ideolocracia


Se ha enfadado mucho Juan Ramón Rallo con la Comisión Europea, porque le han puesto una multa a Google. Bajo la disculpa de “abuso de posición dominante” — en la filosofía de combatir los monopolios cuando se ven como peligros. Y no tengo ni idea de si tiene razón en su queja. Lo que me interesa son las razones que alega. La magia. Porque refleja una manera de pensar, un proceso, del que decir que estamos hasta el gorro es decir poco. A este paso no nos hacemos mayores ni en milenios.

La magia es la ideología. Valga repetir la definición de otra discusión [–>].

Conjunto auto-consistente de axiomas simples, sacados de la gorra, con los que interpretar la realidad … ¡a martillazos!

En este caso el axioma reza: La libertad es buena, y su contrario malo. Idea, en general, digna de aplauso. Pero francamente estrafalaria si lo convertimos en un absoluto (los axiomas, lo son). Y así, al ideologizado no le preocupa nada que la realidad esté llena de casos en los que el axioma sacado de la gorra no se cumple. Por ejemplo, las carreteras. Llenas de atentados a la libertad, sin los que simplemente no habría circulación. Pero no nos preocupa, porque para eso tenemos el martillo. Desfiguramos tanto la realidad que ya no se ve como es.

Es de suponer que a Rallo no le parecen muy mal las normas (leyes) de higiene en las carnicerías y en los mataderos. Y sin embargo podría usar exactamente el mismo argumento para pedir que se quiten.

Lo que caracteriza la verdadera competencia, en cambio, es que los consumidores gocen de “libertad de salida” (que no estén obligados a contratar con ninguna empresa concreta).

Es decir, que los consumidores sean libres de no comprar en la carnicería cuyos animales  llevan hormonas inconvenientes. Habiendo esa libertad, ¿para qué hace falta ponerle leyes al mercado? Total, los consumidores sólo tienen que esperar a ver si les salen tetas, y cambiar de carnicería. Es broma.

Rallo podría alegar que los consumidores no tienen por qué saber si la carne lleva hormonas, que se trata de algo oculto, etc. Pero es exactamente igual de oculto que el que Google favorezca los resultados de sus clientes.

Es imposible. Cuando empezamos con los martillazos a la realidad no hay nada que hacer.

Justamente,  ambos requisitos (libertad de salida para los consumidores y libertad de entrada para las empresas) se cumplen de manera viva en internet, donde ni siquiera existen costes relevantes para que el usuario cambie al instante de proveedor: si a éste no le agrada cómo Google le “amaña” los resultados, dispone de Bing, Yahoo o DuckDuckGo a un click de distancia. Nada más.

Acojonante. Porque respecto a la libertad de entrada no tiene más que averiguar Rallo cuánta gente usa Bing en España. ¿Tiene algún indicio para pensar que es peor para los consumidores? Y juega con la ventaja de que el primer navegador que abren la mayor parte de los consumidores al comprarse un ordenador, viene con  Bing por defecto. Otro abuso de posición dominante, por cierto. Pero esta vez de Microsoft. Y ni con esas usa la gente Bing. Aunque la ideología siempre da la respuesta. Si no lo usan, *tiene que ser* porque es peor. Punto pelota. Cosas como la costumbre, o el efecto gregario no existen. Martillazos a la realidad.

También es de suponer que a Rallo no le ha entrado nunca un malware que le cambie el buscador de sus navegadores. Y por eso no ha podido observar su propia reacción. ¡De enorme cabreo! ¿Por qué? ¿Porque es un buscador peor? ¡Quia! Porque no es *mi* buscador.

Lo curioso de la libertad como ideología es que no es una libertad libre. Es obligada. Hay mil circunstancias en las que la gente no quiere libertad. Sin ir más lejos, en el matrimonio. Generalmente prefiere poder dar por supuesto que la parienta no le pone los cuernos, pasando olímpicamente de aplaudir la libertad. No sé Rallo. Seguro que alega que se trata de un contrato. Pero es que también hay cierto contrato (moral) con Google. Don’t be evil y todo aquello.

