crisis


Sefuela

Antes de nada, debo pedir disculpas por equivocarme al valorar una noticia de ayer. Aunque sabía de la estupidez como criterio básico de elaboración de normas, nunca pude imaginar que llegase a tanto. No esperaba cambio alguno en una de las normas más nefastas que existen en la actualidad (los ratios de capital de Basilea 3), y cuando leí que se había acordado establecer un nuevo ratio, supuse de forma errónea que sustituiría al anterior.

Mi opinión sobre los efectos en la economía de los ratios de capital de Basilea ya las he expresado anteriormente aquí. Constituyen, en mi opinión, el principal obstáculo para  que vuelvan a funcionar los mecanismos de transmisión de la política monetaria. Una buena idea aplicada a destiempo que acaba teniendo un efecto nefasto en la economía.

El nuevo ratio de apalancamiento anunciado ayer se establece en un 3% sobre los activos totales del banco, incluyendo activos que no aparecen en el balance y otros cuyo riesgo se ve reducido por la utilización de colaterales (garantías específicas para determinados casos de impago). Como consecuencia, limita el tamaño total de un banco a 33 veces sus recursos propios. Algo razonable si fuera un ratio único. Dificultaría que la quiebra de un banco tuviera las consecuencias que acarreó al sistema financiero mundial la quiebra de Lehman Brothers.

Si fuera un ratio único, como fue mi primera impresión, eliminaría los efectos negativos que les detallé en mi anterior artículo. Los bancos ya no se verían penalizados por conceder créditos a empresas, no se verían obligados a reducir su saldo total de crédito a las mismas. Empresas viables, pero ahogadas ahora de forma artificial por falta de crédito, podrían salir adelante. A cambio, los estados no tendrían tan fácil financiarse y subiría su coste financiero, obligándoles a realizar los ajustes necesarios para equilibrar (al menos un poco) sus cuentas.

Pero no, no es un ratio único, sino adicional al ya existente. Aunque algunas frases de una de las comunicaciones del BIS sobre este asunto (la nota de prensa) inducían a pensar lo contrario  (The leverage ratio was designed to serve as an important backstop to the risk-based capital measures by constraining the build-up of leverage in the banking system and providing an extra layer of protection against model risk and measurement error.) cuando se intenta acceder al documento completo, ya aparece meridianamente claro : “The Basel III reforms introduced a simple, transparent, non-risk based leverage ratio to act as a credible supplementary measure to the risk-based capital requirements” y “The Basel Committee is of the view that a simple leverage ratio framework is critical and complementary to the risk-based capital framework”

Así que mi gozo en un pozo. No sólo no desaparece la normativa perversa que lastra economías gravemente deprimidas, como la nuestra, sino que se añaden nuevas normas que podrían agravar el problema. En el artículo del Financial Times donde apareció la noticia, titulado” Basel presses ahead with plans to limit bank borrowing” se habla de que tendría efectos positivos sobre préstamos a empresas. Sin embargo, tengo la impresión de que el analista consultado ha cometido el mismo error de interpretación que yo cometí.

En cuanto a cómo se verán afectados los bancos, se habla de que los asiáticos no tendrán problemas. Si se verán afectados (obligados a aumentar su capital o reducir su área de influencia) los bancos americanos. También los grandes bancos alemanes cuyo volumen de operaciones vivas de derivados supera con mucho el máximo que tendrán permitido.  De aquí a 2015 (fecha en que comienza) habrá montones de estudios sobre cómo afecta a cada uno de los grandes bancos.

¿Y todo esto nos importa a nosotros, mortales? Sí. Parafraseando a Dante “Lasciate ogni speranza, voi ch’entrate” Seguimos en el infierno, y no hay nadie con la conjunción necesaria de conocimientos, ideas y posición, que nos pueda sacar de aquí.

PD. Esta vez no echen la culpa a la Unión Europea. La normativa que menciono es de aplicación mundial.

Aquí el amigo Luis, es tímido, con todos los años y la experiencia que tiene. Y mira que he tratado de explicarle -sutilmente- que no todos somos iguales, como propone la LOGSE, sino que hay clases. Especialmente clases de cerebros y conocimientos. ¿Pensará que es por fastidiar por lo que tiene la llave para escribir los artículos directamente? Pues no hay manera. El ilustre profesor se empeña en dejarnos su pensamiento escondido en comentarios colgados de hilos antiguos [-->], de los que solo se enteran los más duchos en los entresijos del lugar. Y PM al rescate.

El título no es culpa de Luis.

Luis Bouza-Brey

Disculpad que hoy no haya podido estar al loro, ya que además de haber tenido un día muy liado no contaba con aparecer en primera línea como “recomendaciones” en PM.

Creo que el acierto de Tertsch es diagnosticar la patología de nuestra cultura política consistente en haber dado por supuesto que la democracia habría de ser “antifranquista” e implicar con ello que el PSOE republicano, los comunistas y los nacionalistas representaban la legitimidad y los posicionamientos políticos correctos, mientras que la derecha debía estar condenada al limbo y excluida del poder.

No obstante, hubo un período en que Felipe González, con una orientación pragmática, intentó construir un PSOE moderno y un Gobierno para todos. Pero con Zapatero llegó la debacle: dió por sentado que la legitimidad correspondía al bando republicano, que los comunistas y nacionalistas representaban una parte importante de esa legitimidad, y se alió con ellos, intentando enviar al PP al exilio interior, afirmando que daría al nacionalismo catalán lo que le pidiera, y legitimando en alto grado a ETA mediante pactos de búsqueda del final de la violencia por obra de la aceptación de los objetivos del terrorismo, que eran los del nacionalismo radical por otros medios.

Ese PSOE perdió la percepción de que el PCE había sido estalinista y el nacionalismo catalán (personificado en la ERC de la República), genéticamente golpista, junto con el vasco, y olvidó los errores y patologías antidemocráticos del PSOE republicano. Errores y atropellos que en alto grado justificaron el rechazo del pueblo y la propensión a apoyar el golpe de Estado franquista por una parte de la población, harta de comunistas, golpistas y radicalismos revolucionarios y antidemocráticos socialistas.

La memoria histórica hemipléjica postulada por Zapatero, los pactos con ETA y la tanda de nuevos Estatutos que vaciaron el Estado autonómico, así como el populismo y el descontrol de las políticas zapatéticas, nos han conducido a la grave situación que estamos viviendo.
La corrupción actual es debida en alto grado al descontrol derivado del vaciamiento del poder del centro y al populismo y demagogia de las autoridades locales, atiborradas de dinero público descontrolado y pagadas en votos por una sociedad acrítica y borreguil, y por la colusión de intereses con sectores empresariales y financieros de diversos tipos que impulsaron las burbujas urbanística y monetaria.

El país funcionó durante bastantes años en base al cuento político de buenos y malos, como si la izquierda y los nacionalistas fueran los primeros y el PP los segundos.

El reventón de las burbujas ha hecho estallar también el cuento de la izquierda socialcomunista buena, pero todavía es preciso que alguien pinche la burbuja nacionalista, para que la cultura política del país vuelva a la normalidad, si es que todavía estamos a tiempo para ello, antes del caos definitivo.

Por eso Rivera y Ciudadanos están encontrando su papel en luchar contra esa parte del cuento, la de la santidad del nacionalismo. Pero el país andará a la pata coja si a nivel nacional el PP sigue acongojonado sin atreverse a enfrentarse a los problemas y pseudolegitimidades de nuestra patológica cultura política y no surge la tercera España regeneracionista que impulse un nuevo equilibrio del sistema, forzando al PSOE a refundarse o enviándolo al infierno.

Pero me estoy liando y alargando demasiado mi intervención. Echo el freno. Disculpadme.

García de Cortázar incide hoy en los temas de la patología de nuestra cultura política, en lo referente a la pseudolegitimidad de la izquierda, en un artículo de “ABC” titulado “La importancia de llamarse izquierda”.

Nos toca tratar la cuestión del golpismo nacionalista, para completar el análisis. Mas y ERC son hoy el prototipo chabacano de ese golpismo, y muchos siguen sin comprenderlo. Llama la atención el discurso frenado del peneuvismo actual.

Zarzalejos hoy, en “El Confidencial”, con un artículo titulado “abertzalismo catalán” trata el tema de la patología nacionalista:

Creo que es esencial tratar ambas patologías, la izquierdista y la nacionalista, en estos momentos de crisis del régimen del 78, para activar la catarsis.

Estaba dando saltos desde Twitter, mirando unas cosas del pollo de Turquía, y me he tropezado este vídeo. Me ha sorprendido la música, y me perdía parte de la letra. La he buscado, y la pongo más abajo. Está bien hecho el vídeo.

Es del musical Les Miserables [-->] . Do you hear the people sing? Sí, parece que todos estamos muy enfadados. Si lo mides, nunca hemos estado mejor. En lo que se puede medir. Riqueza, salud, longevidad, educación. Eso. Pero estamos cada vez más enfadados.

No lo digo por los turcos, lo digo por todos. Debe ser que vemos que debería ser mejor. Sin embargo, ese “mejor” que vemos, no vemos todos lo mismo. Y a ver quién es el guapo que se pone de acuerdo, pasando de los mamones. ¡Vaya lío!

Algunas fotos espectaculares:

Esta se está convirtiendo en el símbolo de la protesta. “Mujer de rojo”, le llaman.

Turkey-woman-in-red

La misma Ceyda Sungur, profesora en una universidad técnica en Estambul cercana al parque de la foto, antes de darse la vuelta:

ceyda-sungur-antes

No entiendo nada. La protesta parece que era por unos árboles que estaban cortando en el parque.

Otra foto que se ha convertido en icono es la de los pingüinos. La usan mucho para hacer chistes. Dos pantallas de televisión. En CNN internacional están dando las protestas en Turquía, y en Turquía un reportaje de pingüinos. Un gran problema para los turcos, desde la noche de los tiempos.

pinguinos-en-turquia

Está todo muy bien. Muy gráfico, muy impactante. Es como si la protesta fuera un decorado para un documental, o un comercial, pero que lamentablemente no sabes de qué coño habla. Que en absoluto sugiero que sea a propósito. Es la cultura de hoy. Pero esa obsesión de todos estos movimientos #occupy (lo que sea) con la prensa, da una impresión extraña. No sé, como si estuvieran reclamando su derecho a los cinco minutos de gloria (en TV), prometidos al mundo ya desde la época de la cultura pop.

