mar


A veces aparecen puntos de sensatez en la ciencia del calentamiento global. Pero no los vas a ver reflejados ni en la tele ni en tu periódico favorito. Una pena, porque es la única forma de tener el consuelo de comprobar que el sentido común también funciona en lo del clima, lo msimo que en cualquier parte fuera de la mecánica cuántica.

Tampoco hay que pensar mucho para darse cuenta de algo huele a podrido si te dicen que va a haber X calentamiento, el calentamiento no aparece, y luego te largan como excusa que es que el calentamiento se lo comió el mar. Puede ser, claro. Cuando no conoces un sistema, casi cualquier cosa puede ser. Pero esas disculpas “ad hoc” hay que cogerlas con pinzas, porque son exactamente lo mismo que el marido diciendo “esto no es lo que parece, querida”, para explicar la presencia de una amante desnuda en la cama del matrimonio.

 

he-sido-infiel

Era alucinante. La tempeatura del planeta se mide en condiciones más o menos aceptables en el aire -a cierta altura- desde 1979, y en el borde superficial de los océanos -desde 1981-. Ambos con satélites. Y el calentamiento que se ha medido ahí es como la mitad del calentamiento que debería de haber habido según la teoría del IPCC. Y nada en los últimos 15 años. ¿Dónde está el calor del calentamiento global? Si falta la mitad, la teoría tiene un problema. Muy serio. Y cuanto más dure “la pausa”, más serio el problema.

Es casi de libro saber la respuesta. No es lo que parece, querida. El calor está, o donde no lo medimos, o donde las mediciones son tan chungas que cualquier cosa puede valer. ¡En el mar! Y nos chupamos  el dedo.

Miden la temperatura de los océanos, más o menos decentemente, desde el año 2003. Hasta 2.000 metros de profundidad (con mayor frecuencia hasta los 700). Y el “más o menos decentemente” tiene cifra: 3.000 boyas. No es difícil hacerse una idea de la calidad que le exigen a una medición así, si se piensa que pretenden medir un calentamiento en el orden de la milésima de grado centígrado al año. Unas centésimas en unas cuantas décadas.

No es broma. Siempre dan la medida en unas unidades que no te dicen nada. Porrillones de julios. Pero si lo traduces a grados centígrados, como hizo Lucía Liljegren en este gráfico, el resultado es 0,09ºC en los últimos 50 años, para la capa de 0 a 2.000 metros.

lucia-liljegren-calor-del-mar-en-temperatura

¿Y cómo lo medían antes de 2.003, y esas 3.000 boyas? ¡Ah!, con termómetros y cables desde algunos barcos. Acojonante.

Y luego se han buscado otra disculpa más, también en el mar. ¡El calor está mas abajo, donde no se mide! Por debajo de los 2.000 metros. Ahí se ha escondido el calentamiento global. O la mitad de él.

Pero resulta que se acaba de publicar un estudio, con nuevas mediciones, que pone esas disculpas muy en cuestión. Y no tanto porque te vayas a creer esta medición más que las anteriores, sino porque tiene la decencia de señalar lo obvio. No tenemos un sistema de medición capaz de decir nada al respecto.

Viene de investigadores del MIT y de Harvard.

La figura clave (18) es esta:

wunsch-heimbach-2014-f18

- Según esto, el calentamiento global no se habría escondido en el fondo del mar. Mide un ligero enfriamiento en lugar de calentamiento. Pero yo tampoco me fiaría de esta medición más que de las anteriores.

- Respecto al calentamiento en la capa superior, sí mide un calentamiento entre 0 y 700 metros, pero dice que es mucho menos que en las mediciones anteriores.

- Sobre “la pausa” en el calentamiento, señala que las incertidumbres hacen imposible saber si la explicación es que el calor se está yendo al mar durante ese período.

Resumiendo. Que el -puedo explicarlo, querida-, son palabras. Pero no están basadas en ninguna realidad medible. Nullius in verba.

Estos resultados difieren de otras estimaciones (ni siquiera les llama “mediciones”) en detalle y en valores numéricos, pero probablemente no es posible determinar si alguna es correcta, con los datos existentes.

Citemos a la siempre sensata Judith Curry:

El fondo del asunto es este, que repito de la entrada previa sobre Ocean heat content uncertainties:

Contando todo, yo no veo un argumento muy convincente sobre el secuestro del calentamiento en el mar.

Fuentes:

 

Esta noticia es típica del problema que representa el cuento del calentamiento gobal. Que no es el calentamiento mismo, minúsculo y muy probablemente beneficioso, sino los efectos secundarios del cuento. Si toda nuestra energía -mental y económica- en pro de la limpieza y cuidado de la naturaleza, se dirige al “problema” equivocado, quiere decir que estamos dejando abiertos todos los huecos para que los problemas de verdad metan goles a placer. Por ejemplo, si le llamas “contaminación” al gas de la vida (el CO2), y dices que va a traer el fin del mundo como lo conocemos, la consecuencia inmediata es que te dejas de preocupar por la contaminación de verdad. O por la sobre-pesca, que puede ser igual de perjudicial.

Willis Eschenbach nos trae en WUWT [-->] este estudio, recién publicado, sobre la salud de los arrecifes de coral del Caribe.

Desde hace tiempo se ha considerado que el cambio climático es el principal culpable de la degradación del coral. Aunque supone una amenaza seria por poder hacer los océanos más ácidos y provocar el blanqueamiento del coral, este estudio muestra que la clave del declive del coral en esta región ha sido la disminución del pez loro y de los erizos de mar — los principales pastadores o ramoneadores (come-hierbas, vaya) del área.

Los alarmistas del clima hacen en este asunto el habitual razonamiento de bombero torero. Hay un calentamiento (minúsculo) y un aumento del CO2 (real). El CO2 produce acidificación en el agua. Es imaginable (pero no bien medido) que el CO2 y el calor sienten mal al coral. (Y también es imaginable lo contrario, con mediciones -igualmente malas- en sentido contrario). Luego la pérdida de buena parte de coral en el Caribe se debe a nuestras emisiones de CO2.

Y así, de paso, nos olvidamos de los pequeños detalles que puede observar cualquiera que pase por los arrecifes de coral del mundo, y observe. Por ejemplo, que en las zonas deshabitadas -o incluso simplemente no “turistizadas” ni industrializadas- el coral no parece tener el menor problema. A pesar de convivir con el mismo CO2, y el mismo “calentamiento global”.

Reefs protected from overfishing, as well as other threats such as excessive coastal pollution, tourism and coastal development, are more resilient to pressures from climate change, according to the authors.

Eso está dicho de una forma bastante retorcida. No es estrictamente mentira, pero sí es muy engañoso. Porque los arrecifes que no padecen sobre-pesca, ni contaminación, ni “desarrollo” costero, no es que sean “más resistentes” al cambio climático; es que ni siquiera se han enterado. No hay ningún motivo para pensar que se estén “resistiendo” al cambio climático, y no -por ejemplo- “disfrutando” de él.