En resumen. Lo de la Comisión Europea puede perfectamente ser una cagada. Ni idea, porque es complejo y no lo he mirado. Y no me fío un pelo. Pero lo que seguro que es una cagada es la fantástica simplificación con que la ideología contempla el mundo, y “soluciona” sus problemas. Fantástica, de fantasía.

¿Hay forma de que el liberalismo no sea ideología? ¡Pues claro! Es fácil. Quítale el matiz de axioma y de absoluto, y de “llave para todo”, y ya lo tienes. En ese caso, el liberalismo ya no es ideología, sino constatación. Funciona. Hay muchos otros argumentos para criticar esa decisión de la Comisión Europea, y Rallo los usa. El problema es el charco ideológico. Por un motivo básico. Vivimos muchos en el mismo sitio. Si partimos de axiomas opuestos, no hay forma de hablar, ni entendernos. ¿No podríamos empezar a dar ejemplo, metiéndonos los axiomas do nos quepan?

Nota: Espero no perder muchos amigos. Ya me conocéis. No tengo arreglo. :(

rallo-twitter

A menudo me encuentro con versiones de este prodigio, como ayer mismo — en otro sitio.

Tienes razon no tengo prueba alguna, solo es lo que creo y por supuesto puedo estar totalmente equivocado, como tu, y como todo el mundo claro.

Yo estoy convencido de que esto es LOGSE. O telebasura, que debe ser lo mismo en otro medio. Y parece venir de una indigestión de la idea de la libertad de pensamiento. Una operación infantil:

– Libertad de pensamiento; el pensamiento es libre; pienso lo que me sale de los cojones.

Impepinable. Si el pensamiento es libre -por ejemplo, de toda operación racional (inducción, deducción, análisis, comparación, y tal)- se puede pensar literalmente lo que sea. Que la luna es de queso, que Rajoy es un genio de la política; lo que sea. El problema es que ese “pensamiento” no tiene relación ni con la realidad ni con la razón. Por esa falta de operaciones. El siguiente salto es concluir que como el pensamiento es libre (de razón), todos podemos (pueden) estar equivocados. No se entiende muy bien que se queden en “podemos” (pueden), en lugar de afirmar directamente que todos estamos (están)  equivocados. Supongo que es por tener en cuenta la casualidad, e imaginar que un chimpancé puede teclear el Quijote — si le dan el tiempo suficiente. Pero eso no es un gran consuelo. En ese caso la LOGSE debería afirmar que todos están casi siempre equivocados, y que no tienen herramientas para saber cuándo ocurre la milagrosa excepción. Por tanto, en la práctica, todos equivocados.

Esa idea del pensamiento tiene una ventaja muy grande. O dos. Es indudable que estar equivocado supone mucho menos esfuerzo que intentar no estarlo. Por aquello de las operaciones mentales que se ahorran. Y también está claro que, equivocados todos, todos iguales. La Igual Da en su máximo esplendor.

Lo que no se entiende tan bien es que, equivocados todos, tengan tanto empeño en expresar su equivocación. E incluso -ocasionalmente- atender las equivocaciones de los demás. Digo yo que si lo ponen por la tele será porque alguien lo ve. Seguirá funcionando lo del share. Imagino. ¿Acaso piensan que la equivocación es arte, y la exponen -tan sin rubor- por su valor artístico? ¡Jó! Hasta ahora el arte era algo todavía más reservado y difícil que pensar. Quiero decir, que pensar – del pensamiento no libre de razón.

Querida LOGSE, sugiero que saques partido al menos de algo tan accesible y fácil como Wikipedia [–>]:

Libertad de pensamiento:

La libertad intelectual (también denominada libertad de pensamiento y libertad de conciencia) se refiere a la capacidad de manifestar y disfrutar de cualquier idea, opinión o pensamiento sin limitaciones externas.

 El subrayado es mío, porque es lo que se te había pasado. Externas quiere decir que otros no te impidan expresar, lo que has pensado después de aplicar las necesarias limitaciones (u operaciones) internas. También quiere decir que el pensamiento es libre hacia fuera, siempre que haya empezado por ser francamente no libre hacia dentro. Porque si has dado mal ese primer paso, te van a llover carcajadas desde fuera. Toda una inundación. LOGSE, o no LOGSE.

