algoreros


No es broma. Siempre han sido muy de Inquisición. Muy de atacar al hombre. Pero ahora parecen haber dado un salto cualitativo. En dos campos. Uno político, dirigido contra congresistas y senadores. Inspirado por Obama. Y otro contra los científicos que no se suman al baile. Este está dirigido por un congresista demócrata, Raúl Grijalva.

¿Atacan a los que llaman “negacionistas”? No es fácil de decir. Como nunca contestan cuando se les pregunta qué niega un “negacionista”, no hay manera de saber qué entienden por eso. Pero si juzgamos por los científicos que persigue el tipo de la foto de arriba, se trata tanto de ir contra los que ponen dudas a las afirmaciones del IPCC, como a los que -aceptándolas- indican que las políticas propuestas no tienen mucho sentido. Por ejemplo, que la adaptación al clima es una política de mucho mejor resultado, y menos riesgo, que la “prevención” del clima.

Un email mandado por la oficina de Obama:

Organizing for Action

Friend —
It’s tough out there for climate change deniers.

One by one, literally every argument and excuse they’ve been using for years is being proven false.
They’re still grasping at myths and conspiracy theories, but deniers are on the run.
Let’s keep them there — join the team that’s calling out climate change deniers.

En imagen (el texto le he puesto para que funcione el enlace):

https://stevengoddard.files.wordpress.com/2015/02/screenhunter_1119-feb-20-15-5311.gif?w=510

Debe de ser como una especie de “escrache”, pero por vía medios de comunicación y redes sociales. En el caso de los científicos, lo que hace el Grijalva ese de la foto es reclamar a las universidades donde trabajan  el historial de las financiaciones de sus estudios. Para encontrar alguna en la que algún estudio lo haya pagado alguna empresa “mala”. Donde mala quiere decir relacionada con la energía. O relacionada con algo que a su vez esté relacionado con el petróleo. Ya se entiende; lo de siempre.

Al principio decían que no había estudios que pusieran en cuestión las afirmaciones del IPCC. Pero llegaron. Luego aseguraban que no eran estudios en revistas “peer-review” suficientemente guay. También llegaron. Y ahora, ya de los nervios, pretenden atacar al hombre. Y desacreditar sus resultados, porque una vez una prima suya subió en el mismo ascensor que un hermano de la secretaria de los hermanos Koch.

Poco después del anuncio del “escrache” a políticos no alarmados por el clima, desde la web de Obama, se avisó del ataque a los científicos. En una lista de distribución de email, en la que se metieron “hackeando” la cuenta de Willie Soon. Lo cuenta Steven Goddard, que es de donde he sacado la imagen del email de Obama.

Pocas horas después de la campanada …

ScreenHunter_7357 Feb. 22 08.24

Y al día siguiente (clic):

newy-york-times-willie-soon

El artículo dice que algunos estudios de Soon estaban financiados por empresas relacionadas con el petróleo. Y dice que en algunos estudios no ha mencionado esta circunstancia. Lo que no dice es que los estudios en donde no explicita esa circunstancia estuvieran financiados por ese pecado. O no está claro, porque usan un lenguaje que parece oscuro a posta. En ningún momento dicen -este estudio X fue financiado por el malo Z, y no llevaba un aviso de la circunstancia-. Parecen haber inventado la “financiación contagiosa”. Si algo relacionado con una petrolera te financia alguna vez un estudio, quiere decir que todo lo que estudies está contaminado, ¡porque tú ya estás contaminado! Lo que no dicen es que la mayoría de los alarmistas han sido financiados alguna vez por alguna petrolera — o por la prima de una petrolera. Pero esos no están contaminados, porque son de los buenos.

Pero es peor lo del New York Times. Dice que es Soon el que ha cobrado. Pero los contratos que muestra [–>] el periódico son con el Smithsonian Institute y llevan su firma, no la de Soon. Y meten una morcilla de juzgado de guardia:

The documents show that Dr. Soon, in correspondence with his corporate funders, described many of his scientific papers as “deliverables” that he completed in exchange for their money.

