algoreros


La administración Obama está ya en fase de atacar a científicos, personalmente. Por boca del asesor científico jefe de la Casa Blanca. John Holdren. Probablemente el asno mayor de la corte.

Un carrerón, que ya hemos citado anteriormente. Fuente de los datos –>.

  • En 1971 predijo que sufriríamos una ecocatástrofe, si no la guerra nuclear, antes del final del siglo pasado.
  • En 1986 proclamó que para 2020 morirían más de mil millones de personas debido al cambio climático.
  • En 1998 afirmó que si seguíamos como hasta ahora en política energética el futuro sería con seguridad tan problemático -económica, ambiental y políticamente- que no se podría seguir así ni aunque se quisiera.
  • En 1969 decía que si no se empezaban inmediatamente medidas de control de la población mundial, no había tecnología que nos salvara de una enorme miseria. (Ahora la miseria es menor que entonces).
  • En 1973 aseguraba que en USA se necesitaba un descenso de la natalidad muy por debajo de la tasa de reemplazo porque “280 millones en 2040 es probable que sea demasiado”. (En USA ahora hay 304 millones). Proponía una esterilización masiva obligatoria, y una policía mundial por encima de la soberanía de los estados. [-->]
  • En 1983 criticó la política de Reagan del rearme y la “guerra de las galaxias”, diciendo que no era cierto que esa política fuera a perjudicar a la economía soviética más que la de USA.
  • En 2006 afirmaba que el nivel del mal podría subir hasta 4 metros  para final de siglo. De momento sube 3,3 mm/año, la tasa está bajando, y eso solo serían 33 cm a final de siglo si la tasa no sigue bajando. (Nota: Esta lista la pusimos en 2009. El mismo dato para 2014 sería una subida de 2,9 mm/año – pero en 2011 hicieron un nuevo ajuste / corrección a los datos [-->] por el que le añaden 0,3 mm/año, y queda en 3,2 mm/año [-->].

nivel-del-mar-colorado-2014-rel-1En el mundo posmoderno, “la ciencia” es algo que debes de respetar y creer a pies juntillas – pero nunca, nunca, comprobar. Con un a peculiaridad importante. “La” ciencia -concepto inexistente hasta hace unas décadas- no tiene una definición muy clara. Pero sí es un concepto claro. Es lo que el que manda te diga que es. Y sobre todo, “la ciencia” es quien te diga que es el que manda.

No depende de ningún modo de las predicciones acertadas. En ese caso, Holdren no tendría mayor prestigio que una echadora de cartas. Y no sería “la ciencia”. Pero como depende de lo que te diga el Huffington Post, y mayormente Obama, entonces Holdren es “la ciencia”.

Y resulta que, a falta de calentamiento global que se pueda medir y sentir, “la ciencia” está empeñada en que te creas que el cambio climático es un gran problema que estás notando ahora mismo en tus carnes. Si la temperatura (global) no sube desde hace 17 años, entonces será -por ejemplo- la sequía en USA. Y si un científico declara en el parlamento, con datos del IPCC,  que esa sequía no tiene nada de especial, inmediatamente sale el gobierno USA a decir que ese científico no es “la ciencia”.

pielke-holdren-twitterAsí que anunciamos formalmente que Roger Pielke Jr. no es “la ciencia”, y la chiquillería puede prescindir de lo que diga. Por mucho que diga lo que dice el IPCC y el CCSP. Y los putos datos.

Lo cuenta Pielke mismo:

No entiendo bien por qué anda la peña tan revuelta. Los alarmistas del achicharramiento global son así desde el principio. 30 años ya. Un par más de anécdotas, por mucho que integren el asesinato y el encarcelamiento de opinión, y por mucho que ocurran la misma semana, no aportan tanta novedad. Ni aunque se trate del New York Times y de Harvard.

Pero como soy vuestro relator oficial de los dimes y diretes de la blogosfera que audita a los parásitos del clima, me siento obligado.

1) El New York times se siente gracioso.

¿Si el calentamiento global no es un cuento, cómo explicas todos esos carámbanos? ¡Ah!, un maldito negacionista. Nada como clavarle el puñal de hielo en el corazón.

new-york-times-mccarthyism2) En Harvard, una amable charla sobre … Superando la división del clima 2014: Científicos, Escépticos, y los Medios.

Es un vídeo muy largo. Tres intervinientes.

- Peter Frumhoff, ecologista del cambio climático [no es broma -->], director de Ciencia y Política de la Unión de Científicos Preocupados [tampoco es broma -->] (y los Forestales Juveniles, supongo. Nunca ha estudiado nada referente al clima (ecología, psicología, y un master en zoología). Supongo que sí le saca dinero al cuento del clima con su cargo en el Advisory Committee on Climate Change and Natural Resource Science at the US Department of Interior.

- Suzanne Goldberg. Corresponsal de Medio Ambiente en USA para el guardian.

- Naomi Oreskes. Tiene una licenciatura en geología de minas, pero se dedica a la historia de la ciencia. Y es conocida en el mundo por su libro Merchants of doubts, y por ser latigo de herjes en la discusión sobre el climma que dice que no hay – pero no piensa en otra cosa.

Hacia el minuto 1:12:30 de la charla, da con una solución para la “división climática” que cuenta con la sonriente complacencia de los otros dos contertulios. Aplicar a los críticos del IPCC leyes de las que llaman RICO en USA. Racketeer Influenced and Corrupt Organizations Act, pensadas para combatir el crimen organizado. Así está el patio.

3) Las pelas.

Pero no es capricho, ni locura colectiva, ni religión – como suele pensarse. O no solo. Es un pastón. En Europa, en la primera fase, y solo por parte de la Comisión (los estados miembros apoquinan sus cosas aparte), 180.000 millones de euros. Los que confiesan, vaya. El 20% del presupuesto de la UE.

El Merchants of dobut de Oreskes plantea que los críticos del IPCC -al igual que los del tabaco- se dedican a sembrar metódicamente la duda. Como si eso fuera malo. Historiadora de la ciencia, la tía. E imagina que este no es un caso normal, en el que la duda es el pivote del sistema, porque hay un “consenso”. Es de suponer que Lindzen, Pielke, Christy, Spencer, Curry, Kininmonth, Douglas, Miskolczi, Abdusamatov, Gray, Loehle, Soon, Easterbrook, Carter, Braswell, Idso, Michaels, Svensmark, Kondratyev, Balling, Akasofu, de Freitas, Morner, Koutsoiannis, Tsonis, Baliunas, Singer, Klyashtorin, Lyubushin, Courtillot, Paltridge, Shaviv, por decir la gente más conocida y respetada (y que me sale de corrido de memoria) no son científicos, sino otra cosa. Malos. O criminales. Y organizados, muy organizados.

La civilizada historiadora nunca ha oído citar el consenso como afirmación de la relatividad. Ni de Newton. Ni de la mecánica cuántica. Ni de nada en realidad. Ni siquera para la evolución usa nadie el consenso como argumento. Oreskes enseña historia de la ciencia, sin aprender nada de la historia de la ciencia. Pero quiere encarcelar a la gente por su opinión científica, porque atribuye esa opinión (y los resultados de sus estudios)  a una intención malévola — y organizada. Que quiere decir que tampoco ha aprendido nada de la historia general. Criatura.

One crucial factor in creating a cohesive group is to define who is excluded from membership. (The) propagandists contributed to the regime’s policies by publicly identifying groups for exclusion, inciting hatred or cultivating indifference, and justifying their pariah status to the populace.

