CenB


Empecemos por la oferta. Le ofrezco mi voto y mi apoyo crítico a Ciudadanos, si mantiene la propuesta de contar los votos en blanco en las elecciones, y dejar vacíos los escaños que les correspondan. Y si, además, hacen un poco de pedagogía del asunto – no vale que lo tengan escondido en el programa.

Y sigamos por la tesis. Se puede defender que lo racional es votar al PP para salir de la merdé en que estamos. Y se puede defender que es más sensata una crítica al sistema completo, ya que es lo que nos ha traído hasta aquí. Pero la segunda opción es delicada, puesto el sistema no tiene un mecanismo valido anti mamandurria, o de control de la misma.  ¿Como se podría instaurar, a través de la mamadurria ? ¡Venga ya! ¿Con un partido político ad hoc? ¡Sí, como UPyD!

La alegre muchachada del 15M nos ha enseñado muchas cosas. Entre otras, cómo no hacerlo. Ha sido un perfecto despropósito desde el principio hasta el caos actual. #No les votes, decían. ¿Y a quién? ¡A los de la ley Sinde! Al PSOE, PP y CiU, que los demás son fetén, al parecer. Bildu, mismamente.

Jóe, con España desparramándose por las alcantarillas, los millones de parados, y lo que mola en preocupación y protesta es la ley Sinde. Y luego, los de “democracia real ya”. Probablemente no saben ni la mitad de los distintos intríngulis del asunto, pero lo quieren “real”, y “ya”. ¡Ea!, conocerte es amarte, baby. Y a tomar las plazas y dar mucho por saco, para pedir …  - bueno, no sé, ¡democracia real ya! Pues ya tenemos “democracia real ya”.

¿Y ahora, qué vamos a hacer con tan real e inmediata democracia?

Infinitamente mejor los escaños vacíos. Es la perfecta válvula de escape del sistema, sin joder a nadie. Es incluso la perfecta medición del estado del sistema; la forma de saber si funciona medio bien, o no funciona. Y si lo atascas, porque hay demasiados escaños vacíos, ya saben los partidos que tienen que espabilar para convencer a la gente de que les vote a ellos, en vez de dejar los parlamentos semivacíos. Entonces sí no les quedaría más remedio que escuchar, y hacer su labor en condiciones. Pero claro, no es divertido, no es espectacular, y encima hay que pensar. Y mientras no seamos capaces, tendremos a los cafres gozándola con el escupitajo al diputado, y consiguiendo cualquier cosa entre la nada y un gorila Chávez. Sin darse cuenta de que a la mamandurria le duele más un escaño desaprovechado que todos los escupitajos del mundo.

Así que ahí queda mi oferta a @Albert_Rivera. Pero solo  si mantiene la propuesta de contar los votos en blanco en las elecciones, y dejar vacíos los escaños que les correspondan. Y si, además, hacen un poco de pedagogía del asunto. Y si no, a CenB. Es puro civismo, y debería pedirlo incluso el que no piensa usarlo. Mucho mejor los escaños vacíos por los votos, que porque los cafres impiden entrar a los diputados. Y quitas razón a la protesta salvaje, puesto que habría soluciones elegantes para protestar. – ¿Elegantes? ¡La hemos jorobado, jamás funcionará! -.

Ramón

Ciudadanos en Blanco (www.ciudadanosenblanco.com) y Escons en Blanc (www.esconsenblanc.org) proponen ser el herbicida político  apropiado que elimine una a una las malas hierbas que están perjudicando gravemente a nuestra sociedad. ¿ Como ? dejando escaños vacíos en Parlamentos, Senado y Ayuntamientos de toda España, sin más, sin cobrar, sin beneficiarse, sin participar en el Festival.

Nuestra única propuesta de modificar la Ley Electoral para hacer Computable el Voto en Blanco en forma de escaños vacíos es la única manera de que, por Ley, se escarde el panorama político con periodicidad a través de esta democrática herramienta de control en manos de nosotros, los ciudadanos.