Los autores del estudio, que han recopilado datos de otros expertos en 90 sitios a lo largo de todo el Caribe, lo dicen bastante rotundamente:

La fascinante del cambio climático es que resulta una excusa para no hacer nada (con el coral).

Y se podría hacer, si nos dejamos de chorradas.

Fuentes de la noticia:

jevrejeva-et-al-2014

Global and Planetary Change

Trends and acceleration in global and regional sea levels since 1807

S. Jevrejeva, J.C. Moore, A. Grinsteda, A.P. Matthews, G. Spada

 

 

Svetlana Jevrejeva es una figura curiosa en el mundillo del cambio climático. Alarmista de palabra hasta decir basta … y sin embargo definitivamente respetable como científica. Quiero decir que nadie le ha sacado ninguna guarrería en los trabajos  / datos que presenta. Al contrario, gozan de mucho crédito. Y ha hecho muchos. Con las palabras es otra cosa. Por ejemplo, te puede mencionar una aceleración -con palabras que entenderá cualquier periodista-, justo después de decirte que esa “aceleración” no tiene el menor significado porque depende enteramente del trozo que hayas elegido para mirarlo. Pero esto último no lo dice con palabras como para periodistas de los de medio ambiente.

No es broma:

Para que los periodistas lo entiendan:

We calculate an acceleration of 0.02 ± 0.01 mm·yr−2 in global sea level (1807–2009).

Y para que los periodistas no entiendan que lo anterior es irrelevante:

Fig. 15 reveals that during the past 203 years there are several time periods with positive and negative sea level accelerations, suggesting that a wide spectrum (from 10 to 100 years) of variability influences estimates of sea level acceleration, and this leads to uncertainty in the quadratic fitting of the GSL depending on the time period selected.

Parece lista, Svetlana. Luego comentamos eso con dibujitos. Pero para que quede clara la idea, la aceleración medida por Jevrejeva entre 1880 y 2009 es veinte veces menor que la citada entre 1807 – 2009. Y medida por mi (es solo aproximado), entre 1900 y 2009, sale una aceleración negativa. Desde 1930, muy negativa.

El mensaje fácil. Este era un estudio muy esperado, actualización del suyo de 2006 — y usando más estaciones. Y parece cerrar un debate que había sobre la diferencia entre las estaciones que miden las mareas en la costa, y lo que miden los satélites desde 1993. En el trazo grueso de los 20 años de los satélites dan el mismo resultado.

La medición de la subida del nivel del mar tiene mucho morbo. Aparte de que nos guste la mar. Porque a falta de calentamiento les queda la alarma de que nos vamos a ahogar; porque es muy difícil de medir (los datos son un lío de cuidado); y porque -de ser una medición de confianza- sería la medición perfecta para hacerse una idea de si el “calentamiento global ” es un problemón, o una coña marinera. Al nivel del mar le afecta tanto el calentamiento mismo del mar (donde dicen que se esconde el calentamiento que no medimos en el aire), como el deshielo de los glaciares. O sea, que le afecta el calor de todas partes. Es perfecto para mirar si se nota ese “calentamiento antropogénico”.

¿Desde cuándo se debería de notar? No es fácil encontrar un gráfico que lo represente con claridad, pero sí he encontrado uno en la web del payaso de John Cook (el del 97% del consenso). Lo sacan de Wigley y Santer 2013, A probabilistic quantification of the anthropogenic component of twentieth century global warming. Solo le he cambiado el color y el grueso a la línea (rosa) que representa el efecto antropogénico en el clima, según teoría calentóloga.

forzamiento-antropogenico-climaLa idea es clara. Hacia 1970 ocurre algo tremendo, un calentamiento espcectacular por nuestra culpa, que se debe de notar en el clima. Si se mira en el nivel del mar, se debería notar un subidón. Pero como ya venía subiendo desde mucho antes, y el efecto aumenta con el tiempo,  se debería notar un acelerón a partir de 1970 aproximadamente. ¿Se nota en los datos de Jevrejeva? ¿Tiene algo que ver con la aceleración que menciona para los periodistas de medio ambiente y los políticos, o esa aceleración mencionada es completamente irrelevante, como expone con perfecta claridad para la gente que tiene cuidado al leer?

Eso es lo que vamos a ver.

En el gráfico general del estudio se ve muy claro que después de hacia 1860 la subida del nivel del mar tiene variabilidad, fases de aceleración y de deceleración. Parecen intuirse los ciclos climáticos en los alrededores de 60 años que se ven en otras partes del sistema. Pero si no es una línea recta con vaivenes, cuando cambia la tendencia descendente acusada, se le parece un montón.

jevrejeva

Los autores proporcionan sus gráficos, pero no los datos en número. Se puede hacer algo digitalizando el gráfico, y sacando los números de ahí. Bastante trabajo en este caso. Un comentarista de WUWT -AJ- nos lo ha ahorrado [-->].  Pero contrastando las cifras que da Jevrejeva con las que salen de la digitalización, se ve que esta es muy útil.

Jevrejeva mide la aceleración con un “quadratic-fit” (una polinómica de segundo grado en Excel).

jevrejeva-desde-1880

A destacar. El 0,001 sale 0,0009. Casi lo mismo. No hay ojo-lince que pueda decir que eso no es una línea recta (sin aceleración). Normal, 0,001 es casi cero, y seguro que muy inferior que el margen de error. No da el margen para esta medida concreta, pero comparando con otras se puede deducir.

Se destaca en el gráfico, con la línea vertical, el año 1970. Ese momento especial donde los humanos empezamos a pervertir el sistema climático a modo. ¿Alguien podría señalar alguna diferencia entre antes y después en el gráfico?

Puede tener interés el resultado desde 1900. Para ver que esa “aceleración” imposible de distinguir de cero (de no-aceleración) depende enteramente de momento en que se empiece a medir.

jevrejeva-desde-1900

Una “desaceleración” igualmente imposible de distinguir de cero, pero en todo caso mayor que la “aceleración” que había midiendo desde 1880.

Hay otra fecha interesante desde la que se puede ver. 1930. Porque como llevamos cumplidos 40 años desde el tremendo efecto del hombre en el nivel del mar, puede ser curioso mirar los 40 años anteriores y los 40 posteriores juntos. Y eso es mirar desde 1930. Además, coincide que es la fecha en la que ya hay un número de estaciones de mareas suficiente por el mundo, en vez de estar concentradas en Europa y USA. Es algo más realmente global.

jevrejeva-desde-1930

Ahora la curva sí es una curva, en lugar de una recta. Pero una curva de franca desaceleración, no en aceleración. ¿Quiere eso decir que el “calentamiento global” está haciendo descender el nivel del mar? Seguro que tampoco. Seguro que se trata, una vez más, del efecto de los ciclos (naturales) entre el punto inicial y final. Pero lo que sí es seguro es que con los datos de Jevrejeva no se ve el efecto del CO2 en el clima. Ni ningún “efecto antropogénico”.

