iccc


El jueves hubo una de esas rondas de testimonios en el Congreso USA de gente relevante respecto del clima. Probablemente no os sonará el nombre de William Happer, porque no está directamente implicado en la discusión de la calentología. Y sin embargo tiene especial relevancia, porque mirando la discusión desde fuera, está más dentro del ajo que ningún climatólogo. Es especialista en las interacciones entre las radiaciones visible e infrarroja con los gases, y eso es exactamente el efecto invernadero.

Happer ocupa la cátedra Cyrus Fogg Bracket de Física de la Universidad de Princeton, y es miembro de las American Physical SocietyNational Academy of Sciences. Ha publicado más de 200 trabajos en revistas científicas arbitradas (“peer-reviewed”).

Resumiendo su visión. (El PDF completo, y es breve, está aquí –> )

Su propio resumen, o introducción:

Déjenme prescisar aquello con lo que probablemente esté de acuerdo con los otros testigos (los alarmistas). Hemos estado en un período de calentamiento durante los últimos 200 años, pero ha habido varios períodos, como los últimos 10 años, en que el calentamiento ha cesado, e incluso hah habido períodos de enfriamiento sustancial, como entre 1942 y 1975. Las concentraciones atmosféricas de CO2 han aumentado desde 280 ppm hasta 385 ppm durante los últimos 100 años. La combustión de combustibles fósiles, carbón, petróleo y gas natural, han contribuido a este incremento.  Y finalmente, concentraciones crecientes de CO2 en la atmósfera añadirán una tendencia al calentamiento a las variaciones naturales.  La clave es: ¿Cuanto calentamiento es, y será ese calentamiento y otros efectos del CO2 beneficioso o perjudicial para la humanidad? Yo, y otros científicos, pensamos que el calentamiento será pequeño comparado con las fluctuaciones naturales de la tierra, y que ese calentamiento y CO2 serán beneficiosos.

Al invitarle al testimonio la hacían tres preguntas. Sus respuestas, en versión breve, son:

    Pregunta 1: ¿Hasta qué punto el CO2 conduce a un calentamiento?

Respuesta: Doblar el CO2 probablemente llevará a menos de 2ºC de aumento de temperatura.

    Pregunta 2. “Hasta qué punto está bien simulado el sistema climático (por ej. el rol de las nubes, vapor de agua, etc) en los modelos que se usan para predecir el cambio climático?

Respuesta: La mayor parte de los modelos predicen que el vapor de agua y las nubes amplificarán mucho el calentamiento debido al CO2 solo. Hay poca evidencia observada para apoyar estas predicciones.  Más aun, los modelos no explican los cambios climáticos relativamente grandes del pasado, cuando la quema de combustibles fósiles era negligible.

  • Pregunta 3: ¿Qué políticas hacen falta para apoyar y mejorar la habilidad de los científicos de investigar y compartir la información científica con los responsables políticos?

Respuesta. Los alarmistas del calentamiento global han intentado silenciar a cualquiera que intente cuestionar su idea del apocalipsis climático. Necesitamos establecer un “Equipo B” de científicos competentes encargados de cuestionar esta agenda (alarmista). El Departamento de defensa y la CIA lo hacen, y había un abogado del diablo  (promoter fidei) para la santidad. ¿Por qué no hacer lo mismo con el cambio climático?

Documento:

Añadido:

Cuando la gente se pone sensata, las cosas cambian mucho. Por ejemplo, este alarmista, que dice que no es alarmista. Y viendo su actitud, yo lo aceptaría. El dr. Scott Denning, el único calentólogo que aceptó la invitación al ICCC4 (y estaban invitados todos los principales).

Muy interesante, como se podía esperar, McIntyre y Lindzen ayer.