ENJOLRAS
Do you hear the people sing?
Singing a song of angry men?
It is the music of a people
Who will not be slaves again!
When the beating of your heart
Echoes the beating of the drums
There is a life about to start
When tomorrow comes!

COMBEFERRE
Will you join in our crusade?
Who will be strong and stand with me?
Beyond the barricade
Is there a world you long to see?
Courfeyrac:
Then join in the fight
That will give you the right to be free!

ALL
Do you hear the people sing?
Singing a song of angry men?
It is the music of a people
Who will not be slaves again!
When the beating of your heart
Echoes the beating of the drums
There is a life about to start
When tomorrow comes!

FEUILLY
Will you give all you can give
So that our banner may advance
Some will fall and some will live
Will you stand up and take your chance?
The blood of the martyrs
Will water the meadows of France!

ALL
Do you hear the people sing?
Singing a song of angry men?
It is the music of a people
Who will not be slaves again!
When the beating of your heart
Echoes the beating of the drums
There is a life about to start
When tomorrow comes!

Esta otra música también es conocida:

naranjo-carmona

Nada nuevo. El medio es el mensaje. Y contenido no hay.

Sefuela

Asumo que es mi tema. Y que Plaza me va a llamar vago otra vez, pero la economía consiste en administrar recursos escasos. Así que si alguien escribe bien sobre algo, respeto su opinión y me consta que está perfectamente fundamentada, pues os lo traigo y prefiero quedarme en la reserva para comentarios o dudas.

Juan Luis García Alejo es un profesional de prestigio de los mercados financieros. Tengo constancia más que suficiente de sus conocimientos y profesionalidad. Ha escrito un artículo valiente y brillante sobre el informe que presentó Elvira Rodriguez en el Congreso explicando sus actuaciones en el tema de las preferentes.

Os copio tres párrafos para abrir boca y os enlazo:

¡Señores! Que son productos complejos que en el caso de las labores de asesoramiento personal hubieran requerido medir la idoneidad para el cliente de los mismos (objetivos de inversión y situación financiera del inversor) y no quedarse en la conveniencia. Pero, es que incluso en el caso de la conveniencia se requiere medir conocimientos y experiencia del cliente.  ¿Y qué dice el Informe?

…llama la atención que… el número de clientes que contrató el producto después de ser advertido de que la operación era “no conveniente” fue muy elevado.

¿”Llama la atención”? Pues si al supervisor le llama la atención, ¿qué tipo de supervisión ha estado realizando? A ver recapacitemos: un elevado número de inversores, después de que se les dice que una inversión es “no conveniente”, ¿la contratan?

El artículo completo aquí 

Para dudas y aclaraciones ya os contesto yo.

sefuelix-fezunzunegui

Se puede uno saltar mi rollo / diatriba, yendo directamente al grano con un clic en el archivo de audio (15 min.):

rne-fezunzunegui

Yo creo que la metáfora carnicería viene muy al caso. Si vas a comprar unos filetes a la carnicería, nadie espera que lleves encima el laboratorio de la srta. Pepis para analizar la carne. Y nadie te dice que ese era tu riesgo si resulta que la pieza que has comprado estaba a nada y menos de ponerse a oler a podrido. Pero si vas de viaje, por ejemplo por Ruanda, probablemente no vas a comprar carne en el matadero, sino que preferirás irte a un restaurante o hotel conocidos, de los que te fíes que sepan comprar en un mercado altamente tercermundista. Cada sitio tiene su funcionamiento, y todo el problema consiste en saber dónde estás. En principio, fácil.

Hasta que estás en España. Tal vez no solo España, pero desde luego España sí. Tienes leyes y regulaciones en el mercado financiero hasta por los huevos. Y todo tipo de obligaciones prodigiosas que cuidan mucho  que averigüen el perfil del inversor (pardillo, tiburón, etc), o análisis de conveniencia -no recuerdo-, para saber qué le pueden ofrecer, y qué explicaciones necesitan darle. Talmente un kindergarten, por así decir. Y luego, tiecojones, te encuentras a las grandes superficies del mundo financiero (los bancos), vendiendo a las masas, y como churros, unos productos de tanto peligro que huye de ellos hasta el pirata más aventurero del lugar. Es como poner carteles de “libre de lobos” en el camino que conduce a la casa de Caperucita.

caperucita-y-el-loboO como hacer una autopista llena de socavones, y sin avisar. Eso no es un descuido; ni simple desidia. Las famosas preferentes -por citar solo el último caso popular- estaban a la vista y en boca de todos los enterados del mercado. Pero no las compraron los enterados, claro, sino las Caperucitas que no pueden pagar a enterados para moverse por la selva. 12.000 millones. ¿Y quienes son los responsables de que Caperucita creyese que la sucursal de barrio de su banco no es la selva?

Tiene toda la pinta de ser un robo al por mayor. Ni siquiera tan sutil. Y desde luego, a la vista y con la connivencia de todos los que cuentan. Pero la paradoja es que la regulación mega estricta  es una parte necesaria del robo. Es lo que le hace creer a Caperucita que no se está moviendo por la selva. Por eso pica ella, que no quería arriesgar sus ahorros, y no pica ningún tiburón de los que juegan habitualmente con un riesgo asumible – pero no juegan con fuego.

Me temo que este robo masivo tiene muchos colaboradores necesarios. Imprescindibles, vaya. Y no solo este, que no es más que el de más actualidad. Y sin embargo, estamos convencidos de que la solución es … ¡más regulación! Acojonante. ¿No se dan cuenta de que es precisamente la regulación la que ha hecho posible el robo? ¿De cuándo acá iba a comprar preferentes la abuelita, si no es porque la regulación la dio la impresión de que no estaba en la selva?

Supongo que acabaremos aprendiendo, y que se instalará una desconfianza generalizada. Es lo que corresponde cuando las autoridades son los ladrones. Como en Sudamérica, donde te roba el poli. La receta perfecta para un país de mierda que no funciona. Y lo vamos a arreglar, regulando.  Ya.

sefuelix-quiere-entradaPues ya tienes entrada, Sef, y sin permiso. Pero yo creía que esta era tu especialidad, ¡so jeta!

Sefuela

En la conferencia de prensa de Draghi de este jueves pasado, el gobernador del BCE hizo alusión a que era necesario conseguir disminuir o eliminar la fragmentación de los mercados de crédito en ciertos países de la zona euro.

Identificando el problema

Es evidente para casi todo el mundo que los mecanismos de transmisión de la política monetaria se encuentran completamente bloqueados. La bajada de tipos de interés de referencia no se ha transmitido más que a una parte de la economía real (básicamente hipotecas y, en menor medida, préstamos a grandes empresas a tipo variable). Sin embargo, existen pequeñas y medianas empresas solventes que han perdido completamente su capacidad de crédito. En el mejor de los casos, se ha encarecido tremendamente para ellas el precio de su acceso a la financiación.

Las causas son variadas, pero las podemos resumir en las siguientes:

- Mantenimiento por parte de la banca de un elevado nivel de refinanciación a empresas inviables del sector inmobiliario, como relataba muy bien Daniel Lacalle en este artículo .

- Consideración de los préstamos a empresas como “alto riesgo” por parte de la normativa regulatoria vigente, frente al “bajo riesgo” de las emisiones de deuda soberana, como relataba McCoy en el punto 3 de este artículo. Para cumplir con los compromisos de Basilea 3, la banca tiene necesariamente que reducir su exposición al riesgo privado.  Para reducir la exposición global al riesgo privado, manteniendo los préstamos zombies, pueden ustedes imaginarse que no pueden dar ni un euro al resto de las empresas. Y no me refiero a euros nuevos, sino que tampoco pueden refinanciar los antiguos, ahogando a numerosas empresas, con escaso endeudamiento, cuya supervivencia no tendría problema si no exisitieran normativas perversas.

Relacionado con todo esto, debemos resaltar que la bajada de los tipos de interés de la deuda pública de los países periféricos de la zona Euro (España, Portugal, Italia) no se debe tanto a que sus políticas económicas hayan sido acertadas (lo cual es discutible especialmente en el caso de España) como a la masiva afluencia de dinero emitido por el Banco de Japón y a la ya mencionada normativa perversa que rige sobre la banca. Como muestra de estas afirmaciones, debería ser suficiente comentar que los bonos basura estándar ofrecen ya rentabilidades inferiores al 5%. España es, para algunos, oficialmente insolvente.

Como bien resalta Mill en su excelente artículo, ¡Claro que la Economía necesita datos!, pero sobre todo lo que necesita son razonamientos, lógica deductiva y sentido común. Es un error agregar el sector público y el privado a la hora de hablar de endeudameinto. También es un error no distinguir, al menos, dos subsectores en el sector privado : el de empresas injustamente refinanciadas y el de empresas injustamente privadas de dicha financiación. Podríamos considerar como un tercero el de las empresas que se consiguen financiar y son solventes, pero es irrelevante a los efectos que nos ocupan.

Por supuesto que debemos disminuir el apalancamiento global.  Por supuesto que debemos disminuir el endeudamiento público y privado globales.  Pero es, al menos, tan importante eliminar o atenuar las dificultades, de muchas empresas solventes, para obtener crédito que les permita seguir funcionando y vivir, mientras van disminuyendo su apalancamiento. Citando de nuevo a Mill, es muy diferente endeudarse para realizar un gasto corriente (que jamás nos reintegrará el importe del mismo, por mucha satisfacción que nos proporcione en el momento) o para realizar una inversión productiva. Esta última nos debe reportar normalmente dinero para repagar el crédito y los intereses, además de proporcionarnos un beneficio.