La cita, en la que he cambiado el nombre de un grupo por el (the), la he sacado de WUWT [-->], sobre el mismo tema, y viene del Museo del Holocausto en USA [-->]. Con lo que no quiero decir que Oreskes sea como los nazis. Pero sí quiero decir que el método del consenso es siempre el mismo, aunque luego difieran los resultados. Que en nunca son buenos. Marcar al grupo crítico, demonizándole; quitarle la palabra; amenazarle con castigos; y prohibir la duda. Es la receta infalible al descarrilamiento. Pero no es un error para todos; algunos se forran. Y 180.000 millones solo de la UE no es ninguna broma.

Por ejemplo, para los parásitos del clima.

Un añadido que no tiene mucho que ver, pero es actualidad. Los de esa ciencia que ya ha hablado, y está muy clara, siguen buscando razones para la pausa en el calentamiento. Hay tres modas. El mar se comió el calor. No hay pausa. Y ahora … los volcanes se comieron en calor. Pongo los datos que usan estos últimos en un trabajo recién salido de Solomon, Santer y otros.

Lo verde se corresponde con “la pausa”. La medida es el porcentaje de transparencia de la atmósfera, en Mauna Loa.

volcanes-solomonWillis Eschenbach tiene una entrada muy buena en WUWT, sorprendentemente aplaudida por Roy Spencer.

Like the circles that you find in the tree-rings of your mind.

No puedo evitarlo. Hay que señalarlo. ¿Alguien ha visto nunca algo así en una respuesta a una demanda judicial? Pero tienen que darse demasiadas circunstancias improbables. La primera, prescindir de los abogados, para poder hacer el gamberro sutil a gusto. Y luego, que se trate de los cafres del cambio climático, y de la libertad de expresión.

Los “tree-rings of your mind” (anillos de árboles de tu mente) es una alusión directa a Michael E. Mann, y sus reconstrucciones fraudulentas o no fraudulentas, pero definitivamente quiméricas, de la temperatura de los últimos mil años. Y la discusión es el uso de las demandas de protección del honor como sistema de ataque a la libertad de expresión.

En USA le llaman SLAPP (strategic lawsuit against public participation). Wikipedia traduce:

Un pleito estratégico contra la participación pública es un pleito cuya intención es la intimidación y silenciamiento de los críticos ante el costo de una defensa legal hasta que abandonen su oposición o crítica.1 Ganar la demanda no es necesariamente la intención de la persona que presenta dicho pleito. Las metas del demandante se realizan si la parte demandada sucumbe al miedo, la intimidación, el total de los costes legales o simplemente se agota y abandona la crítica. Estos pleitos también pueden intimidar a otros de participar en el debate. [-->]

La historia es que el científico del calentamiento global Michael E. Mann demandó a dos periodistas y a una revista, por calificar de “fraude científico” su obra más conocida. El famoso “palo de hockey” de Mann. Y todo empezó como es costumbre dentro del sistema judicial USA. Los demandados rechazaron la acuación, e iniciaron las maniobras judiciales a través de un equipo de abogados de postín, y medio millón de dólares en un pispás. Medio millón, para fintas, contra-fintas, retrasos y zarandajas.

Y al final a Steyn se le han hinchado las narices, se ha separado del equipo de sus compañeros demandados, y ha prescindido de los abogados. Explicando que no quiere ni fintas ni retrasos. Que se trata de un caso de libertad de expresión, y que Mann, generosamente financiado por el mundo ecologista, lo que quiere es un proceso infinito sin juicio final, que arruine a los demandados y sirva de ejemplo para cortar a otros críticos. Que quiere llegar al juicio y a la prueba cuanto antes. Y que no necesita abogados para eso.

Como imprudencia, guapa. Como valentía, sin precedentes. Y como chulada, ha pasado al contraataque.  Alega que Mann es un “abusador de litigios” (¿querulante?), mostrando dos querellas anteriores de Mann por el mismo motivo, y sin resultados. Y pidiendo 10 millones de dólares a Mann. Cinco, como mínimo, por los gastos y putadas en las que va a incurrir. Y otros cinco como “acción punitiva”. Porque está atacando la libertad de expresión, con un juicio sin sentido.

La respuesta a la demanda es un escrito apasionante. La primera parte es peñazo, porque es la respuesta punto por punto a las acusaciones. Aunque tiene perlas como la que me han motivado a comentarlo:

Denies the allegations in Paragraph One-Hundred-And-Eleven of the Amended Complaint, and feels Plaintiff is going round like a circle in a spiral, like a wheel within a wheel, like the circles that you find in the tree-rings of your mind.

Alucina. Y a partir del párrafo 130 (están numerados) empieza el contraataque, y es una maravilla. Yo apuesto a que Mark Steyn nunca se lo ha pasado mejor escribiendo.

En teoría, y fuera del mundo judicial, la defensa debería de ser fácil. Todo lo que tiene que demostrar es que (1) no le consta que el “palo de hockey” no sea un fraude científico” (no hay mala fe ni ánimo de mentir); y que (2) un periodista razonable, con una diligencia razonable, puede pensar que se trata de un fraude científico.

Y el contraataque debría de ser más difícil, pero tiene unos cuántos puntos. Puede demostrar los innumerables rechazos de  Mann a entregar sus datos y métodos para que se puedan juzgar sus trabajos. Ya ha demostrado que se las da de Premio Nobel (en un escrito judicial) sin serlo. Puede demostrar que Mann mismo insulta y deshonra a sus colegas cuando no están de acuerdo con él. Por ejemplo, a Judith Curry -en Twitter- le llamaba “serial climate misinformer” y “antiscience”. Y puede demostrar que la táctica inveterada de Mann es evitar el debate, y atacar al que lo propicia. Que es justo lo que está haciendo en este caso. ¿Le servirá para sacarle 10 millones?

Hasta cita a Shakespeare, con un par:

Plaintiff has engaged in serial misrepresentation and false claims to authority, including (in his original Complaint against Defendant Steyn) purporting to be a Nobel Laureate and (in his current Complaint and elsewhere) purporting to have been exonerated by multiple investigations and by fellow scientists who have, in fact, pronounced Mann and his work “inappropriate”, “exaggerated”, “non-robust” and his defense of it “incorrect”. There is a smell to the hockey stick that, in Lady Macbeth’s words, “all the perfumes of Arabia will not sweeten” – nor all the investigations. And so Dr Mann has determined to sue it into respectability.

En resumen. Nunca se me hubiera ocurrido que un escrito judicial (una contra-demanda) pudiera ser literatura apasionante. Y por eso os lo pongo. Ah, y el asunto tiene muchas, muchas vueltas. Se puden seguir en estos enlaces:

Mark Steyn:

Bishop Hill:

WUWT:

Steve Mckintyre:

Lucia:

Una muy rápida. Es un dato, un gráfico, bastante conocido pero muy poco representado / cuantificado. Y es clave, dentro de la necesaria comparación entre los modelos climáticos que causan la gran alarma, y la realidad — que no produce alarma ninguna. Se trata del calentamiento en la troposfera profunda, en vez de en la capa baja. Toda la teoría de un calentamiento como el que se le supone al CO2, pasa porque el aire en altura se caliente a un ritmo mucho más rápido que en superficie. Hay una discusión desde siempre si esa característica de mayor calentamiento en altura es una señal de calentamiento por CO2 en los modelos, o sería igual para un calentamiento por cualquier causa. Ver debate en Lucía [-->]. Pero nadie discute que los modelos climáticos son consistentes en predecir un calentamiento más amplio en altura que en superficie. De media, como un factor de 1,2 veces más amplio.

