lbouza.net


COUSAS A 1-7-15: ¿TIENE REMEDIO EL PSOE?

Me considero un socialista de toda la vida, pues creo en la libertad, la democracia, la economía social de mercado y el Estado Social de Derecho, con unos mínimos insustituibles de protección y servicios públicos para todos.

Me opongo al neoliberalismo, que por muy puro liberal que se considere, ataca a la libertad, al oponerse a lo que considero esencial y detallo en el primer párrafo: el capitalismo, dejado sin control público, es la ley de la selva, va creando burbujas especulativas y privilegios para muy pocos y miseria y esclavitud para muchos. Por ello, me opongo al Estado mínimo y creo en el Estado suficiente.

Me opongo al comunismo por ser la dictadura de una oligarquía de partido sobre la mayoría, muy apta para la creación de privilegios y despotismo, e incapaz de fomentar la creatividad y el progreso. Por ello, me opongo al Estado total, y creo en el Estado liberal, democrático y Social.

Al final de mi vida, he llegado a la conclusión de que sólo con una democracia vigilante, dotada de una despierta conciencia cívica y con una fuerte tendencia a superar el marco estatal, ante las exigencias del proceso de globalización, solamente en estas condiciones, se puede desarrollar la libertad y el potencial de Humanidad que nos caracteriza.

Este esquema perceptivo me hace incompatible con el comunismo y el neoliberalismo, pero he llegado a la conclusión de que el socialismo de nuestro país, el PSOE, no tiene casi nada que ver con los requisitos de libertad, democracia y civismo que considero imprescindibles como ser humano. Por ello, aunque me sigo considerando socialista, en mi opinión el PSOE ha dejado de ser una opción recomendable mientras no se regenere. Y solamente cabe la posibilidad de una regeneración si los españoles son capaces de imponerle un voto de castigo que lo mande a la marginalidad durante el tiempo necesario para comenzar una nueva vida.

Mientras tanto, Ciudadanos puede llenar el vacío de civismo, libertad, democracia y decencia provocado por la degeneración de PSOE y PP, sin que este vacío nos conduzca a la catástrofe. Su posición de centro le hace adecuado para una transversalidad que posibilite apoyos amplios a un proceso de Regeneración y reformismo constitucional inexcusables y urgentes para salir del caos y el atasco en que se encuentra el país.

Reseño a continuación unos cuantos vínculos de referencia recientes sobre este asunto:

CIERTO OLOR A INDECENCIA.

POR FERNANDO GARCÍA DE CORTÁZAR, DIRECTOR DE LA FUNDACIÓN VOCENTO, ‘ABC’ – 2015-06-30

http://paralalibertad.org/cierto-olor-a-indecencia/

Luis Bouza-Brey:

Complementando a Cortázar, añadiría que al PSOE no se le puede pasar ni una más: ha quebrado el país; sigue estimulando el etnicismo; hace políticas autoritarias de exclusión del PP y resulta incapaz de percibir la lógica democrática y el interés general; carece de sentido de Estado y, con sus pactos, se orienta hacia el extremismo anarcoide y el neocomunismo, llenando las instituciones de grupos antisistema.

¿Habrá que pegarle un buen castañazo en las generales, a ver si es capaz de regenerarse de una vez?¿o ya no tiene remedio? Hagamos la prueba.

LA CONFESIÓN DE CHAVES.

PEDRO DE TENA en “Libertad Digital” del 29-6-15

http://www.libertaddigital.com/opinion/pedro-de-tena/la-confesion-de-chaves-76051/

LAS DOS ALMAS.

JUAN PABLO COLMENAREJO, ‘ABC’ – 2015-05-31

http://www.pressreader.com/spain/abc-madrid/20150531/281560879396816/TextView

ESTUPIDEZ.

