algoreros


Como se sabe, el IPCC emite cada lustro -o poco más- un mega informe sobre el calentamiento global, cambio climático, dirsupción climática, en fin, *el problema*. Y siempre le dan a la criatura gran pompa, lo que implica una apariencia científica de las que te dejan acojonado.

Entre ese aparato de show, una de las partes más populares es la que expresa el nivel de confianza que tienen en lo que dicen. Que nos vamos a quemar todos. No siempre repiten la misma frase, pero la idea siempre es la misma. Por ejemplo, en el informe de 2007:

La mayor parte del incremento observado en la temperatura global media desde mitad del siglo XX es muy probablemente [90% de confianza] debido al incremento observado en la concentración de gases invernadero.

La gente suele tomar esto como la afirmación clave del IPCC. De hecho, cuando a algunos les da por medir el “consenso científico” respecto de la alarma del clima, suelen medir exactamente eso. ¿Qué porcentaje de científicos / estudios confirman que la mayor parte del calentamiento observado desde 1950 se debe a los gases invernadero / acciones antropogénicas? Las conocidas payasadas de las que sale un 97% de “consenso”, son una supuesta medición (pero falsa) del grado de acuerdo sobre esta afirmación.

Y aquí hay un problema lógico como de niño de teta. Por ejemplo, si más de la mitad del calentamiento observado es culpa del hombre pecador, pero es un calentamiento pequeñito, quiere decir que los pecados producen poco efecto, y que tenemos un perfecto no-problema. ¡A pecar!

En 2013, uno de los temas favoritos de la campaña de relaciones públicas era que el IPCC había aumentado su confianza, ¡¡¡del 90% al 95%!!! La pera.

Los científicos de fuera del mundillo alarmista estaban anonadados. Lindzen, tal vez el mejor climatólogo vivo, declaraba:

Y sin embargo, según aumenta la diferencia entre los modelos y las observaciones, el IPCC insiste en que su confianza en los modelos es mayor que nunca. [–>]

Lo que señalaba Lindzen se puede representar con mucha claridad, así:

ipcc-confianza-y-modelos

El mensaje fácil es ese. Con llegar hasta aquí, basta. Son datos. Si alguien quiere entender el absurdo problema, puede seguir. Pero no se lo va a creer. Se trata de un malentendido en el mejor de los casos; o de un engaño en toda regla en el peor.

Lindzen entiende lo lógico. Que el nivel de confianza es el nivel de confianza en los modelos. ¡Porque la teoría y los modelos son lo mismo! Pero el IPCC no está hablando de la confianza en los modelos, ni en la teoría. Eso nunca lo juzga; parte de que son correctos. Su 95% de confianza lo calcula del siguiente modo. Si tenemos estas temperaturas observadas, ¿cuántas veces darían los modelos que más de la mitad del calentamiento observado no es por causa del hombre pecador? Como sólo producen eso el 5% de las veces, su confianza es del 95%.

Nota: los modelos son muchos, y con resultados distintos. Y cada vez que se ejecutan cada uno da resultados también diferentes, porque parten de condiciones iniciales algo diferentes. O sea, que los modelos no dan un resultado, sino un rango de resultados. En el gráfico está representada la media de ese rango de resultados. Y como es normal, dentro del rango la parte del medio obtiene un gran porcentaje de resultados, y los extremos mucho menos.

Y aquí viene la gracia que no se puede creer. Cuanto menor calentamiento observen, más seguros están de que se debe (mayormente) al hombre pecador. Porque parten de la asunción de que saben el calentamiento que debe producir el CO2, y cualquier desvío se debe a “otras cosas”. Y por tanto, cuanto menos calentamiento se observe, más porcentaje del mismo debe ser por culpa del CO2.

Sí, es un lío. Pero vamos a dibujarlo.

Imagina que se observa mucho calentamiento (azul, arriba), o poco calentamiento (azul, abajo). Y que los modelos dicen que el que se debe al CO2 es el rojo.

ipcc-confianza-95-explicacion

Mucho calentamiento observado:

Si tienes mucho calentamiento observado, dirán que para la media de los modelos el CO2 ha producido el 60% del calentamiento. Pero habrá muchos modelos que den menos del 50%. Pongamos un 25%. Entonces dirán que están seguros al 75% de que “la mayor parte” es por el CO2

Poco calentamiento observado:

Si hay poco calentamiento observado, dirán que para la media de los modelos el CO2 ha producido el 200% del calentamiento observado, y “otras cosas” lo han reducido hasta el 100%. Y no habrá casi ningún modelo en el que el resultado sea que el CO2 ha producido menos de 50% del calentamiento. Por lo que están seguros casi al 100%.

