otros


CAVILACIONES IMPROVISADAS

 

LUIS BOUZA-BREY, 27-1-15

 

¿Quedará el espacio político de la izquierda europea en manos del populismo?¿quedará el de la derecha en manos del antieuropeismo?

Estas son las preguntas que uno se hace ante los resultados de las elecciones europeas, los de las elecciones griegas, y el movimiento sísmico que se prepara en España.

Y la respuesta sintética que uno encuentra es que el buenismo multiculturalista, el relativismo y la parálisis institucional europea, sumados a la hegemonía del neoliberalismo durante décadas, la crisis de sus burbujas especulativas, y el anquilosamiento de la socialdemocracia, están produciendo este auge del populismo conservador y el del neocomunismo, el brote de yihad en las ciudades occidentales, y el peligro de derrumbe de la UE y de los sistemas políticos democráticos.

Si a todo esto le añadimos en España el crecimiento del particularismo etnicista en Cataluña y Euskadi y la crisis de Estado derivada del mismo, la implosión del PSC, la crisis del liderazgo del PSOE y la corrupción generalizada de los partidos fundamentales del régimen, uno intenta desentrañar en medio del caos cuáles pueden ser los “flotadores” a los que se puede asir el país, en este proceso de naufragio general.

Por eso, uno ve en “Ciudadanos” un elemento de esperanza, y en los movimientos de Susana Díaz en el PSOE, para reconstruir el liderazgo interno y externo del partido, dos de los “flotadores” en los que apoyar la regeneración de la vitalidad política del país, frente al prolongado período de degeneración que arrastramos desde hace varios años.

Por lo que respecta al PP, sería deseable que pudiera superar su crisis de inacción y corrupción, contribuyendo así al proceso de regeneración del país que resulta tan necesario.

El periódico “El Mundo” titula hoy una de sus noticias, “El PSOE sólo quiere ya a Susana Díaz como candidata“. Parece un titular muy rotundo, pero hace días que se observan movimientos en el sur, pues el PSOE no remonta en las encuestas, Pedro Sánchez manifiesta desorientación con Cataluña, declaraciones erráticas como las del Ministerio de Defensa o el art. 135 de la Constitución, y da, en general, la impresión de inconsistencia e improvisación. Sólo le faltaba perderse hasta con el GPS.

Por eso uno tiene la sensación de que el PSOE tiene prisa en asentar un nuevo liderazgo que frene la caída e impida que “Podemos” pueda continuar su construcción de hegemonía en la izquierda a su costa. Y Susana Díaz parece la persona adecuada para asentar el PSOE en la izquierda del centro, hacer políticas de Estado en Cataluña, antiterrorismo yihadista, posible reforma constitucional, entierro del sectarismo anti PP y definición, en general, de una orientación màs consistente y estable, y menos errática.

Parece indudable que “Podemos” está teniendo un efecto revulsivo sobre el sistema político, haciendo de catalizador de una reforma del régimen del 78, que, en mi opinión, debería enfocarse a la modificación de la fórmula electoral (arts. 68 y 69 de la Constitución, y ley de régimen electoral general) y del título VIII de la Constitución, referente al Estado Autonómico. Ambas reformas podrìan llevarse a cabo por el procedimiento de reforma menos rígido, y podrían lograr un consenso amplio de PP, PSOE, CIUDADANOS y UPyD, a fin de lograr un règimen más representativo y autèntico, que desmontara la oligarquía cleptocrática existente, y de vencer la perversión etnonacionalista del Estado Autonómico y las tendencias a la balcanización del país.

Un pacto de Estado por la Regeneración democrática y la reforma constitucional podría reducir el “efecto Podemos” a una dimensión asimilable, y evitar el derrumbe del Règimen reformándolo.

Susana Díaz podría ser la persona adecuada para desbloquear el PSOE y el sistema político. Me parece mucho màs deseable esta reforma que los inventos de “terceras vías” para satisfacer el nacionalismo etnicista, o el inmovilismo en la fórmula electoral actual, creadora de oligarquía partidaria, corrupción, y deslegitimación del sistema de libertades.

 

 

POSIBLE NUEVO ESCENARIO: MULTIPARTIDISMO Y REFORMA CONSTITUCIONAL

 

Luis Bouza-Brey, Cousas en 11-1-15

 

 

Comentario al artículo reseñado a continuación:

 

Albert Rivera” de la “UCI” política a seria amenaza al bipartidismo

 

Parece que al final la resultante de las próximas elecciones puede ser un sistema de cuatro grandes partidos (PP, PSOE, PODEMOS, CIUDADANOS) que tendrán que resolver el problema de la crisis institucional.