JON JUARISTI, ‘ABC’ – 2015-06-14

El PSOE no podrá controlar unos pactos municipales nacidos de un resentimiento desmadrado

http://paralalibertad.org/estupidez/

UN PSOE A PUNTO DE INICIAR EL CAMINO A LA EXTINCIÓN.

Luis Bouza-Brey, 29-5-15.

El PSOE vuelve a repetir por enésima vez sus errores antidemocráticos: no puede basar su identidad en la descalificación y marginación de la derecha democrática, en la ausencia de sentido de Estado, en el rechazo de la idea del interés general, o en la ceguera patriótica y el rechazo de España como fundamento de su existencia.
El espíritu de Zapatero invade nuevamente al PSOE y terminará conduciéndolo a la desaparición.
Tertsch se centra hoy en el análisis de las patologías del PSOE referentes a los pactos con “Podemos”. Si Sánchez continúa con su cerrilismo antidemocrático y oportunista, orientado a ocultar su fracaso de haber perdido setecientos mil votos desde 2011, mandará al infierno al PSOE, podrá en peligro la libertad y traicionará la unidad de la Patria y la Constitución con su pseudofederalismo etnicista.

LA CHACHA DE LENIN.

HERMANN TERTSCH, 29-5-15

http://www.abc.es/historico-opinion/index.asp?ff=20150529&idn=1621153432152

LA BRECHA POR LA QUE SE VA A VACIAR EL PSOE.

VICTORIA PREGO – EL MUNDO – 12/06/15

http://paralalibertad.org/la-brecha-por-la-que-se-va-a-vaciar-el-psoe/

SÁNCHEZ REEDITA EL ZAPATERISMO.

‘ABC (1ª Edición)’ – 2015-06-22

http://www.abc.es/historico-opinion/index.asp?ff=20150622&idn=1621342007149

PACTOS SECTARIOS DE EXCLUSIÓN.

‘ABC (1ª Edición)’ – 2015-06-06

http://www.abc.es/historico-opinion/index.asp?ff=20150606&idn=1621214770462

En la convergencia de los partidos de izquierda no se atisba el propósito legítimo de dar estabilidad a los gobiernos locales, sino el de excluir al PP de las instituciones democráticas

MARTIN BEAUMONT EN “EL SEMANAL DIGITAL”: ALBERT RIVERA PONE A CIUDADANOS COMO PRIMERA FUERZA EN CATALUÑA

http://www.elsemanaldigital.com/movil/albert-rivera-pone-a-ciudadanos-como-primera-fuerza-en-cataluna-142928.html
Es una posibilidad no descartable. Veamos el panorama político de Cataluña: los etnotarugos de Mas en delirium tremens, cercados por el golpismo genético de ERC; a lo que hay que sumar la felonía y traición de PSC e ICV hacia los trabajadores; complementado todo ello por la delicuescencia del PP, dirigido por el dúo Camacho-Rajoy, un par de plastas anodinos…

¿Qué puede votar una persona con un mínimo de sentido común? No le queda otra opción que Ciudadanos, salvo que se haya vuelto ignorante y populista, y desee hundir el país votando a la tribu bolivariana.
Y a nivel del conjunto de España, con los bolivarianos haciendo el indio, Sánchez el ZP, apoyándolos y volviendo al condón sanitario zapatético contra el PP; Rajoy haciendo el Rajoy, disuelto en sus muecas y balbuceos y envuelto en aromas de corrupción…

Tampoco tendría nada de extraño un subidón de Ciudadanos hasta la Moncloa.

“¡Pobre España, descoyuntada entre los saqueadores y los mutiladores!…” Eso Dice Savater hoy en “El País”, en su artículo “Caca“.