Les contaré una anécdota. En mis primeros años de broker en el mercado interbancario, allá por el año 90, pregunté en cierta ocasión al tesorero de un gran banco español las razones por las que prestaba dinero a una empresa de dudosa solvencia. Su respuesta fue: “Si me vence un préstamo de 2.000 millones (de pesetas de entonces) y me lo devuelve, no tengo problema en volverle a prestar 1.500 y ayudarle a seguir subsistiendo mientras rebajo poco a poco mi riesgo con ellos.

Es obvio que este comportamiento no es el óptimo para los intereses individuales del banco. Sin embargo sí podría ser el óptimo a efectos globales si todos los acreedores hacen lo mismo. De hecho, las renegociaciones de deuda en los preconcursos y concursos de acreedores se basan en este mismo razonamiento. Un corte radical de la refinanciación mata a la empresa y ocasiona serios quebrantos a los acreedores. Si la empresa es viable, lo lógico es irla refinanciando, cada vez menos, mientras facilitamos su continuidad y desapalancamiento.

Cualquier organismo dependiente de la UE buscará, en caso de hacerlo, una solución global al problema. No parece suficiente con buscar una solución local. Mientras no se encuentre una solución, las rebajas de tipos de interés por parte del BCE no llegarán más que a una pequeña porción del sector real.

Ahora bien, como hemos dicho, la normativa tiene efectos perversos. Lo primero que se nos puede ocurrir es cambiarla. Nos encontramos con el problema de las dificultades para llegar a un acuerdo sobre una nueva normativa o de derogarla. Los intereses contrapuestos son enormes, incluso en el caso de tener claro, por parte de todos los implicados, el efecto negativo de la normativa bancaria. Modificar Basilea 3 no es sencillo ni popular. Bastante se ha conseguido con aplazar su entrada efectiva en funcionamiento. Además, la idea fue buena en su momento. Se diseñó en plena exhuberancia irracional y podía haber servido para reforzar la solvencia de las entidades y actuar como moderadora del ciclo expansivo. Ahora, se ha convertido en procíclica y es uno de los problemas en lugar de una solución.

Ya se sabe que no hay nada que asuste más a un burócrata o político que tener que reconocer que se equivocó , así que yo no esperaría un cambio en la norma, sino una manera de burlarla al estilo de lo que se ha hecho en España con la SAREB. Recordemos que, el conocido como “banco malo”, es una empresa no bancaria precísamente para no tener que aplicar la regulación financiera correspondiente.

Desde el Ministerio de Economía se ha realizado un vano intento de solucionar el problema de la financiación. Se ha impulsado, junto con BME (quien lógicamente intenta ampliar su negocio) la creación de un mercado de títulos de PYMEs. Escasamente útil, en mi opinión. Nadie va a meterse a financiar a una empresa de la que no sabe nada. Los costes de averiguar si es o no solvente superan con creces a los beneficios de prestarle dinero. Podría encontrarse una solución parcial a esto, que no les voy a detallar para no complicarles la vida, pero que nunca sería aplicable a pequeñas empresas. En cualquier caso, mientras no se solucione el problema de exceso de cartera de créditos de la banca, no habrá nueva financiación que valga, así que nos centraremos en hallar una posible solución.

Hace ya unos 9 meses, el BCE anunció importantes modificaciones en la clase de títulos que admitiría como garantía para conceder  financiación a corto plazo a las entidades financieras. Comenzó a admitir como garantía préstamos a empresas empaquetados en forma de títulos. Esta medida permite a la banca obtener liquidez más fácilmente. El problema es que la norma perversa sigue vigente, los bancos no eliminan el riesgo de su balance (si acaso temporalmente, cosa que dudo aunque no puedo asegurar por no conocer en profundidad la norma vigente a este respecto) y la liquidez obtenida va a parar a compras de deuda de los diferentes Estados soberanos, sin alimentar al sector privado productivo.

Encontrando una solución

Así pues, parece imprescindible encontrar la forma de eliminar total o parcialmente ese riesgo del balance de las entidades financieras, con el fin de que financien al sector privado “no zombie”, favorezcan la supervivencia y ampliación de la actividad productiva y ayuden a la ansiada recuperación económica y a la creación de empleo. Pero cambiar o eliminar la norma parece demasiado lento y complejo, así que vamos a imaginar, por un momento, que al BCE se le ha ocurrido una forma de hacer algo parecido sin saltarse las regulaciones existentes, incluído su propio mandato.

En relación al mandato del BCE, y como complemento a la normativa reguladora del BCE, uno de los miembros de su Comité Ejecutivo ha expresado recientemente su opinión sobre lo que puede y no puede hacer . Si atendemos al último punto que dice “Take responsibility and credit for averting Armageddon, but do not overstate what monetary policy can and cannot do.” encontramos un cajón de sastre en el que cabría cualquier tipo de actuación extraordinaria.

BCE ha dado varios signos de estar preparando alguna medida para arreglar el desaguisado descrito anteriormente. El problema descrito impide los normales mecanismos de transmisión de la política monetaria, de tal forma que las facilidades de crédito dadas al sistema financiero no llegan más que a una parte de la economía real, y no precisamente a la más eficiente. Tras los rumores previos a la conferencia de prensa del jueves, y las insinuaciones referidas en la misma, Reuters adelantó unos pocos detalles sobre lo que todavía están preparando,  que fueron luego reflejados por la prensa española aquí y aquí.

Tras esta larguísima, pero necesaria, introducción, vamos a pasar a intentar encontrar una forma de trampear lo que el propio exceso normativo está estropeando: la transmisión de la liquidez desde la banca al sector productivo.

Lo primero en que podemos pensar es en que sea el BCE quien asuma parte de los riesgos crediticios de la banca. Esto puede poner en peligro de quiebra al propio BCE, bastante comprometido ya con los bonos soberanos que tiene comprados. Esta es la tontería que ha planteado el presidente de la CEOE, demostrando de nuevo la inutilidad de financiar con nuestro dinero este tipo de organizaciones,

Así pues, parece que, si queremos intentar arreglar los fallos en el engranaje de transmisión de la política monetaria, no quedará más remedio que emular a la SAREB y crear un organismo ad-hoc para conseguirlo, aunque no sea lo ideal. Un organismo que no tenga que cumplir la normativa de las entidades financieras y libere a la banca de otra parte de sus activos de mayor riesgo, tras quitarles ya una parte del riesgo inmobiliario. Olvidaremos, a todos los efectos, la esperable oposición que puede aparecer en diversos estamentos a lo que se identificará inmediatamente como un nuevo rescate a la banca, ignorando la finalidad de la medida.

 Este organismo, al que vamos a denominar Instituto Pésimo Europeo, o IPE (recordemos que no puede ser un banco) debería contar con capital suficiente para comprar un importante volumen de créditos concedidos a empresas y particulares, limpiando así de nuevo el balance de las entidades financieras. Estos créditos y préstamos deberían estar convenientemente empaquetados en títulos con un importe nominal suficientemente grande para que (si el proceso de empaquetado es correcto) el riesgo conjunto de cada uno de ellos no sea excesivamente grande.

En caso necesario (lo más probable) estos títulos se podrían vender al IPE por parte de las entidades financieras con un cierto descuento que facilitase el proceso. Este descuento no tendría por qué implicar pérdidas significativas para las cajas y bancos, ya que deberían equivaler aproximadamente a las provisiones ya realizadas por diversos conceptos.

El IPE sería así un vehículo de inversión, sin ser entidad financiera. Sin embargo, esta idea no es perfecta. Quedan, al menos, dos problemas por solucionar:

¿Quién y cómo dotar al IPE con los fondos necesarios para comprar decenas de miles de millones de euros  de préstamos y créditos en forma de títulos?  El problema no son los fondos. BCE estaría encantado de proporcionarlos. Nuevamente el problema es la regulación y normativa vigente. BCE debe encontrar la forma de financiar a una entidad no financiera. Posiblemente a través de la pignoración de los títulos que contengan préstamos y créditos. Pero saber si eso es realmente posible requiere un profundo estudio de la normativa del BCE que excede mi disponibilidad de tiempo, así que me limito a sugerir la posibilidad. Me temo que el BCE tampoco lo tiene totalmente claro, o habría anunciado ya las medidas correspondientes.

 

Añadido:

Tras terminar este artículo, se ha publicado una noticia que me reafirma en las sospechas de que se está preparando algo importante, en la línea de lo que os he comentado. La Autoridad Bancaria Europea (EBA) ha anunciado que pospone la realización de los test de stress a la banca hasta el 2014. Quizás sea porque esperan que en esa fecha hayan conseguido ya limpiar balances.

De Phys.org:

David G. Blanchflower, Department of Economics, Dartmouth College y  Andrew J. Oswald, Department of Economics and CAGE, University of Warwick. [El estudio -->]

Mayo 2013
Resumen.
Exloramos la hipótesis de que una alta propiedad de la vivienda  daña el mercado laboral. Nuestros resultados son relevantes -y pueden ser preocupantes- para responsables políticos e investigadores. Encontramos que un crecimiento en la tasa de propiedad de la vivienda en un estado USA es precusor de un crecimiento agudo en la tasa de desempleo de ese estado. La elasticidad excede la unidad: doblar la tasa de propiedad de la vivienda en un estado USA se sigue en el largo plazo con un más que doblar la tasa de desempleo. ¿Qué mecanismo puede explicarlo? Mostramos que una subida en la propiedad de la vivienda conduce a tres problemas:

  1. Niveles más bajos de movilidad laboral
  2. Más tiempo de traslado (al trabajo)
  3. Menos nuevos negocios

Nuestro argumento no es que los propietarios mismos estén desproporcionadamente en paro. La evidencia sugiere, en cambio, que el mercado de vivienda puede producir externalidades negativas en el mercado laboral. El retardo en el efecto es largo. Su gradualidad puede explicar por qué este fenómeno es tan poco conocido.

Consideran que USA es un buen campo de estudio, por tener todos los estados una misma lengua y una misma moneda. Pero ven que ocurre también en Europa. A los españoles difícilmente nos resultará desconocido, ya que de siempre tenemos muy altas tasas de propiedad de vivienda y de desempleo. Como Grecia. Y al contrario que Austria, Alemania o Suiza, donde tienen una tasa de propietarios de vivienda notablemente baja, y notablemente alta la tasa de empleo.