Excluyo a los nacionalistas, por ser unos de los principales causantes de la crisis y porque quieren resolverla mediante la secesión sediciosa.

Creo, por otra parte, que la crisis institucional tiene su causa en el régimen electoral y en el título VIII de la Constitución, referente al Estado autonómico. Ambos elementos deberían ser reformados, mediante el procedimiento de reforma no agravado.

Pero de los cuatro partidos, el PP no parece decidido a reformar estos asuntos, el PSOE delira con el federalismo asimétrico para apaciguar al nacionalismo ètnico, que terminaría de balcanizar el país; Podemos parece inclinarse por la ruptura de la Constitución mediante un proceso constituyente que liquidara la Monarquía, las relaciones con el Mundo Occidental y la UE, las relaciones con la Iglesia y el modelo económico, para aproximarnos al “socialismo bolivariano” de Sudamérica.

Ciudadanos podría defender una reforma esencial, pero limitada, de la Constitución, que acabara con la inercia o el delirio de PP, PSOE y nacionalismos; que pusiera límites al rupturismo de Podemos y que acabara con los dos aspectos disfuncionales del régimen político del 78 mencionados anteriormente.

Ese creo que podría ser su espacio político, que daría lugar a una estrategia de Pacto de Estado y de arrastre de PP y PSOE, así como de límite o rechazo del delirio nacionalista y de la extrema izquierda de Podemos.

Estoy convencido de que ese es el camino, para España y para Ciudadanos.

Que Rajoy, Susana Díaz, Pablo Iglesias y Albert Rivera —en posición final, pero quizá el más importante, junto con Susana Díaz— tomen nota, please.

Sefuela

Añadidos en color azul y cursiva.

No es bueno acordarse de una promesa cuando te vas a acostar, pero algo más grave tiene que suceder para que yo rompa una, así que aquí va la entrada prometida. No será larga, pero espero poder transmitiros algo de lo que he aprendido durante los pocos días que hice una escapada a una ciudad realmente maravillosa como es La Paz. Eso sí, las imágenes las subo mañana.

Las dos primeras fotos son de las afueras de La Paz. El increíble Valle de la Luna con sus formaciones caprichosas de roca arenisca y la Puerta del Sol en Tihuanaco.  Esa enorme puerta, por la que se supone llegaron los 5 incas a la Tierra (y que fue rota para impedir que volvieran) es de lo poco que queda en pie en Tihuanaco. Las porámides y monumentos de allí son reconstrucciones modernas. v luna1 x puerta sol x

La primera impresión que tuve al llegar al aeropuerto fue similar a la que tuve hace unos 12 años en Bogotá. Llegaba a una ciudad y un país donde podía ocurrir cualquier cosa, y no todas buenas.  Así que la primera tarea era rescatar la maleta, conseguir un taxi confiable y llegar al hotel. Lo de la maleta fue fácil. Lo del taxi tampoco fue difícil. Iba prevenido sobre precios hasta la ciudad (75 bolivianos, unos 9 euros), y que debía buscar un radio taxi (distinguible porque llevaban letrero encima del techo del coche). Además, casualmente el taxi que agarré (lo de coger aquí no significa lo mismo que allí) llevaba publicidad de mi hotel, y me trasladó sin problemas.

Al llegar al hotel, en pleno centro de La Paz, pregunté si la zona era segura y hasta que hora. La pobreza y suciedad que había visto por las calles en el trayecto me hacían sospechar que no lo era totalmente. Me informaron de que era segura siempre para los locales, y hasta las 10 de la noche para los turistas.  Entendí la tentación de asaltar a quien crees llega con dinero regalado, y con mucho para ellos, y nunca salí después de las 10.

Estas dos siguientes fotos son de una calle extremadamente céntrica en La Paz. Las fotos de indígenas hay que tomarlas desde lejos y con cuidado, ya que consideran que cuando les hacen una foto, les roban el alma, y se enfadan muchísimo.

calle pobre x calle pobre 2 x

Para que os hagáis una idea, el sueldo medio de un habitante del llamado Estado Plurinacional de Bolivia en la capital es de unos 2500 bolivianos (la moneda de allí), que son unos 300 euros al mes.  Los precios para los locales son acordes. Es posible tomar una coca cola en un comercio (no te dejan salir porque te obligan a devolverles el casco) por un boliviano (12 céntimos de euro o 20 pesetas). Yo lo hice, así que puedo dar fé. Horas más tarde, pagaba cuatro euros en el aeropuerto de Lima por una botella pequeña de agua.