Traducido: El documento muestra que el Dr. Soon, en correspondencia con sus  financiadores, describe muchos de sus estudios científicos como “meta” (deliverables) que completaba a cambio del dinero.

En realidad el documento dice que el Smithsonian debe entregar informes del progreso del trabajo. O sea, lo “deliverable” no es el resultado del trabajo, sino un detalle de lo que se está haciendo durante el año que dura la financiación para ese estudio.

Acojonante la mentira del New York Times. Pero el “escrache” lo han conseguido. Con lo que pretenden silenciar la boca a los discrepantes. Actuales, y futuros. Y tienen nuevos objetivos, anunciados por el mismo procedimiento que usaron con Soon. La misma lista de distribución “hackeada”. De nuevo imagen de Goddard, que o está en la lista, o tiene un corresponsal que lo está.

ScreenHunter_7393 Feb. 24 07.55

Una muestra de la “financiación contagiosa”. La información que le exige Grijalva a lla universidad donde trabaja Pielke jr.

pielke-inquisicion

Lo dicho. Ha comenzado la Inquisición en plan industrial. Y como no te pueden mostrar que pase nada raro (ni malo) con el clima, y te estás pelando de frío, ahora te van a contar que una prima de Curry ligó una vez con un fulano que tenía las manos sucias de petróleo. Y que todos los que niegan el calentamiento acojonante -que no hay- son unos vendidos a Big Oil. Con lo que han creado otro concepto nuevo. La ciencia de “confianza”, o de fe, que ha de llevar el nihil obstat de la autoridad de opinión. Por contra de la ciencia contrastable y reproducible.

Lo que se olvidarán contarte es que la AGU tiene mucho mas que una prima sucia de petróleo, sin que eso les preocupe.

La foto es de Anthony Watts:

agu-big-oil

Y quien dice la AGU, dice aproximadamente todos y cada uno de los científicos alarmistas.

Como sigan por este camino -y seguirán- cuando te llamen “anticiencia” te vas a sentir orgulloso. Como un Galileo de la Nueva Edad Oscura.

Hablando de Curry, un resumen de un panel de discusión a dos, ayer mismo, en la Asociación Nacional de Agencias Reguladoras (NARUC). AL parecer despertó gran interés entre los asistentes. Que no son público general, sino comisionados por agencias reguladoras USA.

Y puede ser muy oportuna la comparación.

Del email de la oficina de Obama:

- En realidad el debate sobre lo fundamental está acabado. No sólo el 97% de los científicos está de acuerdo en que el cambio climático es real y producido por el hombre, sino que los nuevos informes están mostrando que los extremos climáticos nos están afectando ahora mismo.

Lo del 97% no sólo es mentira, sino que es una mentrira carcajeante. Pero Curry explica muy bien lo del acuerdo y el desacuerdo en el panel del NARUC.

Los científicos estamos de acuerdo en:

  • La temperatura ha aumentado desde 1880.
  • Los humanos añaden CO2 a la atmósfera,
  • El CO2 y otros gases invernadero tiene un efecto de calentamiento en el planeta.

Hay considerable desacuerdo en estos aspectos que tienen consecuencias:

  • Si el calentamiento desde 1950 está dominado por causas humanas.
  • Cuánto se calentará el planeta en el siglo XXI.
  • Si el calentamiento es “peligroso”.
  • Y si podemos realmente hacer algo para prevenir el cambio climático.

O sea, hay una considerable discusión exactamente en lo que el caradura de Obama dice que no se discute. Y por eso está lanzando ahora, ya masivamente, una Inquisición. Para conseguir que no se discuta lo que no quiere que se discuta. Pero su Inquisición es, precisamente, la demostración de que sí se discute. En caso contrario no le haría falta. Listos.

Documentación. La carta que manda el Inquisidor Grijalva a las universidades. En esta caso la de John Christy, pero son todas iguales.

Espero que los republicanos copien la carta, y la manden a las universidades de los alarmistas.