Yo desearía añadir algo, para intentar desentrañar cuáles son los factores y la causa de todo ello, sin que eso signifique centrar la responsabilidad en Savater, aunque alguna tiene:

Porque vemos una España descoyuntada por un sistema político agónico cuya putrefacción cultural y anquilosamiento estructural constituyen el método más efectivo de selección de los peores: los chorizos y señoritos de los aledaños y entretelas del PP; los ignorantes sectarios y oportunistas de la dirección del PSOE; los tarugos reaccionarios, anacrónicos y miopes del etnonacionalismo; los trileroleninistas de la dirección y palmeros de UPyD —¿Verdad, Savater?—; los profesionales de la protesta como palanca de poder de IU e ICV; y, ahora, la “caca” perrofláutica emergente de las alcantarillas del régimen.

¿Pues que se esperaban algunos de años de putrefacción consentida y apoyada en un “cul de sac” ebullente?

¡A ver cómo salimos ahora de este remolino de mierda, producto de élites culturales y políticas miopes y oportunistas! Tal revoltillo de estulticia produce estos efectos.

Luis Bouza-Brey
Se han quedado estancados demasiados años, engarzados en bucles camorristas recíprocos como procedimiento para alcanzar el poder, o ayudándose de los nacionalismos etnicistas a cambio de cesiones permanentes e ilimitadas.
Al fin, el tiempo se acabó:
…Para los dirigentes del PP, incapaces de liderar el país en todo lo que no sea favorecer a sus congéneres de la estirpe de los señoritos, y hacer oídos sordos a las necesidades de la mayoría del pueblo…
…Y para los dirigentes del PSOE, carentes del mínimo sentido del Estado y del interés general, desprovistos de principios democráticos de igualdad y respeto al adversario, al haberlos sustituido por la falsa conciencia ideológica de ser los buenos de la Historia, fundante de un sectarismo cerril que los incapacita para la decencia y el servicio al país.

Y como el tiempo se les agotó, a ambos y a nosotros, han destrozado el equilibrio de España, degradado el sistema político y hundido el económico, fomentando con ello el acceso al poder de populistas radicales y anacrónicos, dispuestos a derruir los cimientos de la libertad y a hundir definitivamente el país con experimentos inmaduros, obsoletos e irracionales.
Vamos a pasar una mala época, gracias a la corrupción mental y material de PP y PSOE y a la incapacidad e inepcia de sus próximos sucesores.

ISABEL SAN SEBASTIÁN hace tiempo que viene dibujando con lucidez los rasgos esenciales del proceso de degeneración que estamos viviendo.

Vedlo en:

Lento suicidio de España” y en

No podemos ser cobardes

E IGNACIO CAMACHO describe hoy, con acierto, la crisis de convivencia que estamos sufriendo:

Los pernos flojos

 

Luis Bouza-Brey

VENTOSO describe con mucho acierto el atraso y la incompetencia política de nuestro país, sumergido en una crisis profunda y grave y enredado en bucles interminables de la clase política, sin nadie capaz de coger el timón para sacarnos del “cul de sac“.

Es posible que Albert Rivera y Ciudadanos sean ese alguien potencial que algunos estamos esperando desde hace muchos años. Creo que son la última esperanza:

¿Conseguirán romper los bucles de sectarismo e incompetencia, a fin de modificar las estructuras obsoletas y la cultura política del país, regenerando a la èlite política y a los rebaños narcotizados que la siguen?

Vean a Luis Ventoso en “El Mundo ha cambiado”, en “ABC” de hoy:

“…su diagnóstico es certero: Europa se desinfla en favor de Asia. Esa pugna va a decidir si nuestros hijos y nietos viven en una zona del planeta próspera o depauperada. Para triunfar en esa liza implacable no servirá crear micro- países de regusto folclórico y xenófobo (la solución de Mas), ni reciclajes postcomunistas que penalizan la cultura del esfuerzo ( Podemos), ni pensar que España es una isla que puede contar con mayores servicios sociales del orbe sin cuadrar las cuentas ni atraer capital (Sánchez). Solo una Europa muy unida y con un enorme énfasis en la educación y el esfuerzo podría tener alguna oportunidad. Pero nuestros países se pierden en rancias ensoñaciones nacionalistas (qué ridículo error ese referéndum de Cameron sobre la UE), o abrazan populismos casi nihilistas, como el del amargo cómico Beppe Grillo en Italia.