Una comida en un restaurante te puede costar cualquier cosa. Pagué 100 bolivianos (12 euros) en un buen restaurante para probar la carne de llama, y 20 bolivianos con bebida inclñuída (menos de 3 euros) en un restaurante tipo Mc Donalds pero adaptado a la cocina andina llamado La Quinta y donde se puede comer rápido y de forma excelente por ese precio. El Majadito, que era el plato especial (arroz, con carne, huevo y plátano frito) y estaba espectacular, costaba 28 bolívares, pero un sandwich de chola (cerdo asado) costaba tan sólo 12 bolívares.

Al lado de mi hotel estaba el mercado de las Brujas, donde se puede comprar cualquier cosa para todo tipo de conjuros, incluidos fetos de llama, que utilizan algunas brujas, siguiendo una larga tradición.  También abundan todo tipo de productos derivados de la coca (excepto cocaína) y hojas de coca que la gente masca para ayudar a soportar la altura.mdo br 3 x

Estas dos siguientes fotos son del mercado de las brujas  En la primera, podéis ver infinidad de remedios supuestamente curativos. En la segunda, colgados y de color blanco, están los fetos de llama que se utilizan para conjuros. También podéis apreciar en esa foto la inclinación de muchas de las calles. llamas x

La Paz está situada, en su parte baja, a 3.000 metros sobre el nivel del mar. En la parte alta, denominada El Alto y que ahora es un ayuntamiento independiente, aunque absolutamente fusionado con La Paz, uno se encuentra a 4.000 metros de altura. Es impresionante ver la ladera de la montaña llena de casas. Las calles son, en su mayoría, tan empinadas que los coches sólo pueden circular en primera velocidad. Los peatones tienen que recorrer unas calles donde las aceras alternan tramos de escalones con pronunciadísimas cuestas. Sin la ayuda de la hoja de coca o una especie de Vicks VaporuB hecho de coca que venden allí hay que estar muy sano y muy en forma para poder moverse por esas calles.

En la primera foto del grupo de abajo, podéis ver una de las numerosas busetas que circulan por las calles y que son el transporte de muchos paceños. Pueden parar en cualquier sitio originando cierto caos en el tráfico. La segunda foto es una vista de La Paz desde el moderno teleféricos, cuyas tres líneas comunican amplias zonas de La Paz y sirven para salvar de manera muy rápida el caótico tráfico y los desniveles de la ciudad. La tercera es de la zona más acomodada de la ciudad. También se aprecia el desnivel. La cuarta es de un grupo de comercios que apenas tienen un metro cuadrado cada uno. 

En el plano económico me llamó poderosamente la atención un hecho: reniegan como del diablo de imprimir billetes (eso que ahora pide todo el mundo). Se explica fácilmente si tenemos en cuenta que la inflación allí alcanzó, gracias a imprimir a lo loco, el 11.600% anual. No debía ser fácil vivir en una economía así.calle1 x teleferico x elalto x

La economía está intervenida, pero tengo dudas de si lo está mucho mas que la española. Los paceños se quejan de que Evo no ha hecho caso a las ciudades y se ha volcado en los campesinos, cuya ignorancia es tremenda, incluso sobre cómo cultivar el campo.  Las empresas extranjeras sólo pueden entrar en el país como socias del Estado boliviano al 50%. Coca Cola Bolivia es 50% del estado boliviano.comercios x

Evidentemente, ese intervencionismo es superior al español. Hay dos cosas que lo compensan en parte. La primera es la picaresca. La segunda son los bajos impuestos. Un taxista allí paga, por una renta muy superior a la media, un impuesto del 13% sobre la renta, sin que exista impuesto alguno a la hora de comprar un coche, ni IBI, ni similares.

Lo que sí existe es la obligación de emplear lo que tengas, bajo pena de expropiación. Sea un coche o una casa, y aquí entra la picaresca. Numerosas personas en La Paz poseen pequeños terrenos en las afueras donde no viven. Para evitar la expropiación de dichos terrenos, comienzan a construir una casa. Hacen las paredes y paran. A los inspectores les dicen que irán a vivir cuando terminen la casa, pero que hay pocos materiales de construcción y, ya si eso, irán terminando algún día. Evitan así la expropiación y mantienen la propiedad en el campo y en la ciudad.

Mañana o pasado, más, y algunas fotos.

Un abrazo a todos y muy feliz 2015 desde Santiago de Chile.