Así que esa medida es muy buena para comparar los modelos con la realidad, porque al ser mayor el calentamiento -en teoría- se puede apreciar antes. Y se puede apreciar mejor.

El gráfico es de John Christy y Richard McNider, en un artículo para WUWT:

Un poco sorprendidos porque el cretino del Secretario de Estado llame “flatearthers” a los que señalan las inconsistencias entre la teoría (los modelos) y la realidad. Una de las inconsistencias se muestra en este gráfico sobre esa medida del calentamiento en altura. La fantasía de los modelos (rojo), y la muy cruda realidad (azul -globos meteorológicos, y verde -satélites-). He añadido la escala gris de la derecha para cuantificar visualmente la diferencia teoría / realidad.

models-datasets-christyUn escándalo. Las mediciones de la realidad muestran tres veces menos calentamiento que los modelos en esa altura. Para los que piensan que el mayor calentamiento en altura es una característica del calentamiento por CO2, la conclusión sería que el Calentamiento Global Acojonante medido no es por el CO2. Y para los que creen que esa es una característica de cualquier calentamiento, la única conclusión es que la teoría y los modelos no valen de nada. Salvo que se agarren a lo que se agarran siempre. Las mediciones que no nos convienen están mal.

La American Physical Society (APS), que engloba a 50.000 físicos en USA, está también afectada por esa enfermadad moderna de la “declaracionitis” – tan relacionada con el cuento del Calentamiento Global Acojonate. Pero no sin polémica y protestas de algunos de sus más egregios miembros.

De la carta de dimisión de Hal Lewis (8 octubre 2010) [-->]:

la horriblemente tendenciosa declaración de la APS sobre el Cambio Climático fue escrita aparentemente con prisas, y ciertamente no es representativa del talento de lso miembros de la APS según los he conocido durante tanto tiempo. Así que unos cuántos de nosotros pedimos al Consejo que lo reconsiderara. Una de las llamativas vulgaridades en la declaración fue la envenenada expresión de “incontrovertible”, que describe muy pocas cosas en física, y ciertamente esta no.

…/…

Admitieron que el tono era un poco fuerte, pero sorprendentemente mantuvieron la expresión envenenada incontrovertible para describir la evidencia, una posición no respaldada por nadie.

De la carta de dimisión del Premio Nobel Ivar Giaever (13 septiembre 2011):

No he renovardo mi membresía, porque no puedo puedo vivir con esta declaración:

…/…

La evidencia es incontrovertible: El Calentamiento Global está ocurriendo.
Si no se toman acciones de mitigación, los sistemas ecológicos y físicos de la tierra, y sus sistemas sociales y de seguridad y salud humana, sufrirán probablemente disrrupciones significativas. Debemos reducir las emisiones de gases invernadero empezando ahora.

En la APS está bien discutir si la masa del protón cambia con el tiempo, y cómo se comportan los multiversos, ¿pero la evidencia del Calentamiento global es incontrovertible?  La afirmación (¿y cómo puedes medir la temperatura media de la tierra durante un año entero?) es que la temperatura ha cambiado de ~288.0 a ~288.8 grados Kelvin en unos 150 años, que (si es cierto) significa que la temperatura ha sido asombrosamente estable, y tanto la salud como la felicidad humana han mejorado en este período de “calentamiento”.

Giaever en realidad piensa directamente que la “ciencia del calentamiento global” es pseudociencia, y lo explica cabalmente en esta serie de charlas de premios Nobel [vídeo -->]

Este año le toca reviar a la APS su declaracion sobre el “cambio climático”. Las revisa cada cinco años. Y, mirando la lista de declaraciones [-->], la única otra remotamente comparable a la del “cambio climático” es una sobre el “creacionismo”. Donde simplemente propone que no se puede comparar la cientificidad (experimentos, falsabilidad) de la visión actual de la evolución, con el creacionismo, y por tanto no está de acuerdo en que en la educación se den tiempos iguales a ambas ideas, en clases de ciencias. Pero ni siquiera dice nada de “incontrovertible”. [-->]

Las demás no son sobre ninguna polémica científica, o relacionada con la ciencia, sino sobre otros asuntos que preocupan a los físicos. La ciencia en la educación, el control del complejo nuclear, la implicación civil de los físicos, sus oportunidades laborales; vaya, cosas normales. Y siguiendo la vieja norma de la Royal Society, de nunca dar su opinión como cuerpo, en ninguna cuestión científica [-->]. Nullius in verba. Ciencia. Menos con el Calentamiento Global Acojonante.

Pero parece que de algo ha servido la polémica de años pasados. Tal vez haya influido también “la pausa” en el calentamiento global, y las discusiones que genera. El caso es que esta vez han planteado la declaración de una forma opuesta. En vez de un café entre entre cuatro, y decir la primera mamonada que se les pasa por la cabeza, se lo han tomado en serio. Incluso han abierto una web para contarlo [-->].

Judith Curry ha participado, invitada, en el proceso:

Al parecer, han tenido un taller en el que gente competente -seis científicos del clima- ha planteado muchas de las incertidumbres e incongruencias sobre la tesis IPCC. Al menos alguno de ellos; y Curry seguro. Es la primera parte de un proceso deliberativo que describen en la web mencionada [-->].

Pero las cuestiones destacadas dan una muy buena cuenta de lo poco “incontrovertible” del mensaje IPCC. Y de que no se trata de cuestiones en el margen del problema, sino completamente nucelares.

Pongo sólo un ejemplo, y hago un gráfico. La tesis de la “climatología radiativa” (el nombre es mío) es que un “forzamiento climático” (cambio del calor que entra o sale del sistema) produce un cambio en la temperatura media del planeta. Y que ese cambio será mayor o menor dependiendo de un factor que se llama “sensibilidad climática”. Averiguada esta, podríamos saber cuánto calentamiento produce una cantidad extra de CO2 en el aire. Que por sí mismo no es calor que entra en el sistema, sino que causa una disminución del calor que sale.

Así que para saber qué calentamiento se puede esperar del CO2 que emitimos, bastaría con saber la sensibilidad. Y sin saber la sensibilidad, no se puede saber. Las unidades de sensibilidad (algo arbitrario) las definen como el cambio de temperatura por doblar el CO2 en la atmósfera. 1ºC, 2ºC, etc.

Y no saben esa “sensibildad”, pero dicen que sí saben un rango de la misma. Un mínimo y un máximo. El historial de este saber del IPCC, desde su prolegómeno en 1979 (Informe Charney), es este.

Informe Año Sens Min Sens Max Rango
Charney 1979 1,5 4,5 3
IPCC 1990 1990 1,5 4,5 3
IPCC 1996 1996 1,5 4,5 3
IPCC 2001 2001 1,5 4,5 3
IPCC 2007 2007 2 4,5 2,5
IPCC 2013 2013 1,5 4,5 3

En dibujito, así:

ipcc-historia-sensibilidad-climaDan exactamente el mismo resultado que en 1979, y sin el menor avance en disminuir el rango de incertidumbre. El primero en señalarlo fue Nir Shaviv:

Una razón de que no avance el conocimiento podría ser la incompetencia de la gente en la especialidad. Esto es, que los billones de dólares invertidos en la investigación no podían servir para contestar la cuestión más importante en el clima, la que nos permitiría predecir el cambio climñatico del siglo XXI. Pero yo dudo de que esa sea la razón real. Entre los miles que se dedican al clima, seguro que al menos hay algunos que son competentes, si no más.

