morolandia


La anterior conversación sobre la burka (La “libertad” religiosa, precedente de Charli Hebdo) ya se ha hecho demasiado larga y dispersa. Avancemos desde donde se ha quedado.

¿Tienes muchos problemas para no admitir la libertad de ser esclavo? ¿Y la libertad de suicidio? ¿Y la libertad de amputarte un brazo, o de emascularte? Pues la anulación voluntaria de la personalidad es exactamente lo mismo.

el-burka-de-marod

Estamos torciendo el “problema burka” hasta límites inverosímiles. Porque no se entiende de dónde sale que el “ejercicio de libertad religiosa” tenga nada que ver con los límites del decoro al ejercicio de libertad de vestimenta. Que por otra parte no está ni entre los DDHH, ni los derechos fundamentales.

Es sacar las cosas completamente de quicio. Imagina.

– Lo siento, hay que llevar corbata para entrar en este resaturante.

– Yo soy musulmán, y los musulmanes ejercemos el derecho humano de la libertad religiosa mostrando al mundo que somos musulmanes, y eso supone no ponerse una corbata. Usted no puede tener un restaurante que atente contra los DDHH.

Ya, señor Mohammed Marod, muy bonito. Pero los DDHH hablan de la libertad de culto, y mi restaurante no es una mezquita — mientras yo pueda impedirlo. Sí me suena verosímil que pueda usted pretender cierta libertad de expresión religiosa (más allá del culto en la mezquita o en su casa).Pero ni al que asó la manteca se le ocurre que esa libertad de expresión religiosa, que no es lo mismo que la de culto religioso, no tenga los límites que el resto de la libertad de expresión (de otras cosas). Y si taparse la cara, ocultando la identidad, es “fuera límites” para el derecho de libertad de expresión vestimental, no hay ningún motivo para que no esté también “fuera límites” para el derecho de expresión religiosa. Su libertad de expresión de pertenencia a una religión tiene los mismos límites y circunstancias y normas que el resto de la libertad de expresión. Y, por ejemplo, un nudista no puede entrar en pelotas en mi restaurante, alegando la libertad de expresión de su condición de nudista. Tampoco colaría por la calle. Y tampoco se puede entrar en mi restaurante con una camiseta del Athletic, por mucho que alegue su libertad de expresión deportiva.

Resumamos.

– Toda sociedad humana tiene algunos códigos (limites) de vestimenta. Todas. Si vas a una comuna hippie disfrazado de pollo de Armani, te lloverán tomates y boñigas hasta que encajes en el ambiente.

pollo-de-armani

– La libertad de vestir no es parte de los DDHH.

– La libertad de religión es la libertad del culto de tu elección. La de expresión de religión es como el resto de la libertad de expresión.

Y lo que es más importante. Si aceptamos que la religión sea un conjunto de ideas de naturaleza superior a las de cualquier otro conjunto de ideas, nos hemos cargado el espíritu del estado laico. Estás abriendo la puerta a todos los atropellos que invariablemente cometen las religiones en cuanto se las deja de controlar. ¡Ojo! Las religiones, y todas las ideologías e identitismos que circulan bajo ese timo llamado “derechos colectivos”. Pero hoy toca religión.

La Declaración Universal de Derechos Humanos por las Religiones del Mundo, que debe de ser como la versión de las religiones de los DDHH, sólo hace una mención a la ropa en el contexto de la religión y los DDHH:

ARTÍCULO 19

(1) Toda persona tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión, donde el término expresión abarca el idioma que habla, la comida que consume, el vestido que usa y la religión que practica y profesa, siempre y cuando viva generalmente conforme a las normas de decoro establecidas en su entorno.

Pues si eso es lo que opinan “las religiones del mundo” respecto a vestimenta y religión, manda narices que los laicos les concedamos a las religiones más exenciones de derecho de las que piden … ¡las propias religiones!

Salvo casos de lepra o similares, ningún humano se oculta voluntariamente bajo una vestimenta como de momia, de forma que no se le pueda distinguir de las otras momias. Al contrario. Como si no bastara con lo distintos que somos cada uno de cara y de cuerpo, además inventamos adornos para diferenciarnos aun más. Solamente mediante la programación educativa y la presión de grupo se puede convencer a un humano para despersonalizarse.

Declaración Universal de Derechos Humanos (la de verdad):

Artículo 2.

Toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.

Pero Marod alega que los DDHH conceden a las mujeres musulmanas unas obligaciones con las que no cargan a los hombres musulmanes. Da la impresión de que Marod está usando los DDHH para algo que no citan los DDHH, y con ello atenta contra uno de los primeros preceptos expresos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. ¿Nadie nota un cierto olor a podrido en el Reino de Dinamarca?

