algoreros


Desde CO2 Science [–>] el dr. Idso, experto en los efectos del enriquecimiento de CO2 en la vegetación, no trae este estudio recién publicado:

Traducción del resumen:

Un aumento del CO2 puede estimular las exportaciones de carbono (C) y nitrógeno (N) en sus rutas gaseosa y disuelta. Sin embargo, las influencias consiguientes en las reservas de C y N no se conocen todavía bien. Por ese motivo hemos creado un experimento de enriquecimiento de CO2 al aire libre en un arrozal de China Oriental. Tras cinco años de fumigación de CO2  hemos estudiado el carbono y el nitrógeno en las plantas, el agua y la tierra del sistema. Los resultados muestran:

  • (1) El aumento de CO2 estimula la biomasa de arroz por encima de tierra en un 19% y la acumulación de nitrógeno en un 12,5%.
  • (2) EL aumento de CO2 ha incrementado significativamente los contenidos de carbono orgánico total y de nitrógeno total, en un 12,5% y un 15,5% respectivamente, en la capa de suelo de 0–15 cm; y en un 22.7% y 26.0% en los 15–30 cm.
  • (3) Promediado a lo largo del período de crecimiento del aloz, el aumento del CO2 incrementó notablemente el contenido total de carbono orgánico y de nitrógeno en la superficie del agua, en 7.6% y 11.4%, respectivamante.
  • (4) La ratio carbono orgánico / nitrógeno y el valor natural de δ15N en la superficie del suelo mostró una disminución con el aumento de CO2.

Estos resultados indican que el aumento del CO2 puede beneficiar la acumulación de carbono y nitrógeno en los arrozales. Dada la similitud entre los arrozales y los humedales naturales, nuestros resultados sugieren también un gran potencial para la acumulación de carbono orgánico y nitrógeno en las humedales naturales en las condiciones climáticas futuras.

El gráfico lo deja bastante claro. Donde dice FACE (Free-Air CO2 Enrichment) es el experimento con un enriquecimiento de 200 ppm de CO2 más que el ambiente. O sea, unas 600 ppm en lugar de unas 400. Teniendo en cuenta que en la época que llaman “preindustrial”, el CO2 ambiente era de unas 280 ppm, es de presumir que ya ha habido una notable mejoría en los arrozales y humedales hasta ahora. Y presumiblemente similar en su cantidad a la que describen para el futuro próximo — si no hacemos el gilipollas diminuyendo las emisiones. El enriquecimiento de CO2 producido por el hombre pecador hasta el momento es de 400 – 280 = 120 ppm. Y el del experimento ha sido de 200. Pero en condiciones de restricción de nutrientes, los primeros aumentos suelen causar más mejoría que los siguientes. Por los invernaderos industriales sabemos que en general es rentable llevar el CO2 hasta 1.200 ppm. Pero el rendimiento es mayor al llevarlo de 400 a 800, que de 800 a 1.200.

arrozales-enriquecidos-co2

Hasta ahora se había medido bastante la mejoría de las plantas con el enriquecimiento de CO2. Midiendo el aumento de biomasa de la planta. Pero aquí han medido la mejora en el sistema entero, incluyendo el suelo y el agua. El aumento de nitrogeno aprovechable en el sistema es como añadir un fertilizante, gratis … y además “ecológico”. Y por si fuera poco, es una fertilización no sólo para los cultivos, sino también para los ecosistemas naturales. La pera. Un regalo de los dioses.

Es muy difícil que creas algo, si tus garbanzos dependen de que creas lo contrario.

Lao-Tze, hacia 500 años antes de Cristo. Y le llamó a ese fenómeno el “efecto garbanzo”.

Veamos un ejemplo de “efecto garbanzo” en la actualidad.

ministros-calentar-conversaciones-clima-paris

La ecuación de Lao-Tze va así: Ministros ⇒ pasta ⇒ científicos ⇒ creencia.