Por ejemplo:

Tienes razon no tengo prueba alguna, solo es lo que creo y por supuesto puedo estar totalmente equivocado, como tu, y como todo el mundo claro.

Yo le veo dos problemas a esto.

1. Todo el mundo “cree” cosas. En general distintas e incompatibles. ¿Por qué podría ser interesante lo que “cree” cada uno? Hay muy poca información ahí; básicamente es ruido. Puedes reunir 200 “creencias” distintas, y dejar que se expresen durante dos semanas. Y el resultado del proceso será, literalmente, nada. Ruido.

2. Yo puedo estar equivocado en la medida en que afirme algo. Y se me puede corregir mostrando el error. Por ejemplo, puedo afirmar que los científicos del clima falsean / no falsean datos. Si afirmo que no he visto pruebas de falsificación de datos (implicando que no hay pruebas) tienes a huevo corregirme. Basta mostrar las pruebas. No hay que “creer” nada. Con mirar (y acaso medir) es suficiente.

Así que acabamos de distinguir dos planos – digamos “mentales”- de consecuencias muy distintas de cara al conocimiento. Lo que llamas  creer. Que es libre, y precisamente por eso sin el menor interés. Y el razonamiento, que tiene la gran virtud de no ser libre, y por tanto es refutable.

Cada vez es más interesante el empeño que se trae Marod en cantar las alabanzas del Prostitucional. Porque hace pensar, y porque hace patentes las graciosas contradicciones del pensamiento dominante. Ideología, más bien. Porque de pensamiento no tiene mucho. No tiene muchos pasos, quiero decir. Es lo que Ortega llamaba una “ocurrencia”. Un rosario de ellas.

La entrada de ayer iba sobre la discriminación positiva de la mujer. Y el Prosti establecía que era constitucional, mediante una serie de majaderías que señalamos más o menos al completo, en los comentarios:

Pero vamos a ampliar una de ellas. Que es clave, porque es la majadería sobre la que pivota toda la estructura de la discriminación positiva. En este caso, de la mujer dedicada a la política. Según el Prosti, es una discriminación constitucionalmente aceptable por ser coyuntural.

[La discriminación en aras de la igualdad efectiva] … sólo se justifica en la realidad de las circunstancias sociales del momento en que se adopta, de manera que su misma eficacia habrá de redundar en la progresiva desaparición del fundamento constitucional del que ahora disfruta. Se trata, en definitiva, de una medida sólo constitucionalmente aceptable en tanto que coyuntural.

La mentalidad enternecedora de esta gente va así. Excluyendo unos detalles del cuerpo que sólo afectan al sexo y a la reproducción, mujeres y hombres son iguales. Tiene guasa pensar que sexo y reproducción sean algo como marginal, pero sigamos el argumento de los ángeles asexuados. Entonces, toda diferencia en la actividad y mentalidad de los sexos *debe* de venir de fuera; no es “natural”. Y en los humanos, lo que no es ni naturaleza, ni física, es cultura. Si acabamos con la cultura mediante leyes de discriminación positiva, acabamos con esas diferencias. Y en ese momento la discriminación positiva sobrará.

Vayamos al ejercicio más inútil que se puede hacer con una ideología. El baño de realidad. Como la ideología es un conjunto de ocurrencias -no pensamientos- simples, sobre los que se hace pivotar la interpretación de lo que ocurre, da lo mismo lo que ocurra. Muestre la realidad lo que muestre, el resultado viene dictado por la interpretación. Estrictamente, el pre-juicio.