En España, el nivel del debate político está por los suelos: que si Carmena baila con Carmona, que si Susana y Pedro se pisan los juanetes, que Pablo quiere mangonearlo todo sin haber ganado nada, María Dolores y Soraya no se tragan, a Ada no le pone cumplir las leyes, Rivera tiene más usos que una navaja suiza… Se habla de una metrópoli como Madrid, que tiene que ser la vanguardia de España, solo en el registro del chalaneo postelectoral. No existen declaraciones sobre el futuro económico y cultural de la capital del país. Entristece ver a una jueza de carrera discutible, con poco sentido de la realidad y que ni siquiera ha ganado las elecciones, pensando que la alcaldía de Madrid va de simpatías okupas y subvenciones incosteables.

«El mundo ha cambiado». Pero algunos siguen en la era del Simca 1000 y la peluca de Carrillo, haciendo el avestruz frente a una verdad insoslayable: las empresas, la iniciativa y el trabajo duro son lo que trae la prosperidad, y no catecismos añejos y tertulianismos de orinal y saco de dormir en el plató.”

 

CATALUÑA PLURALISTA

La España plural ha sustituido al franquismo autoritario, monolingüe y homogeneizador, pero Cataluña también ha de ser plural. No se puede reclamar una España que admita la diversidad con el fin de construir una Cataluña etnicista y monolítica.
El ideal de una España que une lo diverso es el que tiene que regir también en una Cataluña que sólo podrá sobrevivir en un marco de pluralismo y democracia.

 

ETNICISMO ANTIDEMOCRÁTICO

El nacionalismo moderno es incompatible con el etnicismo: Cataluña es una sociedad plural, de ciudadanos libres e iguales, no el monopolio de una minoría étnica.
Intentar imponer a la Cataluña actual los principios y mitos constitutivos propios del S XIX es una aberración suicida, resultante de una esquizofrenia paranoide que choca frontalmente con la realidad interna e internacional. Sólo puede conducir a la fragmentación y a la imposición dictatorial de una minoría étnica sobre la mayoría. Los principios de libertad, igualdad y solidaridad son los principios vigentes en las sociedades occidentales modernas.

El etnicismo es reaccionario y antidemocrático. Una sociedad democrática es aquella en la que todos los ciudadanos son libres e iguales, independientemente de su origen y demás circunstancias religiosas, étnicas, lingüísticas o culturales. El monolingüismo que se intenta imponer mediante la falsa “normalización lingüística” es una aberración etnicista, antidemocrática e inconstitucional.

 

INTERDEPENDENCIA Y SOLIDARIDAD DE CATALUÑA

¿España nos roba? El resto de España es el principal cliente de Cataluña, que favorece nuestra riqueza y permite la sobrevivencia del Estado de Bienestar, basado en pensiones y seguridad social, infraestructuras comunes, sanidad, y sistema educativo públicos.
Somos interdependientes y solidarios, con el resto de España y con la Unión Europea, salvo que queramos transformarnos en una Albania del Mediterráneo Occidental, expulsada de la Unión Europea.

 

INDEPENDENCIA, RUPTURA Y MARGINALIDAD

La independencia de Cataluña es un objetivo indeseable: rompe con el resto de España y la Unión Europea y transforma a aquélla en un territorio marginal en Europa. Su imposición crearía un corralito económico insolvente, estancado y fracturado por un conflicto étnico y político básico, que generaría inestabilidad y degradación económica, política y social.

 

Luis Bouza-Brey, 23-5-15

 

 

Ariadna se enamoró de Teseo y le regaló un ovillo de hilo que al seguirlo le sirviera de guía, cuando aquél acudió a Creta y entró en el laberinto para acabar con el minotauro.