Escardar y roturar la tierra para que podamos cultivar y hacer germinar la vida que queremos en un mundo más justo y mejor repartido. Eliminar las malas hierbas de la política periódicamente nos beneficiará a nosotros, y hará avanzar al sistema democrático primero aquí … y después quién sabe !!

Todos, perdón … casi todos sabemos que la democracia es el sistema de gobierno menos malo … pero ello no quiere decir que sea mejorable … Y A ESO VAMOS.

Si quieres limpiar la política de malas hierbas, no queda otro camino que erradicarlas ahora con Ciudadanos en Blanco-Escons en Blanc, y con una nueva Ley electoral después.

No somos políticos, no somos un partido, no de derechas, ni de izquierdas … ni siquiera de centro. Todos valemos para mejorar las cosas si queremos … TODOS PODEMOS SER CANDIDATOS porque tenemos la fuerza del criterio y de la razón. Por eso crecemos año tras año, elecciones tras elecciones : porque cuando entiendes el alcance del Voto en Blanco Computable, cuando comprendes la verdadera importancia de nuestro derecho a decir NO, ya no te interesa ninguna otra oferta.

MUNICIPALES Y AUTONÓMICAS MAYO’2011:  HAZTE CANDIDATO, HAZ CANDIDATOS !!

Todos podemos participar en esta revolución democrática !!

 

Recibid un cordial y atento saludo,

Ramón – Ciudadano en Blanco -

 

Lo explica en su blog:



Me parece de agradecer al personaje público que “se moja” ante unas elecciones, y de esta forma tan razonable y razonada. Quiero decir que alguien vendiendo “alegria” y cejas, o sea humo, es para correrle a gorrazos hasta que se tenga que esconder. Pero esto de Mikel es pura sensatez y responsabilidad pública, sabiendo que ni le va ni le viene en el bolsillo.

Yo confieso que tendría muchas dudas si votara en Cataluña. Entre C’s y CenB. La razón, la poca que me quede después de observar la payasada en la que se ha convertido la política en España, me induce a todas las prevenciones imaginables sobre Ciudadanos. Así como lo poco que conozco de su historia.

El corazón me hace desear que tengan el mejor resultado posible, incluso un resultado mejor que el posible. Es el único elemento que parece haber para frenar cretinez secesionista.

La cuestión es si el problema principal que tenemos es el secesionismo, o si el secesionismo es un síntoma del problema. Yo pienso en lo segundo, aunque lo mejor sería que me equivocara. Y no creo que la propuesta de CenB de dejar los escaños vacíos que representen el voto en blanco vaya a arreglar el mundo, pero hasta el momento es la única propuesta que conozco que suponga un control de calidad del sistema. O una forma de sacarles un dedo a los políticos cuando lo merecen en general. Mucho mejor que acabar votando por desesperación a Cicciolina, a un Gil y Gil, a un Leluche, o a una Rosa Díez con sus manías – y Gorriaran de cerebro (ejem).

Para liar más las dudas, creo que Ciudadanos ha metido en su propuesta lo del “voto en blanco computable” de CenB. Será oportunismo, pero si proponen lo que pides, resulta más difícil darles la espalda. Lo dicho, un lío.

José María / Tucídides

¿Habeis visto este analisis de la ultima encuesta?

Parece que Ciudadanos vuelve a despagar, pero sobre todo fijaros en “votos en blanco” casi un 5%, me figuro que seran en blanco blanco y no a CenB, pero si se conseiguiese que los votos en blanco fuesen a CenB seria un pelotazo.

¿Cómo lo veis?

PM, ¿ no seria motivo de uan entrada en el blog?

Saludos

Jose Maria.


Y Tucídides coge el reto:

Pues yo me apunto.

Primero…me sorprende y me alegra mucho que un partido que yo daba por liquidado,C´S mantenga e incluso pueda aumentar sus 3 diputados.Se que alguno de los helenos guarda serias reservas sobre Albert Rivera.Pero a mi me cae bien este chaval y no me placería que desapareciera del panorama político.

Segundo…¿UPyD?…¿Qué UPyD?.