Que una mujer hable no es nada raro. En general, no callan. Que uno se interese por lo que hablan es menos obvio. Depende. Depende de que sean cultas, inteligentes, ingeniosas, originales … o que estén como un queso, en cuyo caso lo de escuchar es más o menos un paripé mejor o peor disimulado. Pero ahora acaban de inventar el no va más. Escuchar a los quesos.

“No necesito ver a mujeres paseando de arriba a abajo en bikinis. No hace nada por la mujer. No me importa si alguien tiene un trasero más grande que otra persona; realmente no estamos mirando su trasero, estamos escuchándolas hablar“, afirmó Julia Morley en el canal de noticias ABC News.

miss-mundo-habla

Claro. Por eso eligen para Miss Mundo a las que más experiencia vital tienen acumulada, además de cultura, inteligencia, conocimientos, originalidad, etc. Yo propongo como candidata a Svetlana Jevrejeva. Es muy importante en el peor problema al que se enfrenta la humanidad. La que más sabe sobre subida del nivel del mar. Y como es muy difícil encontrar fotos de Svetlana en la web (no le miramos el culo), habrá que ampliar la propuesta a un cambio en la imaginería del consurso. En vez de quesos, que pongan imágenes como esta:

https://plazamoyua.files.wordpress.com/2014/11/nivel-del-mar-jevrejeva-2014-y-co2.png?w=510

Es el tipo de imágenes que más sale si haces una búsqueda en Google. Y eso sí sería escuchar lo que dicen, de verdad. ¿A que no hay cojones, señora directora de Miss Mundo?

También cabría una propuesta intermedia. Seleccionar mujeres que sí tienen algo que decir, y que además sean un espectáculo de guapas — sin mayor necesidad del bikini. Por ejemplo, mi adorada dra. Makarieva (y ya hacía demasiado tiempo que no la sacaba). Le escuchamos horas y horas sobre los bosques y el clima, y la bomba de humedad. Sin el menor paripé.

http://plazamoyua.files.wordpress.com/2013/01/makarieva.jpeg?w=510

El problema es que Anastassia se podría sentir herida como científica, y pensar que está en el concurso como queso, y no por sus fórmulas. ¿Qué hacemos, Julia Morley? ¿Nos dejamos de chorradas, y vamos a quesos cuando a quesos, y a fórmulas cuando a fórmulas?

Nota:

Que no se me ofendan as femis. Cuando digo …

Que una mujer hable no es nada raro. En general, no callan. Que uno se interese por lo que hablan es menos obvio.

… también lo digo de los hombres. Y es peor, porque las posibilidades de simular una escucha son mucho menores. ;)

BRPPP…1936…BRPPP…1975…BRPPP…2015…0

Luis Bouza-Brey, 22-11-14

¡Finito! Llegó la hora de la verdad, se acabaron los prolegómenos: en 2005 se fundó Ciudadanos; en 2007, UPyD; en todos estos años, se han probado diversos intentos de Alternativa Regeneracionista para un Régimen cuya descomposición se veía venir, siendo el último, si no me equivoco, Vox, la escisión del PP.

La consecuencia de este proceso es la existencia de un Archipiélago Regeneracionista que está a punto de cuaje, y cuyo último episodio de intento de cristalización son las conversaciones entre Ciudadanos y UPyD para una alianza, coalición o fusión, rotas ayer.

 

Y este episodio se produce como resultado de la palmaria descomposición del Règimen actual, que se aproxima a unas elecciones a todos los niveles en 2015, que serán decisivas para una transformación radical de las fuerzas políticas en presencia.

 

Parece, pues, que se ha llegado a un punto cero de final de ciclo, para el Régimen del 78, y para la Alternativa Regeneracionista, con el declive de PP y PSOE, el descontrol sedicioso del nacionalismo catalán y los resultados del 9-N, la emergencia de Podemos, y el fin de los intentos de unión entre los dos grupos más potentes del Archipiélago Regeneracionista.

Qué pueda suceder al final del proceso de descomposición del Régimen es algo que intenté atisbar en mi artículo de ayer, “La descomposición del Régimen del 78…” ( http://plazamoyua.com/2014/11/20/la-descomposicion-del-regimen-del-78-y-los-posibles-remedios-terapeuticos/ )   y cuyo resultado se verá influido por el del proceso de construcción de la Alternativa Regeneracionista cuyo período de interinidad embrionaria debería haber concluido ayer.

