algoreros


De la sección argumentalismo asimétrico. Que es como el federalismo asimétrico ese de los jetas de ya se sabe dónde, pero en calentamiento global.

De la web de la NOAA:

One of the most remarkable aspects of the paleoclimate record is the strong correspondence between temperature and the concentration of carbon dioxide in the atmosphere observed during the glacial cycles of the past several hundred thousand years. When the carbon dioxide concentration goes up, temperature goes up. When the carbon dioxide concentration goes down, temperature goes down. A small part of the correspondence is due to the relationship between temperature and the solubility of carbon dioxide in the surface ocean, but the majority of the correspondence is consistent with a feedback between carbon dioxide and climate. [–>]

Están queriendo decir: Parte de la correlación es porque al subir la temperatura (por la causa que sea) sube el CO2. Lo que se corresponde con que la temperatura sube antes del CO2, como se ve (mal) en el gráfico. Unos 800 años antes es la cifra que más se ve calcular. Pero como necesitamos meter miedo con el CO2, nos imaginamos que puede ser (es “consistente” con) que haya unas realimentaciones entre el CO2 y el clima, que aumenten notablemente la subida de temperatura causada por otro factor.

Vale, seguro que puede ser. Y lo representan así (azul es temperatura; rojo es CO2).

correlacion-co2-temperatura-3

Y la correlación está niquelada. El problema es que ahora no hay el CO2 que marca, ni de coña. Si marcaran el CO2 real del presente, tendrían que haber hecho así el gráfico, y nos faltarían unos ¡16 grados! de calentamiento para mantener la misma correlación.

correlacion-co2-temperatura-4

Bueno, eso es en la Antártida, donde los calentamientos y enfriamientos globales son más pronunciados.

En plan global también hay un estudio donde se ve la misma jugada de ocultar los datos del CO2 según conviene. Los carbonófobos le pusieron mucha fanfarria, porque pretendía demostrar que el CO2 en realidad subía antes de la temperatura, y no después. Yo creo que ya no se cita, porque era bastante de chufla. Pero Willis Eschenbach señaló [–>] otra repetición de la estrategia de ocultación de datos, tan frecuente en el ramo, que va también sobre la muy conflictiva correlación que tratamos.

Shakun presentó estos datos. Verde son temperaturas de proxies, y negro CO2.

correlacion-co2-temperatura-5

Y Eschenbach se preguntó de inmediato por qué se cortaban los datos del CO2 antes de los de temperatura. Así que buscó todos los datos que hay y los añadió, en colorines.

correlacion-co2-temperatura-6

¡Que cucos! Intentaban ocultar la correlación inversa entre CO2 y temperatura durante la mayor parte del Holoceno. Que, si se mira con atención, también se ve en el gráfico del NOAA.

En resumen. Se puede pensar lo que la NOAA quiere que pienses. Que el CO2 es la llave mágica del clima. Es “consistente con” (puede ser) con los pobrísimos paleo-datos que hay. Pero se puede pensar lo contrario: que el CO2 ha subido y bajado por la temperatura en el pasado, con retardo, y que no tiene un influencia sobre ella que se pueda notar en un gráfico como estos. Es igualmente “consistente con”. Pero está prohibido.

También se puede ver la correlacion CO2 temperatura en la época moderna, donde se miden ambos directamente, en lugar de a través de “proxies”.

https://plazamoyua.files.wordpress.com/2014/11/2-grados-sobre-preindustrial-y-co2.png?w=510

 

Y la versión para marinos y otras gentes de mal vivir, en general muy preocupadas porque se van a quedar sin arena en la playa:

correlacion-nivel-del-mar-jevrejeva-y-co2

De conversaciones por ahí [–>]. Ya que empleo el tiempo fuera, lo mismo me sirve para aquí.

Das lo que parece un salto mágico:

Método científico (observación, razón, experimentación), visión básica, física fundamental, idea fundamental … Eso es el consenso: lo básico, fundamental y obvio @plazaeme.

Has metido ahí “razón” donde Feynman usaba “guess”. Puede ser lo mismo, o no. La diferencia es que “guess” permite la siguiente operación. Que no has mencionado, pero que puede estar metida en “experimentación”. La operación llamada “test”.