Hay quien piensa que el orden de los factores cambia el resultado. Científicos ⇒ creencia ⇒ ministros ⇒ pasta. Pero da igual. Siempre que ocurra que para los científicos: creencia ⇒ pasta; tendrás que es muy difícil que creas algo, si tus garbanzos dependen de que creas lo contrario. Y no cambia nada si son los científicos los que han convencido a los ministros, o es al revés. La cuestión es: creencia ⇒ pasta. Lao-Tze sabía de lo que hablaba. Y desde entonces lo sabemos más o menos todos.

A partir de ahí todo el problema es encajar mejor o peor los datos disponibles en la creencia.

Seguimos con Yahoo News (clic en la imagen anterior):

Justo cuatro meses antes de la conferencia de las NNUU en la capital francesa, con el encargo de producir un “pacto climático” histórico, científicos USA han afirmado esta semana que 2014 fue récord para la subida del nivel del mar, temperatura global, y los gases invernadero que conducen a un Calentamiento Global Acojonante.

Veamos esos tres puntos.

1. Nivel del mar.

jevrejeva-2014-subida-nivel-del-mar-y-co2

El nivel del mar lleva subiendo al mismo ritmo, con una ligera oscilación natural de unos 60 años, desde 1880. El ritmo son unos 2 mm/año, y la aceleración de las emisiones desde 1953 (flecha vertical) no ha cambiado nada que se pueda observar.

En esas condiciones de subida bastante monótona, es inevitable que casi todos los años supongan … ¡¡¡un nuevo récord!!! Pero eso no significa ni que sea por las emisiones de CO2, ni que suponga un problema. Problema sería si empieza a descender el nivel del mar. Porque tiene un nombre muy feo: ¡Glaciación!

2. Temperatura.

Es sabido que le acaban de dar un nuevo masaje a la serie de temperatura que usan esos científicos USA citados. En el mundillo le llaman temperaturas “karlizadas”, por el autor del prodigio (Karl et al 2015). El resultado de la karlización es eliminar la molesta pausa que hay en el calentamiento global desde 1998. El proceso consiste en una nueva corrección de las temperaturas. En este caso, las del mar. El aire junto a la superficie del mar. Como el mar es el 70% de la superficie de la tierra, afectan mucho a la media global.

Ojo, hablamos de una virguería que consiste en correcciones de unos pocas ¡centésimas de grado! Si ves la serie antes y después de la corrección parece una minucia.

ersst-v3-y-v4-temperatura-mar-global

Y te pueden decir que la tendencia lineal no ha cambiado. Pero lo que ha cambiado es que han conseguido hacer desaparecer una notable y muy incómoda desaceleración:

ersst-v3-y-v4-temperatura-mar-global-con-polinom

Y con no decirte que esa desaceleración y la pausa se siguen viendo en las temperaturas medidas desde satélites, todos contentos. Tampoco hay ni récord ni nada que se le parezca.

uah-junio-2015

3. Conducen a (un Calentamiento Global Acojonante).

Calentamiento Global Acojonante es, por definición, lo que dicen los modelos. La alarma está en las predicciones de los modelos, no en nada de lo que hayamos observado. Y es fácil comparar las temperaturas recién “karlizadas” con los modelos para ver si conducen o no conducen a un Calentamiento Global Acojonante.

ersst-y-modelos-temperatura-global-mar

Conducen como a medio Calentamiento Global Acojonante. ¿Pero, es acojonante medio Calentamiento Global Acojonante? Difícilmente. El Armagedón imaginario que nos trae el IPCC tiene números. 3ºC de calentamiento por doblar la cantidad de CO2 en el aire. Y medio Armagedón es la mitad de eso. 1,5ºC por multiplicar por 2 el CO2. ¡Pero esa es la cifra por las que les llaman “negacionistas” (y otras cosas mucho peores) a climatólogos muy sensatos como Roy Spencer y Judith Curry!

Roy Spencer: Entre 1,3ºC y 1,5ºC por doblar el CO2:

Merece la pena ese reciente artículo, donde muestra de una manera mucho más académica y profunda que las temperaturas “karlizadas” conducen a medio Calentamiento Global Acojonante. Que no acojona nada. A las temperaturas “no karlizadas” les pasa lo mismo.