 

Los españoles tendremos que encontrar el ovillo y tirar del hilo, a fin de conseguir Regeneración y Estabilidad del sistema político, desde las elecciones de mañana hasta después de las generales próximas, de finales de año.

Con mucha cautela, pues la incertidumbre es muy alta, dadas la carencia de datos fiables sobre la voluntad popular, y la probablemente muy elevada complejidad de los resultados de aquélla en Municipios, Comunidades Autónomas y Cortes Generales, voy a intentar trazar un mapa del laberinto español, encontrar el ovillo de Hispania, y tirar del hilo para seguirlo hasta alcanzar un deseable horizonte abierto.

 

Uno parte de una visión estratégica derivada de la conclusión de que existe una crisis institucional básica del Régimen del 78, debida a la obsolescencia del régimen electoral vigente, a las deficiencias y perversión del modelo de Estado Autonómico diseñado en la Constitución, y a la disfuncionalidad de la función jurisdiccional española, instrumentalizada por los partidos políticos, y atascada por la falta de recursos y la inadecuación de las leyes procedimentales a las necesidades del mundo actual.

Si a ello le añadimos la falta de renovación del modelo económico-social español, bloqueado por las dinámicas del boom especulativo de décadas anteriores, la crisis de la actual, la corrupción, y la inoperancia mortecina del sistema cultural y educativo, la resultante sintética de todos estos factores es esta situación agónica del Régimen del 78, asfixiado por su falta de renovación y sus crisis de representación, participación, e integración, que lo conducen a una crisis global de legitimidad que exige de manera perentoria su reforma.

A mi juicio, esta reforma ha de tener rango constitucional y global, si se desea superar con firmeza el desfase, y abrir un período de desarrollo político estable y continuado del país, duradero por décadas.

Aunque también se puede optar por una política conservadora, de cambios mínimos y parches, para salir del paso e ir tirando unos años en un clima de inestabilidad creciente y disfuncionalidades y flojera estructural.

A la vista de ambas opciones y sus resultantes previsibles, uno se inclina por la primera de ellas, pero teniendo en cuenta que una reforma consistente y global exige amplio consenso, y por tanto, el poner fin a la lógica estrecha, camorrista y decadente de la lucha encarnizada por la conquista del poder entre los partidos, así como comenzar a articular pactos y acuerdos bàsicos reformistas entre viejos y nuevos actores de un drama político mucho más complejo que el anterior.

 

PRIMERA FASE: NUEVOS EQUILIBRIOS LOCALES Y AUTONÓMICOS.

 

Los actores políticos que compartan el mapa estratégico diseñado líneas arriba han de ser conscientes de la necesidad de regenerar la vida política local y autonómica, para sanear la corrupción galopante y generar al mismo tiempo un marco de estabilidad, en el contexto de unas elecciones a Cortes futuras que permitan introducir reformas constitucionales que impidan un derrumbe del Régimen. Derrumbe que conduciría a un retroceso de las condiciones de vida de los españoles y a una fragilidad e inestabilidad políticas globales, que nos aislarían por largos años del contexto europeo y destruirían el desarrollo político y económico del país.

Partiendo de este enfoque, y en un contexto de probable fragmentación del sistema de fuerzas políticas, parece evidente la necesidad de un clima general de acuerdos multidireccionales, en el que se trataría de crear y articular un amplio bloque de fuerzas reformistas, decididas a luchar contra la corrupción y a favor de la gobernabilidad y la reforma del sistema.

Por tanto, partiendo de estas condiciones iniciales, la fijación de acuerdos y coaliciones de gobierno habría de orientarse hacia aquellos actores dispuestos a realizar estos grandes objetivos: saneamiento, gobernabilidad y reforma, sin pactos excluyentes en contra de nadie que los asuma sin ambiguedades y reservas.