No he visto todavía lo de McIntyre, aunque sí las preguntas posteriores. Supongo que habrá sido más interesante para los que hayan seguido menos sus posts al respecto en Climate Audit. Destacaría en las respuestas:

  • Su negativa a usar un tono más dramático (no voy a cambiar mi forma de hablar por una discusión del clima).
  • Su sorpresa, al principio, de que en ciencia climática se permitan unas “alegrías” en los gráficos que ni por lo más remoto se consienten en la industria minera.
  • Su falta de preocupación de si se trata de un “fraude” o no. Nunca voy a averiguar sus motivaciones -dice, así que no entro en eso. Y no hace falta. Lo que importa es si están usando métodos aceptables o no. En esto, claramente tenía a la audiencia en contra.

Y el gran Lindzen, ante el que es imposible no quitarse el sombrero. Hay que verlo entero.

  • Su explicación de lo absurdo de estar discutiendo por unas décimas de grado, que no necesitan mayor explicación que las fluctuaciones normales en un sistema tan complejo.
  • Su hincapié en que sin realimentaciones positivas no hay caso, ni causa de alarma. Y que esas realimentaciones no se ven por ningún sitio, sino que más bien parecen ser negativas.
  • La explicación, obvia, de que los modelos son interesantes, pero no prueban nada si no están verificados contra la realidad.
  • Lo absurdo del argumento de autoridad en una ciencia tan joven y tan inexperta, de momento.
  • Y, sobre todo, lo absurdo del intento de la explicación del factor mágico, o muy destacado, un sistema de la complejidad del climático. Y le da lo miso que esa explicación se base en el CO2, o que se base en las fluctuaciones solares, o cualquier otra cosa que se nos ocurra. Ve el sistema como básicamente estable, durante miles de millones de años, en un margen de 20º arriba o abajo. Y acepta la posibilidad de saltos entre metaestados estables, con pequeñas fluctuaciones más o menos caóticas en cada metaestado.
  • Y los ciclos de Milanckowitz, de los que dice que ahora sí dan buena cuenta de los datos, una vez que un joven investigador ha puesto el dedo en la llaga al señalar que lo que inducen esos ciclos es la velocidad del cambio de temperatura, más que la temperatura absoluta.

Para no perderse hoy:

  • Roy Spencer a las 14:50, en Cómo la naturaleza ha engañado a los principales climatólogos.

Spencer comparte una gran virtud con Lindzen. Tal vez incluso le gana. Habla muy, muy claro, aunque trate de temas muy complejos.

Y el siempre entretenido …

  • - Lord Monckton, a las 21:05, sobre Calentamiento Global, el caballo de Troya que amenaza la libertad global.

Programa y videoteca, como siempre en:

Pillo de Lucia [-->] el horario de las emisiones de Pajamas Media de la 4ª Conferencia Internacional sobre Cambio Climático para hoy y mañana.

Los horarios están en hora de España.

MONDAY, MAY 17, 2010

  • 2:15 p.m.: CDT Patrick Michaels, Ph.D. and American Senior Fellow at Cato Institute, speaks on new scientific data on global temperatures
  • 2:50 p.m. : CDT
    Hon. George Allen, Chairman, American Energy Freedom Center and former Governor of Virginia, speaks on a winning American energy game plan.
  • 8:30 p.m. : CDT Richard Lindzen, Ph.D. and Alfred P. Sloan Professor of Meteorology at Massachusetts Institute of Technology, speaks candidly and comprehensively on global warming.

TUESDAY, MAY 18, 2010

  • 2:15 p.m. CDT: Jay Lehr, Ph.D., Heartland Institute Science Director, speaks on scientific credibility in the wake of Climategate.
  • 2:50 p.m. CDT: Roy Spencer, Ph.D., University of Alabama, Huntsville, speaks about his book, The Great Global Warming Blunder: How Mother Nature Fooled the World’s Top Scientists.
  • 9:05 p.m. CDT: Lord Christopher Monckton, former science advisor to U.K. Prime Minister Margaret Thatcher, speaks on global warming, the Trojan Horse that menaces global freedom.