En el gráfico, la diferencia en el crecimiento de la tasa de desempleo entre los cinco estados USA que han tenido un mayor aumento en la tasa de propiedad de la vivienda, y los cinco que la han tenido menor.

empleo-y-propiedad-viviendaEn fin, curioso, y parece serio. Suena verosímil.

 

Sefuela

Imaginen por un momento que alguien hackea una cuenta de Twitter y desencadena la cadena de acontecimientos que les voy a relatar.

- Informa de una noticia falsa sobre un atentado en la Casa Blanca

- Los ordenadores y programas de trading algorítmico reconocen la palabra atentado y lanzan al mercado masivas órdenes de venta de activos financieros.

- Esas órdenes de venta desencadenan órdenes de venta en otros mercados, cuyos activos han pasado a estar sobrevalorados con respecto a los que iniciaron el movimiento.

-Las nuevas órdenes de venta generan una tercera generación de órdenes de venta, alimentando el proceso

- Los mercados se derrumban, se destruyen cientos de miles de millones de dólares de riqueza. Las economías occidentales colapsan.

Esto es teóricamente posible, pero no deben asustarse. En la práctica, hay mas probabilidades de que se estrelle un meteorito de 10 km de ancho contra la Tierra, que de que esto ocurra.

La primera vez que asistí a un desplome de los mercados bursátiles desencadenado por ordenadores fue en Octubre de 1987. Desde entonces hemos vivido varios.  La última vez que ha ocurrido esto ha sido esta misma semana.  En el artículo enlazado tienen el relato de los hechos.

Cada vez que ocurre, suenan las alarmas y se investiga mucho para intentar tomar medidas que los eviten. Las conclusiones siempre son iguales. No se pueden tomar medidas adicionales a las que se diseñaron en 1987.

En 1987, tras el crash que hundió un 22% (hablo de memoria) Wall Street en una sola sesión, se decidió que, a partir de cierto nivel de caída de la Bolsa, quedaría prohibida la operativa automática generada por ordenador. Tan sólo se podrían introducir las órdenes manualmente. Esta prohibición está vigente desde entonces. Tan sólo se han modificado los “triggers” (puntos de disparo) que activan dicha prohibición.

La introducción del factor humano como elemento que debe grabar la orden en el sistema, introduce un elemento de ralentización de los movimientos de los mercados. Aunque hubo un tiempo en que había especialistas en la introducción de órdenes que actuaban sin pensar, al estilo de las grabadoras de datos, ahora mismo no debe quedar nadie en activo capaz de hacer eso a elevada velocidad. Esto facilita que alguien se pare a pensar si es o no racional la reacción del mercado, y la aparición de buscadores de gangas que puedan dar al vuelta a la situación o, al menos, parar el desplome.

En los mercados, ya no queda casi nadie en activo que sepa estas cosas.  Y mucho menos en los reguladores o en quienes debeen investigar estos incidentes a posteriori. Así que se ha desatado una especie de psicosis de seguridad en los mercados tras el incidente del martes. Twitter ha anunciado que utilizará un doble proceso de verificación del usuario de las cuentas en breve, y el FBI que investigará no sólo el hackeo de la cuenta de Twitter sino también sus consecuencias.

Volvieron a a sonar las alarmas el jueves, cuando una de las mayores bolsas del mundo, el CBOE se paralizó parcialmente durante un prolongado periodo de tiempo. El CBOE se vió obligado a aclarar que el fallo había sido interno, y no resultado de ningún ciberataque.

Vayamos por partes para analizar esto que les he contado. Comenzaremos por lo del jueves.

Sería tremendamente grave, y podría degenerar en un caos de proporciones inimaginables, el acceso hostil a los sistemas de case de posiciones de las grandes bolsas mundiales. Ninguno de sus grandes participantes podría estar seguro de los activos que tendría en su poder. Ni siquiera del dinero que tenía. Si se generase un movimiento ficticio fuerte a la baja en una sola de las grandes bolsas, se acabaría contagiando al resto, pudiendo llegar a destruir cientos de miles de millones de dólares en pocas horas. Lo peor de todo sería la pérdida de confianza en los mercados. Difícilmente recuperable aunque se consiguiese arreglar el desaguisado (para lo cual las Bolsas disponen de mecanismos y autorizaciones).

Esto es muy complicado que se produzca. No les voy a describir los sistemas de seguridad típicos de cualquiera de los mercados mundiales. Les bastará saber que tienen varios niveles de seguridad, y más de un firewall, con sistemas de defensa muy diferentes entre ellos, para dificultar su traspaso.

Es relativamente  más “facil”  (aunque sigue siendo casi imposible) acceder a los sistemas que generan órdenes en grandes jugadores de los mercados, e intentar provocar movimientos en los mercados de esta forma. Estos movimientos serían efímeros, al igual que lo ha sido el del martes pasado. Ahora bien, una organización criminal competente tendría alguna posibilidad de ganar dinero haciendo esto, si cuenta con los conocimientos suficientes para ello.  Esto no quiere decir que salieran impunes. Se podría averiguar la procedencia de la distorsión sin excesivos problemas.

La forma más sencilla de generar un movimiento artificial en los mercados es explotar alguna de las vulnerabilidades que ofrece la necesidad de reaccionar antes que el resto del mundo a una información. En un mundo en el que un segundo es una eternidad, nos encontramos con que Twitter informó de los atentados de Boston 15 minutos antes que las agencias de noticias más importantes. Es tentador, por tanto, considerar a Twitter un input de información de los sistemas de trading, a pesar de que no sea la primera ni la segunda vez que difunde una falsa alarma. Debemos tener en cuenta, además que, hace pocas semanas, la prestigiosa agencia Bloomberg (cuyos terminales están en toda sala de trading que se precie) incorporó a sus sistemas el acceso a cuentas de Twitter.

En relación a esto, resulta interesante este artículo de la revista de Bloomberg BusinessWeek con respecto a la utilización de Twitter como input de información. El problema está en este caso en la calidad de la información. Por eso a Nate Silver no le gusta que se utilice Twitter como fuente. Sin embargo, sería extremadamente sencillo utilizar un filtro de entrada que ignorase los datos que provengan de una única fuente. Hackear dos cuenta a la vez requiere una organización compleja.  Se eliminarían docenas de falsas alarmas a cambio de perder un par de segundos en reaccionar. El problema es que algunos de los fondos cuya fuente de ingresos es el conocido como HFT o High Frequency Trading (operativas de volumen gigantesco con márgenes ridículos) viven precisamente de adelantarse ese segundo y medio al resto de los operadores.

La diferencia entre considerar fiable o no una noticia, y reaccionar en consecuencia, sólo puede y debe venir de la parametrización de los sistemas que realice cada agente del mercado. Tendrán que adaptarse a las circunstancias de seguridad, y llegar a un compromiso entre rapidez y fiabilidad de los inputs, para evitar que los sistemas con los que operan se conviertan en G.I.G.O. (garbage in, garbage out). O sea, en sistemas en los que se obtienen resultados negativos o basura, por introducir en ellos información basura.

Al igual que ocurre con la democracia, cuyas mayores vulnerabilidades son sus mayores fortalezas, los mercados financieros tienen su mayor fortaleza en la diversidad de reacciones a un mismo acontecimiento. En el momento en que pretendamos, con la excusa de la seguridad, que todos reaccionen igual, los habremos herido de muerte.

Sefuela

No consigo entender por qué se empeñan nuestro ejecutivo y legislativo en regular por ley lo que debería ser regulado por el propio mercado. Quizás pretenden justificar que los de esta legislatura habrían actuado de forma diferente a como lo hicieron los anteriores. Pero el problema es que, cuando las circunstancias son diferentes, las medidas que deben adoptarse también lo son. Y, cuando una medida pretende adoptarse a destiempo, puede tener consecuencias perversas e indeseadas.

Hoy he leído esta noticia sobre la futura ley hipotecaria. A través de ella he llegado al documento del proyecto de ley. Vaya por delante mi felicitación al redactor. La claridad y documentación de la noticia excede en mucho a lo que se ve habitualmente hoy en día. Voy a intentar desgranar los efectos previsibles de las diferentes medidas propuestas en la misma.

Dado que mi tiempo es limitado, que no me dedico profesionalmente a temas relacionados con hipotecas y a que el trabajo de comprobar las modificaciones de los distintos apartados de la ley vigente requeriría más tiempo y esfuerzo del que puedo dedicarle “por deporte”, voy a dar por bueno lo que dice el artículo y me basaré en el para el análisis, salvo una excepción.

Comenzando por el punto 1-Préstamos del 80% como máximo del valor de tasación del inmueble. Sin excepciones. y 2-La vida de una hipoteca nunca no podrá superar los 30 años

Hasta ahora esta norma se burlaba porque se permitían excepciones cuando se proporcionaban garantías adicionales. Ahora se establecerán dos préstamos diferentes. Uno sobre la vivienda y otro sobre la garantía adicional, con lo que la efectividad de la norma será cero.

Ahora bien, debemos recordar que las entidades financieras están dando el 100% del importe del valor de la vivienda, como préstamo hipotecario,  a las viviendas que tienen en stock. Si no pueden dar más del 80%, sus posibilidades de liquidar estos activos disminuyen sensiblemente. Sus posibles compradores se limitan a quienes tengan ahorrado el 20% del valor del inmueble que quieran comprar.

La limitación de la vida de una hipoteca a 30  años no debe tener un efecto significativo para el que aún pueda ser comprador de una vivienda. No habría, normalmente, grandes diferencias entre una cuota a 30 y a 40 años, aunque podría limitar aún mas el volumen de compradores potenciales.

Es previsible que los bancos tengan que reducir el precio de venta de las viviendas que aún poseen para venderlas, con lo que la valoración razonable del stock que mantengan bajará, y deberán incrementar sus dotaciones para provisiones por posibles pérdidas futuras. En consecuencia, tendrán menores beneficios que pueden traducirse incluso en cuantiosas pérdidas si el stock de viviendas es suficientemente grande.

