hablando con mi diputado


convenciendo-feijóoEstimado Feijóo:

Pensarás que no siendo gallego, ni residente en este momento, no se me ha perdido nada para tratar de convencerte de que dejes de dar la lata con el gallego, recurras la sentencia del TSJG sobre el decreto del plurilingüismo, y te olvides del pacto ofrecido a los nacionalistas. Sin embargo tengo la esperanza de convencerte de que sí se me ha perdido algo. Y sobre todo, que a ti sí que se te ha perdido mucho en este asunto. Si no fuera por esto último, no me tomaría la confianza de abusar de tu tiempo.

Verás. Ocurre que el choriceo de la cúpula de tu partido ha cambiado las circunstancias políticas del país. Eso te da opciones si Rajoy tiene que dimitir. Después de todo, tú eres de los pocos que no estaban donde los sobres. Al menos no donde esos sobres. Estás, en ese sentido, limpio. Y no hay tantos pesos pesados limpios. Esta es la parte buena.

La parte mala es que la gente está más que mosqueada. Y que a diferencia del PSOE, un porcentaje nada despreciable de los que votan al Partido Popular no suele estar a favor de votar a chorizos, por mucho que se trate de “sus chorizos”. Sí, ya, en todas partes hay de todo; pero varían los porcentajes, y mucho. Y el PP depende de una mayoría absoluta -en Galicia-, y cerca de absoluta -en España-.

Ahora piensa en cómo ha conseguido el PP ambas mayorías absolutas (Galicia, España). Lo sabes muy bien; la gente estaba harta de chorizos e incompetentes. ¿Tú crees que el PP va a tener muchas posibilidades ofreciendo otra ración de lo mismo?

Y aquí viene el quid. Tu oportunidad. Doy por supuesto que Rajoy no aguanta (chorizo podrido), y que Esperanza no llega (la gente brillante despierta demasiada envidia en España). Y en todo caso, si no fuera para España, te serviría para Galicia. Hay que cambiar algo, así no funciona. ¿Qué te parece la idea de hacer un poquito de lo que quieren los que te pueden votar? Sí, hasta ahora no has tenido la menor necesidad. Pero es que hasta ahora erais presuntos no-chorizos, y eso ha cambiado radicalmente.

Pero digo hacer, no prometer. Hasta ahora, lo de prometer y no hacer ha funcionado de maravilla. Eres la prueba viviente. Aunque yo creo que nadie sueña que una vez desbordado el albañal, la cosa pueda seguir lo mismo. Lo que distingue al genio del cenutrio es su capacidad de cambiar y adaptarse a las circunstancias. Incluso sacando partido de las malas situaciones. Imagina:

Es con un poco de retraso, queridos votantes. Los sobres nos han tenido muy entretenidos. Pero os prometí libertad de lengua en la enseñanza, y aquí os la traigo. El primer paso va a ser recurrir junto a Galicia Bilingüe la sentencia del TSJG, que va en contra de la doctrina del TC (y de la constitución). Y el segundo, olvidar todo pacto con los nacionatas que le quitan la libertad a la gente.

Hay momentos en la vida que son disyuntivas. O sale A, o sale B. O sale genio, o sale cenutrio. Nada será lo mismo, pero cielo o infierno dependen de la decisión (y de la clarividencia). Y si a un porcentaje -ciertamente excesivo- de votantes del PP, lo de “nuestros chorizos” no les motiva, la apuesta es que la idea del “contrato electoral” sí lo haga. ¿No es mala apuesta, eh? ¿Y qué mejor muestra de la voluntad de cumplir un contrato electoral que empezar por cumplir los contratos del pasado?

Salve, Feijóo, y mis mejores deseos.

Nota: No se me espante le peña. Jamás escribiría a Feijóo por mi mismo. Pero se trata de un encargo. Este:

info@galiciabilingüe.es

Queridos amigos

Necesitamos vuestra ayuda. En el siguiente enlace tenéis una carta para reenviar al correo electrónico que se indica. Podéis copiarla o descargarla para enviarla como archivo. Os pedimos que la enviéis vosotros y que reenviéis el enlace con la petición a vuestros contactos, que la difundáis en las redes sociales y en los blogs que conozcáis. Que no sean siempre los mismos quienes hacen oír su voz.

Un abrazo y muchas gracias.