 

LA AGONÍA DEL RÉGIMEN Y LA SITUACIÓN DE TRANSICIÓN

 

Por eso creo que se abre un período constituyente de un espacio político que va a ser esencial para el período constituyente global que se iniciará en 2015, y es vital para el país que reflexionemos y actuemos en la construcción de esa Alternativa Democrática Regeneracionista que el país necesita.

Uno ha vivido en primera persona algunos de los episodios más relevantes de este proceso: la fundación y fragmentación iniciales de Ciudadanos; la fundación y perversión de UPyD; los intentos de creación de nuevos Movimientos Democráticos o Ciudadanos, y por ello creo estar en una posición perceptiva adecuada para emitir dictamen y conclusiones sobre dicho proceso.

Vamos a ello:

Creíamos en la necesidad para España de lo que llamábamos tercera vía frente al bloque de PSOE, PP y Nacionalismos, fundacional del Régimen del 78. La Tercera vía soldaría las sendas brechas sectarias derecha-izquierda y la disgregadora del nacionalismo, ocupando un espacio de centro, transversal ideológicamente y centrípeto territorialmente. Lo que llamábamos Tercera Vía serviría de catalizador Regenerativo frente al bloqueo de impotencia sectaria de los dos grandes partidos y el impulso segregacionista derivado de la perversión del Estado Autonómico por influencia de los etnonacionalismos. La solución que impulsábamos se concentraba en sustituir el bisagrismo nacionalista centrífugo, derivado del bipartidismo imperfecto, por un bisagrismo centrípeto que restaurara la vigencia de los principios constitucionales unitarios, al tiempo que, mediante la transversalidad ideológia, fuera capaz de sustituir el sectarismo partidista por una confluencia hacia el centro que permitiera una dinámica política cooperativa para el país. El método para conseguir ambos objetivos sería impulsar reformas constitucionales que modificaran aspectos de la estructura política básica de España, como el régimen electoral, la perversión centrífuga del modelo autonómico, o la tergiversación institucionalizada de la separación de poderes, que ya resultaban disfuncionales para la supervivencia del propio sistema político.

La supervivencia de estas disfunciones ha reventado el sistema con las consecuencias sobrevenidas de oligarquía irresponsable y cleptómana, corrupción, secesión e impunidad, y hace apremiante la apertura de un proceso de cambio político que modifique urgentemente aspectos esenciales del régimen, si se desea evitar el derrumbe del sistema político y el advenimiento de un Estado fallido, una Revolución o un Golpe de Estado.

Pero la impotencia fragmentada de la Tercera Vía, y el estancamiento de la dinámica pervertida del Régimen del 78, han dado origen a una situación de descontento y deslegitimación del Régimen que ha impulsado la emergencia de “Podemos” como fuerza alternativa al mismo, surgida del Movimiento del 15M, y liderada por jóvenes neocomunistas e izquierdistas, próximos al “socialismo bolivariano” y al antifranquismo inicial de la transición, que ponen en cuestión radicalmente el sistema y se proponen objetivos rupturistas que desestabilizarían el país, poniendo en cuestión la Monarquía, la pertenencia a la UE, las alianzas internacionales del país, la convivencia con la Iglesia Católica, y la estabilidad militar.

 

La aparición de “Podemos”, y la deriva sediciosa del nacionalismo, han transformado el sistema de fuerzas y espacios políticos del sistema, sustituyendo el bipartidismo imperfecto complementado con bisagras nacionalistas por un multipartidismo compuesto potencialmente por tres grandes partidos (PP, PSOE y Podemos) y un nacionalismo antisistema, cuya interacción conduce previsiblemente al desastre de la parálisis caótica y subversiva.

 

LA CONSTRUCCIÓN DE LA ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA

 

 

Por eso, la necesidad sentida durante los últimos años de una Tercera España, se hace hoy mucho más apremiante, para impedir el bloqueo recíproco de las dos Españas encarnadas en el PP y el PSOE, la ruptura de la unidad del país por obra de la sedición de los nacionalismo, o la hegemonía del activismo subversivo caótico e inmaduro de Podemos, que liquidaría años de esfuerzos y estabilidad como respuesta al estancamiento.

Esa Tercera Vía centrista, unionista y reformista podría constituir la Cuarta Fuerza del sistema que impulsara su reforma, desbloqueara el estancamiento, e impidiera la secesión y la subversión caótica derivadas del sistema de actores en presencia en la situación actual.

Pero ¿cómo desarrollar ese Tercer Espacio de Alternativa Democrática al derrumbe, la secesión y el caos?