Yo creo que la razón real es que si tienes una teoría correcta, según vas teniendo más datos, vas disminuyendo el margen de incertidumbre. Seguro, de vez en cuando hay que hacer unos toques aquí y allí, pero disminuye el margen. Pero si las premisas básicas de la teoría están equivocadas, ocurre lo contrario. En otras palabras, los resultados de arriba reflejan el hecho de que el IPCC y compañía son cautivos de una concepción equivocada.

Como sea, en el taller de la APS han planteado esta cuestión así:

El cuadro de arriba muestra las sucesivas estimaciones del IPCC de la sensibilidad climática. Una incertidumbre de un factor de tres en la respuesta de temperatura de la tierra a un incremento del CO2 atmosférico ha persistido durante las úlltimas tres décadas de investigación, a pesar del significativo esfuerzo intelectual que se ha dedicado a la ciencia del clima.

Preguntas:

- ¿Qué es lo que produce esas incertidumbres tan grandes en este parámetro fundamental del sistema climático?

- ¿Cómo puede ser consistente esta persistente incertidumbre, con la mayor confianza que expresa el IPCC en la detección / atribución / predicción de las influencias antropogénicas?

Traduzco la última. ¿Cómo se puede avanzar en general, sin avanzar un milímetro en el elemento clave?

Tienen muchas más, sobre muy variados aspectos del debate. Recomiendo, pero lleva un rato:

¿Que pasará al final en la APS? ¿Seguirá con “una evidencia incontrovertida”? Apuesto a que no se moverá mucho. Pero iremos contando la emocionante gimnasia. Es lo malo de la transparencia; que se ven las interioridades. O lo bueno; depende ;)

ah-la-transparencia

Imagina que te dicen que en 2.035 la temperatura global de la tierra es la misma que en 2013. Y que lo que llaman “la pausa” del calentamiento global (como si fuera provisional y breve) se ha extendido hasta el año 2.035. Cualquier persona normal pensaría que en tal caso se habría acabado el cuento del calentamiento global. Sea porque ha dejado de existir, sea porque el ritmo es tan lento que no le importa  a nadie. Al contrario; un poco de “calentamiento global” y una generosa ración de CO2 extra en el aire, es casi seguro una de las mejores bendiciones que nos puede dar la naturaleza.

Tres gráficos para representar la situación hipotética en 2.035, de fin del cuento del calentamiento global.

El calentamiento del siglo XXI, en 2014:

calentamiento-global-sxxi-en-2014Y el calentamiento global del siglo XXI, en esa hipotética situación de 2035.

calentamiento-global-sxxi-hipotetico-2035Alguien podría protestar porque se muestren las temperaturas desde justo el principio del siglo XXI. Después de todo, los siglos no son una división de la naturaleza. Así que mejor mirar el registro completo, desde que tiene alguna confianza. La situación hipotética en 2.035, si se da la circunstancia que queremos analizar.

calentamiento-global-hadcrut4-en-2035-1Donde se vería un calentamiento que no se sabe si sigue, o ha parado. Pero que en todo caso no tendría aceleración ninguna, y llevaría un ritmo de 0,7ºC por siglo. Algo que encajaría perfectamente en la historia conocida del Holoceno, y que no habría forma de distinguir  de la variación natural ya vista en el clima.

calentamiento-global-hadcrut4-en-2035-2Una persona normal también dirá que esa situación hipotética no la admiten como posible los alarmistas del clima. Y se equivocará. No solo la admiten como posible, sino que entra dentro de lo que consideran probable. Así lo dice el último mega informe (biblia) del IPCC. El de 2013, cuya versión final está recién publicada. Con la curiosa circunstancia de que esa situación estaría, al mismo tiempo, dentro de lo probable (likely), y fuera del 100% de los modelos climáticos. Y muy fuera.

El gráfico donde lo explica el IPCC. AR5 WGI figura 11.25 [-->], a pelo:

ipcc-modelos-y-realidad-y-prediccionesA destacar. La curva negra, gruesa, es la temperatura observada (HadCrut4). Los espagueti de colorines son los modelos. En 2012, último año representado, ya estábamos fuera del 95% de los modelos. Vaya, que los modelos tienen un consenso que dice que las observaciones están equivocadas.

El polígono rojo marca el rango probable (likely) de donde piensan los “expertos” que se situarán las temperaturas hasta 2035. Que claramente no está centrado en el centro de los modelos, sino en su parte baja, y más allá. Es, literalmente, “opinión experta”. Creen que los modelos exageran, pero en vez de prescindir de los modelos que marcan mucho calentamiento (y que con eso baje la media), los mantienen. A saber por qué.

Vamos a ver el mismo gráfico, con una raya amarillla que marque la situación hipotética que planteamos. Por ejemplo, una raya al nivel de 1998, principio de “la pausa”, que no es el año más caliente en HadCrut4 – pero casi. Para situarnos.

ipcc-no-falsableSe ve que si “la pausa” continua hasta 2035 (contando con el margen de incertidumbre de las observaciones), eso entra dentro de lo que el IPCC considera “indicative likely range for annual means“. O sea,, que el no calentamiento (cero patatero) es consistente con la teoría del Calentamiento Global Acojonante. Al menos, hasta 2.035. Más allá, no han dicho qué consideran “probable”.

El optimista pensará que al menos el planteamiento sí tiene cierto grado de falsabilidad. Si la temperatura baja desde 2.013 hasta 2.035, eso es incompatible con la teoría del Calentamieto Global Acojonante. Pero se equivoca.

This projection is valid for the four RCP scenarios and assumes there will be no major volcanic eruptions or secular changes in total solar irradiance before 2035. A future volcanic eruption similar to the 1991 eruption of Mt Pinatubo would cause a rapid drop in global mean surface air temperature of several tenths °C in the following year, with recover over the next few years. [-->]

Y además, en la jerga IPCC el “likely” solo es una probablilidad del 66% o más.

En resumen, en 2035 la broma podría ser la siguiente, en este caso hipotético:

  • 37 años sin calentamiento.
  • Temperatura completamente dentro de la variación natural ya conocida.
  • Fuera de la predicción del 100% de los modelos, y con generosidad.
  • Pero dentro de lo probable, y consistente con el Calentamiento Global Acojonante.

pseudocienciaQueridos todos. Paso de clima; me interesa la crítica del conocimiento, y esta entrada va de eso. Un reto. A ver quién es el tonto que no entiende esto:

Aprovechando la idea de la falsabilidad que plantea este [-->] artículo, podemos generalizar un poco más que una simple división ciencia / pseudociencia. Esto ya hemos visto que no funciona. Pero no porque no aceptéis que lo del Calentamiento Global Acojonante sea una pseudociencia, sino porque no aceptáis el planteamiento de Carl Sagan que sabéis que va a conducir a esa conclusión. Y es que es obvio. Sin embargo, nadie puede dejar de observar que una ciencia / conocimiento puede tener tres tipos de relación con la falsabilidad.

De menos (falsabilidad) a más:

1. Hipótesis metafísicamente infalsable.

2. Hipótesis sin falsabilidad expresa. La teoría no incluye sus condiciones de falsabilidad, pero teóricamente sí es falsable. Se puede subdividir en tres categorías.

2.a Los defensores de la teoría impiden activamente la posibilidad de falsación, moviendo la portería cuanto sea necesario. Y sostienen que solo los defensores de la teoría son capaces de entenderla como para falsarla. Por ejemplo cambiando la métrica que podría eventualmente falsar la teoría. Ahora medimos el aire en superficie, ahora medimos -muy mal- la temperatura del fondo del mar. O con factores de “tuneo”, de valor variable a la carta, que ocultan convenientemente el efecto que no podemos mostrar. Ese tipo de cosas.