Labor cumplida. Yo he hecho lo que he podido. ¿Y tú? Solo tienes que hacer clic en el cartel de Feijóo de arriba.

genio-o-cenutrio

Nota: Además, son educados:

galicia-bilingue

Viejecita

Aunque yo soy partidaria de que los políticos tengan sueldos altos de verdad, y compensaciones cuando se marchan de sus puestos, al menos durante un par de años, hasta rehacerse, porque con lo de las incompatibilidades sería una maldición salir elegido para un cargo público, pero eso sí con dos condiciones fundamentales:
1- Que hubiera un control independiente de su trabajo, para que no fueran solamente peleles que votasen SÍ a las propuestas de su partido.
2- Y esto me parece fundamental:
Que también sus sueldos , dietas, y ganancias de todo tipo, como parlamentarios, como ministros, o en el puesto público que tuvieran, estuviesen sometidos a Hacienda. Como las ganancias de todos los demás.
Un abrazo.
V.

Notas (pm):

Del artículo 72 CE:

1. Las Cámaras establecen sus propios Reglamentos, aprueban autónomamente sus presupuestos y, de común acuerdo, regulan el Estatuto del Personal de las Cortes Generales. Los Reglamentos y su reforma serán sometidos a una votación final sobre su totalidad, que requerirá la mayoría absoluta.

Artículo 87 CE:

1. La iniciativa legislativa corresponde al Gobierno, al Congreso y al Senado, de acuerdo con la Constitución y los Reglamentos de las Cámaras.

2. Las Asambleas de las Comunidades Autónomas podrán solicitar del Gobierno la adopción de un proyecto de ley o remitir a la Mesa del Congreso una proposición de ley, delegando ante dicha Cámara un máximo de tres miembros de la Asamblea encargados de su defensa.

3. Una ley orgánica regulará las formas de ejercicio y requisitos de la iniciativa popular para la presentación de proposiciones de ley. En todo caso se exigirán no menos de 500.000 firmas acreditadas. No procederá dicha iniciativa en materias propias de ley orgánica, tributarias o de carácter internacional, ni en lo relativo a la prerrogativa de gracia.

Respuesta a la iniciativa encabezada por Maleni, V y Octavio:

Estimadísimo representante:

Aunque en España ese asunto no suele estar nada claro, creo que en el especial caso de los congresistas al Parlamento Europeo sí te puedo llamar mi representante, por haberte votado directamente, y por ser solo uno de la lista el que salió. Por una vez no hay duda y me toca, por tanto, la parte alícuota del casi medio millón de votos que recibiste. Que no vaya a repetir el voto a UPyD – por el partido, no por ti – no debería de ser óbice. Nuestro contrato no ha finalizado.

Y sí, ya sé que en el caso de otros representantes de UPyD no tendría ningún sentido escribirles, porque como en los demás partidos, realmente representan más al partido (a su sanedrín) que a sus votantes. Pero tu caso podría ser distinto, vista tu categoría personal, académica, y profesional. No eres algo que abunde en política. Y no me sorprendería que tú, excepcionalmente, tengas la autonomía de decidir el voto en la soledad de tu libertad, y que sopeses lo que honestamente crees que pueden pensar tus votantes. Así que por todo ello, me tomo la libertad de escribirte, una vez en toda la legislatura, y contarte mis cuitas acerca de algo que estáis a punto de votar.

No dudo que sabes más que yo sobre la nueva ley conocida como ACTA, por sus siglas en inglés (Anti-Counterfeiting Trade Agreement).  Y estoy seguro de que uno se puede convencer de que es un acuerdo estupendo y muy beneficioso para todos, si le da por mirarlo con la luz más positiva que se pueda. Así que someto a tu consideración, no lo bueno, sino lo mucho malo que puede salir del ACTA.

¿Es cierto que el ACTA se ha creado en un foro ajeno a donde se discuten normalmente los acuerdos internacionales, y en secreto? ¿Y que ahora os encontráis con un “pack” completo, lo tomas o lo dejas? Pues ya solo eso parece un chantaje, y toda una patada a la soberanía de los ciudadanos europeos que representas.

¿Es cierto que el ACTA va a exigir el filtrado de contenidos por parte de los proveedores de internet, y por tanto el examen de lo que circula? En tal caso no creo que haga falta explicarte lo que puede pasar con esa  aberración, puestos a las malas. Y yo creo que hay que ponerse a la malas para saber la responsabilidad que se adquiere al votar una ley.