Judith Curry: 1,6ºC por doblar la cantidad de CO2. Por un procedimiento completamente distino e independiente del de Spencer.

Pero es que los estudios de los autores “no-negacionistas” van apuntando en la misma dirección:

Listado de los cálculos de esa “sensibilidad climática” basados en mediciones, desde 2002. Los cuatro últimos (derecha) son de 2013 (2) y 2014 (2).

ecs-tiempo-lewis

O sea, todo apunta a que los modelos exageran mucho, como por un factor de dos, y hablamos de un problema imaginario.

Nota: Los datos de los estudios de “sensibilidad climática” vienen de este trabajo de comparación de Nic Lewis:

Y hay algo peor en esta sección de “conducen a”. La NOAA tiene dos series de temperatura del mar distintas. Una la hacen con termómetros de los barcos y boyas (ERSST). La otra, desde satélites, pero contrastada con llos termómetros de barcos y boyas (OIv2). Presumiblemente mucho mejor. Pero para su cálculo de temperatura global media, la que usan es la que da más calentamiento. La de sólo barcos y boyas, y “karlizada”.

Si miramos “a dónde conduce” la serie que usa el combinado de satélites y termómetros, resulta a menos de medio Calentamiento Global Acojonante.

oiv2-y-modelos-temperatura-global-mar

Podemos resumir así el “efecto garbanzo”. Si el calentamiento es poco, decimos -¡récord!- y nos olvidamos de que es poco. Y si lo que se observa no “conduce a”, miramos los modelos (lo imaginario), que seguro que “conduce a”. Siempre se puede señalar algo que mantenga los garbanzos en su sitio. Sólo hay que tener el cuidado de no señalar todo al mismo tiempo, y así evitar la discrepancia.

El título no es una pregunta retórica. Basta abrir los ojos para ver que la prensa nos presenta, casi a diario, perfectas majaderías que llevan todos los marchamos posibles de “la ciencia”. Autores científicos pagados por muy honorables instituciones; revisión del trabajo por otros científicos; publicación en una revista científica de prestigio; comunicado de prensa con gran fanfarria; y el remate del filtro definitivo: la noticia te llega a través de los periódicos más serios de la localidad. La guinda ya suele ser un artículo entusiasta escrito por un divulgador científico miembro del círculo escéptico de turno.

¿Cómo es posible que con todos esos filtros y seguridades te tropieces en tu periódico favorito, de gran prestigio, con la noticia de que “las naciones se beneficiarán económicamente de casi todas las medidas necesarias para limitar el calentamiento” (global, blablabla)? ¿Acaso no saben todos esos filtros que las medidas de las que hablan suponen encarecer la energía, y que nunca se ha visto que encarecer la energía produzca beneficio económico alguno?

Vale, se puede alegar que el ejemplo de hoy es demasiado fácil.

beneficios-mitigacion-cambio-climatico

Lo diseccionan en Bishop Hill [–>]:

Donde la nota de prensa dice:

La mayor parte de las reducciones de emisiones para descarbonizar la economía pueden lograrse de forma que sean netamente beneficiosas para las naciones que las apliquen, incluso sin tener en cuenta los “beneficios climáticos”

El artículo decía:

Es en base a esta teoría y evidencia parcial que el estudio concluye que hay al menos un caso “prima facie” de que la mayoría de la labor de mitigación del cambio climático se puede hacer a través de acciones netamente beneficiosas.

Josh lo borda (en WUWT):

josh-quemando-papeles-clima

La clave, claro, está en “evidencia parcial”. Es de donde vienen casi todas las majaderías. Pero normalmente evitan ponerlo por escrito. Estos fenómenos estaban un poco dormidos. Imaginemos un juicio basado en evidencia parcial. O sea, o sólo se le escucha al acusado, o sólo se le escucha al acusador. ¿Qué haría una persona normal — por ejemplo que no sea periodista ni editor de revistas científicas? ¡¡¡No escuchar!!! La evidencia parcial no es evidencia; es sesgo.