No juzgan los modelos. Juzgan la realidad a través de los modelos, que dan por buenos sin mayor crítica. De ahí que Lindzen (o Judith Curry [–>]) no tengan razón. Es disculpable. Daban por supuesto que si el 95% salía de cálculos, sería de cálculos con algún sentido. Y no puedes calcular la confianza en tu teoría sin dar la oportunidad de que esté equivocada. Por eso pensaban que se habían sacado el porcentaje de la gorra, estilo “opinión experta”. ¡No tenían razón, porque la realidad del IPCC es mucho peor de lo que imaginaban! Hay que decir que el cálculo está muy escondido, tras una locura de estadística y asunciones infumable, y que Curry y Lindzen estaban dando una primera impresión.

En resumen: El IPCC está espectacularmente seguro de su teoría, pero su seguridad no tiene ningún significado. Ni es falsable. Cuanto menos calentamiento (cuanto más error), más seguros están.

Nota: La motivación de la entrada viene de un bonito gráfico en WUWT (clic para la entrada), que he querido simplificar y explicar.

certainty-channel

Y ya de paso, se me ha ocurrido aprovecharlo para contar el cuento de la certidumbre del IPCC. 95%.

Datos:

El primer gráfico sale como se explica aquí:

——————————————————————————————————————————————————

Añadido para los comentarios:

El muchacho de los mil nombres nos deja unos gráficos que pretenden desmentir la idea de la entrada. Pero no se da cuenta de que la confirma, en lugar de desmentirla: La confirmación se ve en los puntos de color magenta, que he añadido. Se corresponden a 2000 (TAR), 2007 (AR4) y 2013 (AR5).

tonterias-de-doom-darkmatter-pepito-draco

Lo puede mirar de otra forma. Desde el primer informe del IPCC (1990), la tendencia HadCrut4 es 0,15ºC / década, y la tendencia de os modelos es 0,21ºC. o sea, según pasa el tiempo,  más se separan. Que es lo que decimos. Y la fantasía de ese punto de 2015 “hasta el momento”, se puede poner en su contexto poniendo el gráfico de las temperaturas mensuales – o comparando naranjas con naranjas:

tonterias-de-doom-darkmatter-pepito-draco-2

tonterias-de-doom-darkmatter-pepito-draco3

Y para LDu95:

ipcc-ar5-95-confidence

Documento IPCC:

Tenemos al amigo CarlosRaimundo colgado de reguntas retóricas, que cree pertinentes. Las hace en los comentarios de las entradas. Y como son muy representativas del alarmista climático -digamos- de andar por casa, y como insiste mucho, vamos a rescatarlas para todos.

Primero empieza con una tanda que no es retórica del todo. Pero sí es como de listo, porque cree que las preguntas llevan inevitablemente a la respuesta que quiere. Y no es así:

Unas preguntas, PM:
¿Se está produciendo un cambio climático en forma de calentamiento global?
¿Es verdadera la curva de Keeling?
¿Absorbe el CO2 la radiación infrarroja?
¿Es suficiente la hipótesis que relaciona CO2 y temperatura para explicar el calentamiento global?
Si no es suficiente, ¿juega al menos un papel?
¿Es prudente reducir las emisiones de CO2?
Un saludo

Es el viejo y falaz argumento de que si el CO2 sube por nuestra culpa, el CO2 calienta, y vemos un ligero calentamiento, eso nos lleva a que si seguimos emitiendo CO2 nos vamos a achicharrar. Pues no, ni de broma.

R __________________________________________________________________________

Gracias por preguntar, CarlosRaimundo. Son buenas preguntas.

  • 1– ¿Se está produciendo un cambio climático en forma de calentamiento global?

Esto es Groenlandia, pero probablemente sea razonablemente representativa del hemisferio norte. Los últimos 100 años son el extremo vertical de la línea roja, a la derecha. La línea azul (proxys distintos) es como la roja muy filtrada (promediada).

Viene de:

  • 2– ¿Es verdadera la curva de Keeling?

No se me ocurre ningún motivo para pensar que no sea “verdadera”. Es una medición, y nadie la pone en duda.

  • 3– ¿Absorbe el CO2 la radiación infrarroja?

Absorbe y emite. Pero si quieres preguntar si el “efecto invernadero” es real, puedes preguntarlo directamente. Y no se me ocurre ningún motivo para pensar que no.

  • 4– ¿Es suficiente la hipótesis que relaciona CO2 y temperatura para explicar el calentamiento global?

¿Qué hipótesis? ¿La del IPCC? ¿Qué es “explicar”? ¿Que es remotamente posible, que es verosímil, que es probable? ¿Y por qué hay que “explicar” ese calentamiento, y no todos los demás?