Esto es, para los Marod es completamente indiferente que tengamos leyes de paridad funcionando desde el Renacimiento, y que en más de cinco siglos nunca hayan dado muestras estar corrigiendo un “problema coyuntural”. ¿Un ejemplo? El protocolo europeo de sentarse a una mesa a comer, alternando los sexos en posiciones consecutivas. Sin el protocolo, si les dejas a su aire, generalmente acaban las mujeres en una parte de la mesa, y los hombres en la otra, cada uno hablando de sus cosas. Sí; siempre hay la excepción de alguna mujer que le divierte más la conversación de los hombres, y los hombres encantados de incluirla en su grupo. Pero son casos minoritarios, y mal vistos por el resto de las mujeres. Y lo más importante: Cinco siglos de protocolo demuestran que el asunto no tiene absolutamente nada de coyuntura. ¿De dónde sacan estos asnos la coyunturalidad de su discriminación positiva en las listas para cargos políticos (ley de paridad)?

Llevemos el ejemplo a la política. Para los angelicales ideólogos, el interés hacia la política de hombres y mujeres es el mismo por naturaleza, pero las “circunstancias sociales” sesgan la naturaleza. Vale, pues miremos entonces en lugares sin “circunstancias sociales”. Mismamente, internet. Donde ni siquiera sabes -en principio- si lo que hay detrás de un “nick” es un hombre, o una mujer. Y sólo tienes que medir la participación de mujeres y hombres en los foros y blogs que tratan de política. La participación femenina es muy inferior a la que hay, por ejemplo, en el Senado y en el Congreso USA (20%). Y es un ejemplo de una sociedad que lleva mucho tiempo luchando contra las “circunstancias sociales”, y donde no hay discriminación ni negativa ni positiva. ¿Cual sería la “circunstancia social” que hace que sean relativamente escasas las mujeres a las que les da por perder el tiempo en los sitios de internet de debate político?

Si hay países en los que la “circunstancia social” se ha superado, Australia Canadá tienen que estar entre ellos. Ocupan los puestos 2 y 8 en el mundo, contra el 27 de España [–>]. He elegido esos dos porque he encontrado rápido las estadísticas de lo que les interesa a mujeres y hombres según los estudios que eligen. Clic para leer mejor.

Australia:

estudios-hombres-mujeres-australia

Candá:

estudios-hombres-mujeres-canada

Se ve que a las mujeres y los hombres no les interesan las distintas materias en la misma proporción, pero el sesgo es idéntico en Australia y en Canadá. Calcado. Y si te sales de una cultura “anglo” y miras Europa y España, resulta exactamente lo mismo.

estudios-hombres-mujeres-europa-espana

O sea que lo que interesa a mujeres y hombres es tan poco coyuntural que no cambia por pasar de una “circunstancia social de paridad” número 27 del mundo, a la número 2 del mundo.

En Australia el porcentaje de mujeres en el parlamento es el 24% [37 de 150 ->], y en Canadá es el 24% (76 de 308 –>). (España es el 36% –>). Si los intereses en la elección de estudios no cambian por cambiar la  “circunstancia social”, y si un cambio en la “circunstancia social” no acerca hacia una “paridad natural” en los asientos del parlamento, ¿de dónde sacan los turistas del Prostitucional que la necesidad de una ley de paridad sea coyuntural? ¡De la ideología, pero no de la realidad! Como se puede observar perfectamente midiendo la falta de paridad en los foros de internet.

Resumen para Marod. La realidad demuestra que la ley de paridad es inconstitucional, según el argumento usado por el Prostitucional. ¡¡¡Porque no es coyuntural!!! Repitamos el argumento:

Se trata, en definitiva, de una medida sólo constitucionalmente aceptable en tanto que coyuntural. (© Prosti)

Es lo que trato de explicar. Meter turistas en un Tribunal Constitucional no es una idea muy brillante. Los turistas suelen decir tonterías. Y la tontería vale sólo porque el Prosti tiene la última palabra, y el recurrente no puede refutar todas las tonterías posibles antes de que el Prosti elija qué tontería largar. Sería un recurso infinito, porque el número de tonterías posibles es infinito — por definición de tontería.

Añadido posterior (para la discusión):

mujeres-congreso-usa-esp-tiempo

Conclusiones (del gráfico):

– El voto femenino en USA fue 20 años antes que en España. Eso no hace que en España haya menos mujeres en el parlamento (antes de la Ley de Paridad de 2007). Hay casi el doble.