Sobre la correspondencia entre lo que miden desde estaciones de mareas y desde satélites, con estos datos en la mano, es cierto.

jevrejeva-desde-1930-y-1993

3,1 mm/año es muy compatible con lo que dan los satélites (3,2) [-->]. Lo que no es tan compatible es que los datos de Jevrejeva hablan de un parón en la subida desde 2003 (solo llega hasta 2009). Podría recordar al “parón” en el calentamiento global. Pero lo dudo.  La impresión es que los satélites han empezado a medir en un momento muy bueno para producir miedo. Y que ese momento tal vez se haya acabado. Mala suerte. Igual hay que “descubrir” alguna corrección nueva.

Son de especial interés los comentarios de “Greg” en el hilo correspondiente de WUWT

Añadido. Sobre el payaso de Cook y el 97%,  y el lío en el que se han metido, ver Rud Istvan en Jo Nova:

 

The Conversation es una publicación financiada por las universidades de Aberdeen, Birmingham, Bradford, Bristol, Cardiff, City, Durham, Glasgow Caledonian, Goldsmiths, Lancaster, Leeds, Liverpool, Nottingham, The Open University, Queen’s University Belfast, Salford, Sheffield, Surrey, UCL y Warwick.  Se podía esperar que conocieran un poco la obra de Darwin, más allá de la evolución de las especies.

Paul Kench es profesor de la School of Environment en la Universidad de Auckland.

the-conversation-atolls

Los nuevos descubrimientos sugieren que, más que tratarse de masas inertes de rocas que serán tragadas por el aumento del nivel del mar y erosionadas por las tormentas, estas islas son estructuras dinámicas que se pueden mover, o incluso crecer, en respuesta a los cambios del mar.

La negrita es mía. El resto es ecologismo posmoderno, literal, del artículo citado – del que nos enteramos por WUWT [-->].

Se refiere a los atolones coralinos. Y la idea de su formación y existencia se le ocurrió a Darwin en 1832. Antes de haber visto ninguno. El almirantazgo había establecido el estudio de los atolones como uno de los objetivos científicos del viaje del Beagle. Y Darwin imaginó la solución del misterio cuando todavía estaban en Sudamérica, antes de poderlos estudiar. Cuando tuvo oportunidad, comprobó que los datos encajaban en su idea. La publicó en 1842, dentro de uno de los tres volúmenes sobre Geología que escribió a raíz del viaje.

¿El misterio? Son islas con estas características:

  • Sólo hay en los trópicos, o muy cerca. El más septentrional está en 28ºN, y el más boreal en 29ºS.
  • Casi todos tienen forma de anillos, con una laguna en medio.
  • Casi todos están en el Pacífico o el Índico.
  • Están concentradas en algunas zonas, que coinciden en tener mucha actividad volcánica.
  • Casi todos están a ras del nivel del mar.

La solución ya tenía unos primeros pasos dados, que Darwin llevaba entre sus libros. De las órdenes del almirantazgo:

The circularly-formed Coral Islands in the Pacific occasionally afford excellent land-locked harbours, with a sufficient entrance, and would be well adapted to any nice astronomical observations which might require to be carried on in undisturbed tranquillity. While these are quietly proceeding, and the chronometers rating, a very interesting inquiry might be instituted respecting the formation of these coral reefs …. A modern and very plausible theory has been put forward, that these wonderful formations, instead of ascending from the bottom of the sea, have been raised from the summits of extinct volcanoes … [-->]

Faltaba el mecanismo. Darwin lo dibujó así:

darwin-arrecife-y-atolon-coral

Un volcán submarino crea una montaña. En aguas calientes, el coral forma un arrecife barrera en su costa. y luego, el propio peso de la montaña va haciendo que se hunda lentamente en la corteza terrestre submarina, dejando el atolón de coral de forma circular.

NOAA tiene un dibujo más fácil.

atolones-formacion-0

Y hoy es bastante fácil capturar distintas fases del proceso, que sigue ocurriendo:

Isla de Moorea:

atolones-formacion-1

Isla y atolón de Maupiti:

atolones-formacion-2

Atolón Toau:

atolones-formacion-3

Y ahora llegan los alarmistas del clima a descubrir que … ¡¡¡se trata de un proceso dinámico!!! No jodas. Y a concluir que dado que casi todos los atolones están a ras del nivel del mar, y que el nivel del mar tiene la mala costumbre de cambiar con sorprendente descaro, desde siempre, tal vez haya alguna relación y resulta que el atolón sigue el subibaja del mar. Han descubierto a Darwin, tú.

Bien, una vez que los alarmistas dejan de negar a Darwin, todo el problema sería saber a qué velocidad vertical puede crecer el coral. Según la página del NOAA [-->], hasta 10 cm. al año.  Y se sorprenden de que una subida del nivel del mar actual de 3 mm. al año, y disminuyendo, no esté haciendo que se hundan los atolones.

Con estos ecologistas bueyes aramos.

Y ya que hablamos del arrecife de coral, echemos un vistazo más cercano.

arrecife-minerva

A menudo está literalmente cuajado de cosas muy ricas.

arrecife-minerva-ostras

Como se sabe, los maníacos del calentamiento global han depositado todas sus esperanzas en que el próximo El Niño, que posiblemente ya ha empezado sus primeros pasos, tenga la fuerza suficiente como para acabar con la famosa “pausa” que padece el calentamiento global. Lo necesitan con urgencia. La teoría del achicharramiento por CO2 (la manía) dice que el calentamiento no se pudo notar hasta 1945, más o menos. No había suficientes emisiones. Y los datos, con todo lo masajeados que estén, no ven calentamiento entre 1945 y finales de los 70s. Ahí empezó el calentamiento global.

Y de repente, la pausa.

Primero, la negaron. Diez, doce años de pausa en el calentamiento, y decían que no había. El informe IPCC de 2007 no la mencionó. Y los maníacos atacaban a cualquiera que osara señalarla. Tiene guasa que le llamen “negacionista” a quien señalaba una pausa que sí había, y no le llamen “negacionista” a los que negaban una pausa como la copa de un pino. Pero ahora ya no han podico ocultar que no llega al 2% el número de modelos climáticos capaces de producir una pausa de 17 años. Y ni uno solo que la pueda producir durante 20. Señal de que los modelos no están reflejando el mundo real, por mucho que digan que están “basados en la física”.

Y eso, a pesar de que los modelos cambian. Intentan que no se distancien demasiado de la realidad, una vez que se conoce. O una vez que llega el futuro que habían predicho tan mal. Y los mejoran corrigen. Pero la realidad es muy complicada, y la mejora corrección no la puede abarcar entera. Como tienen un paradigma equivocado, si mejoran corrigen por una esquina del tablero, lo empeoran por la otra. Por eso la calentología nunca avanza. Ver [-->] y ver [-->].

Esto ya es una imaginación mía. Creo que la pausa que negaban los que nos llaman “negacionistas” era tan importante, que en la última generación de modelos climáticos se obsesionaron con ella – a pesar de negarla. Y para justificarla tuvieron que estropear otra esquina del tablero. Más importante.