Esto lo escribí con la idea de que cualquiera tenga acceso a todo lo que se necesita saber sobre el asunto, en 1.800 palabras:

Pero si lo prefieres más breve, y eres capaz de tragar opinión a palo seco (yo no), te lo puedo decir en 16 palabras:

No es una hipótesis ni razonable, ni con buena pinta — con los datos (escasos) que hay.

O incluso en una sóla palabra:

No.

También tienes otra forma de verlo. Para lanzarte a “explicar” algo, conviene que primero demuestres que hay algo que explicar. El gráfico de Groenlandia sugiere que no. Lo mismo que estudio de Kobashi et al 2011 (de donde viene la línea roja del primer gráfico):

La temperatura actual decadal de superficie en Summit (2001–2010) se calcula en −29.9 ± 0.6°C … y se ilustra en un contexto de 4.000 años en la figura 1. La temperatura media decadal de superficie es tan cálida como en los 1930s – 1940s (figura 1, arriba), y hubo otro período similarmente cálido en los años 1140s (figura 1, medio), indicando que la presente década no está fuera del rango de la variabilidad natural de los últimos 1.000 años. Excluyendo el último milenio, hubo 72 décadas más cálidas que la actual, en las que la temperatura media fue 1,0 – 1,5ºC más caliente, especialmente en la primera parte de los últimos 4.000 años. Durante dos intervalos (hace ∼1.300 y ∼3.360 años) la temperatura media de cien años (siglo, no década) fue casi 1ºC más caliente (-28,9ºC) que la década actual. De las anteriores observaciones deducimos que la temperatura en Groenlandia Central no ha excedido el rango de la variabilidad natural.

http://www.leif.org/EOS/2011GL049444.pdf

  • 5– Si no es suficiente, ¿juega al menos un papel?

Debería. Pero no está claro que “algún papel” sea una cantidad que hayamos podido medir, de momento.

  • 6– ¿Es prudente reducir las emisiones de CO2?

En mi opinión, no. Pero es mejor no hacerle mucho caso a las opiniones. Prefiero ponerte algunos hechos.

1. Los cálculos mas recientes sobre lo que se calentará el clima, usando completa la hipótesis IPCC, y según autores del iPCC, tienden cada vez más a la parte baja del rango IPCC (1,5ºC – 4,5ºC por doblar el CO2).

El gráfico viene de:

http://plazamoyua.com/2015/04/14/cuanto-calculan-los-cientificos-que-se-calentara-la-tierra-por-culpa-del-co2-no-parece-que-a-la-prensa-le-interese/

Pero tampoco hay motivos de mucho peso para usar la hipótesis del IPCC. No ha demostrado ninguna capacidad de predicción, como hemos visto en esta entrada. (Repito el gráfico de esa [–>] entrada):

modelos-climaticos-y-realidad-1

2. Por lo que sabemos, que no es demasiado escaso, la tierra con ese tipo de temperatura es un lugar mejor. De hecho, a esas fases cálidas antes les llamaban “óptimos climáticos”. Antes quiere decir antes de la carbonofobia.

3. Por lo que se ha medio en muy numerosos experimentos y en explotaciones agrícolas, a toda la vegetación le va de cine con el doble de CO2 en el aire. Y todavía le va mejor con el triple de lo que hay ahora mismo. Lo malo es que resulta muy dudoso que haya tanto combustible fósil como para multiplicar el CO2 por tres.

4. Este efecto beneficioso de un pequeño calentamiento y un aumento del CO2 ya se ha medido. El planeta está reverdeciendo (busca greening earth en Google). Y los cultivos producen más, en parte por el calorcillo y el CO2. Un ejemplo reciente. Los hay a patadas, pero este es el más nuevo:

Sustancial mejoría de los arrozales chinos gracias al CO2 que emitimos.

Slds.

Añado, un resumen. Se trata de un “problema” completamente artificial que no debería haber salido del campo de la curiosidad académica. En un sistema muy complejo, del que se ignora mas de lo que se sabe, cualquier cosa es imaginable. Sin embargo, no cualquier cosa es posible. Y si quieres saber de dónde sale lo de … “se ignora mas de lo que se sabe”, te puedo hacer una presentación.

__________________________________________________________________________ R

Bueno, pues el alma carbono-maníaca nunca se queda contenta. Tiene que insistir:

¿Y qué ocurre con la corriente en chorro polar?¿Se está haciendo más lenta, con meandros más pronunciados, debido al aumento de la temperatura del polo norte?
¿Es peligroso este fenómeno?
¿No será prudente reducir las emisiones de CO2?

R __________________________________________________________________________

  • 7- ¿Y qué ocurre con la corriente en chorro polar?