Lo explica, muy en serio, el prestigioso estadístico David Speigelhalter en: A heuristic for sorting science stories in the news. La mayor parte de estos “estudios” tienen en contra una desconocida cantidad de evidencia de la que no estás oyendo nada. Así que Speigelhalter recomienda:

Para que un estudio sea publicitado, necesita:

• Que se considere que merece la pena escribirlo y publicarlo.
• Que sea aceptado para publicar por los árbitros y editores de una revista científica.
• Que sea “noticioso” como para merecer un comunicado de prensa.
• Que sea lo bastante “sexy” como para que le interese al periodista.
• Pasar el filtro de la sala de redacción de la prensa.

Cualquier cosa que supere todos estos obstáculos tiene una probabilidad enorme de ser una majadería (freak finding). De hecho, si saliera por la radio yo recomendaría taparse los oídos y cantar la-la-la bien alto.

La idea crucial es que ya que hay una cantidad desconocida de evidencia que no estoy viendo, y que refutaría esta historia, no tiene sentido prestar atención a lo que afirman.

Speigelhalter no es ningún friki [–>]. Es verdad que se refiere sobre todo a las noticias médicas. Pero el mismo planteamiento se puede aplicar mucho más allá. En realidad, en todo lo que sea “sexy” y que venga de un sistema muy complejo (medicina, ecología, economía, cambio climático, etc).

Nassim Taleb tiene una buena explicación, muy técnica, que resume Willis Eschenbach en WUWT:

Fuentes:

Básicamente unos gráficos. Y recuperar una serieque  tiene pinta de ser la más relevante y la de más calidad. Relevante, por ser la temperatura de la superficie del mar. Y de mayor calidad, porque usa satélites y termómetros, y entre los termómetros usa los mejores (las boyas) para corregir los peores (barcos).

Pongamos primero la temperatura del aire medida por satélites por el grupo UAH. Daría igual poner la del grupo RSS porque son sensiblemente iguales. “La pausa” sigue existiendo en todo su esplendor. Pero es más interesante que la tasa de calentamiento en los treinta y tantos años de datos es como la mitad de la que predicen los modelos que tanto miedo causan.

En todos los gráficos, menos el último se pone la media móvil de 12 meses. De forma que cada punto es la media de los seis meses anteriores y posteriores de la fecha.

temperatura-global-aire-uah

En cambio, en la temperatura global del mar de la serie NOAA / Reynolds OIv2 “la pausa” parece haberse acabado. Por El Niño de este año, que lleva camino de fuerte. Pero la tasa de calentamiento es igualmente como la mitad de la predicción de los modelos.

temperatura-global-mar-oiv2

Se pueden poner juntas.

temperatura-global-mar-aire

Y marcando los puntos de inflexión, donde se ve muy bien que los cambios empiezan en el agua.

temperatura-global-mar-aire-2

Y para el que tenga curiosidad, ambas series sin el filtro de la media móvil. O sea, temperaturas mensuales en vez de 12 meses.

temperatura-global-mar-aire-3

El “mensaje” sería que probablemente también en la temperatura del aire medida por satélites se acabará “la pausa” en el calentamiento global. Cosa que tiene su importancia publicitaria y psicológica. Pero que no evita que los modelos vayan fatal.

Imaginemos que los modelos vayan sobrecalentados x2, como parecen indicar las temperaturas de medición fiable y de calidad. Eso haría la “sensibilidad climática” la mitad de la del IPCC. En vez de ser 3,2ºC de calentamiento por doblar la cantidad de CO2, sería 1,6. Justo el resultado de Nick Lewis y Judith Curry.

También podemos recuperar el listado de los cálculos de esa “sensibilidad climática” basados en mediciones, desde 2002. Los cuatro últimos (derecha) son de 2013 (2) y 2014 (2).

ecs-tiempo-lewis

O sea, todo apunta a que los modelos exageran mucho y hablamos de un problema imaginario.