Enlaces: Para seguir el asunto en directo, nada como el Twitter de Pielke jr.

Actualización. Roger Pielke jr. escribe sobre la caza de brujas. Y cuenta que el Gran Inquisidor Grijalva sabe de sobra, de sus comparecencias en el Congreso, que no tiene ninguna prima ni amiga que ligara jamás con ningún petrolero.

La metáfora es preciosa. Son los que llaman “negacionistas” a los que se atreven a señalar las inconsistencias del alarmismo climático. Los que piden que expulsen de su trabajo a los científicos cuyos resultados son ingratos para su cuento. Los que llaman “anticiencia” a los pocos que se siguen adhiriendo el núcleo de la idea de ciencia con la que ahora quieren acabar. Los que tienen “trucos para esconder el declive”, y “redefinen el peer-review” para que los estudios críticos no lleguen hasta los informes del IPCC. Los que llevan ante los tribunales a los periodistas, si osan llamar fraudes a sus evidentes fraudes. Los que te explican que “la ciencia dice”, y que “está establecida”, cuando se basan en unos modelos que fallan más que una escopeta de feria.

Debe de ser una psicopatología, o algo. Se juntan todos los abusones y acosadores, los que organizan linchamientos y escraches, los que agreden al que no osa seguir el baile del poder, y se ponen a gritar: ¡Calentamiento Global! Luego ya, sin tanto grito y con más disimulo, pero no menos imperativamente, te muestran cómo se pasa por caja para que engordes  sus sucios bolsillos. ¿O será mala suerte, y que siempre coincide?

Del artículo de Donna Laframboise sobre la segunda mujer / empleada que acusa a Rajendra Pachauri:

La declaración de esta segunda mujer es altamente inconveniente para las explicaciones de Pachauri, porque describe su comportamiento hace diez años. Es de presumir que su teléfono no fue “hackeado” durante toda una década. Y aunque fuera así, el grueso de sus alegaciones no tienen nadaque ver con artilugios elctrónicos.

AL contrario, pintan un lugar de trabajo en el que el jefe mira a sus subordinadas como su parque personal de ligue. La norma parece ser el acoso, el contacto físico no bienvenido, y el tratamiento degradante.

La noticia es que Pachauri ha dimitido como capo del IPCC, tras estas acusaciones. Lo que es sin duda un consuelo para las que sufrieron sus acosos. A los demás no nos va a servir de nada. Sólo puede haber un objetivo aceptable. Que desmantelen el IPCC. Esa banda maligna.

Más info de Donna:

Empecemos por una imagen – meme. Los niños las adoran, y los alarmistas del clima son como niños. Y luego ya, explicamos.

cambio-climatico-malo-bueno

La explicación viene con una noticia arqueológica un tanto macabra. Desde Terraeantiqvae [–>], donde la han traducido:

Además, el período en el cual perecieron de forma tan violenta fue uno de gran competencia por los recursos, dado que parecen haber sido asesinados durante una grave crisis climática en la que muchas fuentes de agua se secaron, especialmente en verano.

Dicha crisis climática, conocida como Younger Dryas, habría estado precedida por unas condiciones húmedas y cálidas muy exuberantes que permitieron que las poblaciones se expandieran. Pero cuando dichas condiciones climáticas empeoraron temporalmente durante el Younger Dryas, los pozos de agua se secaron, la vegetación se marchitó y los animales o murieron o se trasladaron a la única fuente importante de agua que estaba disponible durante todo el año: el Nilo.

Todos los grupos étnicos de la zona se vieron obligados a hacer lo mismo y emigraron a las orillas (especialmente la orilla oriental) del gran río. Al competir por los escasos recursos, los grupos humanos se habrían enfrentado inevitablemente, y la investigación actual está demostrando la aparente magnitud de este sustancial y antiguo conflicto humano. [–>]

Leyendo rápido, no te das cuenta. Hay que mirar con atención:

- Dicha crisis climática, conocida como Younger Dryas, habría estado precedida por unas condiciones húmedas y cálidas muy exuberantes que permitieron que las poblaciones se expandieran.