Tercero…Primer misil a la línea de flotación del zapaterismo.Empieza el hundimiento del Bismarck.Un gozo para todos sus damnificados.

Cuarto…La gobernabilidad de Cataluña queda en manos de sus señores naturales.La burguesía y oligarquia catalana que lleva dirigiendo el condado desde la Edad Media,con mínimas interrupciones borbónicas o franquistas,mas aparatosas que reales.

Quinto…Dicho lo anterior,no parece haber serio riesgo de secesión.Tal cosa no es buena para el negocio.Pero continuará la retórica victimista y reinvindicativa que,como en el Mercader de Venecia continuara reclamando al estado sistematicamente año a año,el pago de su libra de carne.

Retórica aderazada,y esta es la novedad,con el coro de dos nuevos y estrafalarios partidos independentistas.

Nada cambia…todo cambia

Luis Bouza-Brey

Aunque sólo haya sido como militante de la ASU (Agrupación Socialista Universitaria), uno ha vivido desde sus orígenes hasta mediados de los ochenta los ciclos del PSC (PSC-PSOE, en sus tiempos). Y como observador interesado, aunque externo, desde entonces hasta hora.

Y debo confesar que nunca me había sentido tan defraudado por nada ni por nadie como me ha sucedido con el PSC: hemos transitado desde la ilusión que sentíamos muchos al principio, por unificar todo el socialismo español con una pauta federal, hasta el desprecio de los últimos tiempos, en que incluso los “capitanes” de origen inmigrante, auxiliados por los señoritos de Sarriá, se han transformado en soberanistas confederales. Debe ser que las lentejas han subido mucho su precio, porque el giro ha manifestado una mutación propia de las películas de Science-Fiction, y las ventajas individuales obtenidas por los arribistas supongo que habrán sido inmensas, como supongo también que los “cholletes” municipales habrán adobado con especial esmero el plato de la traición a sus principios fundacionales, a sus programas y a sus electores.

Considero que los factores que han contribuido a ello son varios, y con distinta incidencia en las diversas épocas, pero los sintetizaría en el siguiente compendio:

a) El franquismo y el estalinismo-carrillismo condujeron a la izquierda a renunciar al nacionalismo cívico y al patriotismo español, para sustituirlos por la abducción frente al nacionalismo étnico, el rechazo a España, y la reacción identitaria y etnicista disfrazada de progresismo.

b) El PSOE se durmió en los laureles durante el franquismo, de manera que desde comienzos de la transición tomaron la iniciativa en la reestructuración del socialismo español las pequeñas burguesías periféricas, alterando de raíz las características populares del socialismo, sustituyéndolas en algunas partes importantes del país por las de los señoritos locales, sedientos de liderazgo y ascenso social, inflamados de identititis etnicista y rebeldía pequeño burguesa.

c) La restauración de la democracia produjo el efecto inesperado de hundir al PCE y hacer ascender a un PSOE vegetativo, que contó con amplio apoyo popular democrático como consecuencia de los cien años de historia, transformándolo en puerto de apoyos populistas y habitáculo de élites diversas y militantes oportunistas de todos los colores. La resultante ha sido un partido con una estructura muy jerarquizada al tiempo que fuente de oportunidades de colocación y ascenso de varias generaciones de españoles. La consecuencia ha sido la consolidación de un partido de estructura no democrática pero con amplios apoyos electorales de seguidores con poca coherencia ideológica, y amplísimas clientelas internas, sufragadas con recursos públicos y dispuestas a obedecer ciegamente a los dirigentes.

d) En Cataluña, el PSC se ha configurado desde sus primeros momentos como un partido liderado por la pequeña burguesía local procedente del MSC y el FLP, inflamada de catalanitis y pseudorevolucionarismo en los primeros tiempos. Después, desde mediados de los ochenta, las agrupaciones más pobladas del partido, en las zonas de inmigración de las ciudades, posibilitaron un cambio parcial en el liderazgo, elevando al mismo a los “capitanes”, que eran gestores y líderes locales de origen inmigrante que arrebataron parte del poder a la élite inicial.