Para más info en la página de Pajamas:

La noticia es el comienzo de la IV Conferencia Internacional sobre Cambio Climático, 16-18 de mayo 2010 en Chicago. Conferencia digamos “escéptica” porque los alarmistas se niegan a acudir. No son capaces de jugar en igualdad de condiciones, y si no pueden abusar, no van. ¿A alguien le recuerda a UPyD?

Pajamas Media va a dar las charlas principales a través de internet. Lo malo es que el horario será un poco chungo. Pero seguro que mantienen los vídeos para poderlos disfutar a una hora conveniente. En esta dirección.

El programa de PJTV incluye:

  • Harrison Schmitt, Ph.D., former Apollo 17 moonwalker (Sunday, May 16 at 7:25pm)
  • Steve McIntyre, Ph.D., Climate audit (Sunday, May 16 at 8:05pm)
  • Richard Lindzen, Ph.D., Massachusetts Institute of Technology (Monday, May 17 at 1:30pm)
  • Roy Spencer, Ph.D., University of Alabama – Huntsville (Tuesday, May 18 at 7:50am)

Sabemos, por cotilleos de blogueros, que McIntyre hablará y explicará lo del “hide the decline”, cuyo significado tanto se empeñan en ocultar (también) los alarmistas.

Spencer, lo dijo en su blog, sobre su nuevo “paper” en Journal of Geophysical Research. Su idea de que la realimentación del sistema climático es negativa, según deduce de lo que miden los satélites, y de que la corriente principal de climatólogos ha confundido causa y efecto en la relación entre el calor y las nubes. O sea, que no es el calentaimento lo que produce menos nubes (y más calor añadido), sino una disminución natural (por los ciclos oceánicos) en las nubes lo que produce el calentamiento.

Supongo que Lindzen nos dará una visión general, y sabia como suele. Y habrá otras ponencias interesantes, de las que intentaré poneros al tanto. Y si no, en inglés, seguro que Lucía [-->] y Jeff Id [-->] lo hacen en sus blogs.

Hay que recordar, siempre, qua la discusión del clima sería otra cosa sin los blogs. Probablemente sería una no discusión como pretenden los alarmistas, los ecolojetas, y la algorería en general. Pero los blogs les han jodido el invento. Y merece la pena pararse un poco en ellos, porque es muy difícil de entender cómo tan poca cosa puede tener (a veces) tanto efecto.

Estos blogs del clima, que han cambiado la discusión -y posiblemente el mundo, son fundamentalmente cuatro. Y sus cuatro editores se juntaron en la cena previa a la conferencia ICCC – IV:

De derecha a izquierda:

  • Lucia Liljegren (The Blackboard) [-->]
  • Steve McIntyre (Climate Audit) [-->]
  • Jeff Id (The Air Vent) [-->]
  • Anthony Watts (Watts Up With That) [-->]

Ya lo he comentado muchas veces. En número de lectores, el que más tiene -WUWT- no supera a un periodicucho desconocido de provincias. Es el sitio web nº 6.577 en USA. Ninguno de los cuatro era conocido antes de empezar con los blogs. Ni en el mundillo del clima, ni en el de los medios. Y si todo el asunto fuera que han conseguido un puñado de miles de lectores, seguirían siendo igual de desconocidos e igual de irrelevantes que el hipotético periodicucho menor. ¿Cual es la diferencia? La discusión. El nivel del debate, con la posibilidad de libertad de argumentos y de contrastar lo que dicen unos y otros. Gente que sí tiene influencia entre el público, políticos y periodistas, acaban atendiendo lo que ocurre en tal espacio. Y ocurre el horror para los abusones: un discusión no controlada. Esa es la diferencia.

Hay que fijarse en eso, creo. Porque hay que exigir que pase de ser una novedad más o menos extravagante, a ser poco menos que la norma. ¿Quiere usted convencer al público de algo? Pues atrévase a tener una discusión pública. Todo lo formal que quiera, pero sin las ataduras y trampas de los parlamentos, y sin los intereses y mafias de las publicaciones de la industria de la cosa. Porque si usted no quiere ese debate, se lo van a acabar haciendo, quiera o no quiera. Y entonces nada importa que ni Al Gore, ni James Hansen o Gavin Schmidt rechacen la invitación al ICCC – IV. Están los blogs.