– No se puede descartar cierto “efecto del pasado”, pero hay que imaginar una persistencia acojonante en el tiempo. En USA; y no en España — o muchísimo menor.

– España se acercaba rápido a una paridad antes de la Ley de Paridad (2007). Después, no. La ley de paridad no ha cambiado la paridad que ya había (36%).

– Todo apunta a la más clásica estrategia de los gobernantes, que consiste en solucionar “problemas” inventados.

Twitter tiene eso. De repente se monta una gresca apocalíptica con toda la gentecilla del espectáculo en tromba. . Que deben  ser dos modistas italianos. Y pareja o algo. En este plan, para no entrar en precisiones e incordios:

dolce-y-gabanna

El caso es que a uno de los dos se le ha ocurrido opinar con alguna libertad en un entrevista. Era a cuenta de una colección que presentaban, creo que en Milán, para “mamás”. O sea, nada menos que la mamma, pero en pleno proceso de. Y ya se sabe que los italianos, ni media broma con la mamma. Como debe ser.

– No hemos inventado nosotros la familia. La ha convertido en un icono la Sagrada familia. Y no es cuestión de religión o estado social, no hay vuelta de hoja: tú naces y hay un padre y una madre. O al menos debería ser así. Por eso no me convencen los que yo llamo hijos de la química, niños sintéticos. Úteros en alquiler, semen elegido de un catálogo. Y luego vete a explicar a estos niños quién es la madre. Procrear debe ser un acto de amor. Hoy ni siquiera los psiquiatras están listos para afrontar los efectos de estas experimentaciones.

…/…

Soy gay, no puedo tener un hijo. Creo que no se puede tener todo en la vida. Es también bello privarse de algo. La vida tiene un recorrido natural, hay cosas que no se deben modificar

Pues se ha levantado el show business al completo, dirigidos por Elton John, para boicotear los trapos de Dolce y Gabanna. ¡¡¡Por homófobos!!!

Normal. John debe  tener un par de niños, que yo llamaría más artificiales que sintéticos, y se ha sentido insultado en nombre de sus hijos. Y probablemente se ha sentido muy herido en algo tal vez más profundo. El rechazo de la idea del derecho del raro a ser no raro, pero siendo raro. Y acaso cierta vergüenza ante el “gay” que tiene el valor de proclamar: Sí, soy “gay”; eso tiene consecuencias, y apenco con ellas. Sin pedir derechos, ni alquilar úteros.  O sea, como un John Wayne de los gay.

Uno de los dos modistos, no sé cuál, ha tenido su gracia cuando le han preguntado por la polémica.

– ¡Pero si soy siciliano, qué (coño) quiere que piense! Es lo que he mamado.

Bueno, no hace falta ser siciliano para imaginar la situación cuando el “sintético” te pregunte de dónde viene. Y la vergüenza de explicarle que de una madre que alquila su cuerpo ¡y su parto! Y que tú la has alquilado para ello, como si fuera una vaca. Parece mucho menos fuerte ser hijo de una puta y de un cabrón. Y se entiende perfectamente que el John Wayne de los gay prefiera abstenerse de las ventajas de la paternidad, y los “derechos modernos”, antes de pasar por esa vergüenza. Aunque es cierto, y muy comprensible también, que como se te escape decirlo, la jauría va a salir disparada a por ti.

– ¿Y no tienen miedo del boicot de los defensores de los derechos LGBT?

– Puede que perdamos algún cliente gay. También puede que ganemos alguna mamma.

Con dos cojones, y la jauría aullando (#DolceAndGabanna).

Añadido para abogados. Se puede discutir que un no nacido sea una “persona”. De hecho, se discute. Pero el niño “sintético” se entrega (se vende) cuando ya ha nacido. ¿Eso no tiene problemas?

 

elton-john

Marod

Tras seguir atentamente la discusión [–>] entre Rawandi, Plaza y Francisco estaba repasando doctrina sobre la libertad religiosa en España. Y me he encontrado con un caso curioso que, más allá de lo anecdótico, tiene cosas interesantes al respecto.