Esas pérdidas serían detraidas del capital, y volveríamos a ver la necesidad de recapitalización de nuestras entidades financieras. Podrían ser , de nuevo, necesarios rescates de alguna de ellas. Salvo que veamos reeditarse el invento de la Sareb y, utilizando los mismos trucos que en la primera, traspasemos activos a una nueva Sareb2.

En cualquier caso, es casi seguro que veremos dos efectos no previstos por el legislador.

- El fracaso absoluto del plan de negocio de la Sareb, ya fuertemente dañado por las normas sobre expropiaciones de viviendas de la Junta de Andalucía, a las que parecen sumarse Cataluña y Canarias.

- Una nueva disminución de la oferta de crédito global por parte de la banca española, que debe cumplir con los requerimientos de capital de Basilea 3

Y un tercero, que podría estar previsto o no:

-La aceleración del descenso del precio de la vivienda hacia su precio de equilibrio. En este artículo se explican muy bien los parámetros que deberían determinar ese precio de equilibrio.

Pasamos al punto 3 El hipotecado tendrá que firmar una “expresión manuscrita en la que manifieste que ha sido adecuadamente advertido de los posibles riesgos del contrato” Vale, le auguro la misma efectividad que a la pregunta del notario de si se había comprendido lo que se iba a firmar.

Punto 4 Se estrecha el cerco sobre las cláusulas abusivas Tan sólo me puedo alegrar de que, por una vez, traspongamos una directiva europea a un proyecto antes de su aprobación definitiva. Es de suponer que esperarán a la aprobación definitiva de la misma para aprobar nuestro proyecto, aunque es probable que nuestros legisladores no sepan que se está preparando esa directiva. Un punto a favor de los técnicos que han asesorado sobre esto.

Punto 5 Tasaciones independientes. El hipotecado podrá contratar a una tasadora por su cuenta para que fije el valor del inmueble que quiere adquirir y el banco deberá aceptar su tasación. Parece un reconocimiento implícito de que se tasaron inadecuadamente las viviendas a la hora de dar los préstamos, y de que se vuelven a  tasar inadecuadamente a la hora de quedarse el banco con el inmueble.  Defensa del consumidor pura y dura. Puede que los bancos tengan que tragarse alguna que otra casa no prevista a precios más elevados de lo que tenían pensado.

Punto 6 Acotación de los intereses de demora. Los intereses que se abonan por el impago en las cuotas hipotecarias quedarán limitados a un máximo del 12%. Ojo, que este trozo del proyecto sí me lo he leído, y esta acotación se hará sólo para las hipotecas constituidas con posterioridad a la entrada en vigor de la ley. Esto no resuelve el enorme problema que se está creando en las ejecuciones hipotecarias, inflando artificial y escandalosamente la deuda del hipotecado que no puede pagar. Es lo primero que debería tener una revisión para defender al consumidor. Si se recogiera la acotación para todas las ejecuciones desde el momento de entrada en vigor de la ley para todos los préstamos hipotecarios constituídos  eliminaríamos lo que, en mi opinión es un gravísimo problema, sin efectos secundarios perversos apreciables.

Punto 7 Vía libre para la venta extrajudicial. Se posibilitará al deudor en proceso de ejecución hipotecaria la venta del inmueble fuera del proceso judicial. Algo no posible ahora, y que me parece una buena modificación, sin efectos perversos.

Todo esto debía haberse hecho así en su momento, pero no se hizo. Imponerlo ahora no tendrá efectos beneficiosos, sino perjudiciales. Por mucha propaganda que se haga.

Punto 8 Rediseño de la hipoteca inversa. La futura normativa específica que los solicitantes de este producto financiero sean personas “de edad igual o superior a los 65 años o afectadas de dependencia o personas a las que se les haya reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33%”.

La hipoteca inversa es un producto financiero de complejidad similar a las participaciones preferentes.  La operación típica consiste en la venta de nuestra vivienda a una compañía de seguros, pero manteniendo el usufructo de la misma hasta nuestro fallecimiento. En lugar de pagarnos en el momento, la compañía nos paga una renta mensual mientras vivamos.

No encuentro ninguna razón para establecer limitaciones al uso de este producto, salvo las aplicables a productos financieros complejos. Si yo quiero realizar esta operación porque tengo 55 años, estaré dispuesto a asumir que me pagarán una renta pequeña, puesto que al precio de venta deberemos descontarle el del usufructo durante el tiempo que se espera que viva. Que alguien me explique por qué se aplica esta prohibición.

Además, este tipo de operaciones tienen un efecto compensador de riesgos en las entidades aseguradoras y, por eso, son las principales empresas interesadas en emitir este producto.

Desconozco si están sujetas a normativa MIFID, pero deberían estarlo. Desde luego, en el proyecto, no he encontrado referencias a este respecto.

Como complemento a esta entrada, os dejo un artículo sobre la nueva directiva europea sobre créditos hipotecarios , el texto de la nota de prensa en la que se informa de dicho proyecto de directiva, el texto de dicha directiva, y el acceso a todos los informes relacionados con la misma. No he entrado a analizar esta directiva porque, aparentemente, no tiene efectos perversos que se deriven de las medidas que se van a adoptar y, como he dicho, mi tiempo es limitado.

También os dejo el texto de la declaración que han hecho un considerable número de juristas en favor de la dación en pago. Me merecen todo el respeto. Pero me temo que no son capaces de evaluar las consecuencias económicas de que lo que propugnan se llevase a cabo.

Cuestión muy diferente sería establecer una ley de segunda oportunidad o fresh start tal y como se comenta en este artículo , pero no sólo para las hipotecas. También para los autónomos, empresarios y cualquier persona que se pueda encontrar con una deuda absolutamente imposible de pagar.

Para terminar, os dejo la información referente a la comparecencia que hará Ada Colau, la lider de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca,  ante la Comisión de Peticiones del Paralamento Europeo para reclamar la dación en pago retroactiva el miércoles 25 de abril de 2013.

Sefuela

Esta entrada va a ser un poco a vuelapluma, pero quiero contaros algo que se ha comenzado a debatir hace pocos días y que puede marcar las políticas económicas en Europa en los próximos años.  No os voy a aburrir, lo traduzco a términos comprensibles, simplificando lo máximo posible.

Resulta que hay un estudio de unos señores que demostraba que altos niveles de deuda pública (más del 90% del PIB) perjudicaban seriamente el crecimiento económico. En ese estudio se basa buena parte de la obsesión con las políticas de ajuste en Europa.

Pues bien, se ha descubierto que el estudio tiene un error de principiante. Está hecho en excel. Y cuando arrastraban el ratón para tomar datos y hacer una media, no llegaron al final de la columna, sino que se dejaron cuatro datos. Si se toman en consideración esos cuatro datos, el resultado cambia como de la noche al día. Un elevado nivel de deuda ya no sería obstáculo para crecer.

Ha habido crítica, asunción del error, réplica a la critica, y un jaleo importante. En el PSOE parece que no se han enterado todavía, porque ya habrían puesto el grito en el cielo diciendo que tenían razón en pedir mas gasto. Las conclusiones definitivas todavía se están debatiendo, pero las llamadas de hoy del FMI y su presidenta a relajar los ajustes en España podrían estar basadas en las dudas suscitadas sobre el informe original.

Algo se debió debatir en las jornadas del FMI de esta semana

Por si alguno queréis profundizar un poco en el tema, os dejo enlaces de The Economist y del artículo de Krugman en el New York Times sobre el tema. Aquí la primera crítica que ha destapado la caja de los truenos 

Os tendré al corriente

Sefuela

A lo largo de los últimos meses se ha comentado mucho sobre lo que se ha dado en llamar “escándalo Libor”. Me refiero a nivel internacional, si bien en España ha pasado relativamente desapercibido.  Se acusa a determinados bancos de haber manipulado en su favor los tipos de interés de referencia de determinadas monedas, que se fijan en la plaza financiera de Londres, y sirven de base para infinidad de transacciones financieras en el mundo. Una vez fijado este índice, se fija el precio del dinero para multitud de operaciones de financiación y/o de inversión.

Como consecuencia de las actuaciones de las autoridades regulatorias, algunos bancos han llegado al acuerdo de pagar multas millonarias con el fin de que no se prosiga la investigación. En concreto, Barclays ha pagado 450 millones de dólares, UBS 1500 millones y Royal Bank of Scotland 610 millones. De ellos, tan sólo RBS ha aceptado haber actuado de forma fraudulenta. Las pruebas de ello (ignoro si esas son todas)  fueron publicadas en el Daily Telegraph, y mostraban un total de 7 conversaciones a lo largo de 4 años, en las que se acordaba o favorecía la modificación del tipo de interés del yen un asombroso 0,01%.

Ahora bien, debemos tener en cuenta que tanto el Libor como el Euribor se fijan en base a los precios proporcionados por un conjunto de bancos. Son 24 en principio en el caso del Euribor (click aquí para detalles)  y unos 14 en el del Libor (este número es variable, click aquí para más detalles) .  De esos precios, se descartan los más altos y más bajos (4 y 4 en el Euribor y 3 y 3 en el Libor) y se hace la media del resto de precios para establecer un fixing (precio fijado de referencia)

De esta forma, es fácil inferir que sería inútil que uno o dos bancos intentasen manipular estos precios. Sus cotizaciones quedarían descartadas por altas o por bajas. Haría falta un acuerdo muy general para mover este índice. No tiene sentido encausar a uno, dos o tres bancos por esta suposición. Se requeriría un acuerdo de 8 ó 10 para tener alguna incidencia en el índice. Y si más de 10 bancos consideran que los tipos de interés deben estar más bajos que el mercado, entonces el mercado bajará, y podemos olvidarnos de cualquier consideración de manipulación de los índices de referencia.

Otro aspecto a considerar es si debe considerarse manipulación una variación de un 0,01% en los precios, ya que los bancos establecen los mismos en base a estimaciones de los propios traders, no se utiliza ningún tipo de cálculo matemático que de un resultado con cinco decimales. En mi opinión, que los tipos de interés estén 0,01% más altos o más bajos no supone un problema para nadie. A pesar de esto, debo reconocer que, en determinados casos, esta variación podría dar como resultado cierto beneficio para algunos bancos.