El último episodio de las fallidas conversaciones para la unión de Ciudadanos y UPyD nos da pistas acerca del modelo de construcción de la Alternativa Democrática potencialmente viable.

Veamos en primer lugar los objetivos a realizar: es necesario defender la subsistencia de un sistema político de libertades democráticas, capaz de unir la diversidad constitutiva del país, que mantenga nuestra integración en Europa y en el mundo Occidental, y que defienda la subsistencia del Estado Social y Democrático de Derecho frente a los procesos deconstructivos derivados de las patologías de la globalización.

Pero, además de unos objetivos que a mi, al menos, me parecen indiscutibles, la cuestión más importante en el orden del día es la del modelo estructural y procesual a seguir para ocupar y construir ese Tercer Espacio:

Parece claro, en primer lugar, que el Archipiélago Regeneracionista debe ser superado, mediante un proceso de unificación delicado, por una fuerza política que articule la pluralidad en organización sistemática y coherente, capaz de enfrentarse al caos e impulsar la Regeneración sistémica.

Pero lo que no está tan claro, de momento, es el modelo organizativo a seguir, y disponemos de dos:

El primero es el de Ciudadanos, un partido que, con múltiples crisis y políticas erráticas, parece haber consolidado una embrionaria democracia interna y un liderazgo vivo, aunque como partido carezca todavía de arraigo en el conjunto del país, y de un proyecto completo de diseño acabado.

Por otra parte, tenemos a UPyD, un partido con propuestas atractivas en algunos aspectos, que ha conseguido enraizarse en diversas partes del país, pero cuya estructura interna, liderazgo y dinámica política producen una organización muy jerarquizada, poco abierta al pluralismo y sometida a crisis permanentes de integración y participación.

 

Ambos partidos experimentan problemas como estructuras potenciales para construir el Tercer Espacio: Ciudadanos todavía no constituye una estructura arraigada de ámbito nacional, que además puede experimentar patologías de expansión corruptiva si no cuida con suma delicadeza el proceso de asimilación del Archipiélago Regeneracionista.

UPyD constituye una estructura que por su jerarquización y rechazo del pluralismo y la disidencia, parece radicalmente inadecuada para un proceso de construcción de un Espacio democrático y Regenerativo que encauce la Alternativa Democrática. UPyD pudo haber servido como Tercer partido sustitutivo del bipartidismo imperfecto con bisagras nacionalustas, durante los pasados años, pero su cristalización autoritaria, la transformación del nacionalismo y la aparición de Podemos, han eliminado su espacio y anulado su función inicial.

La conclusión que me atrevo a extraer, en medio de la incertidumbre del cambio, es la de que Ciudadanos me parece la estructura más adecuada para liderar el proceso de construcción de la Alternativa Democrática, para consolidar un espacio político Regenerativo, que obligue a los dos grandes partidos a abrir un proceso de revisión constitucional y reformas políticas que permitan subsistir un sistema de libertades. Sistema de libertades que hoy se halla en peligro por el estancamiento del régimen del 78. El soplete Ciudadanos puede ser la alternativa constructiva frente al ariete Podemos, la bomba de relojería del nacionalismo y el diálogo de sordos de PP y PSOE.

El contador está a cero:

BRPPP…1936…BRPPP…1975…BRPPP…2015…BRPPP…0

 

Luis Bouza-Brey, 20-11-14

 

 

El régimen del 78 se está descomponiendo, y, ante ello, Rajoy se estriñe: no afronta los cambios constitucionales necesarios, como el del sistema electoral, y el modelo de organización territorial, ni tampoco es capaz de afrontar con energía la corrupción, en las filas propias y ajenas, ni el despilfarro generalizado del sector público.

Por otra parte, de la descomposición emerge la diarrea “Podemos”, un torrente de descontento que se derrama contra todo y puede destruir diques y logros fundados en muchos años de esfuerzos: en su protesta contra la “casta” inmovilista y privilegiada, contra el déficit esbocado, contra el atlantismo,contra la Iglesia católica y contra el Régimen de la Transición, nos puede situar en el limbo amorfo y fetal del antifranquismo izquierdoso.

Han pasado casi cuarenta años desde la muerte de Franco y en España volvemos a la infancia democrática: no han aprendido nada, ni los jóvenes de “Podemos” ni sus potenciales votantes. Y claro, la perdedora de todo ello es el dinosaurio de Izquierda Unida, cuyo anquilosamiento momificado se ve suplantado por nuevas sábanas y sudarios para envolver y camuflar los viejos contenidos.