La cosa fue que allá por el 2004 la Junta del Ilmo. Colegio de Abogados de Sevilla aprobó unos nuevos estatutos cuyo artículo 2° estableció: “El Ilustre Colegio de Abogados de Sevilla es aconfesional, si bien por secular tradición tiene por Patrona a la Santísima Virgen María, en el Misterio de su Concepción Inmaculada”.

No me digáis que no tiene guasa el artículito de los cojones. :-) .Como siempre hay el clásico ateo beligerante (tipo Rawandi) faltó tiempo para solicitar amparo a nuestro (vuestro, mejor) despreciado “Prostitucional”. Y nos deja el alto tribunal perlas como estas:

– “En su dimensión objetiva, la libertad religiosa comporta una doble exigencia, a que se refiere el art. 16.3 CE: primero, la de neutralidad de los poderes públicos, ínsita en la aconfesionalidad del Estado; segundo, el mantenimiento de relaciones de cooperación de los poderes públicos con las diversas confesiones. En este sentido, ya dijimos en la STC 46/2001, que “el art. 16.3 de la Constitución, tras formular una declaración de neutralidad, considera el componente religioso perceptible en la sociedad española y ordena a los poderes públicos mantener ‘las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones’, introduciendo de este modo una idea de aconfesionalidad o laicidad positiva que veda cualquier tipo de confusión entre funciones religiosas y estatales”

Punto ciertamente interesante este de la “laicidad positiva”, que viene a reconocer el componente religioso en la sociedad derivando así la obligación de los poderes públicos no tanto a no sostener ninguna creencia, como a colaborar con todas. Frente a ese laicismo beligerante, que no pocas veces se pone la acofensionalidad del Estado por bandera, no está demás que sepamos un poco de doctrina constitucional.
Pero dejemos que nos ilustre un poco más vuestro Alto prostíbulo (pobre TC, lo que tiene soportar en esta página ;-) )

– De otro lado, en cuanto derecho subjetivo, la libertad religiosa tiene una doble dimensión, interna y externa. Así, según dijimos en la STC 177/1996, la libertad religiosa “garantiza la existencia de un claustro íntimo de creencias y, por tanto, un espacio de autodeterminación intelectual ante el fenómeno religioso, vinculado a la propia personalidad y dignidad individual”, y asimismo, junto a esta dimensión interna, esta libertad “incluye también una dimensión externa de agere licere (actuar lícitamente… Estos si no dicen algo en latín es que revientan) que faculta a los ciudadanos para actuar con arreglo a sus propias convicciones y mantenerlas frente a terceros” que se traduce “en la posibilidad de ejercicio, inmune a toda coacción de los poderes públicos, de aquellas actividades que constituyen manifestaciones o expresiones del fenómeno religioso”, tales como las que se relacionan en la Ley Orgánica 7/1980, de libertad religiosa, relativas, entre otros particulares, a los actos de culto, enseñanza religiosa, reunión o manifestación pública con fines religiosos, y asociación para el desarrollo comunitario de este tipo de actividades. Se complementa, en su dimensión negativa, por la prescripción del art. 16.2 CE de que “nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias” (se ve que los concejales de Reus de esto no tenían ni puta idea, pero Total pa que!! Ni que hiciera falta mirarse las leyes orgánicas o la Constitución pa dictar putas ordenanzas)

Y qué pensáis que hizo el TC con la solicitud de amparo del funesto abogado ateo sevillano? trrrrrrr (redoble de tambor)

Fallo

En atención a todo lo expuesto, el Tribunal Constitucional, POR LA AUTORIDAD QUE LE CONFIERE LA CONSTITUCIÓN DE LA NACIÓN ESPAÑOLA,

Ha decidido

Denegar el amparo solicitado por don (… Fulano de tal)

Ohhhh. Mierda de nido de curillas! (Estarán pensando algunos). Tranquilos, esta gentuza (cariñosamente empleado el término) tiene por costumbre (y por obligación que cojones) motivar sus sentencias:

– nuestra labor debe comenzar tomando en consideración que todo signo identitario es el resultado de una convención social y tiene sentido en tanto se lo da el consenso colectivo; por tanto, no resulta suficiente que quien pida su supresión le atribuya un significado religioso incompatible con el deber de neutralidad religiosa, ya que sobre la valoración individual y subjetiva de su significado debe prevalecer la comúnmente aceptada, pues lo contrario supondría vaciar de contenido el sentido de los símbolos, que siempre es social. En este mismo sentido, la muy reciente Sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de 18 de marzo de 2011, caso Lautsi y otros contra Italia -que ha juzgado sobre la presencia de crucifijos en las escuelas públicas italianas- pone de relieve que, en este ámbito, la percepción subjetiva del reclamante por sí sola no basta para caracterizar una violación del derecho invocado.

Obviamente, nuestro TC aprecia que el sentido de declarar patrona a la Virgen es puramente simbólico. Ya sabemos que a Plaza lo de los símbolos y las etiquetas no le va mucho, pero parecen ser importantes para el reconocimiento externo de algunas instituciones.

Además, añade el TC, “es indudable que muchos símbolos religiosos han pasado a ser, según el contexto concreto del caso, predominantemente culturales aunque esto no excluya que para los creyentes siga operando su significado religioso. En este sentido, en la STC 19/1985, señalamos que la circunstancia de que el descanso semanal corresponda en España, como en los pueblos de civilización cristiana, al domingo, obedece a que tal día es el que por mandato religioso y por tradición se ha acogido en estos pueblos; esto no puede llevar a la creencia de que se trata del mantenimiento de una institución con origen causal único religioso”

Ni tampoco se deja la dimensión subjetiva fuera de motivación (al menos hay que reconocerles el trabajo a estos “turistas” de reconocido prestigio ;-) )

– En este punto ha de partirse de que los elementos representativos a que nos venimos refiriendo, singularmente los estáticos, son escasamente idóneos en las sociedades actuales para incidir en la esfera subjetiva de la libertad religiosa de las personas, esto es, para contribuir a que los individuos adquirieran, pierdan o sustituyan sus posibles creencias religiosas, o para que sobre tales creencias o ausencia de ellas se expresen de palabra o por obra, o dejen de hacerlo.

Con todo, es preciso coincidir con el recurrente en que su libertad religiosa quedaría menoscabada si, en virtud de la norma colegial, se viera compelido a participar en eventuales actos en honor de la Patrona del Colegio de Abogados. Como apreciamos en la STC 101/2004, de 2 de junio (FJ 4), la imposición del deber de participar en un acto de culto, en contra de la voluntad y convicciones personales, afecta a la vertiente subjetiva de la libertad religiosa, constituyendo un acto ilegítimo de intromisión en la esfera íntima de creencias”… Pero como no era el caso… La Virgen sigue siendo la Patrona de los abogados sevillanos (imagino)

Ya ves, Rawandi, que mal que le pese a Dworkin, En Derecho lo de one right answer, no siempre se cumple ;-) y nuestro Derecho Positivo (afortunadamente) sí distingue bastante claramente entre Moral y Derecho.

No olvides que religión es consustancial al ser humano, y muy probablemente una etapa muy necesaria en la evolución del raciocinio humano. Además de conflictos (muy normal entre humanos por todo tipo de cosas) nos ha aportado grandes avances intelectuales.

Para Rawandi (pm):

in-god-we-trust

Alexis Tipras les ha escrito una carta a los alemanes.

No la voy a traducir, pero sí resumir.

1) Grecia no puede pagar la deuda.

Parece de cajón. Y se puede añadir un argumento que Tsipras no usa. Un prestador no siempre es un santo. Perfectamente puede ser un gilipollas. Por ejemplo, si le presta a alguien que no va a poder pagar.

2) Grecia no debía de haber aceptado la prolongación de la agonía, con los “rescates”. El partido de Tsipras nunca estuvo de acuerdo con eso. Era un engaño, porque ese dinero sirvió sólo para la cleptocracia. Y suponía más cargas que hacían aun más imposible pagar la deuda. Pero eso lo van a arreglar. Ellos no crearon el sistema de corrupción y cleptocracia. Los alemanes no tienen que tener miedo de que vuelvan a las andadas.