RBS ha pagado su multa, derivada de un acuerdo con el regulador, pero no lo repercutirá a sus accionistas. El dinero saldrá de una menor remuneración de sus empleados mejor pagados, tengan o no culpa de estas supuestas manipulaciones.

La pregunta inmediata que cabe hacerse es ¿Por qué aceptan los bancos pagar multas millonarias si no han hecho nada malo? Para empezar porque la manipulación del mercado es un concepto subjetivo salvo en casos obvios. Si un regulador se empeña en crucificar a una entidad financiera, es imposible que esta salga indemne. El regulador decide si hay pruebas y la sanción a aplicar, con lo cual vale más un mal acuerdo que un buen litigio, casi siempre.

Esto es así, con más razón, si se perciben amenazas desde los organismos políticos. Hace pocos días se ha hecho público que las investigaciones (hasta ahora restringidas al USD y al JPY), se ampliaban al franco suizo CHF . Y Almunia ha declarado que las multas a imponer por los reguladores europeos podían alcanzar el 30% de los INGRESOS de las entidades financieras, lo que las llevaría a la quiebra inmediata.  Si nos ponemos en el lugar de una entidad financiera que se enfrenta a este panorama, es obvio que estará deseosa de pagar una multa acordad con el regulador.

Además, existan o no evidencias, todos sabemos que se han realizado malas prácticas desde las entidades financieras. No son angelitos, precisamente, y ellas son más conscientes que nadie de este hecho. Otra razón para llegar a un acuerdo y pagar su parte de culpa en los desmanes que han favorecido la crisis actual. Acuerdo peligroso, salvo que conste la exención de culpa por cualquier otra práctica incorrecta, puesto que puede no ser definitivo, si el regulador decide investigar otra cosa.

Hace unos días se publicó un artículo en la página web del Instituto CFA de analistas financieros que parece insinuar algo parecido. Señala que se han abandonado multitud de investigaciones, sobre supuestas malas prácticas, que presentan una mayor dificultad que este caso a la hora de probarse. Los esfuerzos de los reguladores han pasado a centrarse en el escándalo Libor, olvidando el resto de investigaciones.

Son hechos que respaldan la sospecha de que esta gran farsa está dirigida a hacer pagar a la banca por sus pecados en conjunto, con una excusa que se puede considerar plausible por cualquiera que no conozca lo suficiente los mercados financieros.

Señala el artículo, además, la escasa conveniencia de cambiar todas las cúpulas bancarias. Esta sería la razón de que quien esté pagando, por las malas prácticas de la banca en los últimos años, sea un puñado de traders de nivel alto y medio, y no sus máximos responsables.

Puedo entender y asumir (aunque no me guste) que no se limpie el sistema para evitar males mayores, y que se trampee para encontrar una solución razonable al margen de unas leyes estúpidas. Lo que jamás podrá contar con mi apoyo es que paguen justos por pecadores. Y eso está ocurriendo.

Pero a veces prefieren las coces que las piedras, para “informar”:

Era igual de posible, ¿no? Una persona sufre mucho, y se suicida, mientras que otras sufren lo mismo, y no se suicidan. En realidad hay muchas más del segundo caso, ya que parece que tenemos muchos automatismos anti-suicidio. Pero si dos suicidios -siempre acongojantes, siempre respetables- nos llevan a cambiar las leyes y muchas estructuras económicas, no está de más preguntarse qué hubiera pasado si no hubieran ocurrido.

“No podemos estar ante situaciones que por un problema económico derivan en crisis como esta, que no es la primera vez que se producen resultados tan trágicos”

No son las palabras de un asno, sino las del juez decano de los juzgados de Baracaldo. Vale, pongamos que el juez solo es un insensato que habla sin enterarse, y que pronunció eso antes de saber que la mujer de Baracaldo seguía trabajando en la misma empresa en la que entró hace 22 años. Imaginemos un resultado que ese juez tal vez defina como “no trágico”, pero sí producido por circunstancias económicas. Por ejemplo, un no suicidio, pero sí una mujer de cincuenta y pocos sin su casa. Debajo se un puente, en el peor de los casos. En una casa de acogida de vagabundos, si tiene más suerte. Tal vez recogida de alguna forma por familiares – y con sensación de estorbar y sobrar en este mundo. ¿Sería eso mejor que el suicidio? ¿Sería menos “trágico”? O solo sería una forma de que el pobre juez no se encuentre con un cadáver, y así no se le ocurra que hay que cambiar las leyes?

También se le podía ocurrir a su señoría cómo sería el mismo caso, si las leyes que quiere cambiar se hubieran cambiado a tiempo. Por ejemplo, antes de que  ocurriera la compra del piso del que hablamos. Una posibilidad muy a considerar es que sin hipoteca, no hubiera habido compra. Y que sin una esperanza razonable de cobrar, no hubiera habido hipoteca. O que hubiera sido tan cara como para hacerla inviable económicamente. ¿Quién nos dice que eso no hubiera producido una depresión muy anterior, y un resultado igualmente trágico pero 20 años antes? ¿Hubiera pedido en ese caso el juez un cambio en la ley para conseguir hipotecas más asequibles? Aunque es posible que no se hubiera dado ese caso, porque nos encontráramos con que la persona sin salida hubiera emigrado … a un país con leyes hipotecarias como las que el juez quiere cambiar.

¿Tenemos la mejor ley hipotecaria posible? Seguro que no, ya que no tenemos lo mejor posible de casi nada. Sin ir más lejos, se ve que no tenemos los jueces más sensatos e inteligentes que se puede tener. Pero si pensamos a golpe de prensa y de suicidio, y no pensamos en los que no se suicidan y siguen con su tragedia a cuestas, seguiremos sin tener lo mejor posible de casi nada.

Ahora todos contentos porque el PP y el PSOE se van a poner de acuerdo y van a evitar las tragedias. O creo que eso es lo que dicen por la telebasura.

Por cierto, todo eso que no ha pensado el juez (o buena parte) lo están desgranando Sefuelix y Octavio en:

Muy interesante.

Solo señalar una conversación que se traen Octavio y Sefuela (principalmente) a cuenta del espinoso asunto. A partir  de esta comentario de Octavio:

Tal que …

octavio Dice:

noviembre 11, 2012 at 8:03 am eEs bueno el video V.. pero con demasiados …Isis.
Esto a vueltas con lo de las hipotecas Sefuela. Mírame lo siguiente si puedes y quieres ( y los demás).
La hipoteca media en España es de 100.000 euros a 25 años y el problema que tenemos es de las hipotecas anteriores a 2012, por lo que la propuesta siguiente solo puede ser para las formalizadas antes de3 31/12/2011 y solo para la vivienda habitual.
El que se haya comprado una casa después de esa fecha ( estaría loco o tiene pasta) o sea su segunda vivienda o posteriores…ajo y agua, y lo sentimos mucho.
Para todos aquellos prestamos hipotecarios que se hubieran amortizado menos del 15%…. Dación en pago con opción de alquiler razonable (nada abusivo pero tampoco a pelo puta).
Para aquellos prestamos hipotecarios que se hubieran amortizado entre el 16 y 70%, se establece una suerte de copropiedad entre el hipotecante y el hipotecado, que como contraprestación al no pago de la hipoteca…mientras que no tuviera capacidad para reanudar dicho pago , tendría que pagar una cuota sustancialmente menor por uso y disfrute de la vivienda.
Por ultimo, para créditos hipotecarios amortizados en mas del 70%, moratorias y además, se utilizaría la deducción por vivienda como cuenta crédito fiscal que se podría destinar al pago a la entidad hipotecaria y se devolvería con las posibles devoluciones de impuestos que correspondería.
Me explico, la deducción por vivienda es del 15% de la cantidad pagada anualmente con una base imponible limite de 9045 euros…
Eso nos da una deducción máxima anual de 1357. En la hipoteca media, las cantidades superiores al 70% amortizado se corresponden con los 5 últimos años.
El importe de la cuenta de crédito fiscal seria por tanto de, 1357 x 5 años= 6785. Tratándose de dos cónyuges en declaración separada… 13570 euros, o sea dos añitos y pico de carencia (que es un desahogo) a compensar con las devoluciones de renta que le correspondan en los cinco años posteriores a la salida de la situación de insolvencia del deudor, al cabo de los cuales, el saldo se podría pagar en forma de aplazamiento.

  1. viejecita Dice:

    noviembre 11, 2012 at 10:02 am eOctavio
    Hoy estoy rebasada, entre la invasión dominical, y lo demás. Pero si consigo un ratito más para mí, copio este post tuyo y lo llevo al blog de Santiago Gonzalez, donde llevan un par de días a vueltas con lo de las hipotecas.
    Espero que no te moleste. Por supuesto diré de donde lo he copiado, para que vengan aquí y puedan también leer los textos de Sefuela.

  2. Sefuela Dice:

    noviembre 11, 2012 at 2:40 pm eTe lo miro con calma esta tarde. Ayer vi un par de artículos con propuestas razonables sobre el asunto y con menos efectos secundarios de los q percibo en lo q comentas. También los busco y te los enlazo.

  3. Sefuela Dice:

    noviembre 11, 2012 at 9:12 pm eDos buenos artículos sobre el tema y alguna matización. En el siguiente comentario voy con lo que tu propones:

    1- http://vozpopuli.com/economia/16953-nueve-ideas-que-hay-que-tener-en-cuenta-para-aliviar-el-sangrante-drama-de-los-desahucios
    Nada que objetar a lo que dice. En mi opinión el punto 2 es especialmente relevante.
    2-http://elpais.com/elpais/2012/11/09/opinion/1352417385_516847.html
    Este tiene puntos buenos y falla en ciertas cosas.

    Tu conoces mejor que yo la existencia de la posibilidad de acogerse por parte de un particular a concurso de acreedores, cosa que parece ignorar el articulista. Puedes criticar el procedimiento mucho mejor que yo, que apenas lo conozco.

    Aparte del problema de la seguridad jurídica, debido a la normativa internacional de contabilidad de productos financieros, la admisión de una dación en pago, con efectos retroactivos, para los contratos ya firmados que no la contemplan expresamente, supondría el inmediato reflejo en la cuenta de resultados de la banca de unas pérdidas ingentes.