Además, acabas de dar una definición de consenso que no es consenso. Consenso es una opinión. Más o menos unánime, pero opinión. Por eso la Royal Society se negaba a dar su opinión como cuerpo. Porque no tenía muy buena opinión sobre … ¡las opiniones! Valga la redundancia. Nullius in verba. Lo que quería eran “tests”, no opiniones.

Vale, te puedes poner kuhniano, pensar en “paradigma dominante”, y llamarle “consenso”. Incluso puedes ponerte más glorioso, y decir que es “el mejor conocimiento” que tenemos. En toda esa operación no hay nada que te sirva para juzgar la calidad (fiabilidad) de ese conocimiento. Nos dice si es dominante, consenso, incluso si es “el mejor” disponible. No nos dice si sirve para lo que le pedimos.

Por ejemplo, ponte antes de Newton. Quieres predecir la óbita hiperbólica de un cometa. Y le llamas “paradigma dominante”, o “consenso”, o “mejor conocimiento”, a los epiciclos de Ptolomeo. O a los “vórtices” de Descartes, o lo que sea que mola en la época en la que vivas. ¿Puedes predecir la órbita del cometa porque lo haces con el “mejor conocimiento” disponible, sobre el que hay un auténtico “consenso”? Nein; no puedes. Y entonces ya sabes algo muy importante: ese conocimiento no sirve para el propósito para el que lo necesitas. Y la situación no va a cambiar por mucho que adornes ese conocimiento con todos los adjetivos estimulantes que se te ocurran.

Entonces, lo sensato parece preguntarse si el conocimiento X supera los “tests”, en vez de preguntarse si es “consenso”. Y con lo segundo no has dicho nada respecto de lo primero.

Vale, puedes alegar que el consenso es precisamente la opinión de que X ha superado los “tests”. Momento en el que yo te preguntaré, muy razonablemente, cómo crees que el “consenso” ha llegado a esa opinión. O sea, con “consenso” no has hecho nada. Nunca te vas a librar de presentar el “test”. La predicción cumplida, para que podamos empezar a hacerte caso.

Por cierto, en todo este cuento del calentamiento global hay una muy interesada niebla o confusión sobre lo que llamas “visión básica, física fundamental, idea fundamental”. El cuento tiene dos patas. La primera pata no produce alarma ninguna, y sí es más o menos “idea básica” o “física fundamental”. El efecto radiativo directo del CO2. Como 1 – 1,2ºC por doblar su concentración en el aire. Ningún problema. La segunda pata son retroalimentaciones positivas y fuertes, que multiplican la primera pata x2 o x3; o más. Y esa pata no sale de ninguna “idea básica” ni de “física fundamental”. Está mejor explicado [aquí –>]

hipotesis-calentamiento-global-p2

Pero los que usan el término “negacionistas”, hacen como si los críticos del IPCC estuvieran discutiendo la “física fundamental”, cuando están discutiendo la segunda pata, que es pura especulación científica.

Si queremos seguir examinando el consenso, y a mi me parece interesante, vamos a tener que empezar a precisar en qué consiste. La definición más común es aceptar la afirmación IPCC de que “la mayor parte” (ej. >50%) del calentamiento desde 1950 se debe a X. Donde X tiene dos versiones. O X son “gases de efecto invernadero”, o X son “efectos antropogénicos”. La segunda no nos dice mucho del CO2, ni del efecto invernbadero. La primera, si la medición de Verheggen et al 2014 que he citado antes es correcta, produce un consenso entre el 66% y el 75%.

verheggen-2014-fig2

A mi no me parece tan apabullante, la verdad. Y peor. Dependiendo del forzamiento que acaben suponiendo los aerosoles (lo cambian con frecuencia), puedes estar con “el consenso”, y pensar que no es un problema — porque el calentamiento observado es poco. Y no te digo nada cuando haya un “cambio de paradigma”, y resulte que la temperatura global no cambia en una función lineal del forzamiento total.