Nota: Los datos de los estudios de “sensibilidad climática” vienen de este trabajo de comparación de Nic Lewis:

Nos cuenta la dra. Crockford que la situación del hielo ártico a principios de julio es muy buena para los osos polares.

Y es cuando se va acabando la temporada de caza de los osos polares. Porque las focas abandonan el hielo a partir de ahora. La crías ya son capaces de nadar y cazar por su cuenta, y ha pasado la muda de pelo. Durante la primavera los osos polares comen la mayor parte del total de lo que comen en el año, y el resto en noviembre y diciembre.

Como añadido al artículo de Crockford pongo la media de la extensión del hielo de primavera (abril, mayo, junio) en el Ártico, desde que se mide con satélites.

hielo-artico-primavera-hasta-2015

Los datos:

Pongamos que piensas que la única forma de juzgar una idea científica es atender la opinión de las academias científicas, y su unanimidad. Es una asunción. Mucha gente lo hace. Y entonces estás convencido de que las emisiones de CO2 van a provocar un problema de los gordos. Incluso ya lo están provocando. Aunque no puedas verlo por ningún sitio, y sí puedas ver que en la tierra hay más cantidad de vida y comida, ahora, que antes de las emisiones citadas.

Y como hay un problema, hay que pensar en una solución. Hace un par de semanas le hacían una entrevista a Bill Gates, en la que deja muy clara su opinión. Y se ve que ha pensado (e invertido) mucho en el asunto. Que su conclusión no coincida en nada con la solución que aplica tu político favorito debería, tal vez, hacerte pensar.

Lo recojo del Financial Times:

Es más que evidente. No hay nadie que haya presentado unos números que hagan creíble la sustitución de las energías fósiles con las renovables que conocemos. Ni de muy muy lejos.

Dice Gates que usar las tecnologías renovables que tenemos para producir la energía que necesitamos supondría un coste “más allá de astronómico”. Y que subsidiamos los negocios  de las renovables en unos cien mil millones al año, mientras que sólo se invierten unos seis mil en investigación.

Gates urge a los gobiernos a cambiar los recursos, de subsidiar a las renovables a la investigación básica.

Los incentivos actuales, dice, no son los correctos para que se tomen los riesgos necesarios para conseguir una nueva tecnología. Les subsidian a base de garantizarles un precio por la energía. ¿Tendrían recompensa si encuentran una tecnología rompedora? No mucha.

Lo dice con mucha suavidad y elegancia, pero el significado no parece nada alejado de decir que estamos haciendo el idiota.

Él mismo pone un montón de dinero en el problema. Cree que es un problema. E invertirá unos 400 millones al año durante los próximos cinco. Probablemente más después. Pero, por lo que dice, no lo pone en la producción subvencionada de energía renovable, sino en investigación y desarrollo. Sin olvidar, por supuesto, la nuclear.

Y no hay que olvidar que está proponiendo una política que, es muy presuntamente, ganadora sea el que sea el resultado de la discusión del “cambio climático”. Porque si las emisiones de CO2 no resultan ser ni peligrosas ni preocupantes, en cualquier caso necesitamos alternativas a los combustibles fósiles para producir de energía barata.

El riesgo es que las inversiones no tengan éxito. ¿Pero cuál sería la diferencia entre poner ese dinero en I&D, o ponerlo en producción de renovables ineficaces? Pues que lo estás poniendo en investigación (y siempre se aprende algo, aunque no sea lo que buscas) en vez de en el negociete de los espabilados y otros amigos del gobierno. No supondría perder dinero respecto de lo que ya estamos haciendo ahora.

Si te fijas, los que ofrecen soluciones a la crisis imaginaria del clima se dividen en tres esquemas.

1. Encarecer la energía para hacer rentable las tecnologías ineficaces. Su otro nombre es: empobrecer a la gente.

2. Muy de ecologistas radicales es la idea de diezmar la población mundial, y así diezmar la necesidad de energía. Alternativamente, contemplan que andes en bicicleta, no te duches, y enciendas una hoguera por la noche. Su otro nombre es: paleolítico.