La clave de la temperatura global está en la superficie del mar. Le “robo” a Bob Tisdale este gráfico, de aquí [-->]. Lo rosa es añadido mío. Representa los modelos de la generación de los que se usaron para el IPCC de 2007, y la del 2013.

modelos-climaticos-diferencia-generacional

La diferencia que yo veo es esta. Los modelos anteriores (2007, azul) apenas se separan de la línea de tendencia. Es un calentamiento monótono y sin historia. Porque no ha habido volcanes, que era la única causa de variabilidad significativa que contemplaban en el clima. En los modelos más actuales (2013, verde) han incluído cierto efecto de los ciclos oceánicos (que también negaban hasta ahora). Y eso les ha permitido que se refleje una pausa. O una “pausita”, al menos.

El problema es que al conseguir una pausita, y tener esa “chepa” en la segunda mitad de la serie, también han aumentado la tasa de calentamiento. O sea, que en ese sentido, en esa esquina del tablero, lo han estropeado. En lugar de arreglarlo.

Pongo en este gráfico la diferencia antiguos / nuevos modelos (sólo la línea de tendencia), y su comparación con la realidad. Pasando de “la pausa”.

modelos-climaticos-diferencia-generacional-y-realidad

Tratar de “encajar” una pausa en los modelos ha sido mal negocio. Les ha salido muy pequeña; 7 años en lugar de 17. Y ha hecho que el calentamiento real sólo sea el 52% del calentamiento de los modelos, en vez del 57%.

Y ya que estamos, veamos esa diferencia entre los modelos y la realidad, repartida por “los siete mares”. Es curiosa. El gráfico muestra, en cada cuenca oceánica, el porcentaje de calentamiento real respecto del calentamiento predicho para esa zona por los modelos. Llama la atención que un gas esencialmente bien repartido produzca unos errores tan mal repartidos. ¿Puede ser que el mundo de los modelos tenga muy poca relación con el mundo real?

modelos-climaticos-realidad-en-7-mares

Hay que pensar que el Atlántico Norte y el Ártico son lo mismo. Al Ártico le llega el agua (y el calor) casi exclusivamente del Atlántico Norte. Ahí, los modelos aciertan bastante. De hecho dan menos calentamiento del realmente producido. En el resto de la tierra, son un verdadero desastre.

Lo mismo, en mapa, quedaría así.

  • Rojo: algo mas de calentamiento que el previsto por modelos
  • Verde: la mitad o menos del calentaminto predicho.
  • Azul: enfriamiento, en lugar de calentamiento, y en la misma cantidad.

modelos-climaticos-realidad-en-mapa-7-mares

Y en números (de Bob Tisdale, enlace citado). CMIP5 son los modelos última generación.

Datos CMIP5 Observado Porcent
Global 0,161 0,084 52
Atl. N 0,188 0,232 123
Atl. S 0,161 0,065 40
Pac. N 0,194 0,066 34
Pac. S 0,14 0,042 30
Índico 0,169 0,097 57
Árt. 0,106 0,121 114
Ant. 0,041 -0,047 -115

 

Si este El Niño que se espera no consigue acabar con “la pausa”, tendremos que el calentamiento global ha durado unos 20 años, y el no calentamiento global (la pausa), otros 20. No podrían decir que “la pausa” es demasiado corta como para tenerla en cuenta. Que es lo que dicen ahora. Porque entonces se podría decir lo mismo del calentamiento global, si ha durado lo mismo. De ahí que todas las miradas estén puestas en El Niño.

Pero cuando arreglan una esquina del tablero, estropean otra. Porque el paradigma no funciona. Y si nos quedamos sin el icono de “la pausa”, señalaremos otro icono mejor: El calentamiento es la mitad. Y hablamos de más de 30 años, que incluyen todo el “calentamiento global”.

Judith Curry (soy fan) tiene una entrada sobre si se acaba o no se acaba el icono anterior:

Una nota previa. Siempre hay una discusión -muy tonta- entre calentólogos y escépticos. Los críticos del IPCC dicen que los modelos climáticos de los alarmistas están ajustados para reflejar la realidad conocida del pasado reciente. Fundamentalmente, para que “acierten” eso que llaman el calentamiento global, que que ocurrió entre -más o menos- 1975 y 1998. Los chicos del clima dicen que no. Que los modelos solo llevan una serie de fómulas y procesos físicos muy conocidos, de los que sale, ¡tachán!, una reproducción estupenda de la realidad climática.

¿Quién tiene razón? ¡Los escépticos, como siempre! Lo que pasa es que hay que entender cómo funciona lo de los ajustes. Son- se podría decir- ajustes “evolutivos”. Cada modelo tiene un montón de parámetros cuyo valor se puede elegir arbitrariamente. Y por eso son todos los modelos distintos, y son más de 20. El grupo de “supervivientes” tienen la gracia de que más o menos “aciertan” los índices generales del clima conocido. Los últimos 100 años. Los demás los rechazan, y no siguen produciendo “hijos”. O sea que sí, que están elegidos por poder acertar (más o menos) el pasado. Pero hacer eso no es ninguna garantía de saber lo que va a resultar el futuro. Mucho menos cuando necesitan más de 20 modelos, y no son capaces de quedarse con unos pocos. No saben cuál es mejor. Y las diferencias entre ellos en la parte que no han podido ajustar (el futuro) son muy muy grandes.

Lo que vamos a hacer es echar una mirada a ese “acierto” de los modelos. Una cosa es que te digan que el calentamiento global medio de superficie en los modelos es a un ritmo de 0,21ºC/ década. Entre enero de 1982 y febrero de 2014. Y que lo que se mide (de aquella manera), con termómetros de superficie, es entre 0,15 y 0,17. Que no está tan lejos, y que el error es por la “vairaibilidad natural”. Solo es un error del 131%. Y si hacemos un poco de gimnasia con esa “variabilidad natural”, van niquelados. Y otra cosa es mirar cómo lo llevan en las distintas partes del sistema. Por ejemplo, si en vez de en superficie medimos en el aire a media altura, el desfase ya es desde unos 0,24 en los modelos, a 0,13 en la realidad. Los modelos tienen casi el doble del calentamiento observado. Y si se trata de la superficie del mar (probablemente la madre del cordero del clima), directamente hablamos del doble. De un error del 100%.

Lo detalla muy bien Bob Tisdale en una entrada en WUWT:

El título es claro, y muy recomendable la lectura. Pero, por abreviar, voy a mencionar y hacer hincapié solo en un detalle. Los trópicos.

Tisdale presenta este gráfico de comparación. Clic para ampliar al original. He marcado el rectángulo que abarca los trópicos, para ampliarlo después:

mar-modelos-realidad

 

La diferencia es horrible. De un vistazo sabes que se trata de dos mundos diferentes. No son el mismo sistema; no trabajan igual.

En cifras, donde se ve que los modelos calientan la superficie del mar el doble, es así:

mar-modelos-realidad-gráficaPero veamos /ampliemos los trópicos. Es por donde entra la parte del león del calor al sistema:

mar-tropicos-modelos-realidad

¿Quién se atreve a decir que el mundo de arriba tiene alguna relación con el de abajo? Eso es mucho peor que los modelos equivocándose un 100%, porque se trata de algo que funciona de otra manera. Se trata de otra cosa.