¿Es cierto que ACTA va a exigir a los proveedores el castigo a los usuarios? Y no por un juez, sino por el organismo que crea el ACTA? Imagina la siguiente situación. Para los bancos es muy caro guardar y proteger el dinero que trasiegan, así que se les ha ocurrido un ACTA, para abaratar. Simplemente van a dejar el dinero por las calles, sin protección ninguna, pero en paquetitos de poca cantidad. Y van a nombrar espías de la gente a todos los serenos, porteros, barrenderos y guardias, que reportaran a la SGAE esa de Teddy Bautista, y otros conocidos artistas de VISA en puticlub, y ellos decidirá a quién len quitan el derecho a circular por las calles. ¿Estaríamos todos locos, no? Pues me parece mucho más sensato contemplar el mal que puede hacer un ACTA, en vez de cerrar los ojos y pensar que de repente el mundo se ha vuelto angelical. Entre otras cosas porque no vemos muchos angelitos últimamente.

Acabo. Ya solo pedirte, formalmente, que votes en contra de esa ACTA, si sospechas que somos legión los que te habiéndote votado pensamos que se trata de una salvajada. Desgraciadamente no puedo hacerlo en tu blog, porque no es sitio para política, según dices [-->].

__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/


EL PSOE ASUME EN SU CONFERENCIA POLÍTICA LAS PROPUESTAS SOBRE DEMOCRACIA PARTICIPATIVA SUGERIDAS POR COMENTARISTAS DE PLAZA MOYUA.

Un potito cuento de nuestros tiempos”

By:

Bárbara Paraula

I PARTE: Octavio

INTRODUCCIÓN:

Parece ser que el mismo Rubalcaba lo defendió en la conferencia política. A ver si les suena, les reproduzco un copy-paste de las Conclusiones de las Comisiones de la Conferencia Política 2011, las cuales tras ser aprobada por el Comité Federal, servirán de base al programa electoral de dicho partido.

Pero la reforma electoral no es el único elemento para mejorar la participación en las instituciones. La participación ciudadana limitada exclusivamente al momento electoral está en la raíz de la insatisfacción de muchos ciudadanos sobre la política. Por ello, defendemos una reforma general de los instrumentos de participación no electoral, a partir de un amplio proceso de discusión ciudadana, desde los ayuntamientos, de modo que pueda desarrollarse plenamente el derecho a participar en los asuntos públicos a que se refiere el artículo 23 de la Constitución.

Esta no era exactamente la idea de Octavio, pero si la argumentación del artículo 23.1. Es en cambio en el siguiente párrafo donde más claramente podemos inferir la persuasión impulsada desde este blog en el discurso:

En este marco deberán incluirse reformas de facilitación y mejora de la Iniciativa Legislativa Popular, de conversión de la Comisión de Peticiones en una verdadera Comisión de Participación Ciudadana, de obligación de procesos participativos o de consulta en el procedimiento legislativo, de participación ciudadana en la elaboración de los presupuestos públicos, de generalización y fomento de las iniciativas ciudadanas de impulso y control, de seguimiento del cumplimiento de los programas electorales”

Quien no haya sido lector recalcitrante de Plaza Moyua, puede tener dificultades para entender porqué nos atribuimos la capacidad de haber sido utilizados como fuentes en la elaboración de la citada conferencia, así que parece oportuno colocar hoy un resumen de algo que empezó justamente hace un año:

I PARTE: LA GÉNESIS

Cómo se le ocurrió a Octavio:

La idea surgió de dos hechos más o menos coincidentes en el tiempo.

El primero fue un comentario de nuestro amigo Tuci no me acuerdo sobre que hilo pero lo puedo asegurarle la autoría casi al 90% sobre el destino dado a 4 millones de firmas sobre el Estatuto Catalán recogidas por el PP….la papelera de reciclaje.

El segundo, el que Rosa Diez se equivocara de botón y votara en contra de su propia propuesta en la comisión del congreso que debatía la reforma de la ley electoral LOREG, momento cumbre por ser su propuesta estrella, por estar más pendiente de que le enfocaran que del resultado de la propia votación.