La noticia es conocida, pero no se le ha dado importancia. Cataluña, que ya era Maketolandia en tiempos de Sabino Arana, ahora quiere ser parte de Mahomalandia. Como el “fet diferencial” obliga, fomentan y facilitan la inmigración que no hable español. O sea que putean a sudamericanos en beneficio de la tropa tapa-mujeres, y ahora hay ayuntamientos que quieren prohibir el “burka”.

cataluna-es-mahomalandia

Parecería que no hay gran problema. Allá los catalanes con lo que fomentan, y con las consecuencias de sus fobias. Pero el argumento del TSJC es una bomba de relojería.

En un auto recogido por Europa Press, el alto tribunal esgrime razones de “derecho de libertad religiosa” para permitir este atuendo en el espacio público.

Y así es como empiezan los problemas tipo Charlie Hebdo o Salman Rushdie. Convirtiendo un derecho individual, como puede ser el de culto religioso, en un derecho colectivo como sería el de uniformar a los que practican el culto. No es nada raro que la sentencia sea del TSJC, con el ambientazo que allí hay a favor de que las identidades hagan marionetas de las personas.

Vamos a tratar de explicárselo a los jueces de Maketolandia. Si el burka fuera un asunto de religión (que no es ni de coña), ese sería el principal motivo para prohibirlo. Y si fuera un asunto cultural (que sí es), lo mismo. Porque la idea de que llevar el burka es algo que incumbe solo a la libertad de cada mujer de llevarlo o no llevarlo, es ignorar lo más elemental de la dinámica de grupos y sociedades humanas. En cuanto hay un ambiente suficiente de que llevar una prenda (o hablar una lengua, etc) define la pertenencia al grupo, o la conducta adecuada en el grupo, cualquier pretensión de libertad ha desaparecido. Porque sólo es libertad en el sentido de libertad de abandonar el grupo. Pero abandonar el grupo, para los humanos, no es exactamente una decisión libre. La mayor parte no saben funcionar sin grupo, y abandonar el tuyo no implica que te vayan a aceptar en otro.

Sí, claro; siempre puede haber una heroína que desafíe la orden no escrita. Pero en el momento que defines burka como cuestión de religión, has cambiado una decisión de libertad en una decisión de héroe. Salman Rushdie tiene la libertad de criticar algunos aspectos del islám … solo si está dispuesto a joderse el resto de su vida a cambio. Lo que están haciendo estos jueces -seguramente encantados con el totalitarismo lingüístico e identitario- es facilitar que los tapa-mujeres obliguen a sus chicas a circular disfrazadas de momias.

Y es que no falla nunca. Esos alegados “derechos colectivos” siempre son el “derecho” de quitar la libertad a los miembros del colectivo. Y da igual que el colectivo sea una religión, una etnia, un género, una afición sexual, una secta, o lo que sea. En cuanto es grupo, o identidad, y le dotamos de “derechos especiales”, nos cargamos todo el camino que hemos andado en civilizar (ciudadanizar) y controlar del poder de las religiones, tribus, y prodigios.

No se trata de “respetar” las religiones, identidades, y maravillas. Es justamente lo contrario. Se trata de civilizarlas — que sólo es limitar su poder sobre sus individuos.

Añadido, para la discusión:

esquilache

malina-suliman-grafiti

 

malina-suliman-esculturaEl relato (Reuters, clic):

malina-suliman-reuters-1El autorelato (web –http://maloaa3.com-, clic):

malina-suliman-firma

 

No es que haya muchos locos de atar, que siempre ha habido. Lo preocupante son las masas y masas dispuestas a seguir a los locos. Estamos ahora distraídos por las melonadas nacionalistas, pero al mismo tiempo tenemos la chifladura islamista, en absoluto menos peligrosa. ¡Hala, todos a quemar embajadas USA, y matar  a alguien si se puede, porque un copto cabreado ha hecho un vídeo de chichinabo para meterse con Mahoma.

Pues nada, tíos, que tocaros las narices a los fanáticos es uno de los pasatiempos más saludables que existen. Así que replicaremos el vídeo. No vale nada, por supuesto. Muy al contrario que los Versos Satánicos, que me sorprendió como un libro magnífico y muy profundo. Aparte de genial de humor. Pero el valor que no tiene el vídeo por sí mismo se lo han dado los bestias, matando.