Tisdale ha hecho también una comparación modelos / realidad por latitudes. Siempre referido a la superficie del mar. Le he añadido los colorines azulito y rosita para visualizar mejor no sólo dónde calientan de más, sino cuánto. Rosa es el exceso de calentamieto de los modelos. Azulín es de menos. También marco los trópicos. Clic para original, sin colorines.

mar-modelos-realidad-por-latitud

Pero este tipo de gráficos no se interpretan tan fácilmente. El rectángulo de los trópicos parace menos de un tercio del todo. Pero en realidad supone el 40% de la superficie del globo. Si ajustáramos por superficie, casi todo el exceso de calor está ahí.

Solo otro detalle, ya fuera de lo de Tisdale. Los modelos calientan el mar en los trópicos también. No parece que contemplen un máximo a partir del cual el mar ya no se calienta más. ¿Se podría mirar qué pasa en la realidad? ¿Por ejemplo, en lo que llaman la “Pacific Warm Pool”, que es la parte más caliente de los océanos abiertos?

Se ve en este cuadro de temperatura media del mar (1982 – 1995).

mar-temperatura-media-1982-1995

Esa gran mancha roja en el Pácifico ecuatorial occidental. He marcado un cuadradito en medio de la “piscina caliente”. Cinco grados de latitud por 10 de longitud. Y las temperaturas de ese cuadrado son estas:

mar-punto-caliente

La media móvil de 3 años elimina la mayor parte de los “vaivenes” de El Niño. Para más detalles de este fenómeno: Argo and the Ocean Temperature Maximum.

El “punto caliente” no se ha calentado ni papa en 30 años. En los modelos sí lo hace. Otro detalle. Se ven muchos más en el artículo de Tisdale, en los que se ve que los modelos climáticos no saben digerir el mar.

Pasen y vean (con muchos más gráficos):

 

 

Hace tiempo que no le  echamos un ojo al mar que nos invade, y va a producir millones y millones de desplazados. Si el dato fuera bueno -y los alarmistas creen que sí- sería probablemente el dato más interesante sobre el calentamiento global.

Hay dos motivos por los que la subida del nivel del mar se debería de estar acelerando.

1. Se supone que estamos “apretando el acelerador” con el CO2.

co2-en-mauna-loa2. Y se supone que “la pausa” en el calentamiento global del aire se ha producido porque en ese tiempo de “pausa”, el calor que debría de haber calentado el aire se ha ido al océano. O sea, debería de haber entrado más calor al mar en los últimos años, y por expansión térmica el nivel del mar debería de haber subido más en los últimos años.

¿Ocurre esa aceleración en los datos que hay? Naina. Si le ponemos una polinómica a loss datos, vemos una desaceleración. Minúscula, es cierto; pero desde luego no se ve una aceleración.

subida-nivel-del-mar-1También lo podemos partir en dos mitadoes aproximadas, para ver lo mismo:

subida-nivel-del-mar-2Es perfectamente posible que los datos no lo sean suficientemente buenos para contestar a lo que preguntamos. Se trata de datos de satélite. Por eso son solo desde 1992. Con los otros datos, los de mareógrafos, se hacen cálculos desde hacia 1880. Más significativos en teoría. Pero también son más peliagudos, y hay estudios que dicen ver una aceleración, y otros estudios que dicen ver una ligera desaceleración.

Yo no pondría la mano en el fuego por los satélites para esta medida. Pero con lo que hay, no hay una acelereción. Y 30 centímetros de subida de nivel del mar en un siglo, no le puede preocupar ni al hipocondríaco más exaltado.

Añadido para Daneel:

Desde 1998 no muestra aceleración, sino, si acaso, desaceleración. Lo mismo que para la serie completa.

subide-nivel-del-mar-desde-19982º Dibujito añadido para Daneel

daneel

Desagradable sorpresa para los alarmistas del clima, y esperable no-novedad para el resto.

Palaos es un archipiélago de islas coralinas que queda un poco antes de Filipinas, según se va desde Acapulco. También es una de las naciones más pequeñas en población, con unos 20.000 habitantes. Aún así tienen un parque natural marítimo llamado Rock Islands.

palaos-rock-islandsY en ese parque están haciendo estudios sobre el coral unos investigadores del muy conocido Woods Hole Oceanographic Institution.

Una de las pruebas ha sido analizar el agua a la largo de una línea que va desde mar abierta hasta el centro de las Rock Islands. Y han descubierto que, de fuera a dentro, el agua va siendo más ácida (menos alcalina). De tal forma que el agua abierta tiene una acidez más o menos como la media de las aguas tropicales, hoy, y se va haciendo más ácida, hasta que en las radas interiores tiene una acidez como la que esperan que haya en general hacia 2.100, por culpa de la acidificación del mar – debida a las emisiones de CO2.

El motivo de esta diferencia de acidez, de mar abierto a radas interiores, se debe a la vida misma. La formación de conchas y la respiración acidifican el agua, y esto ocurre en mayor medida donde hay menos intercambio de agua con el océano. Es como si cierras las ventanas y la puerta en un aula llena de alumnos, y cada vez tiene más CO2 – producto de la respiración. Y en un aula con más ventilación, hay menos CO2.

En ese sentido, Rock Islands  son como una especie de ventana al futuro. Una forma de ver lo que puede pasar con la acidificación del mar. Y la sorpresa (para los alarmistas muy desagradable e incomprensible), es que cuanta mayor acidez, mayor diversidad y salud general han encontrado en el coral y sus bichos. Que es como plantear la herejía de que todas esas emisiones de CO2 de las que somos horriblemente culpables, son una bendición – también para el agua de los océanos.

En seguida explican que esto es una excepción; que en otras partes han visto justo lo contrario (olvidando cuando han visto justo lo mismo); y que debe de ser un caso especial que se ha desarrollado durante miles de años. Pero no nos cuentan que a menudo, en otras mediciones, junto a la mayor acidez ocurren otras cosas que no tienen nada que ver con la acidez. Como las malditas cremas protectoras del sol que se ponen los turistas (y los investigadores de Woods Hole), que producen infecciones en el coral, y su blanqueamiento [-->]. Y otros factores debidos, sí, al hombre; pero no al CO2.

Al final, la química del océano y su efecto en los organismos vivos es probablemente un sistema tan complejo como el clima. Y con nuestro desconocimiento es muy fácil encontrar estudios que dicen una cosa, junto a estudios que dicen la contraria. Y explicaciones rocambolescas para todos los gustos, donde siempre vas a ver más explicaciones en la línea del gusto dominante. Por ejemplo, este estudio todavía no aparece reflejado por ningún medio de prensa, a juzgar por Google News [-->] [-->] [-->].

Fuentes, WUWT y Phys.org:

Esta entrada solo es una actualización de la serie Espíritu de Mawson.

¡Bravo! El Akademik Shokalskiy, abandonado por los alarmistas del calentiamiento global -porque se había quedado atrapado en el hielo), llega a casa. Le queda una hora. Navega a 8 nudos con un viento de través de 27 Kn. Pero tiene una isla a barlovento, no será muy duro.