2.b Las condiciones de falsación no solo no son expresas, sino que hay un gran desacuerdo respecto de cuáles podrían ser esas condiciones. Pero sin las características de juego sucio del apartado anterior. Algo en la línea de lo que llaman “wicked problem” [-->].

2.c Aunque las condiciones de falsación no venían expresas en la formulación de la teoría, sí hay un acuerdo muy muy amplio respecto de cuáles son.

3. Hipótesis con las condiciones de falsabilidad expresa.

Es incuestionable que no nos fiamos lo mismo de todos los “conocimientos expertos”. Nos subimos a los aviones con alegre desparpajo, a pesar del hostiazo que nos podemos pegar desde esa altura. Pero nos tomamos con mucho escepticismo los conocimientos que vienen -por ejemplo- de la ciencia de la nutrición. Algún criterio estamos usando para establecer esa diferencia. Normalmente, ver que los aviones no se suelen caer; y que hay cabrones que se forran a bacon y a mantequilla, con una salud y una línea envidiables.

Pero esto solo sirve para aquellos conocimientos con los que hay mucha experiencia. Los engañabobos lo saben, y nos traen conocimientos novedosos. Y es para estos conocimientos nuevos, sin experiencia, para lo que resulta de gran utilidad clasificarlos según su relación con la falsabilidad. Y la ventaja es que la puede usar cualquiera. Pero no la puede usar alguien si quiere engañarse. Uno mismo siempre es la persona más fácil de engañar.

Se acabó el problema. Ya no se trata de discutir si  el cuento del Calentamiento Global Acojonante es, o no es, una pseudociencia. No hace ninguna falta ofender. Basta con decidir si es una hipótesis 2.a o 2.b. Y la respuesta depende de que estés mirando lo que dice un alarmista cafre (la mayoría de los conocidos por el público), o un alarmista civilizado – que no mueve la portería. Pero al final, ni siquiera eso es tan importante. Porque a efectos prácticos (fuera de la academia), nunca sirven las que quedan por debajo de 2.c.

Nota: Este tipo de “filosofías” siempre conducen a lo mismo. O aprendes a convivir con la incertidumbre, y con la certeza de que ignoras más de lo que sabes, o estás engañando a alguien. A ti mismo, si eres tonto; a los demás, si caradura.

Actualización / añadido (una hora después).

Por ejemplo. El IPCC en su 5ª versión de la bilblia del Calentamiento Global Acojonante, estuvo contemplando la evidencia científica de que el calentamiento produzca un cambio en el “jet stream” como el que ha causado las inundaciones que afectan estos días a Inglaterra. No encontró ninguna evidencia, y decidió no mencionar el asunto.

Llegan las inundaciones, y los alarmistas cambian la portería. Y Julia Slingo, Jefe Científico del Mett Office, se pone a asegurar -según la BBC-  que …

julia-slingo-no-falsableLo cuentan en WUWT:

Está emocionante. 2014 es la línea amarilla, claro.

2014-hielo-marino-antartidaTambién puede ser indicativo un gráfico de anomalía anual. Aunque no sirve para 2014, que apenas ha empezado, sí da una idea de lo que está haciendo el hielo marino en el hemisferio sur.

hielo-marino-antartida-12-febrero-2014

 

Se trata de la baronesa Verma, Ministra de Energía y Cambio Climático del Reino Unido. Le ha salido un grano en el culo, en forma de tándem entre un lord, de la casa de tales, y un matemático. El lord es Lord Donoughue, y el matemático es Doug Keenan.

Es una historia aburridísima, y además absurda. Pero sutil. Algo cercano a diez preguntas parlamentarias, siempre la misma con distinta formulación, tratando de obligar al Met Office a confesar que el calentamiento global no es “estadísiticamente significativo” – aunque siempre afirme lo contrario. El Gobierno de Su Majestad usa lo que le pasa la oficina meteorológica, y difunde alegremente el cuento del calentamiento global. Y Doug Keenan debió explicarle a Lord Donoughue que esos registros de temperatura que enseñan como demostración del calentamiento y gran alarma, no son estadísticamente significativos. Esto es, que no son diferenciables del azar si se analizan adecuadamente. Que no hay nada necesariamente “raro” (o antropogénico) en ellos.

hadcrut4La idea es sencilla, si no se entra en los detalles. Para decir que algo es “estadísticamente significativo”, y fuera del simple azar, necesitas un modelo estadístico. Por ejemplo, si te salen diez caras seguidas al tirar una moneda, dices que el resultado es estadísticamente significativo porque es muy improbable que se deba al azar. Es más fácil pensar que la moneda está trucada. Y el modelo estadístico que estás usando para juzgarlo es uno que dice que hay la misma probabilidad, un cada tirada, de que salga cara o que salga cruz.

Para diferentes series de datos suele haber más de un modelo estadístico posible. Pero se puede calcular qué modelo es mas probable. Por ejemplo, el modelo A es 10 veces más probable que el modelo B. Y Doug Keenan le mostró a Lord Donoughue que el modelo estadístico que usa el Met Office (ahora se puede decir usaba), es manifiestamente inválido, y mil veces menos probable que otro modelo estadístico muy usual. El ARIMA (3,1,0) para los que se enteren, pero a los demás nos da lo mismo. Lógicamente, hay que dar una razón muy poderosa para usar un modelo mucho menos probable estadísticamente. Y de ahí ha venido el rosario de preguntas parlamentarias / grano en el culo. Hasta que el Met Office ha tenido que confesar que no usa un modelo estadístico (después de haber dicho que sí), sino modelos climáticos. En cuyo caso supongo que el calentamiento no es “estadísticamente significativo”, sino imaginariamente significativo – según esos modelos que sabemos que no funcionan. Una doble mentira al parlamento.

significant-revelation-by-joshLo lleva contando Bishop Hill desde el principio, y este es el último grito.

Lord Donoughue (Labour): To ask Her Majesty’s Government, further to the Written Answer by Baroness Verma on 8 November 2012 (WA 224–5) stating that “the temperature rise since about 1880 is statistically significant” and the Written Answer by Baroness Verma on 21 January (WA 99) stating that the Government do not use “purely statistical models” to analyse global temperatures, whether they will reconsider the earlier assertion that the rise in global temperatures since 1880 is “statistically significant”.

Baroness Verma (Conservative):  With regards to the Written Answer I gave the Noble Lord on 8 November 2012 (Official Report, Column WA 224-5), I have nothing further to add beyond my previous answers on this subject.

Y son mentiras del gobierno. Las preguntas se hacen al gobierno, y este delega en el ministro. Baronesa Verma. Que  su vez le pide la respuesta al Met Office. Cuyo director no tiene ni idea de estadística, y delega en su Jefe Científico. Julia Slingo.

Para eso se han tirado meses y meses de preguntas y preguntas. A veces contestando chorradas, y a veces no contestando (4 veces). Hasta que se ha formado un pequeño escándalo interno en la cámara. Con muchos miembros de la cámara, y funcionarios, mosqueados. Y al final han tenido que contestar -si no confesar todavía- lo que no querían contestar. Espero que sigan las preguntas, hasta que tengan que decir que es cierto, que donde decían “estadísticamente significativo” no era cierto. Y que donde decían que usaban tal modelo estadístico (no válido), solo era una mentira.