En fin, parece un argumento como para Cenicienta o Bambi.

3) Blablabla, queremos mucho a los alemanes, especialmente a los proletarios.

4) ¿En conclusión?La tarea de Syriza consiste en traer un “New Deal Europeo”, en el que los griegos puedan respirar, crear, y vivir con dignidad.

No explica con ninguna claridad quién paga ese “New Deal”, pero la sospecha es fuerte. Por el destinatario de la carta. La parte que le falta al argumento es el motivo o ventaja que podría suponer para el destinatario del nuevo prodigio el olvidarse de la deuda y -presumiblemente- seguir apoquinando. Por la dignidad de los griegos. Porque si no se tratara de seguir apoquinando, la alternativa sería la versión no Cenicienta del asunto. Quiebra, Grexit, se las apañan a su modo — y veríamos si la cleptocracia era el problema de verdad. Y todos tan amigos.

La primera parte parece impecable. No pueden pagar la deuda (y no quiero mirar a España). Y la parte del New Deal no parece que dependa de ellos. Ni explica cómo funcionaría. Ya se pueden ir entrenando en Pablemos.

Añadido (30/01 12.30):

Una forma de contradecir la idea sería esta de García Domínguez en LD:

Como ejemplo de números pueden valer estos (clic en el gráfico):

balanzas-fiscales-usa

Para una vez que te encuentras un político (política en este caso), y miembro del Parlamento Europeo, que sobresale para bien, será mejor señalarlo.

Eija-Riitta Korhola (@ER_Korhola) parece una política infrecuente. Acaba de presentar una tesis doctoral en un campo de acción política que domina. Política climática. O sea, en vez de falsear doctorados para adornar el currículo, se doctora aprovechando la experiencia. En la Facultad de Ciencias Biológicas y Ambientales de la Universidad de Helsinky:

Y teniendo en cuenta que es del grupo del Partido Popular Europeo (conservadores), podríamos sugerir a los conservadores españoles que se lean la tesis, en vez de seguir avergonzados por el primo de Rajoy.

Korhla no se mete en cuestiones científicas, por supuesto. Pero sí ve y señala la discusión que hay, las incertidumbres que hay, y el abuso de la idea de “ciencia establecida”. Y sugiere que las incertidumbres y la discusión no se van a acabar en un futuro razonable, por lo que conviene hacer una política que cuente con ese factor. Que resulte adecuada sea cual sea el resultado final de la ciencia.  Y recuerda que no existen soluciones simples para problemas complejos. Y, muy especialmente muestra que las  políticas que está llevando a cabo Europa están haciendo daño a la economía, sin conseguir ningún resultado — ni para el clima ni para el medio ambiente global. Básicamente estamos exportando nuestras emisiones y dando ventajas a nuestros competidores.

En fin, la tesis tiene mucha sustancia, aparte de señalar lo equivocado del planteamiento de Kyoto. Son 400 páginas, que recomendaría leer a cualquier político que vaya a tener que votar cualquier ley relacionada con la política sobre el clima. Pielke Jr. tiene un resumen más completo. Y su especialidad es esa; política climática y medioambiental.

Lo que no voy a proponer es que lo lea Mariano. Ni siquiera el resumen. Queda muy lejos del Marca.

Y una cita de postre:

La pobreza no va a salvar el planeta, al contrario de lo que los movimiendos verdes parecen frecuentemente asumir. No existe evidencia de ello. La pobreza obliga a la gente a pensar a corto plazo y a destruir su medio ambiente. Además, la pobreza nos hace más vulnerables a las condiciones climáticas extremas, y debilita nuestra habilidad para prepararnos para todo tipo de catástrofes.
Por tanto, necesitamos encontrar una estrategia mejor. Debemos de ser políticamente más humildes y aceptar que el camino elegido ha sido equivocado. Deberíamos de hacerlo, al menos en nombre de las generaciones futuras. Merecen un mundo donde se respetan los derechos humanos, la democracia y la buena governanza. Aquellos que pueden aprender de sus propios errores son los héroes reales.

Página siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 757 seguidores