    Una dación en pago equivale a un derivado financiero, la venta de una opción de venta por parte del banco. El valor de esto (si es regalado por el banco como consecuencia de nueva legislación) le supondría tener que reflejar como pérdidas alrededor de un 50% del valor total de las hipotecas concedidas.cuyo saldo vivo sea superior al valor del inmueble.

    De acuerdo conhttp://www.cincodias.com/articulo/economia/250000-hipotecas-superan-precio-viviendas/20110823cdscdieco_3/ , hace un año eran 250.000 hipotecas. Pongamos ahora 300.000 y demosles un importe medio de 200.000 euros. Para ello hacemos la asunción razonable de que son las que tienen mayor importe concedido pro ser las últimas y ser los precios de los inmuebles mas caros que la media viva.
    Supondría unas pérdidas de unos 30.000 millones a la banca,.que sería necesario aportarles para evitar su quiebra, con el consiguiente incremento en el déficit público y la necesidad de sacarlos de otro lado (recortes de gasto).

    Adicionalmente tendrían que dotar como pérdidas aprox. el 25% de todo el resto del saldo vivo de hipotecas, que viene a ser el valor actual del sobrecoste que se aplica al conceder una hipoteca con dación en pago sobre una de las normales (alrededor de 3% anual durante la vida del préstamo) .
    De acuerdo conhttp://www.elmundo.es/elmundo/2012/05/22/suvivienda/1337700082.htmleso sería el 25% de (1 billón- 200.000 ya titulizados- 60.000 que hemos considerado antes) habría que dar como pérdidas otros 185.000 millones , sumando un total de 215.000 millones. El sistema financiero y el Estado estarían quebrados.
    Adicionalmente, el coste de financiar una vivienda no sería inferior a euribor +4%, lo que obligaría a nuevos ajustes en el precio de las viviendas, auqnue eso no sería necesariamente malo.

    Voy con lo que comentabas. En otro comentario

    1. octavio Dice:

      noviembre 11, 2012 at 9:30 pm eUn momento que me pierdo….¿o sea que iniciar una ejecucion hipotecaria con el consiguiente gasto en abogados, procuradores y toda la demas patulea (sector entre los que me encuentro) y adjudicarse una vivienda por el 50% del valor de subasta y quedarser con inmueble vacio que no quiere nadie origina mas perdidas que …quedarse directamente con el inmueble por el saldo vivo de la hipoteca y ofrecer un alquiler al antiguo inquilino?

    2. octavio Dice:

      noviembre 11, 2012 at 9:55 pm e” del precio de tasación en la subasta”… Y los creditos con garantia hipotecaria , son creditos “privilegiados” a efectos de concurso…por lo que , mientras no se cambie el privilegio… a una persona cuya unica deuda es la hipoteca sobre la casa… de nada le sirve.

    3. Sefuela Dice:

      noviembre 12, 2012 at 1:18 am eLas pérdidas a las que me refiero son exclusivamente porque exista la posibilidad de dación en pago. Lo que habría que dotar como pérdidas (y reponer de capital) porque la Ley cambie y diga algo así como:
      Se dará por cancelada la deuda con el banco con la entrega de las llaves de la casa.
      Eso sin que entreguen una sola llave. A cada entrega de llaves los cálculos irían variando. Si se entregan muchas llaves, la oferta de inmuebles sube, los precios bajan y eso implicaría un incremento en las provisiones y en las pérdidas que tendrían que reflejar en la cuenta de resultados. Si algún banco hubiera sobrevivido hasta entonces, ya no lpao haría.

      Son normas internacionales de contabilidad. No las cambiarían para nosotros. Si decidimos no aplicarlas, daría lo mismo, porque alguien haría los cálculos para saber si lo que decimos vale o no en términos comparables internacionalmente.

    4. Sefuela Dice:

      noviembre 12, 2012 at 1:56 am eLo que dices en tu comentario de las 9.30 de iniciar la ejecución genera un montón de movimientos. Alguno se me escapará. Te cuento hasta donde llego.

      La principal diferencia con un cambio en la Ley es que las provisiones se van dotando sólo sobre los créditos y préstamos morosos, y no sobre la totalidad de los concedidos. con una tasa de morosidad teórica de un 12%, hablamos muy grosso modo de la octava parte que un cambio en la Ley. Esos son los cálculos del famoso informe de Oliver Wyman que han llegado a la conclusión de que hay que recapitalizar la banca en torno a 55.000 millones (me puedo equivocar en las cifras, que escribo de memoria)

      Entrando en mora, el banco debe dotar alrededor de un 25% del saldo vivo del préstamo y llevarlo a la cuenta de resultados como pérdidas.

      Para evitar eso ha habido bancos que han pegado patada p´alante y han dado un préstamo personal durante dos años para pagar las cuotas del hipotecario, pensando que la situación mejoraría. Ahora va aflorando ese problema. Otros han concedido quitas de hasta un 20% si traspasaban la hipoteca (y, por tanto el riesgo) a otro banco. Conozco también casos en los que han dado dos y hasta tres años de carencia que, como sabes, consiste en que pagas sólo intereses, no amortizas durante ese tiempo, te baja la cuota y alargas el fin del suplicio. Otra forma de dar una patada.

      Hay bancos más y menos flexibles para estas cosas. Normalmente no se negocia a nivel de sucursal, sino de dirección de zona o de departamento de recuperaciones, que es como le llaman en algunos sitios.

      Si no se ha conseguido hablar con alguien razonable, o el banco piensa que no hay prórroga que valga, empieza el proceso.

      El banco ya ha dado por perdido el 25%, otro 50% lo saca de la casa normalmente y se jode y palma el otro 25%. De hecho son pérdidas que afloran al final del proceso, con lo que entran a cuenta de resultados de otro año, que le viene mejor.

      Para el pobre hipotecado, empieza un calvario. Sigue debiendo al banco el 50% de lo que le han prestado, a lo que hay que sumar las costas de ambas partes del proceso, intereses de demora (que el banco da por semiperdidos pero es una pasta). Normalmente nunca terminará de pagarlo y necesitará hacer separación de bienes y otras triquiñuelas para sobrevivir.

      Un punto a tener muy en cuenta para una posible modificación y que no tendría problemas de dotaciones es el hecho de que (si no recuerdo mal) normalmente el banco se reserva la opción de solicitar el reintegro anticipado del total del préstamo en caso de x impagos de la cuota. Esto podría considerarse cláusula abusiva, puesto que dispara hasta el infinito el coste de los intereses de demora. Lo lógico sería que los intereses de demora se aplicasen tan sólo sobre la parte de la hipoteca que se ha dejado de pagar. En justicia debe ser sobre el total o la parte impagada de la cuota, incluyendo amortización e intereses no pagados, puesto que equivale a abrir un nuevo préstamo. Sigo en otro tocho

    5. Sefuela Dice:

      noviembre 12, 2012 at 2:35 am eVuelvo a tu planteamiento inicial. Recuerda que en todo préstamo al principio se pagan muchos intereses y poca amortización, y esto se va invirtiendo con el tiempo.http://www.bde.es/clientebanca/simuladores/simulador_hipotecario.htm

      Para una hipoteca de 120.000 euros a 25 años al 3% tardas algo más de 5 años en haber amortizado un 15% del préstamo y unos 19 años en haber amortizado un 70%. Si das la oportunidad de dación en pago para los que lleven amortizado menos del 15%, nos encontraríamos con que aquí entregaría su vivienda casi todo el mundo hipotecado en los últimos años.Son los que pierden dinero con la inversión y pueden comprar otra mas barata. Enriqueces de nuevo a los que especularon y arruinas a la banca. (si, ya se que hay casos y casos, pero hay que intentar buscar algo que no tenga efectos perversos).

      Para los que no lo veais. si yo compré una casa en 2008 por 130.000 euros, y ahora está a la venta la casa de al lado por 70.000, yo iré corriendo a darle las llaves al banco y anularé una deuda que tenía de 115.000 euros. Me cambio de casa y paso a tener una deuda de sólo 70.000 euros. Un chollo inmerecido tras tomar una decisión equivocada porque habré ganado 45.000 euros por la cara, ya que tendré que pagar menos en el futuro.

      El tema de la copropiedad lo veo muy complicado, Realmente ya es lo que existe mientras se va pagando. La casa es tuya, pero si no pagas pasa a disponer de ella el banco. No parece razonable dejar las cosas básicamente igual si pagas o si no lo haces. El incentivo a pagar desaparece.

      Se me ocurre una alternativa, basada en ingeniería financiera. Es relativamente compleja de gestionar por el banco, pero posible. No tiene efectos perversos que se me ocurran y me consta que se han hecho algunos experimentos en este sentido. Creo que seré capaz de explicarla.

      Se podría hacer que el plazo de las hipotecas fuera susceptible de ser cambiado. Supongamos que hago una hipoteca a 25 años en la que el hipotecado tenga derecho a decir que no va a pagar la siguiente cuota un total de 24 veces, y otros 12 a pagar tan sólo intereses. Eso supondría un extraordinario desahogo para el hipotecado. En esos 2 años en los que podría haber pagado media cuota puede ahorrar para pagarla completa los siguientes dos años, y además tiene otro año para pagar cuota reducida. Esto no sería gratis, sino que alargaría el plazo de la hipoteca. A ojo esos 25 años pasarían a ser cualquier cosa entre 25 (si se paga religiosamente)n y unos 30 (si se hace uso de las facilidades).

      El banco no tendría que dotar provisiones por pérdidas ni por morosidad y el hipotecado tendría facilidades. Cortas radicalmente los desahucios salvo los que son insalvables.

      La dificultad de aplicar esto se encuentra en los 200.000 millones de euros de hipotecas titulizadas, pero se podría destitulizar de manera selectiva.para aplicarlo en casos concretos.

      Ahora voy a currar un poco para mí y a dormir. Abrazos varios.