Lo gracioso es que Doug Keenan también se ha carteado con miembros del Met Office. Para preguntar por qué no contestaban. Con el director, con Slingo, y con uno que sí sabe de estadística. Y este último le decía que sí, que el modelo que alegaba el Met Office (antes de decir que no usa modelos estadísticos), no vale.

Con intercambios tan hilarantes con el director del MO como este:

Last week, Lord Donoughue tabled Parliamentary Question HL6132, about statistical models of global temperature data. HL6132 is essentially the same as HL5359, which the Met Office refused to answer. The Met Office Chief Scientist does not have the statistical skills required to answer the Question; there is, however, at least one scientist at the Met Office who does have the skills—Doug McNeall. I ask you to ensure that the Question is answered. [-->]

Bien, pues ahora sabemos, gracias al parlamentarismo británico, que el calentamiento global no es “estadísticamente significativo”. Y que si no es por unos modelos que no funcionan, no hay manera de decir que no sea natural. Ni mucho menos en qué medida. Por cierto, Lord Donoughue es laborista. Muy partidarios de la alarma del clima. Pero le toca las narices que el gobierno mienta – aunque sea a favor de una causa del partido. Como aquí, más o menos.

La historia de la tortura de la baronesa Verma es larga, como se puede imaginar. Siempre en lo de Bish:

Hace tiempo que no ponemos lo de la temperatura global. Exagerado hacerlo mes a mes. Pero puede estar bien recordarlo de vez en cuando.

¿Sigue “la pausa”? Parece que sí. Han salido las temperaturas de enero de los equipos que suelen hacerlo más rápido. El NOAA para la superficie global del mar, y UAH para la baja troposfera (unos 4 Km.). El mensaje general de ambos es francamente idéntico. Y son equipos diferentes, midiendo cosas distintas, con instrumentos también distintos. O sea que estas sí que son mediciones independientes.

NOAA / Reynolds (OIv2):

calentamiento-global-enero-2014-oiv2UAH desde web dr. Roy Spencer [-->]:

calentamiento-global-enero-2014-uah

charles-pollo-con-cabezaEn Inglaterra hay un pollo con cabeza que se llama Charles. La cabeza se ve detrás suyo, en la foto. Velada. Se llama Camila. Charles siempre ha querido ser el Tampax de Camila. Supongo que por tener cabeza. Y es que Charles necesita imperiosamente que le digan qué tiene que pensar. Si no, sufre.

Y de ahí saca sus rocambolescas conclusiones. De la observación de sí mismo – que debe de ser algo criminalmente aburrido. Si alguien señala que la ciencia del cambio climático no ha producido hasta el momento ninguna prueba -ni predicción acertada- como para tomarla en consideración, Charles piensa que es como un pollo sin cabeza. Esto es, como Charles sin Camila. Solo, por ejemplo, ante Diana. O ante la puta realidad; lo que sea. Saldría corriendo. Un Tampax, si no está en su sitio, no es nada.

Según El Mundo, la cabeza de Charles dice (por boca de Charles) que estamos contruyendo un planeta muribundo. Y la gran pregunta sería a quién cojones le importa lo que piense la cabeza de Charles, y por qué. Que se sepa, es experta en montar a caballo y en la caza del zorro. Tal vez quepa añadir al pollo entre las piernas entre sus experiencias. Pero todas esas animalerías no tienen nada que ver ni con el clima; ni con la ciencia; ni con la cultura; ni con el pensamiento; ni mucho menos con la crítica del conocimiento. Literalmente, “la cabeza de Charles piensa que” tiene exactamente el mismo peso que “la estanquera de mi pueblo piensa que”. En realidad tiene menos peso, porque la estanquera es responsable de un negocio, y lo hace funcionar. Pero nadie le saca en la sección de Ciencias Climáticas (tócate los huevos) del El Mundo.

La cabeza de Charles muy inteligente no parece:

“Es desconcertante ver cómo en nuestro mundo moderno, en el que tenemos una fe ciega en la tecnología, hemos aceptado casi todo lo que nos dice la ciencia… salvo lo que se refiere a la ciencia del clima”, advirtió el príncipe de Gales. [-->]

La tecnología y la ciencia no son lo mismo. La tecnología, precisamente, es la ciencia que se sabe que funciona. Cuando no se sabe, es ciencia; todavía se está investigando. Cuando ya se sabe (p.e. las múltiples predicciones se confirman una y otra vez), entonces pasa de ser ciencia a ser tecnología. Y se hacen aviones, audífonos, smartphones, predicciones meteorológicas, la pera.

No, en serio. Solo un subnormal, o la cabeza de Charles, tendrían una fe ciega en “la” ciencia. Entre otras cosas porque “la” ciencia no existe; son muchas, y están en muy diferente grado de madurez. Que es un concepto que, curiosamente, hay mucha gente a la que le cuesta captarlo. Desde gente muy inteligente, como Jordi Sevilla o El Mundo, hasta gente muy poco inteligente, como la cabeza de Charles.

El argumento funciona así.

- Hay ciencias (conocimientos) muy maduras, muy inmaduras, y todos sus intermedios.

- La diferencia es que de las maduras sabes que te puedes fiar, y por eso produce tecnología (ingenios que funcionan).

- Si quieres saber dónde estás (lo de la fe ciega de la cabeza de Charles), tienes que tener un esquema para distinguir los conocimientos maduros de los inmaduros.

Y el gran chiste es que todo el mundo tiene un esquema, aunque no todo el mundo usa el mismo. Por ejemplo, la cabeza de Charles, y el Tampax de Camila, tienen el sistema de hacerle caso a lo que diga el sanedrín de ese conocimiento. Eso se desprende de su discurso. Y otros tienen el sistema de mirar los aciertos y la tecnología que ha producido ese conocimiento. En el caso de las ciencias atmosféricas, unas predicciones francamente decentes para los próximos tres días; vagamamente útiles (pero problemáticas) para los próximos siete días; y perfectamente inútiles, y generalmente fallidas, más allá. La cabeza de Charles asegura que se trata de “pollos sin cabeza”. O sin Camila. A saber.

Nota: Esta es una entrada por encargo. De Zuga, el malo.

Comparado con lo que ocurre en España, me suelen dar envidia las comparecencias que hay con alguna frecuencia en USA, con científicos del clima declarando ante comisiones del Congreso o el Senado. Aunque no sea más que por que -al contrario que aquí-, los científicos pueden explayarse. Y llaman a los de los dos “bandos” de la discusión del clima. Con lo que los parlamentarios reciben información de primera mano, y de todo el espectro.

En España, esa comisión sobre “cambio climático” la organizó Jordi Sevilla. Durante su mandato escuchó a ¡21 “expertos”! (Ejem).  Ninguno era un científico del clima. Solo uno era científico, pero bioquímico, experto en alimentación, después devenido en burócrata de la ciencia. Ninguno ejerció la menor mirada crítica al IPCC o su teoría. Y ninguna comparecencia fue pública (si no me equivoco), y mucho menos grabada.

Rescato un párrafo de la entrada [-->] en la que hablamos de aquello, y así enlazamos:

¿¿Mande??? La comisión no tiene dos meses de vida. Han hablado con dos ministras de Zapatero y una secretaria de estado; el presidente y un vicepresidente del IPCC; el director del Observatorio de Sostenibilidad (no se caerá, no); un tío de la CEOE; y un vicepresidente de Toyota España. Todos burócratas, y un interesado. No han hablado con un solo científico, ni siquiera con alguien a quien se puede llamar experto en el clima, pero ya pueden hacer una declaración institucional, para recomendar al gobierno sobre su postura en una conferencia internacional. ¡Guau! ¿Y cuanto costó esa broma de mal gusto?