Resumiendo. Por mucho que repitan “consenso” y “negacionistas”, en realidad no están diciendo nada.

Desde el blog de Roy Spencer:

Muy espectaculares los gráficos.

Nieve hasta el norte de África:

Total snowfall forecast from Dec. 25 to Jan. 1, from the GFS model (courtesy of Weatherbell.com).

 

Y en Bilbao, un poner, como cinco grados menos que lo normal para la fecha:

Seven day average temperature departures from normal (deg. C) for the period 28 Dec. to Jan. 4 (GFS model graphic courtesy of Weatherbell.com).

Willis Eschenbach les ha hecho un regalo de Navidad a los niños del calentamiento global.

Pero hay que explicarlo un poco para que se entienda. Como sabéis, la alarma esa del calentamiento global viene de “los modelos climáticos”. Así, en plural y sin nombre. Que suena a como quien habla de “los Dioses”. Y el gran argumento, el único argumento en realidad de los que impulsan en cuento del CO2, es que “los modelos” sólo pueden reproducir el calentamiento global que hemos observado (aprox. 1975 – 2000) si incluyen un CO2 que calienta que te quemas. Por tanto, el CO2 calienta que te quemas. Por lo tanto, la mayor parte del calentamiento es por culpa de ese CO2. Por lo tanto, te espera un achicharramiento en un futuro no demasiado lejano. Y por lo tanto, ya estamos sufriendo las consecuencias aunque todavía no estemos  achicharrados.

¡Qué quieres! Son gente de su tiempo. No se puede esperar que tengan mucha admiración por las leyes de la lógica. Ni que las conozcan, siquiera. Son gentes de consenso, que no tiene nada que ver ni con lógica, ni con ciencia.

Planteado así, quien tiene un poco de neurona pregunta: ¿Qué es “los modelos”? ¿Son muchos? ¿Todos dicen lo mismo? ¿Hay mejores y peores? ¿Y los mejores dicen lo mismo que los peores? ¿Por qué no van seleccionando los buenos, y mejorándolos; y rechazando los peores?

Pues resulta que no. Esa operación no se puede hacer -dicen- porque no hay mejores o peores. Unos reflejan mejor ciertos aspectos del clima durante cierto tiempo, y otros reflejan mejor otros aspectos distintos del clima. O durante un tiempo distinto. Y además, cada vez que se hace correr un modelo, está inicializado con datos distintos. En un estado determinado del sistema entre muchos posibles. Y no se puede esperar que reproduzca los detalles de su evolución con exactitud en el tiempo. No están pensados para eso.  Pero,- afirman con dos cojones -“la media de los modelos” en el largo plazo sí refleja lo que va a ocurrir. Porque hacia atrás refleja muy bien lo que ha ocurrido, por ejemplo con la temperatura media global del planeta.

Y por eso nunca te enseñan los modelos uno a uno. Porque cada uno de ellos muestra algo que no tiene la menor relación con el sistema que modela (la tierra). Pero, mágicamente, la media representa la realidad, y niquelada.

La pega es que ni siquiera eso es cierto. Por ejemplo, Zorita:

The CMIP5 models, as an ensemble, still do not reproduce the observed trends over the last 30 years. This is not a problem of model initialization. Data assimilation in this context seems to me a fudge factor – although very useful for other purposes. [–>]

Ese es el problema de la famosa Pausa en el calentamiento global. Que aunque podían decir (más o menos) que “los modelos” (la media de los modelos) replicaba bien la temperatura global, por ejemplo 1900 – 2000, ahora ya no pueden decir que lo haga durante los últimos 30 años. Y de esos 30 años, los últimos 15 son los únicos que han funcionado en “modo predicción” (antes de conocer la realidad)

Este es el contexto del regalo de Willis. Poder ver “los modelos” individualmente, y poder mirar qué diablos hay debajo de la famosa  “media de los modelos”. Se ha tomado el currazo de extraer los datos de la web del Real Instituto Meteorológico de Holanda (KNMI), en un formato digerible por cualquier programa de cálculo, o estadístico. De cada uno de los ¡42 modelos! de los que sale “la media de los modelos”. Y los ha metido todos juntos en una fácil hoja de Excel.