Empecé a pensar en lo innecesario de determinadas figurones demagógicos que nada aportan (recordad el título… “No dejes que tu representante….” [-->]) y a volver a dar vueltas a la falta de mecanismos de participación directa ciudadana habida cuenta de que la iniciativa legislativa popular está vedada a las grandes decisiones y aquellos temas que tocan derechos fundamentales… y coño, me acorde de un trabajo que realice en la Universidad sobre un derecho fundamental prácticamente en desuso porque solo podía ser utilizado…”cuando no existiera ningún otro mecanismo”: el Derecho de Petición.

Lo plasme en la entrada sin mas pretensiones que lucirme un poco….

II PARTE: LOS BUROFAXING

Octavio no contaba en ningún momento con que viejecita en su insaciable esperanza y practicidad le propusiera:

“Espero que no fuera una idea teórica, sino un modelo a seguir.
Esta misma tarde me hago una copia, poniendo mis datos, y mañana la mando por burofax, por correo administrativo, o por el método que mejor te parezca”.
[-->]

Una semana después, el 5 de Octubre de 2010, lo que fue un post acababa convertido en un documento enviado por burofax a la Comisión de Peticiones. Muchas otras personas quisieron subscribir aquél documento aunque finalmente fue enviado bajo tres firmas.

Con fecha 28 de Diciembre (día de Los Inocentes), se recibe acuse de recibo y el traslado de la Petición a la Comisión Constitucional. Jose María se encarga de colocarlo en portada en Plaza Moyua [-->].

III PARTE: DIFUSIÓN Y SEGUIMIENTO

En Enero 2011, encontramos una nueva party en nuestro hastío democrático, y decidimos escribirle a los diputados que formaban parte de la Comisión Constitucional. La idea era utilizar emails significativos, estudiando al político y sus intereses para redactar de la forma más personalizada posible. Este era mi propósito por aquel entonces:

“Voy a lamerlos y relamerlos, hasta que de sus propias cabezas reconozcan porqué es una petición razonable también para ellos”. [-->]

Personalmente lo abordaba sin complejos con la inclusión de los destinatarios de uno u otro grupo parlamentario. Era necesario buscarle padrinos a la criatura de suficientes razas y colores como para augurarle una posición equilibrada y digna.

A la iniciativa por la difusión y seguimiento de la petición se une, por ejemplo, Maleni.

Plaza pone a nuestra disposición en el blog una sección permanente y otros muchos comentaristas ayudan compartiendo con frecuencia en sus muros de Facebook nuestros posts.

Los estilos de misiva incluían todo tipo de tretas y argumentos: jurídicos, con fotos de familiares, con sólidas reflexiones políticas, coquetos, humorísticos, acompañados de cuentos metafóricos… Abarcaron finalmente al Presidente y Vicepresidente de la Comisión, y a bastantes portavoces y miembros de dicha comisión (nunca llegamos a actualizar la tabla de seguimiento que habíamos diseñado al efecto). Conseguimos en el mismo mes de Enero respuesta de Duran i Lleida, Miguel Barrachina, y Manuel Pérez Castell.

Quiero hacer una mención especial a Manuel Pérez Castell, Vicepresidente de la Comisión Constitucional, con quien construí en los meses siguientes una relación permitida por su absoluta amabilidad y accesibilidad. Descubrí un político, a mi juicio honesto, valiente, interesado en la democracia participativa y bastante querido en su tierra. Actualmente me declaro su fan, no solo por el ejercicio del lobby-hobbye, sino también por verdadera simpatía y admiración política. Junto a él, indagamos ya en Junio 2011 en este blog sobre otras posibilidades de ensanchar la democracia, colaborando con una entrevista para Plaza Moyua, sobre su idea de creación de LISTAS PARTICIPADAS [-->].

En Marzo, coincidiendo con el sentir en parte afín de las demandas del 15 M, probamos otras vías de difusión, como la publicación de la iniciativa y su discusión en las páginas web de las organizaciones de referencia del movimiento.

IV PARTE: DEFENSA PERSONAL EN EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS.

Aunque llevávamos todo un año insistiendo en el paradero de la Petición (de hecho visité por primera vez el Congreso en Julio 2011, para interesarme por ella), no fue hasta mediados de Septiembre, y ya anunciado el adelanto electoral, que pudimos defender, en el Congreso, si bien en el ámbito de una conversación informal, nuestra posición frente a (o junto a) dos diputados del PSOE que formaban parte importante de la Comisión Constitucional a la cual había sido remitida la petición de Octavio.

De las conclusiones y sensaciones de aquello podeis dar cuenta en los relatos que escribimos [-->] [-->].