Se entiende la idea. Don Jordi tiene un esquema muy claro sobre “informarse”. La burocracia le pregunta a la burocracia. Y una disculpa muy buena. Como ya sabemos que la tierra es redonda, ya no hay nada que preguntar a los científicos. Y escucharar a un crítico del IPCC y su teoría es como escuchar a alguien que cree que la tierra es plana.

Bien, pues eso hacen las cámaras USA exactamente. Escuchar a los que creen que la tierra es plana, según Sevilla. Y ahora también en la House of Commons británica. Pero además, esta última lo hace dando una lección al mundo sobre parlamentarismo de calidad. Y por lo que veo, los pocos que lo hemos seguido estamos todos aplaudiendo entusiasmados. A todos. A los parlamentarios, que han ido con los deberes más que hechos, y han hecho preguntas inteligentes. Y en general han evitado hacerse los listos en plan de -ajá, te pillé-. Y a los intervinientes, que han sabido cada cual explicar su mensaje e ideas.

Entre los parlamentarios no había ningún Jordi Sevilla. Ningún sobradillo que pensara que estaba hablando con “flat-earthers” -en el caso de los partidarios del IPCC-, ni que pensara que hablaba con canallas vendidos a una conspiración -en el caso de los críticos. Sólo el presidente era algo bobo, aunque con una educación y una retórica de lujo. Lindzen le ha sacado un poco los colores, pero sin hacer ninguna sangre. He oído la explicación de que en esas commisiones en el Reino Unido suelen poner de presidente el menos útil (lo eligen entre los comisionados),  para que lleve el peñazo burocrático, y así tener los eficaces tiempo de prepararse. Y desde luego, preparados estaban. Ni de broma se me ocurre que yo hubiera preguntado mejor, y estoy seguro de haber dedicado más tiempo al asunto que ninguno de ellos.

Bueno, para ser justos, había un asno escocés, de Glasgow, dando las coces que podía. El cerdo en mangas de camisa. Pero incluso él comprendía que no estaba hablando con “flat-earthers”. Para estupor de Jordi Sevilla, si se entera.

Lo he visto entero, pero mal. A medias, entre trabajo insoslayable. Prefiero dejar esta impresión general de envidia, , y enlazar a otros sitios para los que quieran más detalles.

Los comparecientes lo han hecho en dos tandas separadas, supongo que pare evitar que discutan entre ellos. 1 =alarmistas, 2= de la tierra plana.

  1. Professor Sir Brian Hoskins, Grantham Institute, Imperial College London, Professor Myles Allen, University of Oxford University, and Dr Peter Stott, Met Office
  2. Professor Richard Lindzen, Massachusetts Institute of Technology, Nicholas Lewis, Climate researcher, and Donna Laframboise, Author

El que quiera ver las comparecencias en vídeo:

comparecencia-cambio-climatico-comunes-reino-unido

Me encanta el pedazo de siete que se ve en la moqueta, en la izquierda de la imagen. Y la poca prisa que parecen tener para cambiarlo. En la foto, y de espaldas, Donna Laframboise, Richard Lindzen, y Nicolas Lewis.

Judith Curry ha tomado muchas notas, y tiene uns sección de comentarios destacados – en su opinión:

En Bishop Hill hay muchos comentaristas que tiene opiniones interesantes:

De entre ellos, destaco uno que también ha señalado Curry. A mi también me parece un buen resumen de lo que he visto:

No ha habido KO de ninguna “parte”, así que hay que decidir a los puntos. Que hasta en parte puede depender de la opinión de que puntúa, pero en mi opinión, los críticos han hecho al menos un par de docenas de buenos puntos, mientras que el equipo alarmista ha estado básicamente -y no muy convincentemente- a la defensiva. Si el comité es racional, yo creo que esta comparecencia servirá para hacer más amplias y más profundas sus ideas sobre los asuntos clave, y para alejarlos de ese tipo de tonta deferencia al IPCC que ha desfigurado en su postureo político, por ejemplo, a la Royal Society.  Ambos grupos merecen mi admiración por permanecer corteses y no salirse del asunto. Yo creo que la comparecencia ha dado crédito al parlamento, y a los panelistas.

Es cierto. Para una vez que los políticos se comportan como deben, ¡se dice, coño, se dice! Debe ser que no tenían al Jordi detrás para impedirlo. ;)

sevilla-jordi-cosquiSupongo que no hace falta decir que los mamporreros habituales del IPCC están que trinan. Véase al tonto de Bob Ward:

Dejo la versión de Youtube por si falla la de arriba:

Desagradable sorpresa para los alarmistas del clima, y esperable no-novedad para el resto.

Palaos es un archipiélago de islas coralinas que queda un poco antes de Filipinas, según se va desde Acapulco. También es una de las naciones más pequeñas en población, con unos 20.000 habitantes. Aún así tienen un parque natural marítimo llamado Rock Islands.

palaos-rock-islandsY en ese parque están haciendo estudios sobre el coral unos investigadores del muy conocido Woods Hole Oceanographic Institution.

Una de las pruebas ha sido analizar el agua a la largo de una línea que va desde mar abierta hasta el centro de las Rock Islands. Y han descubierto que, de fuera a dentro, el agua va siendo más ácida (menos alcalina). De tal forma que el agua abierta tiene una acidez más o menos como la media de las aguas tropicales, hoy, y se va haciendo más ácida, hasta que en las radas interiores tiene una acidez como la que esperan que haya en general hacia 2.100, por culpa de la acidificación del mar – debida a las emisiones de CO2.

El motivo de esta diferencia de acidez, de mar abierto a radas interiores, se debe a la vida misma. La formación de conchas y la respiración acidifican el agua, y esto ocurre en mayor medida donde hay menos intercambio de agua con el océano. Es como si cierras las ventanas y la puerta en un aula llena de alumnos, y cada vez tiene más CO2 – producto de la respiración. Y en un aula con más ventilación, hay menos CO2.

En ese sentido, Rock Islands  son como una especie de ventana al futuro. Una forma de ver lo que puede pasar con la acidificación del mar. Y la sorpresa (para los alarmistas muy desagradable e incomprensible), es que cuanta mayor acidez, mayor diversidad y salud general han encontrado en el coral y sus bichos. Que es como plantear la herejía de que todas esas emisiones de CO2 de las que somos horriblemente culpables, son una bendición – también para el agua de los océanos.

En seguida explican que esto es una excepción; que en otras partes han visto justo lo contrario (olvidando cuando han visto justo lo mismo); y que debe de ser un caso especial que se ha desarrollado durante miles de años. Pero no nos cuentan que a menudo, en otras mediciones, junto a la mayor acidez ocurren otras cosas que no tienen nada que ver con la acidez. Como las malditas cremas protectoras del sol que se ponen los turistas (y los investigadores de Woods Hole), que producen infecciones en el coral, y su blanqueamiento [-->]. Y otros factores debidos, sí, al hombre; pero no al CO2.

Al final, la química del océano y su efecto en los organismos vivos es probablemente un sistema tan complejo como el clima. Y con nuestro desconocimiento es muy fácil encontrar estudios que dicen una cosa, junto a estudios que dicen la contraria. Y explicaciones rocambolescas para todos los gustos, donde siempre vas a ver más explicaciones en la línea del gusto dominante. Por ejemplo, este estudio todavía no aparece reflejado por ningún medio de prensa, a juzgar por Google News [-->] [-->] [-->].