Sí, es mejor ocuparse de nuestros bestias locales. También asesinan, hasta que se les ocurre un procedimiento mejor. Y es mejor ocuparse de los pusilánimes descerebrados que les están haciendo el hueco a nuestros bestias. Rajoy, que va camino de innombrable. Pero caramba, lo nuestro no deja de ser una cosa de pueblito marginal, al lado de la mahomecosa esta. 18% de la población mundial, más de 1.200 millones.

Pregunta para el imán (o lo que sea) transeúnte: ¿Cuál es la religión de la tierra que produce más conflictos con las demás religiones – o con los ateos propios y extraños? [“Conflictos”; léase asesinatos, bombas, torturas, mutilaciones; esas gracias].

¿Islamofobia? ¿Y cuál sería el problema? ¿Por qué no vas a despreciar una cultura manifiestamente despreciable? Exactamente lo mismo que desprecias el nacionalismo. Ambos son sociópatas y criminógenos. Incluso cuando no llegan al crimen son aborrecibles, siempre imponiendo su pensamiento y sus ridículos (y muy peligrosos) sistemas de valores a los demás. Que empiecen por civilizarse, como han hecho otras religiones, y entonces ya hablaremos. Pero que se civilicen ellos solos, que a cada uno le toca lo suyo.

¿Tienen problemas de convivencia en Occidente los budistas, o  los hinduistas, o los sikhs, o los animistas, etc, o sus respectivos ateos? Pues tal vez sea cosa de empezar a pensar que hay una dificultad, como una incompatibilidad entre la cultura islámica y el resto de la humanidad. Y si llegamos a esa conclusión, deberíamos de aceptar el hecho, mientras exista, y actuar en prevención de mayores males. Lo que no tiene el menor sentido es plantear cambiar para que los salvajes fanáticos no se disgusten. Eso es solo animar al fanatismo. Para eso ya está Rajoy, y cuanto menos dure, mucho mejor.

A todas estas, los catalanistas fomentando la inmigración islámica, ¡porque no habla español! Se lo van a pasar pipa en su neo nacioncita, donde ya es Mohamed el nombre más común entre los recién nacidos. Y creen que porque Mohamed hablará catalán, va a ser la pera. Ni te cuento. Ya es un problema también local.

In memoriam. Y la cuenta sigue.

Chris Stevens

Actualización:

Parece que un primer momento la prensa americana se tragó muy contenta el bulo de que se trataba de un film hecho y financiado por un grupo judío americano. Por ejemplo, el Wall Street Journal [–>]:

Corrections & Amplifications
An earlier version of this article included claims by the person who identified himself as Sam Bacile that he is an Israeli-American and that he raised $5 million from about 100 Jewish donors to fund the film. Those claims weren’t confirmed and should not have been included in the article. In addition, the article has been updated to note that the name used by the person appears to be a pseudonym, based on subsequent reporting.

Y parece que el espectro político USA al completo ha tenido una actuación bastante vergonzosa. Tanto el gobierno como Mitt Romney.

Por otra parte el gobierno Obama ha intentado presionar a Google para que retire el vídeo que hemos puesto arriba. Clic:

El argumento obamita es que el vídeo incumple los términos de servicio de Youtube. Pero la compañía explica que ya ha retirado su disponibilidad desde los países en los que tiene noticia de que es ilegal, y que eso es todo lo que hace falta para cumplir con sus normas.

Hay un gran problema de fondo con las explicaciones de los políticos y buena parte de la prensa. Citan la Primera Enmienda de la Constitución USA, pero de un modo bastante extraño. Unos, como si fuera un incordio que no se puede evitar. Y otros van más allá, llegando a decir que se trata de un claro abuso de esa enmienda.

“The Embassy of the United States in Cairo condemns the continuing efforts by misguided individuals to hurt the religious feelings of Muslims—as we condemn efforts to offend believers of all religions,” it said in a statement. “Respect for religious beliefs is a cornerstone of American democracy. We firmly reject the actions by those who abuse the universal right of free speech to hurt the religious beliefs of others.”

Donde tenemos un muy serio problema de concepción. La libertad de expresión, tan magníficamente defendida en la democracia americana, nunca ha sido la libertad de ofender a alguien, ni a sus sentimientos. Pero una religión nunca ha sido un asunto de sentimientos particulares. Y mucho menos una religión de estado. Al contrario, es una herramienta de poder; generalmente una herramienta del poder. Y como tal, entra de pleno en el ámbito de esa norma de una constitución que nació, precisamente, con la expresa sensibilidad de evitar y atacar los abusos del poder.

No hay nada más sano que atacar los sentimientos de una religión de estado, o que pretende llegar a ser religión de estado si le dejan. Lo mismo que atacar los sentimientos de un nacionalismo gobernante, o que quiere gobernar.

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 786 seguidores