siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 456 seguidores