Pues no verás. El “chorro polar” es un viejo amigo que sirve un poco para todo. Por ejemplo, en 1975, y según Science, servía para explicar inviernos más fríos y mayor variabilidad y extremos climáticos … ¡¡¡por culpa del enfriamiento global!!!

chilling-possibilities

Merece la pena leerlo entero, y es breve. Supone el exacto reverso de la manía de ahora. Donde el calentamiento era bueno y el enfriamiento malo. El “inusualmente beneficioso clima de las últimas décadas” se refiere al calentamiento entre 1885 y 1940, que calcula como en 1,1ºC, y cinco veces más, cerce del polo. Por ejemplo Noruega. Y sin embargo es exactamente la misma manía. En el sentido de que el pasado reciente es idílico, el presente deteriorado, y el futuro inmediato francamente preocupante. ¡Y todo ellos por las razones contrarias en ambos casos! ¿Tiene arte, no?

__________________________________________________________________________ R

Pero CarlosRaimundo es una catarata de preguntas, cada vez mas desconectadas del clima. Da igual ocho que ochenta, mientras lleguemos a la conclusión que teníamos encargada de antemano.

¿Existe algún motivo para invertir en energías renovables?
¿Evitar la elevación de la temperatura global? Lo descartas porque en un sistema complejo como la atmósfera no podemos predecir qué efectos tiene la elevación del CO2. Absorbe y emite radiación infrarroja pero el efecto mariposa nos extravía en la proyección.
¿Evitar la acidificación de los océanos?
¿Evitar cambios bruscos en un planeta que alberga vida, donde es sabido que en el pasado han provocado grandes extinciones?
¿Ir preparando a nuestra economía para cuando el petróleo, de finitas reservas, se agote?

A ver si hay manera de calmarle un poco.

R __________________________________________________________________________

  • 8- ¿Existe algún motivo para invertir en energías renovables?

Pueden existir muchísimos. E “invertir”, normalmente no se refiere a producir lo mismo de una forma más cara. Eso se suele llamar “tirar”, “desperdiciar”, desaprovechar, etc. El sentido de una “inversión” en renovables sería si hablamos de investigación y desarrollo. Y eso tiene sentido con cualquier forma de energía en la que puedas pensar.

  • 9- ¿Evitar la elevación de la temperatura global? Lo descartas porque en un sistema complejo como la atmósfera no podemos predecir qué efectos tiene la elevación del CO2.

Te equivocas. Yo creo que sí se puede predecir -groso modo- porque ya hay más CO2 (un 40% más) y vemos lo que pasa. Algo muy bueno. Y creo que lo que llamas “inversión” en renovables es una idea idiota, también si te crees las predicciones del IPCC. Porque sus números dicen que no estás haciendo nada, y que no vas a conseguir nada. Es lo que opinan los inversores bienintencionados y creyentes (en el cuento del calentamiento global).

Por ejemplo, Bill Gates:

O por ejemplo, Google:

Más preguntas:

  • 10- el efecto mariposa nos extravía en la proyección.

Por efecto mariposa te refieres a un sistema caótico. Cuya característica es que no puedes decir en qué trayectoria de las posibles se va a encontrar el sistema al cabo de un tiempo, y lo puedes decir menos cuanto más sea ese tiempo. Pero has olvidado lo de las trayectorias posibles. Eso implica que sí hay predicciones que puedes hacer. Por ejemplo, en esta imagen clásica que tomo de Wikipedia, puedes predecir que el sistema no se va a encontrar en ninguno de los puntos rojos. Sólo pongo tres, de los infinitos posibles.

efecto-mariposa

Pues ahora mira otra representación de otro sistema con toda la pinta de caótico que se puede tener.

https://plazamoyua.files.wordpress.com/2014/10/raymo-temperatura-mar.png?w=510&h=153

Supongo que ves lo que quiero decir. Que las trayectorias posibles están muy delimitadas, con límites diferentes en tres fases distintas, pero un límite superior que apenas cambia entre las fases. Ese es el significado de tu mariposa.

  • 11- ¿Evitar la acidificación de los océanos?

Tienes literatura para todos los gustos, con conclusiones contrarias. La mayor parte, completamente infumable. [Ver evaluación de estudios en Nature –>]

  • 12- ¿Evitar cambios bruscos en un planeta que alberga vida, donde es sabido que en el pasado han provocado grandes extinciones?

Lo de los cambios “bruscos” ya te lo he puesto antes, pero parece que a tí sólo te interesan las preguntas, y no las respuestas. Le llaman diáogo de besugos.