Y es, digamos, curioso. A mero título de ejemplo (ni siquiera he hecho los gráficos de los 42). Dos modelos. Primero, representados entre 1980 y 2015. Los he dejado en temperatura absoluta como venían. Creo que es mucho más realista. He elegido la temperatura del aire de superficie en el mar, porque la única serie climática que viene en temperatura absoluta es la de la superficie del mar, de NOAA / Reynolds. Era la mejor comparación posible. He alineado las temperaturas (modelo / Reynolds) en el origen, porque no tienen por qué ser iguales — pero sí deberían de tener una tendencia similar. Clic, que si no, no se ve.

willis-cmip5-2ejemplos

Los dos modelos parecen dos mundos que no tienen nada que ver entre sí. Lo malo es que el modelo 5 se parece mucho más a la realidad más comparable en la variación que muestra dentro de un año (los subibajas), pero se parece mucho menos en la pendiente de tendencia que muestra. En la pendiente, el 19 está muchísimo más cerca.

¿Y qué pasa si miramos los calentamientos en el futuro de ambos modelos? ¡Pues que también son muy distintos!

willis-cmip5-modelo-5

willis-cmip5-modelo-19

Otra representación curiosa puede ser la de todos juntos, en el típico “gráfico de spaghetti”. No se ve un carajo, pero resulta preocupante darse cuenta de que juegan con temperaturas absolutas tan diferentes. Una planeta con una temperatura media del aire sobre la superficie del mar a 287,5 K (13,85ºC) es muy distinto de otro a 290,5 K (16,85ºC). Sólo la diferencia en la superficie de hielo marino debería de ser enorme. Y con ello, la cantidad de rayos de sol que se reflejan, sin entrar en el sistema. Por no hablar de la evaporación, la humedad absoluta, la lluvia, las nubes, que tienen todas mucho que ver también con la temperatura.

willis-cmip5-spaghetti

No hay duda de que con el juguete de tío Willis habrá gente con mejores herramientas y conocimientos estadísticos que tratará de hacer una digestión lo más completa del viejo problema de “los modelos”. De la rara historia esa de que no se puede decir cuáles son mejores, e irlos seleccionando. Y de la historia, más rara aun, que pretende que la media de mucha basura tiene algún sentido. Por ejemplo Robert Brown, [–>], [–>], [–>], [–>], [–>]

Brown a Willis:

Ah, sir, bless you. A “bit of a game” is a massive understatement, and it became quite clear that I didn’t have time for it while teaching, and I haven’t had a chance over the last four or five days since I (finally) stopped after getting grades in. You have saved me much time, and I will respond by performing the long awaited model by model analysis. In fact, they’ll fit right into the “paper” I’ve been working on.

rgb [–>]

Brown al mundo:

The thing I really don’t understand is why I’m doing this, why this isn’t all done in the literature already. Why isn’t there a paper entitled “Why we can reject 40 out of 42 of the models in CMIP5″ or whatever it turns out to be? [–>]

Si les hacemos caso a los que mandan, el “cambio climático” es el principal problema del mundo y de la civilización. Pero parece que no les hacemos caso. Apenas asoma entre nuestros desvelos, a pesar de que en el Eurobarómetro lo acompañan de la preocupación por el medio ambiente y por los asuntos de la energía, que son problemas muy diferentes si no te crees el cuento  del CO2.

Sólo hay cuatro países de le UE en los que supera el 10% de preocupados.

  • Alemania (16%)
  • Dinamarca (28%)
  • Malta (22%)
  • Suecia (27%)

En España, por ejemplo, es un problema digno de mención para el 1%. Y es menos de 5% en:

  • Bélgica
  • Chequia
  • Holanda
  • Grecia
  • España
  • Croacia
  • Italia
  • Chipre
  • Letonia
  • Lituania
  • Hungría
  • Polonia
  • Portugal
  • Eslovenia
  • Eslovaquia

La media de la UE es el 7%. Y supone la undécima preocupación entre 13.

El gráfico:

eurobarometro-otono-2014-cambio-climatico

 

Y la fuente:

Los amigos nos mandan cosas …

marisco-para-periodistas

Problema.