Ah, las pelas; sigue a la pasta si quieres dar con el criminal. Seguro que eso es lo que recomendaría el teniente Colombo.

La pasta sucia. Es la acusación de siempre, y como siempre, cuando no hay argumentos, se recurre a los ataques <i>ad hominem</i>, como si eso fuera un argumento válido en ciencia. Los escépticos de la alarma del calentamiento global (los alarmistas les llaman “negacionistas”, muy amablemente), están financiados por las petroleras multinacionaes para sembrar la duda sobre lo que no tiene duda. Pero acaba de pasar un caso donde se ve a la perfección esta “financiación petrolera”.

Buena parte de la discusioń sobre el clima está ocurriendo en webs y en weblogs. Primero porque es un sistema rápido y eficaz de intercambio de opiniones. Pero está muy potenciado por la dificultad para los escépticos de publicar en las revistas científicas principales, que hacen todo lo posible por silenciarlos. Curioso, porque si los escritos que presentan fueran malos, o ridículos, la mejor táctica contra ellos sería publicarlos y destrozarlos a la vista de todos. Se ve que no pueden, y por eso les niegan la publicación.

Los dos mejores weblogs de los escépticos son ClimateAudit.org y WattsUpWithThat.com . Son los mejores a juzgar por el tráfico, por los enlaces, por las citaciones que reciben en la prensa escrita, y por los premios.

ClimateAudit nació como herramienta de colaboración para el estudio de los trucos estadísticos del infame “palo de hockey” de Mann, y consiguió desacreditarlo completamente. Luego amplió su cobertura, pero siempre con énfasis en la estadística. Muy importante, porque en el uso de la estadística está buena parte del cuento del alarmismo.

WattsUpWithThat.com nació también (en origen como SurfaceStations.org), de un esfuerzo colectivo. El control de la calidad (la mala calidad) de la red de estaciones meteorológicas USA, y de los “ajustes” que hacen las agencias a los datos en crudo. Aunque ahora es de temática mucho más general.También ha tenido gran influencia científica porque ha hecho corregir bastantes datos y prácticas en las mediciones de temperatura. Y sobre todo, nos ha hecho darnos cuenta de la relatividad de esos datos de tempeatura.

Con estos precedentes, ser nada menos que las dos herramientas princiales de comunicación del “escepticismo”, cabría esperar que sus autores fueran a estas alturas un par de millonetis bien engrasados por las multinacionales del petróleo. ¿Es así? No lo parece. Hace tres semanas se le estropeó un disco duro a ClimateAudit.org, y estuvo tres días enteros fuera de servicio. Y así nos enteramos que es el propio autor del blog, Steve McIntyre, quien se encarga de mantener y pagar el servidor y el sistema. Vamos, que no solo se deja las horas de trabajo, sino que pone su propia pasta en el empeño. ¿Donde están las petroleras? ¿Es que no leen ClimateAudit.org? ¿No saben quien derribó el “palo de hockey” de Mann? ¿Ni quien está haciendo polvo el calentamiento de la Antártida del Steig 2009?

Pues naina. Nada por aquí, nada por allí, no hay petroleras por ningun sitio. Ni pasta.

El caso es que al coincidir Steve Mcintyre con Anthony Watts (el de WattsUpWithThat.com) en la 2ª Conferencia Internacional sobre Cambio Climático, y hablar sobre el caso, Antony le convenció de que no podía seguir así. Y no solo porque podía tener otra suspensión del servicio en cualquier momento (el servidor es viejo), y dejar colgada a mucha gente, sino porque se podían perder un montón de datos que tenemos enlazados desde muchas otras webs. (Doy fe de que en el caso de PlazaMoyua.org esto es así).

Así que Watts le propuso un cambio de servidor y un sistema que previniera disfunciones parecidas en el futuro. Y se ofreció a montárselo.