Pero eso no es todo: frente a estas corrientes alternas de astringencia y diarrea, emerge el efluvio atávico y perenne del nacionalismo ètnico, dispuesto a recuperar las esencias inmortales del particularismo, el privilegio, la insolidaridad y el caciquismo, como fuentes de inspiración para alcanzar el horizonte paradisíaco del purismo irredentista, el Estado propio. Un Estado propio en el que se condensa el efluvio imperecedero del atavismo reaccionario y se plasma en la competencia entre CIU y ERC por gobernar la corriente desatada del delirio esquizofrénico y la paranoia, como sustitutivos del mundo real.

No obstante, ¡no deben perder la esperanza!¡Existe un producto de los setenta que recompondrá la situación!¡Un compuesto que con unas cuantas dosis de cambio antifranquista, otras tantas de ingeniería social, y unos regalitos generosos al etnicismo, recuperará la vitalidad del sistema!¿Todavía no saben el nombre de la fórmula prodigiosa?

Se llama PSOE, y a falta de proyecto articulado suministra ocurrencias constantes, chollos permanentes, dinero fácil, líderes gaseosos, militantes apesebrados, y rebaños drogados con el cuento de buenos y malos ciudadanos.

En fin, dejando a un lado la ironía escatológica, que intenta describir el laberinto cerrado en que se encuentra España, aún con la emergencia de “Podemos” como síntoma de rebeldía, creo necesario intentar el análisis más afinado de las situaciones globales alternativas resultantes de la descomposición del régimen, ante las que probablemente nos vayamos a encontrar en el futuro.

 

LA FRAGMENTACIÓN DEL SISTEMA DEL BIPARTIDISMO IMPERFECTO

Las encuestas revelan algunas tendencias básicas, como la pérdida de apoyos populares de PP y PSOE, la emergencia de Podemos, la llegada a un techo en el ascenso del nacionalismo, y la debilidad de una tercera vía Regeneracionista alternativa personificada en Ciudadanos y UPyD.
Las consecuencias de todo ello en la articulación de mayorías, minorías y formación del Gobierno, parecen ser tres:

1.- La conformación de un multipartidismo con tres grupos potentes —PP, PSOE y Podemos— flanqueados por minorías regeneracionistas —Ciudadanos y UPyD— , nacionalistas —CIU, ERC, y otros— o alternativas —IU, y otros—.
Esta situación podría conducir, según el peso parlamentario de cada uno de los grandes, y la fortaleza de los pequeños, a diversas combinaciones de mayorías parlamentarias y de Gobierno:
Gran coalición de PP y PSOE.
Coalición de PSOE y Podemos
Coalición de PP o PSOE con terceros partidos pequeños, formando un bipartito, tripartito o formas de creciente complejidad de coaliciones y Gobierno multipartidista.
2.- La conformación de un multipartidismo con cuatro grupos potentes integrado por PP, PSOE, PODEMOS y un REGENERACIONISTA (Ciudadanos, o UPyD, o una fusión de ambos).
3.- La conformación de un multipartidismo muy fragmentado en el que ninguna de las minorías mayoritarias tenga la fuerza suficiente para formar coaliciones y gobierno sin agrupar alianzas de cuatro o más grupos.
La consecuencia de esta fragmentación del bipartidismo imperfecto, en el que uno de los dos grandes partidos gobernaba en solitario o con el apoyo de las minorías nacionalistas, inaugura una situación nueva en la que la incógnita esencial a resolver es la de si el règimen se puede regenerar mediante la aplicación de reformas esenciales, o va a continuar descomponièndose a ritmo más o menos acelerado hasta alcanzar una implosión final que conduzca a un Estado fallido en guerra balcánica de todos contra todos, o a la Revolución o el Golpe de Estado.

LA REGENERACIÓN DEL RÉGIMEN DEL 78. ¿QUÉ ES ESO?