Lo que si podemos asegurar es que artículo 23.1 se desmenuzó entre los caldos del entrante, y la singular utilización del derecho de petición y sus posibilidades como herramienta de participación formaban parte de la pasta italiana.

Para que el derecho de petición, en la práctica, produjera algún tipo de efecto jurídico, debía ser respaldada como una iniciativa legilativa propia por algún Grupo Parlamentario.

V PARTE: APARICIÓN DE 2 PROPUESTAS ESPECÍFICAS EN LA CONFERENCIA POLÍTICA 2011 DEL PSOE.

Tal cual lo escribíamos en la introducción. Directas del anonimato a las manos de Rubalcaba.

CONCLUSIONES:

Eso; ¿y como concluimos?

Bárbara Paraula

Como ya sabemos la participación ciudadana en política nacional, hoy en día y mientras no caigamos a una reforma constitucional, tiene unas salidas muy estrechas, no obstante particularmente me parece interesante explotarlas  tanto como podemos explotar el mensaje de reforma constitucional.

Creo, que el mensaje que me llevé más claro es el interés del Derecho de Petición para solicitar la revisión de las cuestiones que pudieran interesarnos, como ahora, el referendum.

Siendo que la iniciativa legislativa popular exige un elevado número de firmas, que sus contenidos son meramente anecdóticos y que termina en el mismo cajón en el que se perdió la denuncia que no se perdió (pregúntenle a viejecita), creo que sólo nos queda, desde la vía jurídica, ese mismo Derecho de Petición. También acaba en un cajón, pero al menos, es en el del Señor Competente en la materia.

Si ese intento se acompasa de otras acciones de presión, puede generar algún resultado, como acompañarla de un número elevada de firmas, como organizar congresos de la sociedad civil que den altavoces a los deseos o como intentar colarsela a algún grupo parlamentario o partido.

Hoy, y dado a mi recien adquirido papel de “Loba” (evocando a Shakira, no me termina de parecer mal), quiero resaltar las virtudes y las contradicciónes de la última opción, trabajar con los diputados, con los grupos y los partidos.

Eso se puede hacer desde dentro de un partido (bien complicado como ya sabemos) o bien poniendo en marcha técnicas de Lobby. Entiendo que el lobby político es la persuasión, el diálogo con los actores políticos (ministerios especializados, comisiones parlamentarias específicas, representantes de los partidos, responsables de conferencias políticas, etc ) destinado a que éstos consideren una determinada posición.

Se tiende a cuestionar la moralidad, por ambas partes, de estas técnicas. En cambio a mi, y mientras la posición a defender sea un fin honorable, me parece del todo legítima.

Seguro que alguien le dijo a Octavio, cuando aseguró haber salido moderadamente satisfecho de nuestra visita, ¿no te habrás hecho del PSOE?.

Bueno, a un hombre que disfruta compartiendo conversaciones y divirtiéndose con las mujes no se le pregunta ¿no te habrás hecho mujer?.

Evidentemente no se puede partir de querer que tu interlocutor haga suya la posición que representas a la primera, ni que se lie una capa y haga de superhéroe para liderar tu causa frente al grupo parlamentario. Tampoco convences a un hombre de que se case contigo en la primera cita. Es posible que empiece a considerar tu posición, y de qué manera, sin echar por la borda su carrera política, puede ayudarte. A veces la ayuda consiste en considerar contigo una opción legislativa, o en presentarte a un tercero, o en esbozar una versión local de la política participativa o en llamarle la atención al presidente de la Comisión sobre el tema.

La efectividad es dificil de medir, no obstante, me da la impresión de que el que siembra, recoge.

Esta debe ser la razón por la que se mantienen facturando consultorías estratégicas que desarrollan como un servicio más las relaciones informales con determinados actores políticos.

Un ejemplo de éxito en esta metodología es el de los colectivos con discapacidad. La legislación se ha preocupado por ellos de forma exponencial, y hoy en día, los derechos de las personas con discapacidad y dependencia han sido profusamente protegidos y desarrollados. ¿Casualidad?, ¿superioridad moral del fin frente a otros?. ¿Mayor defensa constitucional que a otros colectivos con necesidades sociales? Mi opinión es que contribuyeron definitivamente a ello sus campañas de comunicación, tanto públicas como privadas.