- ¿Y cuanto sería eso?

- Ponle unos 1.800 $ – 2.000 $ de hardware, buscando lo más barato, pero suficiente.

- Es mucho dinero.

- Hmm … . Déjame hacer una cosa. Dame permiso para pedir la pasta a nuestros lectores, en tu web y en la mía. Les cuento el caso, les digo lo que vamos a hacer y lo que necesitamos comprar, y seguro que se portan. Aprecian lo que haces y saben lo que cuesta. No te pueden fallar.

Y en efecto, Anthony explicó es asunto en las dos webs, y puso in botoncito de “donate”. Creo que fueron menos de 24 horas lo que tardaron en conseguir el presupuesto, de 40 en 40 dólares. Incluso hubo protestas porque algunos alegaban que no les había dado tiempo a enterarse y realizar la donación. Así que ante la petición, han ampliado el plazo de donaciones, y van a tener una bolsa para imprevistos, o para mejorar la calidad del hardware presupuestado.

Y esa es la asquerosa financiación petrolera que tienen las dos mejores webs escépticas. Comparadlo con su contraparte, la mejor web alarmista: RealClimate.org , donde escribe Mann y su tropa.

soil@ubuntu:~$ whois realclimate.org
Domain ID:D105219760-LROR
Domain Name:REALCLIMATE.ORG
Registrant Organization:Environmental Media Services
Admin Organization:Environmental Media Services
Tech Organization:Environmental Media Services
soil@ubuntu:~$

Y preguntaros quien es Environmental Media Services. Aquí lo explican —>.

Lo decía muy bien el Dr. Richard Lindzen en la inauguración de la 2ª Conferencia Internacional sobre Cambio Climático: es una pelea cuesta arriba. Pero así es la vida.

Fuente: pillado de IceCap

Climate Change: Driven by the Ocean not Human Activity

Resumen del escrito para la Segunda Conferencia Internacional sobre Cambio Climático (ICCC) de Nueva York, 2009.

Dr. William Gray

Resumen:

Este escrito argumenta como las variaciones en la Circulación Termohalina [-->] pueden ser la causa principal del cambio climático. Probablemente esa sea la causa de la mayor parte del calentamiento que se ha observado desde el comiezo de la revoluciión industrial (~1850) y para el calentamiento más reciente ocurrido desde mediados de los 70. Se hipotetiza que los cambios en la Circulación Termohalina han conducido al cese del calentamiento desde 1998, y al comienzo de un enfriamiento global desde 2001. Se proyecta que este débil enfriamiento continue durante las próximas dos décadas.

Los escenarios de calentamiento de los  últimos modelos climáticos (GCM) asumen que un ciclo hidrológico ligeramente más fuerte (debido al aumento del CO2) causarán un aumento del vapor de agua y las nubes en la alta troposfera. Y asumen que estos incrementos aumentan a su vez el pequeño calentamiento inicial debido al aumento del CO2, en un factor poco realista de 2 a 4 veces. De ahí es de donde viene la mayor parte del calentamiento de los modelos climáticos -no del aumento del CO2 mismo-, sino por el gran aumento extra debido al supuesto incremento de vapor de agua y nubosidad en la alta troposfera. Pero según aumenta el CO2, no se sigue un incremento neto global del vapor de agua y la nubisidad alta. Observaciones del vapor de agua de la alta troposfera de las últimas 3-4 décadas, del National Centers for Environmental Prediction/National Center for Atmospheric Research (NCEP/NCAR) y el  International Satellite Cloud Climatology Project (ISCCP), indican un ligero decremento, mientras la emisión de radiación de onda larga tiene un ligero aumento. Esto es lo opuesto de lo que se ha programado en los modelos. El calentamiento global pronosticado por doblar el CO2 se ha exagerado erróneamente debido a esta realimetación del vapor de agua.