Vuelve con su tripulación entera, como marineros de verdad. A ninguno se le ocurrió que le rescataran con toda esa flotilla de rompehielos y helicópteros, y toda la fantasmada de los pasajeros turistas locos del cambio climático.

akademik-shokalskiy-llegaMientras tanto, el rompehielos Aurora Australis sigue fondeado en la base Casey de la Antártida. Solo le quedan 1.900 millas hasta Hobart, su puerto base en Tasmania. Cuando zarpe.

aurora-australis-sigue-en-la-antartidaEntrada anterior – de la que esta es continuación / actualización:

El resumen es que no solo los abandonados han llegado antes que los “rescatados”, sino que han llegado antes de que los miedicas hayan siquiera salido de la Antártida. Por alarmistas.

akademik-shokalskiy-en-casaakademik-shokalskiy-entrando-en-bluff

Es una vieja norma marinera, pero no se puede esperar que un alarmista la comprenda. Nunca abandones el barco hasta que se esté hundiendo. Y comprueba antes que al agua, efectivamente, está subiendo en la bodega. Y nunca sin intentar tapar la vía de agua antes. De mil veces que pienses que el barco se va a hundir, 999 no lo hará. Más o menos. Y la alternativa, el escape, casi siempre es peor. Pero cuéntale eso a los locos del CO2.

Ya es casi el fin de la apuesta irónica. ¿Quién llegará antes a puerto, los científicos turistas del calentamiento global que fueron a la Antártida a contarnos cómo se queda sin hielo, pero abandonaron el barco porque ¡estaba atrapado por el hielo!, o la tripulación que se quedó a esperar a que el hielo se dispersara? Comprendo que in situ no era una decisón fácil. Hasta que ves que la tripulación al completo se queda en el barco, sin necesitar rescate. 22 tíos, con camareros y tal. Ningún capitán permite que se quede gente no imprescindible a bordo si piensa que corren el menor peligro. Y si el capitán piensa que no hay peligro, él es el que sabe.

También podían pensar en una cuestión de tiempos. Que llegarían antes a casa si se trasladaban de barco. Pero no es tan difícil pensar que si el viento ha concentrado el hielo y atrapado al barco, un cambio de viento producirá el efecto contrario. Al final es física bien simple, y se trataba de científicos. Eso dicen. Pero son unos científicos un poco raros. Alarmistas. Piensan que si el hielo se está concentrando (o la bolsa subiendo, o la tierra calentándose), el futuro es inevitablemente más de lo mismo. Son así.

Total, que la situación hace 9 horas de los dos barcos es esta.

apuesta-ironica-alarmistas-climaticos-akademik-shokalskiyAkademik Shokalskiy es el barco del que fueron rescatados. No podíamos seguir si situación hasta ahora porque no sale en Marine Traffic. Pero un colega les ha preguntado vía twitter (@MarineTraffic), y le han explicado que el Shokalskiy solo se ve con el servicio de pago. Y nos han mandado esta info, en plan majos. Es con la que he hecho el primer gráfico. Los apuntes en rojo son míos. La ETA es de la info: Llegarán el 14, a las 20:00 UTC. Navega a 10 nudos, rumbo norte.

akademik-shokalskiy-situacion¿Y los “rescatados”? Ahora mismo están fondeados (parados) en la base Casey, Antártida. El Aurora Australis sigue las operaciones pendientes, que abandonaron por el rescate. Parece que planean zarpar mañana para Hobart.

aurora-australis-situacionTiene pinta de haberlo pasado no muy bien los días anteriores. Dando vueltas, adelante y atrás, por la zona próxima a la base. Mi apuesta es a que la mar no le permitía usar ese fondeadero, muy expuesto al NW. Vaya, todo un plan:

aurora-australis-evolucionEs lo que nunca comprenderá un alarmista. Que el miedo y la precipitación suelen salir caros. Claro que el tiempo y labores de todos esos rompehielos que se implicaron en su “rescate”, Astrolabe, Xung Long, Aurora Australis, y Polar Star, no lo van a pagar ellos. Pero al menos hay cierta justicia poética. Van a llegar a casa al menos una semana más tarde que la tripulación y el barco que abandonaron.

Exitazo:

- Van a probar que nos quedamos sin hielo en la Antártida, ¡y les atrapa el hielo que ya no hay!

- Nos cuentan que era una expedición científica, y estaba llena de niños, turistas y periodistas.

- Se llama “Espíritu de Mawson”, ¡y salen por piernas al primer contratiempo, pidendo ayuda a toda la galaxia!

- Son “rescatados”, y llegan de vuelta más tarde que los abandonados.

- Les acusaban de alarmistas … ¡y se alarmaron!

El Guinness Book of Records debería de ocuparse de este caso. Tal vez una edición especial.

Nota, la historia completa, paso a paso, y en orden inverso, se puede ver pinchando en este cartelito:

Spiritofmawson

Ana

Nos manda …

UltimAtun

Una película de Fernando López-Mirones

producida por

Orca Films y New Atlantis

ultimatun

Del dossier [-->]:

El atún rojo es probablemente el animal que más ha influido en la Historia de la Civilización Occidental. Su carne macerada y conservada en sal, viajó dentro de ánforas a bordo de galeras y carros por todos los grandes imperios para alimentar a las legiones y las armadas más poderosas del mundo conocido. Colosos de más de mil kilogramos entraban en el Mar Mediterráneo cada año para desovar constituyendo el acontecimiento marino más esperado en todas sus costas.

Pero el Gran Rojo se nos va ¿o no?. Longevo, viajero y oceánico, solo trae a sus hijos al reino de Neptuno en un puñado de lugares en el mundo. Arropados de espuma, los últimos alevines de coloso luchan por madurar en un mar lleno de peligros.
Su alto precio en el mercado japonés ha disparado dos carreras paralelas. La de su explotación por medio de granjas de engorde, y la de la investigación científica que pretende salvar al gigante mediante su reproducción en cautividad.

La situación se tensa cada vez más, todos se culpan unos a otros mientras se produce una carrera por investigar más deprisa, por demostrar que las poblaciones se recuperan, o por constatar que es vital protegerlo absolutamente de la extinción. Un animal fascinante que mueve miles de millones de euros en todo el mundo, el pata negra del mar, casi un cetáceo, en el fondo, una metáfora clara de lo que está ocurriendo con los océanos en todo el planeta.

Mientras tanto, las manadas de orcas siguen tras ellos, en un juego de inteligencias y adaptación, en una lucha solo comparable con la de los cachalotes con los calamares gigantes.

Vamos a comprobar que la influencia del atún rojo no termina en la orilla.

De momento, solo la película. Después, comentaremos.