¿Quieres verlo en un contexto más largo de tiempo. Pues te lo pongo. Como en el anterior, la parte roja es el “cambio brusco” al que te refieres.

gisp2-y-kobashi-48m

Y para rematar:

  • 13- ¿Ir preparando a nuestra economía para cuando el petróleo, de finitas reservas, se agote?

Aparte de que ya tienes la respuesta a eso de Bill Gates y los ingenieros de Google, ¿cómo crees que te preparas mejor para el futuro? ¿Inviertiendo 100 en investigación, o gastando 90 en producción no rentable e invirtiendo sólo 10 en investigacion?

__________________________________________________________________________ R

Vale, pues aquí tienes este hilo dedicado a ti y a tu rosario de preguntas, CarlosRaimundo. Podemos seguir tanto tiempo como quieras, en los comentarios. No hace falta que interrumpas los demás hilos. ¿Te parece una idea razonable?

Añadido posterior, para CarlosRaimundo:

cet-tendencia-30-años-y-co2

ljungqvist-y-co2

Roy Spencer ha actualizado en su web la temperatura global medida desde satélites de su medición por el equipo UAH.

Con este gráfico:

actualizacion-temperatura-global-sats-julio-2015-spencer

Para curiosos, y otros amantes de contexto, podemos completarlo un poco. Así:

actualizacion-temperatura-global-sats-julio-2015-pm

Se marca:

  • En rosa, esa frontera arbitraria y política -sin especial sentido- de 2ºC por encima de lo que llaman temperatura “preindustrial” (como si sólo hubiera una).
  • La línea de tendencia recta (recta de puntos), que si fuera una predicción con sentido (no lo es) llevaría la temperatura como un grado por encima de la actual para el año 2100. La tasa es 1,1ºC por siglo.
  • Polinómica de segundo grado (curva de puntos), que sugiere una notable desaceleración. A pesar del aumento del CO2 en el período, supuestamente espectacular y muy preocupante.

Y sólo nos queda rematar el cuento con un poco de contexto para eso que llaman temperatura “preindustrial”.

ljungqvist-y-preindustrial

Andan los alarmistas muy contentos con una nueva virguería de Cowtan, que dice que tomando como se debe los datos de los modelos, reduce en un tercio la disparidad de estos con la realidad. Que no dejaría de tener su gracia. Quiere decir que en 15 años se han preocupado tanto, tanto, de contrastar los modelos con la realidad, que no habían visto la manera obvia de hacerlo — si tiene razón Cowtan. Y se ve que lo de la realidad les preocupa mucho.

Lo cuentan en WUWT:

Lo malo es que Cowtan ha hecho su gimnasia con las mediciones de termómetros, tan discutibles y problemáticas. Cuando tiene una comparación a la que no hay que hacerle gimnasia alguna, porque miden lo mismo. Los modelos comparados con las mediciones de temperatura desde satélite.

El gráfico clásico que mejor lo muestra es el de Roy Spencer y John Christie. Que no en vano se dedican a medir las temperaturas desde satélites.

modelos-climaticos-y-realidad-grafico-spencer

Lo de Cowtan nos viene bien para recordar la disparidad escandalosa. Y para actualizarla. En dos sentidos. Llevarla a 2014, y usar la nueva serie UAH de Spencer y Christie, mejorada. Tiene la ventaja de ir clavada con los cálculos del otro equipo que hace la misa medición desde satélites (RSS). No merece la pena representar las dos, porque prácticamente no se distinguen en un gráfico.

Pero también se puede aprovechar para otra cosa. Mirar las críticas que hacen los alarmistas al gráfico anterior, que les duele más que una fractura de coxis. Todas van en la misma línea. Se trata -dicen- de una “trampa” basada en la alineación. El gráfico está alineado de forma bastarda en el año 1983, para dar la impresión exagerada de lo que no es.

Un ejemplo muy bueno de la crítica, porque está más trabajado que otras, es el de Bart Verheggen. Usa datos de los modelos sacados por Jos Hagelaars de Climate Explorer, igual que el gráfico que critican.

Nota: Todos los datos son medias de 5 años. De forma que, por ejemplo, el punto de 2014 es la media de los años 2010 a 2014, ambos incluidos. Y los datos de los modelos los he tomado digitalizando el gráfico de Hagelaars.

La reproducción de los críticos del gráfico de Spencer es así:

https://ourchangingclimate.files.wordpress.com/2014/02/jos-hagelaars-spencers-graph-reconstructed-part-2.png?w=500&h=388

Y, según ellos, Spencer debería haber hecho la sobreposición de los datos realidad / modelos de esta forma:

Jos Hagelaars - spencers-graph-reconstructed-part-1

Sostiene que son muy diferentes. Curioso, porque yo veo a la realidad saliéndose ya de casi todos los modelos, en ambos casos.  Puede que parezcan muy distintos para quien se marea con los gráficos, no lo sé; pero no explica por qué su alineación es mejor. Pone el cero en la media 1986-2005. Lo que ya de antemano te dice que va a minimizar cualquier diferencia, porque la mitad quedará a un lado y la otra mitad al contrario. Lo que no va a cambiar es la tendencia.