El incremento del CO2, sin realimentación positiva de vapor de agua, solo puede ser responsable de unos 0,1ºC  – 0,2ºC de los 0,6ºC – 0,7ºC de calentamiento global observado desde comienzos del siglo XX. Asumiendo el doble de CO2 hacia finales del siglo XXI (y asumiendo ausencia de realimentación positiva) deberíamos esperar no más de 0,3ºC – 0,5ºC de calentamiento global, y no los 2ºC – 5ºC de los modelos.

El escrito entero (en ingés): Climate Change: Driven by the Ocean not Human Activity
Nota, por aquello del argumento de autoridad que tanto gusta a los alarmistas:

El Dr. William Gray lleva en el Departamento de Ciencias Atmosféricas de la Universidad de Colorado desde 1961, y desde 1974 es profesor. Es el director del Tropical Meteorology Project en el CSU’s Department of Atmospheric Sciences. Sus previsiones meteorológicas sobre huracanes gozan de gran prestigio internacional desde 1984, y fue pionero en el concepto del pronóstico estacional de huracanes. Ganó el premio Neil Frank en la Conferencia Nacional sobre Huracanes en 1995. Sus predicciones sobre huracanes en la cuenca atlántica se publican aquí –>.

De interés: breve comentario de Richard Courtney sobre este escrito del Dr. Gray –>

Comunicación inaugural del dr. Richard Lindzen en la segunda Conferencia Internacional sobre Cambio Climático, Nueva York 2009. La resumo del original en inglés [--->]

richard_lindzen

Alarma climática: A qué nos enfrentamos y qué hacer.

Lindzen, después de señalar que el calentamiento global siempre ha sido un movimiento político, y que oponerse a él siempre ha sido cuesta arriba, quiso destacar algunas cosas que se suelen olvidar desde  “nuestro lado”.

Primero, ser escéptico acerca del calentamiento global no hace, por sí mismo, que uno sea un buen científico; tampoco el apoyarlo hace de uno, per se, un mal científico. La mayor parte de los científicos atmosféricos que respeto apoyan el calentamiento global. Lo importante, sin embargo, es que la ciencia que de ellos respeto no es la que trata del calentamiento global. Pero resulta que apoyar el calentamiento global hace su vida más fácil.

Y puso a continuación un cuantos ejemplos, muchos bien conocidos. Señalando las frecuentes diferencias entre lo que los trabajos de muchos de ellos realmente dicen, y lo que dicen que dicen.

Segundo, la mayor parte de las discusiones sobre calentamiento global acaban siendo de ciencia contra autoridad. Para gran parte del público, la autoridad generalmente acaba ganando, porque no se quieren enfrentar a la ciencia. Para un movimiento básicamente político, como el asuto del calentamiento global ciertamente es, un objetivo importante es elegir las fuentes de autoridad. Esto lo ha hecho el movimieto del calentamiento global con gran éxito.

Y siguió con los numerosos y muy clarificadores ejemplos de la toma de posesión de las instituciones y academias, donde un grupito al mando habla por todos.

El proceso de cooptar la ciencia a cuenta de un movimiento político tiene una influencia extraordinariamente corruptora –especialmente cuando ha resultado una gran motivación para la financiación. La mayor parte de la financiación para el clima no se hubiera producido sin este esquema. Y habría que añadir que la mayor parte de la ciencia financiada como cimática, no trata de hecho sobre el clima, sino sobre los impactos de un cambio climático arbitrariamente asumido.

¿Qué se puede hacer?

Perserverar y explicar, y hacer énfasis en la lógica. Y hacer ver la diferencia entre las afirmaciones del consenso, generalmente puntos triviales sobre que ha habido cierto calentamiento y que el hombre ha causado alguna parte del mismo, y los anuncios de catástrofe de los activistas. Y explicar la ciencia que, según Lindzen, no es tan difícil.

Hizo hincapié en lo que tanto hemos comentado sobre la realimentación en el sistema climático. Sobre si es negativa o positiva. Y sobre que los datos de los satélites midiendo la emisión de onda larga de la tierra, que aumenta demasiado (para los modelos) al calentarse la tierra, y demuestra una realimentación negativa. La lógica elemental de que el sitema climático no puede estar dominado por realimentaciones positivas -y por lo tanto tendencia al desmadre-, como necesítarían los modelos climáticos para estar en lo cierto.