Fuentes, WUWT y Phys.org:

En el senado USA están examinando el Plan de Acción Climática (no es coña) del presidente Obama. Alli, al contrario que aquí, llaman a científicos para que den su opinión sobre lo que atañe a cuestiones científicas en el plan. Y como es natural, llaman a científicos con visiones diferentes. Siempre primeros figuras. Y suele ser interesante. Esta vez, con solo dos científicos comparecientes, ha resultado simpemente excelente como resumen y destilado del problema / no problena del clima.

Llama la atención el poco caso que le ha hecho la prensa al testimonio de Judith Curry.

  • El calentamiento global antropogénico es una teoría cuyo mecqanismo básico se entiende bien, pero cuya magnitud es sumamente incierta. Muchas líneas de evidencia presentadas en el informe del IPCC (2013) sugieren que el caso del calentamiento global antropogénico es más débil ahora que en 2007, cuando se hizo el informe anterior.
  • En los últimos 16 años no ha habido calentamiento significativo en la temperatura de superficie. Hay una discrepancia creciente entre las observaciones y las proyecciones de los modelos. Las observaciones desde 2001 están fuera del rango del 90% de los modelos climáticos.
  • El IPCC no tiene una explicación convincente ni fiable para este parón en el calentamiento.
  • Hay una evidencia creciente de una sensibilidad climática menor [de lo que se pensaba] a la concentración de dióxido de carbono [CO2].
  • Basándose en opinión experta a lla vista de estas pruebas, el informe del IPCC (2013) ha rebajado la proyección de temperatura respecto de las proyecciones de los modelos para el período 2016-2036.
  • Si la pausa se prolonga más de 20 años (lleva 16), habrá que replantear las cosas.

El gráfico principal que presenta Curry es muy potente. Y es del IPCC (2013) mismo. IPCC AR5 WGI Fig 11.25

ipcc-modelos-y-realidad-y-predicciones

Y explica la ilustre climatóloga académica (Georgia Institute of Technology) y meteoróloga profesional (Climate Forecast Applications Network, LLC) que el IPCC ha corregido con su “opinión experta” (cuadrilátero rojo) la proyección de los modelos. De un rango de los modelos (gris) que dan un calentamiento entre 0,11ºC – 0,41ºC por década hasta 2035, la famosa pausa en el calentamiento, de 16 años ya, les ha llevado a pronosticar un calentamiento entre 0,10ºC y 0,23ºC por década.

Eso es exactamente lo que dice Curry. Una rebaja en la alarma, que como mínimo supone que hay más tiempo antes de que lleguen los hipotéticos problemas. También cita al IPCC cuando dice que no hay evidencia alguna de que los extremos climáticos hayan sido aumentados por el aumento del CO2. Y añade algo evidente que los alarmistas no quieren ni oír. La excesiva sensibilidad de los modelos al calentamiento por  CO2 (reconocida por el IPCC) conlleva necesariamente implicaciones en la atribución del calentamiento de final del siglo pasado al CO2.

¿Es o no es interesante para que lo refleje la prensa? Para la prensa que tenemos, evidentemente no.

A los alarmistas les ha molestado mucho la testificación de Curry.

También es muy interesante la opinión contraria, presentada en la misma audiencia del senado USA por Andrew Dessler.

Recomiendo entero en inglés, pero apunto algunas cosas.

Este gráfico de Dessler es lo más impactante de lo que dice. Le queda niquelado. Son las observaciones, y un modelo climático. Le llama “modelo estándar”, pero solo es uno de los más de veinte que tienen, y no está precisamente en la media de todos ellos. Y demostraría que el clima se está calentando, y que como coincide muy bien con el modelo, la atribución del calentamiento y la proyección futura de los modelos es correcta.

modelo-climaticoEl problema es que no representa tan bien el pasado como da la impresión. Y sobre todo que para un testimonio en 2014, usa un gráfico que … ¡acaba en 2004! ¿Será que a los alarmistas no les gustan los últimos diez años? ¡Claro que no les gustan! Ampliamos el gráfico que usa Curry. Que repito, es del IPCC, y no de un estudio antiguo que le ha gustado a Dessler.

ipcc-ar5-modelos-realidad-ampliado

Es evidente, meridianamente claro, que la realidad (negro, con 2013 añadido en rosa) se está saliendo de los resultados de *todos* los modelos (gris y colorines). 2004 es el pico justo a la izquierda de la raya discontinua. Está muy cerca de la media de los modelos. 2013 no está nada cerca de esa media, y ya fuera de todos esos modelos.

Si usas la gráfica de Dessler, y prolongas matemáticamente (con una polinómica) la trayectoria que traían los modelos hasta 2004, queda un mensaje se parece mucho más al de Curry (y el IPCC) que al de Dessler. Por eso ha eliminado los últimos 10 años, en una nueva versión de hide the decline.

modelo-climatico-dessler-con-polinomicaY no hay que olvidar que esa separación de la realidad respecto a los modelos de los últimos 10 años, supone el 100% de la parte del modelo que es predicción. El resto es a “toro pasado”.

Y aquí esta el quid de la diferencia de las dos comparecencias senatoriales. Para Curry, con datos del IPCC, desde el informe de 2007 al de 2013 han cambiado suficientes cosas como para (1) tomárselo con calma y (2) observar la próxima evolución del calentamiento (o enfriamiento) para tener una mayor información. Señala que si 16 años sin calentamiento ya son un problema para los modelos (en una confianza del 98%), más de veinte obligarían a replantearse las cosas (los modelos). Y la misma “predicción experta” (de los científicos, no de los modelos) no excluye llegar a 2035 sin calentamiento.

La conclusión de Dessler (con estudios seleccionados por él, no por el IPCC) es justo la contraria. Que si no empezamos antes de diez años a reducir las emisiones, el impacto sería espantoso.

Es la diferencia entre un planteamiento en el que, pase lo que pase, tendrás razón; y otro en que tienes razón -o no- según lo que pase.

Dessler menciona / cita al IPCC una vez en todo su informe. Curry, 21. Pero los alarmistas, de la mano del activista mamporrero Michael Mann, le llaman “anti-ciencia” a lo que hace Curry.

curry-vs-little-mannEl reto es obvio: que desmienta una sola de sus afirmaciones:

Y ya que estamos, hablemos del hielo. 2013 ya está entero. La línea roja es una media móvil de cinco años, centrada.

hielo-marino-gloabl-con-2013

Esta entrada solo es una actualización de la serie Espíritu de Mawson.

¡Bravo! El Akademik Shokalskiy, abandonado por los alarmistas del calentiamiento global -porque se había quedado atrapado en el hielo), llega a casa. Le queda una hora. Navega a 8 nudos con un viento de través de 27 Kn. Pero tiene una isla a barlovento, no será muy duro.

Vuelve con su tripulación entera, como marineros de verdad. A ninguno se le ocurrió que le rescataran con toda esa flotilla de rompehielos y helicópteros, y toda la fantasmada de los pasajeros turistas locos del cambio climático.

akademik-shokalskiy-llegaMientras tanto, el rompehielos Aurora Australis sigue fondeado en la base Casey de la Antártida. Solo le quedan 1.900 millas hasta Hobart, su puerto base en Tasmania. Cuando zarpe.

aurora-australis-sigue-en-la-antartidaEntrada anterior – de la que esta es continuación / actualización:

El resumen es que no solo los abandonados han llegado antes que los “rescatados”, sino que han llegado antes de que los miedicas hayan siquiera salido de la Antártida. Por alarmistas.

akademik-shokalskiy-en-casaakademik-shokalskiy-entrando-en-bluff

« Página anteriorPágina siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 455 seguidores