    6. octavio Dice:

      noviembre 12, 2012 at 7:27 am eSolo tienes en cuenta la visión de Señor Banco. Provisionar, es estimar unas “posibles” perdidas y llevarlas a la cuenta de resultados , si se da el hecho que se “provee” , la posible perdida se convierte en perdida real “ya” prevista, si no se produce tu “liquidas” esa provision y abres una nueva … pero si por culpa de una crisis tremenda en la que Señor Banco tiene muuuuuuusha curpa, mi empresa cierra , lo que puedes “proveer” con mucha mas certeza que la de la contabilidad del Banco , es que vas a la casquivana rue.

      a) Solo se admite para vivienda habitual. Luego ni segundas viviendas, ni piso costero , ni….
      b) Solo en caso de falta de recursos originados por estar desempleados u otra falta de recursos demostrable. O sea, que para nada cambio de casa por otra mejor y a mejor precio .

    7. octavio Dice:

      noviembre 12, 2012 at 10:47 am ePara una hipoteca de 120.000 euros a 25 años al 3% tardas algo más de 5 años en haber amortizado un 15% del préstamo y unos 19 años en haber amortizado un 70%. Si das la oportunidad de dación en pago para los que lleven amortizado menos del 15%, nos encontraríamos con que aquí entregaría su vivienda casi todo el mundo hipotecado en los últimos años.

      Cierto , justo ese colectivo es el que esta reclamando ayuda (*), puedes considerar que no se lo merece y que se jodan, se acaba el problema y el programa…o bien, consideras que hay que hacer algo…sigue el programa.

      Son los que pierden dinero con la inversión y pueden comprar otra mas barata. Enriqueces de nuevo a los que especularon y arruinas a la banca. (si, ya se que hay casos y casos, pero hay que intentar buscar algo que no tenga efectos perversos).

      No entiendo muy bien la palabra especulación en este contexto… ¿se compraron una casa porque sabían que los echaría del curro y no podrían pagarla y habría una modificación legislativa que les permitiría comprarse una mas barata y mejor?..Joer.. y si eso fuera así… ¡para que queremos expertos en economía! …cuatro o cinco de estos profetas y tenemos la economía mas pujante de occidente en cuatro días.

      (*) No estoy tan seguro , están cayendo avalistas como moscas , padres que avalaron a sus hijos, rondos de emigrantes…etc.-

      Para los que no lo veáis. si yo compré una casa en 2008 por 130.000 euros, y ahora está a la venta la casa de al lado por 70.000, yo iré corriendo a darle las llaves al banco y anularé una deuda que tenía de 115.000 euros. Me cambio de casa y paso a tener una deuda de sólo 70.000 euros. Un chollo inmerecido tras tomar una decisión equivocada porque habré ganado 45.000 euros por la cara, ya que tendré que pagar menos en el futuro.

      Si compraste una vivienda por ese precio en 2008, significa que a efectos de ejecución seguro que tienes una cláusula que indica que , se tasa a efectos de ejecución en el capital, mas intereses, moratorios mas costas..total…169000.
      Cuando te larga la empresa por causas objetivas , resulta que te quedaban por pagar 115.000 según tu ejemplo.
      Luego se lo adjudica el Banco en subasta por el 60%, por lo tanto , se esta adjudicando un bien de 130.000 euros por 102000 euripos aproximadamente, con lo cual te queda de deuda, importe por el cual el banco prosigue su incansable acoso (o justo deseo de cobro, según se mire), 13.000 euripos.
      ¿ No seria mejor , ahorrarse el proceso y que el banco se quedara el piso por los 115000 euros?
      Si, me responderás…pero es que el banco no quiere bienes inmuebles y además la vivienda ahora vale menos..cierto, ¿ cuanto menos…el 40%? …fale, valor actual de la vivienda 78.000, como el banco se la adjudicado por 102.000 , la perdida para el banco es de 24.000 putos euros , pero …ha cobrado cuotas hasta mi impago… por valor 30.000 euros, y le debo encima 13.000…
      El banco no quiere inmuebles, bien… ni yo …hipotecas, y en circunstancias normales nos deberíamos joder los dos…pero , ahora no estamos en circunstancias normales.. y los bancos se les esta tratando desde esa excepcionalidad… luego, me parece que tb se debe contemplar eso para la otra parte del problema.
      OJO… que tu haces de poli malo hipotecario y yo , de poli bueno populista, pero proponer ideas y rebatirlas , es un buen ejercicio.

    8. Esopra Montaraz Dice:

      noviembre 12, 2012 at 12:31 pm eLa verdad es que es interesante todo lo que aquí habláis.

      El problema es verdaderamente diabólico, con riesgos enormes para todos sin excepción, pero que habiéndose convertido en “sistémico” (sí, como las cajas que no se pueden dejar caer), habrá que tratar de alguna manera, manera que por supuesto no es sencilla, aquí mismo se puede ver, tiene que salvaguardar numerosos intereses y evitar por otra parte los incentivos perversos y el riesgo moral, aparte de los efectos imprevisibles que pueda tener y que por eso mismo, su imprevisibilidad, que Dios nos coja confesaos.

      Qué putada.

Se puede seguir comentando allí. La pongo como entrada sólo para los que no la hubieran visto.

Este comentario de Luis en el hilo del vídeo nazi de Pujol [-->] no tiene desperdicio, y merece mejor lugar. El título es mío (pm).

Luis Bouza-Brey

Yo soy un gallego que vivo en Cataluña desde hace cuarenta y dos años. Me vine aquí en el año setenta, a trabajar en la Universidad, sin necesidad económica de hacerlo, pues en Galicia podía trabajar con mi padre en su bufete. Pero en aquellos tiempos Cataluña iba en vanguardia en la lucha por la libertad y contra la dictadura, era una sociedad viva y experimental, muy contrastante con la Galicia envejecida y desvitalizada por la emigración, cuya Biblioteca universitaria era un compendio de textos arqueológicos o franquistas, sus profesores burócratas del franquismo, y la mayoría de sus estudiantes dignos especímenes de la Casa de la Troya. Por eso no me quedaba más opción que emigrar hacia la vitalidad y la libertad, asumiendo los riesgos implícitos en este desarraigo y dispuesto a trabajar duro si quería limpiar de nubes el cerebro, entender mi país e intentar ser útil al mismo en el futuro.

La experiencia fue penosa pero positiva: dispuse de libros y ambiente creativo, y un pequeño sueldo de PNN para poder sobrevivir estudiando durante dieciseis años.

En la Cataluña de aquella época encontré un ambiente cultural vivo y recursos universitarios, además de una forma general de percibir la vida más activa y moderna. Había ciertos inconvenientes, como el dominio aplastante de los comunistas en el ambiente cultural y la naciente patología etnonacionalista, de construir un sujeto apabullante, la Nasió, que comenzaba a anular la libertad. Pero por entonces la izquierda, todavía con ropajes internacionalistas, dominaba el ambiente, por lo que el etnonacionalismo era solamente una corriente folk sin mucha fuerza.

En fin, en aquella época, si te andabas con ojo y no te enfrentabas a los comunistas, si ademàs entendías la lucha por defender la cultura catalana contra la discrminación, y si además trabajabas con interés e intensidad por hacer las cosas bien, podías ir haciéndote un sitio para respirar y poder trabajar sin grandes aspiraciones de ascenso hacia la cúspide, pues ahí, en ese nivel, te encontrabas con el handicap de venir de fuera y ser ajeno a las redes clientelares y familiares típicas de la Universidad y la sociedad autóctona.

En síntesis: el trabajo en Cataluña era más productivo, el ambiente más vivo y libre que en el resto de España, y la esperanza de cambiar la situación, mayor.

Pero desde entonces las cosas cambiaron: la izquierda acomplejada por el antifranquismo y el antimito del lerrouxismo dejó el flanco internacionalista y patriótico y a sus electores naturales abandonados, el pujolismo actuó con una gran habilidad táctica y estratégica para ir ocupando los centros de poder social y las instituciones, y nadie luchó contra esa hegemonía, pues en aquel momento el nacionalismo periférico aparentaba junto con la izquierda representar el progreso y la libertad frente a la dictadura.

Por todo ello, hubo un conjunto de factores que comenzaron a cambiar la situación: la victoria del pujolismo, la subordinación del PSUC al antilerrouxismo, el secuestro del PSC-PSOE por los señoritos de Sarriá y demás troyanos del resto de Cataluña, y la abstención de un sector muy significativo de la población inmigrada en las elecciones autonómicas. Si a ello le añadimos la transferencia de la educación a la Generalitat, la creación de la TV3 nacionalsta y el papel de bisagra de CIU en las Cortes, además de la política de hacer aceptable la autonomía a los nacionalismos perifèricocediendo a sus exigencias… Con todo ello, una espesa niebla reaccionaria y esterilizante se fue extendiendo sobre Cataluña, hasta hoy, en que la mayoría no cree en nada y la minoría más fanática y fundamentalista se moviliza en búsqueda del praiso nacionalista barato que Mas vocea revistiendo el mito de la indepenencia con mentiras y falsas ilusiones que nos conducen a los catalanes a la ruina y al resto de España a la amputación de una de sus regiones más importantes.

Mi impresión es que estamos en la fase final de un ciclo degenerativo ante el que, si no reaccionamos, moriremos, y si el país reacciona, va a costar mucho esfuerzo volver a soldar la fractura emergente y recuperar el equilibrio.

Como actor discreto pero muy consciente de la vida política del país desde antes de la transición, y con la experiencia de haber vivido ésta desde Cataluña, tengo la impresión de haber experimentado un fracaso colectivo, el de las esperanzas de construir un país normal y decente y convivir con la frustración de dejar a nuestros hijos una situación que empeora aceleradamente.

Como individuo, no obstante, he realizado mis objetivos, aprendiendo, sobreviviendo y amando a mi país y a mi familia. Aunque habrá que ver como salimos de este fracaso colectivo.

En fin, creo que sólo en parte se merece el pueblo catalán el fracaso sobrevenido: la mayor parte de culpa corresponde a sus élites políticas y sociales, corrompidas e ineptas, inadecuadas para as necesidades del país en los tiempos que nos ha tocado vivir: nos hacen falta élites más inteligentes y sanas… A ver de dónde las sacamos.

Página siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 455 seguidores