Nada especial, pero hay que seguir la costumbre de mencionarla. Porque la serie va asín:

Y en esta de 2013 no tengo fotos todavía. De la regata, quiero decir; del pedo sí.

regata-el-gallo-2013.jpg

El ocaso de …

Total, que Mary Cary von Lieder-Kostbar ha sacado unas fotos estupendas de la salida. Ddesde la iglesia de Portugalete. Pero aun no han llegado, porque las tiene que desembarcar de la cámara a un ordenador o similar, y enviarlas por internés. Queda abierto el espacio para ponerlas cuando lleguen. Y para ir presionando – lo que se deje.

Llegaron:

regata-el-gallo-2013-2

regata-el-gallo-2013-3

regata-el-gallo-2013-4

regata-el-gallo-2013-5

regata-el-gallo-2013-6

regata-el-gallo-2013-7

regata-el-gallo-2013-8regata-el-gallo-2013-9

el-ocaso-2

Para V.:

PVL nos enlaza a El Mundo [-->], que supongo que no es más que un ejemplo típico de carroñero del clima. Uno más, quiero decir. Lo normal o así.

Lo sucedido este fin de semana en Filipinas ha reabierto la polémica sobre el cambio climático, ya que los expertos del panel de la ONU ya advirtieron en octubre pasado que la elevación de la temperatura de los océanos iba a provocar un aumento en la intensidad de los tifones y los huracanes en las zonas tropicales. Según los científicos, el cambio climático nada tiene que ver con el origen de estos fenómenos pero sí que multiplica sus consecuencias. [-->]

Por octubre pasado, se refiere al informe del IPCC. Que dice, literalmente:

There is low confidence in basin-scale projections of changes in intensity and frequency of tropical cyclones in all basins to the mid-21st century

Current datasets indicate no significant
observed trends in global tropical cyclone frequency over the past century and it remains uncertain whether any reported long-term increases in tropical cyclone frequency are robust, after accounting for past changes in observing capabilities (Knutson et al., 2010).

En el Pacífico Occidental no han aumentado los tifones, ni en general (azul), ni los más fuertes (rojo).

Tampoco en el hemisferio entero

cyclones-global-mauePero tal vez el dato más fácil de comprobar para cualquier periodista no carroñero sea el de la temperatura del mar. Si el argumento es que el problema viene de “la elevación de la temperatura de los océanos”, nada como mirar el dato, para saber si se ha debido a eso.

Miremos la zona, para acotar latitud y longitud, y comprobar después si ese agua estaba particularmente caliente durante la semana que ocurrió el tifón que ha asolado Filipinas.

zona-tifon-filipinasY la temperatura en esa zona, sacada del sitio más fácil [-->]. Cada punto es una semana. El último, el de la que acaba el 6 de noviembre. Lo marco con círculo y  raya roja.

temperatura-mar-tifon-folipinas

Pero Al nos cuenta:

A la noche en el telediario nos contaban el tifón de Filipinas, y sin despeinarse explicaban que no está encuadrado en la escala de huracanes y habría que crear otra categoría, la 6, porque la quinta no le es aplicable, (huracanes de mas de 250 kmtrs/h y depresión inferior a 920 mbares.). Añadía sin ninguna duda que es consecuencia del cambio climático y ahora son mas grandes porque el mar está mas caliente explican, sin acordarse de Noe ni demostrar lo uno ni lo otro con dato alguno. ¿para qué?, si cuando aportan alguno como la escala de huracanes lo entienden al revés?.

Imagen

El representante filipino en la cumbre del clima aseveraba  que no sólo el tifón, también el terremoto que padecieron hace poco   son causados por el cambio climático. Al final nos caerá un meteorito, que es lo mas probable, y con estos especialistas de la comunicación también será debido al cambio calentamiento global.

Leer completo:

Añadido (13-nov-2013):

Y mientras tanto, los frailes, excitadísimos:

ferran-p-vilar-con-hijo-de-puta

 

Pero fraile y sinceridad, o fraile y juego limpio, no pueden ser. Y borran sus propias palabras, los frailes. Para cambiarlas.

ferran-p-vilar-sin-hijo-de-puta

Ya apostábamos ayer porque la prensa metemiedos (básicamente toda) le intentaría sacar partido a una frase suelta, a modo de carnaza, que aparece en el estudio citado sobre el calor del Pacífico en los últimos 10.000 años. Merece la pena fotografiar el proceso. No deja de ser una forma retratar y de conocer el mundo.

El resumen con el que comienza el artículo de Science refleja perfectamente el contenido del mismo.

rosenthal-et-al-2013-abstract

  1. El contenido de calor del mar es un buen indicio del calentamiento global.
  2. Hemos examinado ese contenido de calor hacia atrás en el tiempo.
  3. El calor en el Pacífico era notablemente mayor en el pasado, incluso relativamente reciente, a excepción del punto más bajo – hace 150 años.
  4. Aunque la diferencia en temperatura es pequeña, en cantidad de calor representa una cifra muy grande.

En realidad el estudio es muy interesante, con muchas novedades. Y todas ellas malas para el alarmismo climático. La más llamativa, tal vez, el que se note mucho más cambio de temperatura durante el Holoceno (10.000 años) en las aguas intermedias que en superficie. Lo que parece significar que le puedes meter y quitar calor al sistema climático, en cantidades industriales, sin que apenas se note donde vivimos. Sobre todo, sin que se note en la zona tropical, a nivel de superficie del mar. Luego veremos un gráfico.

La prensa, en cambio, no se interesa por nada que no suponga susto. Cuenta una película diferente:

pacifico-calienta-15-veces-mas-rapido-10000-anos

¿De dónde sale lo de “15 veces más rápido”? En el artículo de Science no figura eso de 15 veces más rápido por ningún sitio. La única referencia al respecto figura en una frase suelta con la que acaba el ante último párrafo del estudio:

The comparison suggests that Pacific OHC was substantially higher during most of the Holocene than in the past decade (2000 to 2010), with the exception of the LIA. The difference is statistically significant, even if the OHC changes apply only to the western Pacific (~25% Pacific volume), although there are indications that similar trends extended farther east (15). The modern rate of Pacific OHC change is, however, the highest in the past 10,000 years.

En principio parece un invento de Europa Press. Pero no lo es. Si nos fijamos en lo que escribió en el Huffington Post el activista del clima -y científico conocido por sus famosos “trucos”- Michael Mann, vemos que esa cifra, 15 veces más, sale de la nota de prensa de la universidad de Columbia:

The study finds, specifically, that (to quote Columbia University’s press release) the “middle depths [of the Pacific Ocean] have warmed 15 times faster in the last 60 years than they did during apparent natural warming cycles in the previous 10,000″.

Mann se conoce los trampas, y las emplea con arte. Afirma que “el estudio encuentra”, pero especifica que está citando la nota de prensa. Pero él ha leído el estudio, y sabe que no viene eso de 15 veces más en ningún momento. Así que no lo emplea en el título, y luego lo usa … encalomándole la responsabilidad al fulano que haya escrito la nota de prensa para esa universidad. Échale un galgo.

mickey-mann-fastest-in-10000-years

Ya vimos ayer [-->] que esa comparación entre termómetros y proxys, de la que sacan “el mayor cambio de calor en 10.000 años”, no es algo de confianza. Y que los mismos autores lo dicen en la entrevista de Revkin.