Así que en tanto en cuanto no nos caiga del cielo una reforma constitucional, o incluso para considerar éstas, yo voy a seguir HABLANDO CON MI DIPUTADO.

Octavio

¿Por dónde empezar? De un lado Bárbara y yo, de otro … dos diputados del PSOE relacionados directamente con la materia constitucional al que posteriormente se unió un tercer diputado.

Empezare por el estado de la iniciativa. El derecho de petición es un derecho constitucional cuya virtualidad se agota en la admisión y traslado al órgano competente sobre la materia ( el incumplimiento de esa obligación de traslado es la que podría provocar acciones de amparo) pero una vez producida la remisión al órgano pertinente , en este caso , los portavoces de comisión constitucional, nada impide a dichos portavoces ignorar la petición…salvo , que la iniciativa hubiera sido asumida por un grupo parlamentario , al menos , para su discusión.

A nuestros interlocutores les había sorprendido agradablemente el camino que habíamos utilizado porque el derecho de petición,  es una vía de participación actualmente en desuso en materias de interés y… hasta ahora, infravalorado aun tratándose de un derecho fundamental.

Su consejo fue, que volviéramos a insistir una vez constituida la nueva legislatura y/ o bien persistiendo en el derecho de referéndum o bien mediante incidiendo sobre otras vías, especialmente la Iniciativa legislativa popular, presentáramos una nueva petición intentando coordinar la iniciativa en la medida de lo posible con algún grupo “con especial sensibilidad hacia la participación ciudadana”.

Sobre la modificación de la  ley de referéndum, consideraban que necesitaría una reforma constitucional a lo que alegamos que para la que la iniciativa legislativa (la opción que parece contemplar a potenciar de alguna manera) fuera eficaz debería ocurrir lo mismo. Persistí en que tal vez la”  vía del referéndum no exigiría tal requisito  si la propuesta fuera destinada al presidente para que “propusiera”, a lo que contrargumentaron que la dirección de la política nacional es facultad exclusiva del gobierno (art. 97) y una iniciativa de ese tipo supondría marcarle el camino y por lo tanto un recorte sobre esa facultad que exigirá reforma constitucional , a bote pronto me pareció una razón de peso, ahora no tanto pues el propio articulo 92 faculta al gobierno para consultar al pueblo las decisiones “políticas” de especial trascendencia

Sondee la posibilidad de crear otras vías participativas como la abrir la posibilidad del acceso al TC a iniciativas ciudadanas tendentes a “vetar” leyes discriminatorias de unos colectivos sobre otros (el ejemplo en mente que no me pareció educado exponer era el de las pensiones de sus señorías)  bien mediante el acceso al recurso de inconstitucionalidad o amparo ( el primero está limitado por los sujetos legitimados constitucionalmente y en el segundo por la necesidad “legal” de ser producto de un proceso) pero coincidimos en tratarse de una vía a estudiar ¿conjuntamente? .

Luego la discusión siguió por otros derroteros principalmente sobre los tres principales problemas que aquejan al sistema actual, uno del que en principio tal vez no tuviéramos noción acerca de su magnitud… sorprenderos … ”la falta de democracia interna en los partidos  que hacen que muchas veces , los representantes de la voluntad popular sean meros comparsas” , tras indicarles la procedencia de la mayoría de nosotros y las vicisitudes que nos habían llevado allí, aceptaron que en materia de falta de democracia interna no estábamos muy alejados del conocimiento más profundo.  Eran francamente partidarios de las listas no bloqueadas.

El segundo, la necesidad de una auténtica separación de poderes, tema en que no profundizamos ante la sorpresa que me produjo el tercer punto débil del sistema, la falta de acuerdo entre los dos partidos nacionales para evitar el chantaje nacionalista… les recordamos que la actitud del PSOE en relación al PSC no avalaba su lamento y me dio la impresión personal que eso es un trágala (toma nota Luis) del que empieza a resultarles muy difícil de digerir…. Uno de nuestros contertulios hizo un símil muy descriptivo… PP y PSOE somos como los protagonistas de un famoso cuadro de Goya, dos tipos liados a garrotazos sin darse cuenta ninguna de ellos….de que nos hundimos.

¿Será que desean (mas que confían) en que fuera la participación ciudadana la que los libere tanto de la opresión de los aparatos como del chantaje nacionalista?

Y cedo el testigo a Bárbara.

Página siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 530 seguidores