Vamos a verlo. Simplificando; solo la media de los modelos, y la temperatura medida por UAH desde los satélites. En azul los modelos, en rojo la realidad.

La alineación de Spencer es bastante obvia. Todo alineado en el primer punto de datos. Que siendo una media de cinco años, tampoco puede ser un punto muy “loco”.

modelos-climaticos-y-realidad-1

Pero lo mismo podemos hacer lo que hacen Verheggen y Hagelaars.

modelos-climaticos-y-realidad-2

Depende cómo mires un gráfico, te pueden parecer diferentes, o exactamente iguales. Porque lo que importa es la tasa de calentamiento, la tendencia. Y es lo que hay que mirar.  Tampoco cuesta nada ponerlas en el gráfico, para que la gente no tenga que imaginarlas. Sale por el mismo precio.

Por cierto, también se puede alinear el gráfico con las dos líneas de tendencia partiendo del mismo punto; que es la mejor forma de ver si se separan o no se separan, y por cuánto.

modelos-climaticos-y-realidad-3

Y lo mismo se puede representar como a los críticos les parece “bien alineado”, pero con la inconveniente cifra de la línea de tendencia enmarcada en rosa.

modelos-climaticos-y-realidad-4

¿Que sugería visualmente el gráfico de Spencer? Pues que los modelos producen como el doble de calentamiento que la realidad. ¿Y que nos dice el gráfico de Verheggen y Hagelaars si le ponemos la oportuna línea de tendencia con su fórmula? ¡Pues que los modelos calientan el doble que la realidad! ¿Quien está haciendo trucos con las alineaciones, para tratar de ocultar lo que pasa?

Añadido. Hay otra forma de joder un poco a los alarmistas. Usar polinómicas para ver si se aceleran. Y tiene guasa lo que resulta.

modelos-climaticos-y-realidad-5

Si hay una figura a la que se pueda llamar “padre” del alarmismo climático, es James Hansen. O abuelo; depende de tu propia edad. Recién retirado, acaba de publicar un estudio que produce mucho miedo y ha despertado generosa atención de la prensa. Por ejemplo, el WaPo:

Puedes encontrar muchas referencias si buscas por [Hansen sea level rise]. O en español.

hansen-eldiario24

Para los que quieran tener un poco de perspectiva, Judith Curry siempre es una buena recomendación:

Y para los que quieran mayor velocidad y un contexto gráfico de lo que plantea Hansen, podemos juntarlo al más reciente estudio de calidad sobre le nivel del mar. Pero estudio de lo que se ve, no de lo que se imagina. El Jevrejeva 2014, que ya hemos puesto varias veces.

Jevrejeva sobre la realidad:

https://plazamoyua.files.wordpress.com/2014/05/jevrejeva-desde-1900.png?w=510&h=364

Y Jevrejeva con el imaginatico añadido de Hansen. La fflecha vertical gris marca en abos casos el principio de la acelercación de las emisions de CO2 en 1950.

jevrejeva-y-hansen

El cuento del calentamiento global tiene dos grandes trucos. Hay uno del que se suele hablar, y que suele ser conocido por la gente que ha escuchado un poco la discusión. Las nubes. Pero es relativamente complicadillo. El otro es mucho más desconocido, y sin embargo es mucho más simple. Los aerosoles. Sustancias sólidas suspendidas en el aire que interaccionan con los rayos del sol que llegan a la tierra. Hacen, digamos, efecto sombrilla. Y básicamente son, la “ceniza” que tiran los volcanes, y el hollín que tira la industria por esas chimeneas tan feas.

Vamos a tratar de ver el truco de los aerosoles.

La teoría climática del IPCC es que el clima -digamos la temperatura- cambia por “forzamientos” externos. Y en una escala entre pocas décadas y unos siglos, hay dos de esos forzamientos que dominan de largo sobre los demás. El CO2, que calienta, y los aerosoles, que enfrían. Si se quiere se puede cambiar donde digo CO2 por “gases invernadero”, que el esquema va a ser el mismo.