Recordad, nos enfrentamos a un pequeño aumento de temperatura (concentrado en dos períodos relativamente breves) dentro de un sistema inadecuadamente observado. La auténtica “hipótesis nula” es que no hay necesidad de una factor externo para producir este comportamiento. El irregular, incluso turbulento, movimiento de los océanos y de la atmósfera está llevando constantemente calor de un sitio para otro, en escalas de tiempo desde días hasta centurias, y con ello, dejan el sistema en desequilibrio con el sol, lo que lleva a fluctuaciones de temperatura.

El pensamiento de que esas fluctuaciones turbulentas precisen una causa específica es absurdo –tan absurdo como preguntarse por causas específicas para cada remolino de una burbujeante cascada.

Advirtió que el peligro de sobresimplificación también acecha a los escépticos del calentamiento global, por ejemplo con las teorías que quieren buscar la causa de los cambios del del clima en las fluctuaciones del sol.

Finalmente me gustaría sugerir que por horrible que parezca la situación, acabaremos ganando contra el calentamiento global antropogénico, simplemente porque tenemos la razón y ellos están equivocados.

Hay muchas razones para estar convencido:

  • Las mediciones de satélite muestran que el clima está dominado por realimentaciones negativas, y la respuesta a doblar, incluso cuadruplicar el CO2 sería mínima.
  • El hecho de que la temperatura global media no haya aumentado con significación estadística desde al menos 1995,  no desmiente el calentamiento global antropogénico, pero para el público es probable que sea crucial. (Siendo una cuestión política la percepción del público es importante)
  • La variabilidad natural del clima es suficientemente grande como para obviar la identificación de un calentamiento antropogénico. Como el IPCC AR4 anota, la pretensión de esta atribución, por cuestionable que sea, dependía en la asunción de que los modelos habían reflejado bien esta variabilidad natural interna.
  • La temperatura de los ultimos 14 años muestra claramente que esta asunción era errónea. Cierto, este período constituye un período cálido del registro instrumental, y como resultado, muchos de estos años estarán entre los más calientes del registro. Pero eso no mitiga el fallo de los modelos al predecir un calentamiento contínuo.Pretender lo contrario supone o una gran ignorancia, o una mayor deshonestidad.

La conferencia completa en inglés, en este enlace –>.

Nota (de Wikipedia) y a propósito del argumento de “autoridad”:

El dr. Richard Lindzen, (1940) es un físico atmosférico entrenado en Harvard, y ocupa la cátedra Alfred P. Sloan de meteorología en el MIT. Es conocido por sus investigaciones en meteorología dinámica, especialmente las “ondas planetarias”. Ha publicado más de 200 trabajos y “papers” científicos, sobre la circulación Hadley, inestabiliad hidrodinámica, atmósferas planetarias, meteorología monzónica, meteorología de las latitudes medias. Y el transporte global del calor y el ciclo del agua, y sus roles en el cambio climático, las glaciaciones, y los efectos atmosfñericos estacionales. Fue el autor princial del capítulo 7 (procesos físicos) en el Third Assessment Report of the IPCC on global warming (2001).

Recomendaciones sobre el dr. Lindzen:

Nature of Arguments for Anthropogenic Global Warming

The Iris Effect

De Lubos Motl [--->]: ABC of the iris effect: when the Earth is warming, the rain at places where air flows in the direction up becomes more intense. This reduces the amount of water droplets available for high-altitude cirrus clouds. Warming thus reduces the number of cirrus clouds and because these clouds have a warming effect, the overall impact of this mechanism is a slight cooling which means that the ultimate warming will be smaller than if the iris effect wouldn’t exist.

A lecture by Prof Richard Lindzen of MIT – 51-slide PDF file.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 522 seguidores