Steve McIntyre ha analizado lo que ha podido, digitalizando los datos. Los autores no los han proporcionado todavía, aunque le han prometido mandárselos. Y con lo que puede usar (los gráficos digitalizados, y las mediciones modernas NOAA, nos presenta los últimos 2.000 años según el trabajo de Rosenthal (amarillo) y el calentamiento moderno “15 veces más rápido que lo nunca visto” (rojo):

mcintyre-on-rosenthal-2013Que no, que no es broma. Steve explica de dónde cree que sale lo de 15 veces más rápido. Una mala interpretación de un error, que se ha marcado el redactor de notas de prensa. En su blog:

Y el mismo gráfico, pero para casi todo el Holoceno (desde su máximo):

mcintyre-on-rosenthal2013-2

A mi me parece mucho más interesante otra parte del estudio. En este último gráfico de Steve no explica las unidades del eje Y, pero son anomalías de temperatura. Esto es, entre el máximo del Holoceno y el mínimo -hace 150 años- hay unos 3ºC de diferencia. Para lo que llama “aguas intermedias (de 500 a 1.000 metros). Rosenthal et al 2013 también muestra la diferencia de temperaturas de superficie en la misma zona. Con la ventaja de tener datos desde antes; desde el máximo glacial (hace unos 14.000 años). rosenthal-et-al-2013-sst

A comparar. Mientras que del máximo del Holoceno a las temperaturas actuales solo hay unos 0,8ºC de enfriamiento en superficie, en las “aguas intermedias” son más de 2ºC. Y la diferencia en el agua de superficie en esa zona de Indonesia, entre el máximo de la glaciación (mínima temperatura) y el máximo del Holoceno (máxima temperatura), parece ser, en trazo grueso, la diferencia de 27ºC a 29ºC. O la diferencia que puede haber hoy entre bañarse en Tahiti y bañarse en Darwin.

Y un poco de broma de remate, a cuenta de la prensa:

El Economista:

El Periódico:

La Voz de Galicia:

Se acaba de publicar un estudio que está dando mucho que hablar en la discusión del clima.

Dentro de los problemas que tiene la paleoclimatología con sus “proxys”, da la impresión de que han hecho un trabajo muy notable, durante diez años, y en unos sitios de interés. Alrededor de Indonesia, y en aguas de profundidad intermedia que reciben afluencia de ambos hemisferios, y del Ártico. O sea, en principio es algo que da datos de una zona muy extensa.

Tiene dos novedades para los alarmistas del clima, y una especulación – que es lo que trompetean. No sería extraño que lo refleje la prensa, así que le pongo el contexto.

Las “novedades”  (¡menudas novedades!) son que tanto el Período Cálido Medieval como el Óptimo Climático del Holoceno fueron fenómenos globales. Si el estudio está bien. Con el añadido -este sí más novedoso- de que ambos salen notablemente más calientes, y más calientes que el presente de lo que se venía suponiendo.

Otra cosa que destaca en los datos es que la temperatura actual de esas aguas del Pacífico serían de las más bajas del Holoceno – excluyendo la Pequeña Edad de Hielo. Esto es, que durante casi todo el tiempo de nuestra era geológica, el agua en esa extensa zona ha estado más caliente que en la última década (2.000 – 2.010).

En números: El Óptimo Climático del Holoceno (hace unos 8.000 años) daba unos 2ºC más que ahora; el Período Cálido Medieval unos 0,65ºC más, y la Pequeña Edad de hielo unos 0,25ºC menos.

Y ahora, la fanfarria.

The modern rate of Pacific OHC change is, however, the highest in the past 10,000 years

Y claro, ya tenemos a Michael Mann lanzado en el Huffington Post.

mickey-mann-fastest-in-10000-years

Con una tesis muy suya. Todo lo que dice el estudio sobre el Período Cálido Medieval notablemente más caliente, o sobre casi todo el Holoceno más caliente, no vale un pimiento. Pero lo del calentamiento reciente mayor que nunca, eso va a misa. Un caradura de infarto, porque sabe de sobra (cualquiera sabe) que ese tipo de estudios, que como mucho tienen una resolución del orden del siglo, no pueden decir nada en comparación con la tasa de calentamiento reciente. No tienen la resolución necesaria para hacerlo. Además de que se trata de comparar proxys con termómetros.  Los autores lo explican en esta entrevista de la que pongo el vídeo:

La resolución de los proxys es del orden de siglos, así que es posible que no guarden eventos de calentamientos como el actual (en caso de haberlos habido). (Hacia el minuto 04:00)

Y a continuación:

El océano profundo tiende a promediar y suavizar el registro … creo que se puede decir que sería poco probable que se vieran cambios rápidos en el orden de, digamos, años, o incluso décadas.

En resumen, que lo que dice Mickey Mann que es lo único que importa del resultado, en realidad es lo único que es seguro que esos datos con no pueden afirmar. Pero en todo caso conviene poner aquí un poco de contexto. Estamos hablando de temperatura del mar en un nivel intermedio. Y aunque es una cifra que no les gusta nada dar, sabemos cuánto mide ese calentamiento moderno en grados, en una capa intermedia. Y lo podemos comparar con lo que han medido con los proxys.

Lucia Liljegren se tomó la molestia de añadir esa medición en grados de temperatura al gráfico que presentan normalmente en julios. Yo le he puesto unas marcas y cifras en gris, para facilitar. Clic para al artículo.

lucia-calentamiento-del-mar-engrados-de-temperatura

¡Una décima de grado centígrado en 48 años! En realidad son 0,09, pero redondeamos.

El contexto, rematado. Si este moderno calentamiento furibundo (medido de aquella manera, pero es lo que hay) son 0,1ºC cada medio siglo, y si en el Período Cálido Medieval el agua intermedia estaba 0,65ºC más caliente que en la última década, quiere decir que tardaríamos 325 años en llegar a la temperatura del Período Cálido Medieval. Que, aunque siempre es muy difícil elegir una “temperatura ideal”, probablemente es lo más parecido a una temperatura ideal que hayamos conocido en tiempos históricos. También es muy muy probable que el Óptimo Climático del Holoceno fuera aún mejor. Por algo le llamaban “optimo”, antes de la carbonofobia. (Ahora les llaman, respectivamente, Anomalía Climática del Holoceno y Anomalía Climática Medieval – con dos cojones). Pues bien, para llegar a los dos grados más de temperatura en el mar del Óptimo Climático del Holoceno, tardaríamos ¡10 siglos! a la muy preocupante velocidad que llevamos. Faltan diez siglos para llegar al paraíso.

Ahora, con el contexto ya puesto, repitamos con Michael Mann y el Huffington Post:

Pacific Ocean Warming at Fastest Rate in 10,000 Years. Oh yeah!

Judith Curry, siempre sensata, lo ve de otra manera [-->]:

So, can anyone figure out why 0.06C is a big deal for the climate?

Enlaces a lo mismo en sitios internacionales.

WUWT:

Judith Curry:

Página siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 480 seguidores