El periodista Joaquim Elcacho ha leído un estudio [–>] en el que han estado puteando a unas gambas durante tres semanas. Con unas condiciones que, dicen, son “relevantes para el futuro próximo de acidificación”. O sea que el marisco no ha perdido ningún gusto por culpa del calentamiento global. Lo perderá …  si el periodista sólo se equivoca en los tiempos verbales de lo que lee.  No es el caso. También se equivoca en la interpretación de “relevantes”. ¿Relevantes, en que sentido? ¿En el sentido de que es lo que sale de los modelos climáticos? Eso afirma:

Los expertos compararon la supervivencia y características de este tipo de marisco en las condiciones actuales del agua del mar y con las condiciones de acidez que se esperan con los modelos de cambio climático.

En ese caso, el marisco “perdería” el gusto por culpa del cambio climático, o afirman que lo perderá, si las condiciones de los modelos se cumplen. Pero los autores del estudio no dicen que esas sean las condiciones que se esperan de los modelos. Sólo dicen que “son relevantes”, sin entrar en detalles.

Una búsqueda fácil en Google te hace encontrar estudios sobre la acidificación según los modelos, que dan unas cifras entre 0,2 y 0,4 de reducción de ph en un mar muy cercano al del estudio anterior. Para el año 2100.

Los impactos verosímiles, según la idea de verosímil que tienen esos modelos, son de 0,2 a 0,4 de disminución del ph. ¿Y cuánto es la cifra “relevante” de las gambas que pierden algo de calidad? ¡¡¡0,5!!! O sea que está más allá de lo verosímil de los modelos, en lugar de ser lo que se espera de ellos. Y para 2.100 como futuro inmediato.

Pero es peor. Además de la acidificación, a las gambas les han sometido a un tratamiento de calentamiento infernal del agua. Literalmente: “en el extremo de su tolerancia térmica”. Y el descubrimiento es que entre las gambas achicharradas, las que además de achicharradas estaban acidificadas sabían menos ricas. ¿Y?

En este gráfico de Bob Tisdale (clic) se ve el calentamiento de la superficie del mar de los últimos 30 años. Y lo que dicen los modelos. Cabe destacar que el calentamiento de los modelos es casi el doble de la realidad. Por hacerse una idea de los modelos.

tisdale-modelos-realidad-noviembre-2014

Vale, ya sabemos que el marisco pierde el gusto por culpa del cambio climático. O perderá si … O perdería según… O lo que sea; ¿qué mas dará, si el titular sale guay?

Pregunto: ¿A los periodistas no se les ocurre que si sólo ponen titulares majaderos para dar noticias de ciencia, los científicos van a tender a hacer los estudios que induzcan titulares majaderos? Y luego dirán que la prensa está en crisis … ¡por culpa de internet!

Es una suerte oír voces. Da mucha seguridad. Por ejemplo, antes oían a Dios, y con decir que eras un “anti-cristo” ya no hacía falta atender hechos o argumentos. Ahora oyen las voces de La Ciencia -“la ciencia dice”-, y por tanto tú eres un “anti-ciencia”. O “negacionista”, que es lo mismo, cuando se aplica al calentamiento global.

Según las voces de La Ciencia, los osos polares tienen que estar en peligro por el calentamiento global. Porque su supervivencia tiene que depender del hielo, y el calentamiento global lo tiene que hacer desaparecer. Vaya, en verano; porque sin sol en invierno no hay calentamiento global que pueda impedir la formación de hielo en el polo. Es de una lógica aplastante. Y además, lo sabe cualquiera que puede oír lo que dice La Ciencia.

¿Y los osos polares, qué dicen?