3. La de Bill Gates que vemos hoy.

Sólo te queda preguntarle a tu político favorito por qué elige la que elige. Pero es mucho mejor si le preguntas en qué invierten sus amigotes, y qué puesto le espera al otro lado de la puerta giratoria.

Una nota sobre la nuclear. En el estado actual es la única tecnología verosímil como solución. Pero sólo hasta cierto punto. La cantidad de centrales que habría que construir, y la inversión, son también astronómicas.

Sigue siendo la gran cuestión en la discusión del calentamiento global. ¿Del calentamiento que se ha visto, cuánto -si algo- se puede achacar a las actividades humanas? Luego ya vendría la siguiente pregunta de interés. ¿De las actividades humanas, cuánto representa el CO2? El problema es que de la primera pregunta no tienen ni idea. Por mucho que aseguren lo contrario. No se dedican a estudiar el cambio climático natural. No les interesa. No da dinero. Se tropiezan con él, y cuando el golpe es muy fuerte incorporan -a duras penas- la parte que no pueden barrer bajo la alfombra. Como “la pausa” (18 años, ya). Que primero negaban,  luego “explicaban” a toro pasado, y ahora intentan volver a negar. Pero llaman “negacionistas” a los demás. ;)

Judith Curry nos presenta un artículo científico recién publicado. Sobre las temperaturas USA, y la parte que se puede achacar al CO2 — o más bien a las “actividades humanas. Y entre las referencias de ese trabajo hay un estudio similar para las temperaturas del Mediterráneo.

En realidad esto podría ser una continuación de la entrada en la que …

Sencillo. Los artistas del “calentamiento global” presentaban su idea del cambio climático natural, y su idea del calentamiento por CO2. Con la conclusión de que sólo el CO2 explica el calentamiento. Problema: Si no miran el cambio climático natural es muy difícil que se hagan una idea de cómo funciona. Mucho menos van a saber cuánto es. Y no incluían los ciclos naturales en sus cuentas de “lo natural”.

Estos dos estudios intentan encararlo, todavía de una forma bastante primitiva. Pero al menos desde un enfoque regional. Que por una parte es necesario. El clima no funciona globalmente. Intervienen muchos elementos a nivel regional, que se afectan unos a otros. Y luego podrás hacer una media global de algún dato (temperatura, lluvia, viento, lo que sea). Pero eso no explica nada, porque de la media nunca verás la causa. Ni siquiera la dinámica.

Al asunto:

Resultado: Desde 1980 (lo que se llama Calentamiento Global Acojonante), el 68% del calentamiento que se ha medido en USA continental se debe a ciclos oceánicos naturales. El resto (32%) debería de ser la suma de todo lo demás. Aunque el autor le llama CO2.

Curry tiene una observación de cajón. Y ella hace predicción meteorológica con su empresa privada (cobra por acertar). Dice que los planificadores -al menos en esa zona- harían mucho mejor su trabajo si contaran más con esos ciclos naturales, que obsesionándose con el CO2. Los ciclos van a tener mucha más influencia en cualquier futuro que nos interese planificar. Esto es, en décadas.

La referencia sobre el Mediterráneo:

Tiene narices el título. Si traducimos, queda: ¿Cuánto cambio climático se puede atribuir al cambio climático? Porque “calentamiento” y “cambio climático” son lo mismo. Pero sólo le llaman “cambio climático” a lo que (creen que) se puede achacar al hombre pecador. Que es una confesión directa de la acusación que les hacen “los escépticos”:  Sólo están mirando lo antropogénico. Con lo que no pueden desentrañar ni lo natural ni lo antropogénico ¡Porque lo segundo sólo puede salir de restar lo primero al total!

Resultado: El 58% del calentamiento se debe a los mismos ciclos oceánicos naturales.

Nota: Que existan esos ciclos de períodos de décadas, que se ven muy bien, no quiere decir que no existan ciclos más largos. Estos últimos no se podrían ver en las series de temperatura que tenemos porque son demasiado cortas. O sea, sólo es una primera aproximación.

« Página anteriorPágina siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 807 seguidores