Si estas condiciones se asumen y pactan, con fórmulas y calendarios que no dejen resquicios abiertos a la mentira, la manipulación y la retórica tramposa, lo lógico y obligado sería facilitar el gobierno del partido más votado, en Ayuntamientos y Comunidades Autónomas, facilitando un clima de cooperación, atención al interés general, y aproximación a unas elecciones a Cortes Generales que abrieran una legislatura dedicada a la Reforma Constitucional, a la reforma y dinamización del modelo económico, y a la construcción de un nuevo clima cultural saneado y creativo y de un sistema educativo renovado en España.

 

 

SEGUNDA FASE: UNA LEGISLATURA PARA LA REGENERACIÓN, LA REFORMA Y EL DESARROLLO.

 

Este habría de ser el objetivo para el próximo período, una legislatura para el cambio. Pero para posibilitarlo, se debería abrir ya el debate sobre las reformas constitucionales, socioeconómicas, culturales y educativas, a fin de que no se nos escape nuevamente de las manos la oportunidad de Regenerar el sistema y salir del caos creciente actual.

A pesar de nuestras deficiencias y patologías como país, no nos faltan economistas, psicólogos, pedagogos e intelectuales que podrían diseñar las futuras reformas. Habría que pedirles asistencia responsable para elaborar este diseño.

Por lo que se refiere a las reformas políticas e institucionales, hace años que defiendo casi en solitario su necesidad.

Entremos en su análisis:

 

1.- LA REFORMA ELECTORAL.

El sistema electoral actual produce diversas anomalías: la primera es la de que existe una enorme desigualdad en la fuerza del voto de los individuos, pues en unas zonas los Diputados salen elegidos por muchos menos votos que en otras; en unas, un Diputado vale x votos, mientras que en otras, cada Diputado necesita x por y votos para resultar elegido. En general, valen más los votos de los ciudadanos de los territorios despoblados que los de los territorios poblados.

En segundo lugar, la concentración de las candidaturas de algunos partidos regionales en este ámbito territorial, sin presentarse en el conjunto del territorio nacional, junto con el tamaño reducido de algunas circunscripciones provinciales, les lleva a monopolizar la representación de las provincias pequeñas, en detrimento del carácter teóricamente proporcional de la fórmula electoral, transformando el sistema en casi mayoritario en estas zonas.

En tercer lugar, el hecho de que las circunscripciones sean provinciales, y que la presentación de las candidaturas se realice mediante listas cerradas y bloqueadas, hace que la capacidad de elección de los electores se reduzca, al votar a listas de partido con desconocimiento de las personalidades de los candidatos, que, por consiguiente, dependen para ser elegidos de la sumisión a la cúpula del partido del que forman parte y no de sus méritos o deméritos en la representación de los ciudadanos, reduciendo o destruyendo los vínculos de responsabilidad ante ellos.

En cuarto lugar, este carácter semiproporcional de la fórmula electoral tiende a producir un sistema de partidos de bipartidismo imperfecto, que hasta ahora funcionaba con bisagras nacionalistas orientadas al desmantelamiento del sistema y a la satisfacción de intereses locales irresponsables ante el interés general.

La continuación de la vigencia de este sistema, por las consecuencias mencionadas, produciría efectos destructivos para el paìs, por lo que se hace urgentemente preciso sustituirlo por otro alternativo.

La alternativa más adecuada, a mi juicio, sería la de un sistema mixto, predominantemente mayoritario, de distritos uninominales en función de la población, repartiendo trescientos escaños a otros tantos distritos de aproximadamente ciento y pico mil electores cada uno, complementado con una circunscripción única nacional de cincuenta escaños, asignados a listas de partido en función de los votos obtenidos por cada partido en el conjunto del paìs, a los que se hubieran restado los ciento y pico mil votos obtenidos en cada distrito en el que dicho partido hubiera obtenido representación.

Este sistema mixto serviría para dar representación a los partidos minoritarios que no hubieran obtenido tepresentación en los distritos uninominales.