No obstante, lo que parecía un augurio de resistencia a la abducción etnicista ha resultado un fracaso total, debido a la falta de consistencia teórica e ideológica de los capitanes, a su ascenso social por la vía de la política, que los ha conducido a apalancarse en las posiciones de poder recién adquiridas a costa de los principios, y al delirio maragallista, que pensó que obtener el poder con la alianza de ERC e IC tendría un efecto positivo para el país y el PSC.

Hoy, después de la segunda legislatura del tripartito, el fracaso ha sido tan inmenso, la traición tan flagrante, y el delirio etnicista tan acusado, que lo más probable será un fracaso en toda regla del PSC en las próximas elecciones.

Pero el peligro de toda esta turbulencia es que no existen alternativas políticas consolidadas que permitan mantener un rumbo democrático firme frente al fracaso de la izquierda: el PP se ha transformado en el chivo expiatorio, ambiguo, débil y vacilante de todos los demás partidos, como representante del enemigo exterior frente a la “construcción nacional” etnicista; IC es pasto de nacionalistas de izquierda y ecologistas prestos a arrimarse a cualquier conflicto y grupo primordial que emerjan, sin capacidad para formular alternativas en positivo para la situación del país; ERC es la reacción etnicista y anacrónica en estado puro, con muchas similitudes con la Liga Norte italiana, y con orientación claramente secesionista y propulsora de una fractura grave en el país; Ciudadanos y UPyD son los intentos fracasados de construir una alternativa al caos promovido por la abducción etnonacionalista de todo el sistema de partidos; y CIU representa el arquetipo y la causa principal del caos del país, por su evolución desde la defensa de la autonomía y la democracia constitucional española, hasta el soberanismo, el confederalismo y el independentismo de sus nuevos dirigentes.

Por todo ello, no hay opciones constitucionales, democráticas y sensatas presentes, ante el fracaso del autogobierno catalán y la democracia española, y la consecuencia más probable es un incremento desmesurado de la abstención, que puede dar de nuevo —como siempre— la victoria en las elecciones autonómicas a CIU apoyada por los sectores de la población abducidos por el sentimentalismo patriótico catalán, manipulado por los demagogos de la catalanitis, inflamación patológica de la cultura política catalana, abombada o deshinchada según convenga a sus intereses inmediatos de obtención del poder, implantación del delirio étnico, y fomento de las diversas corruptelas del 3% o el Palau.

El fracaso del PSC será probablemente muy marcado, debido en parte a la abstención tradicional de las amplias capas populares que votan al PSOE en las generales y no votan al PSC en las autonómicas, y en parte a la nueva abstención producida por el fracaso y la traición de los dirigentes actuales del PSC, ahora una mezcla incoherente de “señoritos” y “capitanes”.

En mi opinión, cabe solamente una salida que manifieste la protesta radical de amplios sectores de la población frente al fracaso y la estafa del autogobierno catalán, que es el gobierno de una oligarquía basado en la abstención o el voto en blanco de la mayoría de la población. La salida es el voto a CIUDADANOS EN BLANCO, partido que se presenta a las elecciones con el compromiso de no ocupar los escaños obtenidos, como protesta frente a la estafa permanente en que consiste el funcionamiento del sistema político.

Si CIUDADANOS EN BLANCO consiguiera dejar un número suficiente de escaños vacíos en el Parlamento de Cataluña, la oligarquía posiblemente comenzara a darse cuenta de que no puede seguir así, y un PP posiblemente victorioso en las próximas elecciones empezaría también a percibir que el pacto con el etnonacionalismo, además de una traición, no es rentable.

Nos lo manda Luis Bouza-Brey:

La valiosa opción de “Ciudadanos en Blanco”

“Ciudadanos en Blanco” es otra opción válida para los demócratas españoles. Es un partido “antipartido” plagado de originalidad y decencia. Propone que lo muchos que pretenden votar en blanco les voten a ellos y prometen que los escaños que ganen en los comicios quedarán vacíos, simbolizando así las vergüenzas y carencias del sistema político español, corrupto, injusto e ineficiencia.