Crisis económica general con altísimas dosis de paro; partidos políticos mayoritarios anquilosados y corrompidos, plagados de ineptos, corruptos, oportunistas y “trepas”; sediciosos descontrolados; líderes que no lideran; democracia falseada y pervertida; instituciones paralizadas por disfunciones múltiples… Todas estas patologías, que desde hace años y hasta hace poco preveíamos muy pocos, hoy son ya palmarias para nuestra sociedad, sin que puedan considerarse visiones apocalípticas de unos pocos desquiciados.
También hace años que unos pocos, muy escasos y desoídos, venimos reclamando medidas de Regeneración urgentes que sirvieran para evitar lo que hoy es ya un proceso acelerado de descomposición del Régimen y, quizàs, de crisis de Estado.
Hace años que reclamamos diversas reformas, como la del régimen electoral para hacer real la representación política, hoy falseada por el régimen proporcional de listas cerradas y bloqueadas; la modificación del sistema autonómico, pervertido y centrifugado por la improvisación y las presiones de los nacionalismos; la democratización de los partidos políticos, cuyas estructuras actuales constituyen uno de los factores esenciales de impulso de la corrupción del sistema; la revisión del règimen constitucional de la separación de poderes; la reforma del poder jurisdiccional, para hacerlo eficaz e independiente; una reforma educativa y cultural que modifiquen las bases del conocimiento y la cultura política en el país, para hacerlos adecuados a la democracia, la globalización y el mundo tecnológico; una reforma radical de la Administración y la Descentralización, para hacer transparentes, eficaces y sometidos a control los órganos de la Administración Pública, autonómica y local; una reconstrucción de la Sociedad Civil, para que sustente el pluralismo propio de una sociedad democrática… En fin, todo un conjunto de reformas que impidan el hundimiento del país en un pozo de corrupción, miseria y marginalidad durante el próximo medio siglo.
Pero a estas propuestas no se le ha hecho el menor caso, y el país se hunde sin que nadie asuma el timón para eludir la catàstrofe.
Por eso vuelvo a plantearme la pregunta con la que finalizaba el apartado anterior, algo reformulada: ¿es posible todavía regenerar el Régimen mediante la aplicación de reformas esenciales, o va a continuar descomponièndose a ritmo más o menos acelerado hasta alcanzar una implosión final que conduzca a un Estado fallido en guerra balcánica de todos contra todos, o a la Revolución o el Golpe de Estado?
La respuesta a esta pregunta depende de un factor determinante esencial, como el de qué actores existen en España que puedan impulsar las reformas imprescindibles.

LAS POSIBLES COMBINACIONES REFORMISTAS

Es posible que la emergencia de Podemos, y su presencia con algo de potencia en las Cortes, revuelva el abotargamiento de los dos grandes partidos, impulsándolos a Regenerar y reformar ámbitos importantes, en solitario o de consuno. Pero es dudoso que vayan a intentar controlar la corrupción que emana de sus propias filas, o a modificar el régimen electoral, y todavía sería más nefasto que se pusieran de acuerdo para emprender una reforma constitucional orientada a dar satisfacción al nacionalismo etnicista, pues el darles privilegios y asimetrìas acabaría por balcanizar el país y hacerlo insostenible.
Ademàs, para rematar el desastre, la orientación hacia el cambio de Podemos va a favor de la liquidación del sistema, no de su Regeneración, y a dar más poder al nacionalismo etnicista, por lo que todo este conjunto de impulsos y combinaciones, en mi opinión, no sería positiva para el país.
Otra posible combinación sería la de uno o los dos grandes partidos en alianza con el nacionalismo, lo que, con la presión desintegradora de Podemos, podría conducir directa y aceleradamente a España al infierno balcánico.
Por todo ello, sólo atisbo una combinación favorable para el país: la de la consolidación con fuerza, después de las próximas elecciones, de un partido Regeneracionista que contrapese a Podemos y, al mismo tiempo, presione a los dos grandes partidos a unas reformas rgenerativas auténticas.
Este papel de partido Regeneracionista podría desempeñarlo Ciudadanos, o UPyD, o ambos, aunque por lo que a mi se refiere, desconfío fuertemente del modelo organizativo y la cúpula dirigente de UPyD, abiertamente autoritarios, y poco fiables para liderar un impulso de Regeneración democrática.
Por consiguiente, creo que queda un estrecho margen de opción para evitar la implosión del paìs, debido a la debilidad relativa de Ciudadanos y a la falta de tiempo para que pueda superar esta febleza. Pero me parece la única composición de fuerzas e impulsos regeneracionistas posible: sólo si Ciudadanos impactara con fuerza y consistencia en el ambiente político cabría la esperanza, pero no veo a la sociedad española dotada de la capacidad necesaria y suficiente para asimilar esta opción. Aunque quizá pueda desarrollarse esta posibilidad después del fracaso de la próxima legislatura y el crecimiento de la fragmentación y descomposición del sistema.

Como ven, mi opinión es la de que estamos mal, empeorando, y sin que nadie parezca capaz de tomar el timón para enderezar el rumbo. No veo casi ninguna esperanza de superación del caos sin pasar por una catástrofe.

Página siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 686 seguidores