Sin haber hecho todavía ningún ensayo de simulación estadística de un sistema como éste, intuyo que daría lugar a un parlamento con una mayoría clara, con uno o varios partidos minoritarios y potencialmente capaces de constituirse en mayoría en las siguientes elecciones.

 

2.- LA REFORMA DEL ESTADO AUTONÓMICO.

 

El diseño y posterior despliegue del Estado autonómico se hizo sin criterios claros de cuál habría de ser la estructura del Estado resultante al final, producto a trancas y barrancas de tirones contrapuestos durante el proceso constituyente, y resultante de la búsqueda de legitimación del proceso en una situación postfranquista que otorgaba una sobrelegitimación desproporcionada e injustificada a los nacionalistas, a los que se intentaba satisfacer con concesiones descentralizadoras que se pensaba dejarían de ser necesarias a medida que se fuera avanzando en el proceso de descentralización.

La resultante institucional fue un modelo abierto y no estable; un Senado mal hecho; un Estado tan descentralizado o más que los Estados federales pero que no era federal y no osaba atender a la lógica del “autogobierno en la periferia y gobierno compartido en el centro” característica de los mismos, lo que lo llevó a la perversión, la centrifugación de competencias esenciales y la ausencia de mecanismos y controles de coordinación e integración.

La resultante cultural fue la deslegitimación del Estado y la Nación, el irredentismo y fundamentalismo crecientes de los etnicismos ¿”nacionalistas”?, el privilegio territorial y étnico valorado como característica positiva del régimen, la corrupción y despilfarro locales, la estimulación de las conjuras sediciosas que hoy estallan, y la debilidad del Gobierno central, incapaz de mantener la vigencia de la Constitución y la Ley en el conjunto del paìs.

En la actualidad, y como resultado de todo ello, en el País Vasco y Navarra existe una situación de privilegio económico y social; la Constitución, las leyes y las sentencias han dejado de aplicarse en Cataluña; el Estado carece de competencias esenciales en diversas Comunidades Autónomas, en las que su debilidad es tal que resulta incapaz de mantener la vigencia del Estado de Derecho; el castellano ha perdido su status de lengua cooficial en las instituciones y el sistema educativo, violándose de este modo los derechos fundamentales de la población de los territorios bilingües; el Senado es un cementerio de elefantes y no una cámara de representación territorial e integración de la diversidad; los medios públicos y privados subvencionados de comunicación bombardean con propaganda asfixiante y monolítica propugnando la sedición; la escuela se ha transformado en una instancia de adoctrinamiento y propaganda para la sedición y desmembración del Estado y la Nación; un sector de los políticos y autoridades autonómicas conspiran públicamente para cometer sedición, sin que ni jueces ni fiscales actúen, prevaricando abiertamente; los partidos principales de ámbito nacional traicionan su obligación de cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes llegando a pactos y acuerdos explícitos o tàcitos con los sediciosos…

En síntesis: el Estado Autonómico se ha pervertido y constituye un atentado contra la Constitución y la unidad de España. Es preciso reformarlo urgentemente para evitar el derrumbe del régimen constitucional y la transformación del sistema político en un Estado fallido, sometido a rupturas balcanizantes y ataques exteriores ante su situación de debilidad.

 

3.- LA REFORMA DEL PODER JURISDICCIONAL.

 

El poder jurisdiccional, atascado por falta de recursos, leyes procedimentales obsoletas y dependencia de los partidos políticos en sus instancias superiores, que lo hacen lento, ineficaz y dependiente, necesita una reforma urgente que restablezca el Estado de Derecho y lo salve de constituir una caricatura kafkiana de una Justicia en la que los ciudadanos comienzan a dejar de creer.

 

En fin, para mi estas son las reformas urgentes que deberían empezar a debatirse y aplicarse en la próxima legislatura. Su aprobación exige amplios acuerdos y una dinámica de consenso diferente de la camorra permanente de la actualidad.

Página siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 781 seguidores