El típico gráfico del IPCC y sus “forzamientos” es como este. Se muestra sólo como ejemplo, no hace falta profundizar. Lo vamos a simplificar en seguida. Sí conviene fijarse que la columna de la derecha, que se llama LOSU, significa Level Of Scientific Understanding. Y que ese nivel de conocimiento científico para los aerosoles, según el propio IPCC, es bajo. O sea, su nivel de confianza para la cuantificación de ese forzamiento es francamente problemática. Muy discutible.

forzamientos-clima-magia-aerosoles-0

Recapitulemos hasta ahora. La temperatura depende de los forzamientos. Para conocer el forzamiento neto necesitas conocer los forzamientos individuales, y sumarlos. Pero de uno de los dos forzamientos principales saben muy poco. Los aerosoles. Y luego queda establecer la relación exacta ente forzamiento y temperatura. Cuánto cambio de temperatura por cuánto cambio de forzamiento.

Si simplificamos a los dos forzamientos principales, tenemos esto.

Forzamiento total:

  • Forzamiento total = Forzamiento CO2 – Forzamiento aerosoles (desconocido).

Efecto sobre la temperatura:

  • Forzamiento total x S = Cambio de Temperatura

“S” es la relación entre el forzamiento y el cambio de temperatura. Digamos, “sensibilidad climática”. Y tenemos una incógnita en el forzamiento de los aerosoles, que produce una incógnita tanto en el forzamiento total como en el cambio de temperatura que se puede esperar.

Ahora imaginemos que sabemos el cambio de temperatura durante cierto tiempo, porque lo hemos medido. Y que en ese tiempo también sabemos el forzamiento del CO2. No sabemos el de los aerosoles. Y no saberlo significa que se pueden dar dos casos tan diferentes como estos dos, dependiendo de cuánto sea el forzamiento de los aerosoles.

No hay que hacer ningún caso de las cifras usadas. Solo son un ejemplo para facilitar la idea; no significan nada (ni siquiera tienen unidades).

forzamientos-clima-magia-aerosoles-3

Como 125 de forzamiento total ha producido un aumento de temperatura de 0,8ºC, 100 producirían 0,64ºC. Pero si los aerosoles fueran 25 en vez de 125, el efecto de 100 de forzamiento serían solo 0,35ºC, porque el forzamiento total sería mucho mayor. El efecto sobre la temperatura por unidad de forzamiento sería casi la mitad que el caso anterior.

forzamientos-clima-magia-aerosoles-4

Entre el primer caso y el segundo, esperas el doble de calentamiento por el CO2 que vamos a emitir. Y por el que ya hemos emitido. O sea, toda la idea del Calentamiento Global Acojonante depende del efecto de los aerosoles, ¡que no se conoce!

Con esto puedes entender mucho mejor la ultima comparecencia de Pat Michaels en el Congreso USA.

pat-michaels-congress

Se puede resumir muy fácil lo que dice. Como hay una creciente evidencia científica de que el forzamiento de los aerosoles es mucho menor de lo que se pensaba hasta hace relativamente poco, el calentamiento que se puede esperar del CO2 es mucho menor de lo que se pensaba. Y “negacionistas” son los que niegan esta evidencia científica. Y además, si el calentamiento es poco, y el CO2 tiene otros efectos francamente beneficiosos sobre la naturaleza y los cultivos [por ejemplo –>], no hay un “coste social” con las emisiones de CO2, sino un “chollo social”. ¡Es un beneficio neto!

Y aquí hay que hacer un homenaje a dos estudiosos del cuento del clima desde fuera de la especialidad.

Nick Lewis, que lleva tiempo señalando el cambio en la discusión que suponen los nuevos estudios sobre los aerosoles. Muy citado en la plaza. Su ejemplo más reciente:

Willis Eschenbach, que se ha hartado de tratar de señalar el efecto imaginario de los aerosoles en la temperatura. Mirando lo que pasa con la temperatura durante las erupciones volcánicas, en los años anteriores y posteriores. No se cansa de mostrar que no producen ¡ningún efecto observable! Si está en lo cierto, la sensibilidad se reduciría todavía más en los ejemplos imaginarios anteriores.

En este último artículo suyo sobre lo mismo hay una lista con todo lo que ha publicado:

Hay otra forma de explicar el truco de los aerosoles. Para crear unos modelos climáticos que más o menos produzcan las temperaturas del pasado conocidas (desde1880) a base sólo de “forzamientos externos”, como dice su teoría, necesitan que los aerosoles tengan un gran efecto. Si no, no pueden explicar que el clima no empezara a calentarse desde 1950, cuando empezaron a acelerase as emisiones de CO2 a lo bestia. Lo explican suponiendo que el hollín industrial contrarrestaba, enfriando, el efecto de calentamiento del CO2. Hasta que empezamos a limpiar de hollín nuestras emisiones, hacia 1980. El problema ha empezado con “la pausa”, que no tiene hollín como para justificar la falta de calentamiento reciente. Pero si ahora ves que el efecto de los aerosoles (y por tanto el hollín) es mucho menor, o incluso tal vez inexistente, entonces sus modelos no replican las temperaturas del pasado como creían. Y no pueden alegar una “abrumadora evidencia científica”, porque sus modelos no explican las temperaturas del pasado. Vaya, que ni siquiera funciona el cuento para los que piensan que los modelos climáticos son una “evidencia” (y dejamos aparte lo de “abrumadora”). Y entonces hay que volver a la teoría clásica del clima. Que los “forzamientos internos” (naturales) tienen mucho más peso que los externos, en las escalas de tiempo que estamos hablando. Las corrientes y ciclos marinos y su efecto en las nubes y los vientos, en un sistema muy complejo de caos. Que no es “casualidad”, pero tampoco es predecible.

Pero ahí estaríamos entrando en el segundo truco del cuento del clima. Las nubes y el cambio climático natural. Según Roy Spencer y Richard Lindzen, la confusión de causa y efecto. Lo dejamos para la segunda entrada sobre los trucos del cambio climático. Los que quieran avanzar un poco, tienen lo último de Roy, muy reciente:

Desde CO2 Science [–>] el dr. Idso, experto en los efectos del enriquecimiento de CO2 en la vegetación, no trae este estudio recién publicado:

Traducción del resumen:

Un aumento del CO2 puede estimular las exportaciones de carbono (C) y nitrógeno (N) en sus rutas gaseosa y disuelta. Sin embargo, las influencias consiguientes en las reservas de C y N no se conocen todavía bien. Por ese motivo hemos creado un experimento de enriquecimiento de CO2 al aire libre en un arrozal de China Oriental. Tras cinco años de fumigación de CO2  hemos estudiado el carbono y el nitrógeno en las plantas, el agua y la tierra del sistema. Los resultados muestran:

  • (1) El aumento de CO2 estimula la biomasa de arroz por encima de tierra en un 19% y la acumulación de nitrógeno en un 12,5%.
  • (2) EL aumento de CO2 ha incrementado significativamente los contenidos de carbono orgánico total y de nitrógeno total, en un 12,5% y un 15,5% respectivamente, en la capa de suelo de 0–15 cm; y en un 22.7% y 26.0% en los 15–30 cm.
  • (3) Promediado a lo largo del período de crecimiento del aloz, el aumento del CO2 incrementó notablemente el contenido total de carbono orgánico y de nitrógeno en la superficie del agua, en 7.6% y 11.4%, respectivamante.
  • (4) La ratio carbono orgánico / nitrógeno y el valor natural de δ15N en la superficie del suelo mostró una disminución con el aumento de CO2.

Estos resultados indican que el aumento del CO2 puede beneficiar la acumulación de carbono y nitrógeno en los arrozales. Dada la similitud entre los arrozales y los humedales naturales, nuestros resultados sugieren también un gran potencial para la acumulación de carbono orgánico y nitrógeno en las humedales naturales en las condiciones climáticas futuras.

El gráfico lo deja bastante claro. Donde dice FACE (Free-Air CO2 Enrichment) es el experimento con un enriquecimiento de 200 ppm de CO2 más que el ambiente. O sea, unas 600 ppm en lugar de unas 400. Teniendo en cuenta que en la época que llaman “preindustrial”, el CO2 ambiente era de unas 280 ppm, es de presumir que ya ha habido una notable mejoría en los arrozales y humedales hasta ahora. Y presumiblemente similar en su cantidad a la que describen para el futuro próximo — si no hacemos el gilipollas diminuyendo las emisiones. El enriquecimiento de CO2 producido por el hombre pecador hasta el momento es de 400 – 280 = 120 ppm. Y el del experimento ha sido de 200. Pero en condiciones de restricción de nutrientes, los primeros aumentos suelen causar más mejoría que los siguientes. Por los invernaderos industriales sabemos que en general es rentable llevar el CO2 hasta 1.200 ppm. Pero el rendimiento es mayor al llevarlo de 400 a 800, que de 800 a 1.200.

arrozales-enriquecidos-co2

Hasta ahora se había medido bastante la mejoría de las plantas con el enriquecimiento de CO2. Midiendo el aumento de biomasa de la planta. Pero aquí han medido la mejora en el sistema entero, incluyendo el suelo y el agua. El aumento de nitrogeno aprovechable en el sistema es como añadir un fertilizante, gratis … y además “ecológico”. Y por si fuera poco, es una fertilización no sólo para los cultivos, sino también para los ecosistemas naturales. La pera. Un regalo de los dioses.

« Página anteriorPágina siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 807 seguidores