Seguir leyendo en votoenblanco.com –>

Luis Bouza-Brey

Ayer, tres de septiembre, nos reunimos algunos compañeros con la Delegación de Ciudadanos en Blanco, con el fin de tantear las posibilidades de hacer campaña con ellos.

La impresión que yo saqué es que no es posible, puesto que su objetivo es expresar su protesta contra el sistema presentándose a las elecciones como partido y dejando vacíos los escaños que obtengan, pero con un objetivo único y excluyente de todos los demás: que el Parlamento (supongo que las Cortes Generales) elabore y apruebe una ley que convalide el voto en blanco computable. Todos los demás objetivos que puedan afectar a las diversas políticas concretas o situaciones graves y excepcionales no son susceptibles de decisión por su parte. Ni siquiera se plantean aprobar o rechazar enmiendas a la reforma de la ley electoral para la convalidación del voto computable.

La actitud que expresaron es que no se consideran políticos ni quieren hacer política, por lo que cuestiones como un posible planteamiento de un referéndum de autodeterminación de Cataluña, una declaración unilateral de independencia por parte del Parlamento, la reclamación de un concierto como el Vasco para Cataluña, o cualquier otra política radical etnonacionalista, consideran que no tienen relevancia. Lo único importante es el voto en blanco computable, y piensan en términos de largo plazo, por lo que Cataluña es el punto de entrada para conseguir ese objetivo en el conjunto de España.

Participar con ellos en una alianza electoral sería quedar atado de manos de por vida a la consecución exclusiva del voto en blanco computable, aunque antes se hunda el país, o romper con ellos deslealmente una vez efectuadas  las elecciones, cosa que tampoco se puede hacer.

Concluyo este aspecto de la situación, por tanto, afirmando que les deseo suerte en que consigan el objetivo de manifestar una protesta contra el estancamiento, degeneración y corrupción del sistema, pero estoy en desacuerdo total con que no se planteen ningún otro objetivo constructivo para acabar con las patologías mencionadas, ni siquiera la posible participación en las decisiones parlamentarias en el caso de que se planteen situaciones excepcionales en el parlamento o la sociedad catalanas o del conjunto de España.

¿SERÍA POSIBLE UTILIZAR EL MISMO MÉTODO PERO CON OBJETIVOS MÁS AMPLIOS?

Cabría pensar en la posibilidad de que se formase algún grupo o coalición de grupos que decidiera utilizar el mismo procedimiento de presentarse a las elecciones catalanas reclamando el voto para dejar los escaños vacíos y que se pudiera contabilizar el voto en blanco, pero formulando objetivos en positivo, como por ejemplo, no participar en las decisiones parlamentarias hasta que los dos grandes partidos inicien una revisión constitucional y una reforma de la ley electoral; y/o participar para oponerse a las decisiones que pretendan atentar contra la Constitución vigente; y/o formular algunos otros objetivos radicales pero necesarios para defender la democracia, en positivo y en negativo, pero no participar hasta que haya posibilidades de ponerlos en marcha. Y entre tanto, una vez realizadas elecciones, actuar fuera del Parlamento haciendo crítica ante la opinión pública de la parálisis y corrupción del sistema, para ir ganando más apoyos a favor de los cambios que se propusieran.

Una política de estas características, al menos para el caso de Cataluña, podría desbloquear el sistema, poner en cuestión a la oligarquía, y demostrar a TODOS los ciudadanos que es posible defender sus derechos y la democracia contra su secuestro, así como que la solución no es abstenerse, votar en blanco o votar en nulo.

Para el resto de España, quizá el objetivo esencial es conseguir que Zapatero pierda las elecciones y que el PP no traicione a España ni a sus electores. Cómo conseguir realizar este objetivo, es otra cuestión a plantearse, aunque un fracaso de la oligarquía catalana sería un buen punto de partida y de consecución de apoyos políticos para conseguir la revisión del sistema a nivel estatal.

Página siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 555 seguidores