@espomontaraz

@espomontaraz

Ha salido “negacionista” el oso. Porque en vez de escuchar voces, mira datos. Por ejemplo, los datos publicados en estos 18 trabajos diferentes:

oso-polar-negacionista-jaobsson-et-al-2010-table-1

La conclusión de esa revisión de estudios es:

Considering these different lines of evidence, a picture begins to evolve suggesting that Arctic sea ice cover was strongly reduced during mostof the early Holocene; there appears even to have been periods of ice free summers in large parts of the central Arctic Ocean ( Fig. 2 ). The trend of declining sea ice, which clearly is seen since satellite images became available from 1979 (Stroeve et al., 2007), makes the early Holocene a particularly interesting period to study. Are we presently heading towards a time period with similarly low sea ice concentration as during the early Holocene? If so, what are the causes for this? Are there specific climatic analogies between the early Holocene and present conditions that are critical for Arctic Ocean perennial sea ice cover? One main difference is in the amount of solar radiation, which during the early Holocene peaked at 9 ka with about 8% more solar radiation to the Northern Hemisphere in summer (Fig. 2). The question of seasonal Arctic Ocean sea ice extent through the Holocene also has implications for marine mammals depending on sea ice for their survival. It has been suggested that if sea ice concentrations continue to decrease, it could seriously threaten the survival of the Polar Bear (Ursus maritimus) (Derocher et al., 2004). Recent studies by Ingólfsson and Wiig (2009) and Lindqvist et al. (2010) show that polar bears survived the Eemian interglacial and the early Holocene, suggesting they have under natural conditions the ability to survive periods of low sea ice concentrations.

New insights on Arctic Quaternary climate variability from palaeo-records and numerical modelling. Jakobsson et al 2010.

¿Pero, qué dicen los que oyen voces de La Ciencia? Mismamente, Wikipedia:

 Hasta el momento los análisis científicos no han detectado que jamás el Océano Ártico se deshelase estacionalmente durante los últimos 700.000 años [–>]

Nota: Los veranos libres de hielo que se desprenden de los 18 estudios citados en Jakobssen et al 2010 son hace unos 6.000 – 8.000 años, y en todo caso menos de 10.000 años. A comparar con los 700.000 de Wikipedia.

Explicación. Las Ciencia esa que habla tanto, tiene truco. Los osos comen sobre todo focas. Las focas están sobre el hielo hasta que se acaba la lactancia de sus crías del año.

oso-polar-negacionista-focas-lactancia-primavera

Y eso es hasta finales de primavera y muy principios de verano. Ese es el hielo que les afecta. La disminución del hielo de finales de verano no hace que los osos corran peligro.

Hay osos en zonas en las que jamás hay hielo a partir de mitad del verano. Por ejemplo, la costa de Labrador y en la Bahía de Hudson hay poblaciones de osos a las que les va muy bien, y que *jamás* tienen hielo en agosto ni en spetiembre. Les da igual lo que haya disminuido el hielo de verano en otras partes del Ártico, porque ellos tampoco tenían hielo en verano en 1980. En ese sentido, no han notado diferencia en estos 30 años de “espiral de muerte” de hielo en el ártico.

oso-polar-negacionista-hielo-agosto

En cambio en junio, que es cuando lo necesitan, tenían tanto hielo para cazar focas hace 30 años como ahora.

oso-polar-negacionista-hielo-junio

Nota: He elegido 2007 como “ahora”, por ser el año de menor hielo que ha habido desde que se mide. Y las poblaciones de Hudson Bay y Labrador son las poblaciones más meridionales de osos polares. Si a los de más al sur no les ha afectado el calentamiento global, y deberían de ser los primeros en notarlo, ya nos contarán los que oyen las voces de La Ciencia cómo funciona eso de que los pobres osos polares lo están pasando fatal.

En resumen. Los que oyen las voces de La Ciencia dicen cosas diferentes de lo que dicen los datos. Sí ha habido Ártico básicamente libre de hielo en verano en épocas recientes, por lo que a los osos polares se refiere. Lo que pasa es que no es el hielo de verano lo que les importa a los osos polares, sino el de primavera. Y en primavera sigue habiendo hielo con el calentamiento global, en todos los hábitats de osos polares. Los osos polares son unos malditos “negacionistas”, y “anticiencia”.

Justificación de la entrada: En navidad solemos contar un cuento navideño. Y suele ser sobre osos polares, tan lindos ellos. Este es el cuento de este año.

« Página anteriorPágina siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 685 seguidores