¡Ajá! Precedida por unas condiciones excelentes, que en vez de producir matanzas espectaculares, permitieron que las poblaciones se expandieran — sin necesidad de guerras de exterminio. Así que si un cambio climático (enfriamiento) produjo un deterioro, ¿la situación anterior de clima generoso y feliz no sería también producida por un cambio climático?

Tachán …

cambio-climatico-malo-malo

¡En efecto! Se ve cómo las matanzas vinieron precedidas por un cambio climático. Enfriamiento, concretamente. Pero se ve que también la situación muy buena anterior venía precedida de su correspondiente cambio climático. En este caso, calentamiento.

Repetición para alarmistas del clima:

Enfriamiento ⇒ malo

Calentamiento ⇒ bueno

Eso es lo que quería decir el gráfico ahora sí explicado.

cambio-climatico-malo-bueno

Un cambio climático puede perfectamente ser estupendo. Incluso si es calentamiento global (los que ves ahí lo fueron). Especialmente si es calentamiento global.

El gráfico representa la temperatura en el centro de Groenlandia (encima del tocho de hielo). Con dos técnicas distintas la parte azul (Alley) y la pare roja (Kobashi). Pero ambas son en grados centígrados, y en la misma zona, y se pueden comparar razonablemente. La última subidita de la parte de la derecha es lo que llamamos, muy pomposamente, el Calentamiento Global Acojonante. Pero lo que se ve es que, acojonante, acojonante, sería embarcarse en una broma como la de la flecha azulina que va hacia abajo. Donde pone: cambio climático malo. Y nadie sabe cuándo puede pasar eso. Se sabe que pasa, pero no se puede predecir.

Nota. Puede haber quien haya oído con frecuencia referirse a nuestro calentamiento global, que en ese gráfico se ve tan sifilítico, como “abrupto”. Pongamos perspectiva. Lo que llaman Calentamiento Global Acojonante está ocurriendo -lo que se ha visto- a una tasa como de 0,5ºC – 0,75ºC por siglo. El Dryas Reciente tenía tasas de cambio de temperatura del orden de varios grados en una década. O sea, unas cien veces más abrupto. ¿Puede ser “abrupto” algo cien veces menor que lo abrupto de verdad? Eso sólo ocurre en la religión. El pecado no se mide, y sólo es “pecado”.

En resumen. Hoy hemos aprendido que hay cambios climáticos cojonudos — y normalmente son calentamientos. Para proponer que todo cambio climático es malo, hoy,  hay que asumir que el clima de hoy sea exactamente el óptimo. El inmejorable. O sea, Dios. Y también hemos aprendido que abrupto no siempre quiere decir abrupto. Todo depende del cenizo que lo use.

 

Poco más que presentar una entrada muy útil de Susan Crockford en su blog:

Para provocar un poco de tentación, el mapa que más me gusta. La población de osos polares la calculan entre veinte y veinticinco mil, que es muchísimo mayor de lo que había en la década de 1960. El control de la caza funcionó muy bien, y la población creció. Y como ursus maritimus se convirtió en un icono de política de medio ambiente razonable y exitosa, se lo apropiaron para el cuento del calentamiento global.

Veamos lo que saben sobre el asunto en 2014:

osos-polares-no-peligro-crockford

Hay dos zonas en probable declive de población (naranja); dos en probable aumento (verde); cuatro probablemente estables; dos comprobadamente estables; y nueve sin datos suficientes.

Eso supone una población -que se sepa- estable. Pero es que el “peligro” en el que nos dicen que están los osos polares es, como siempre con los alarmistas, un peligro futuro. O sea, imaginario.

Ese mapa nos permite mirar al futuro, si el futuro es una disminución del hielo como la que hemos visto en el Ártico. Que es, básicamente, una disminución del hielo del final del verano.

Otro gráfico de la entrada de Crockford. Compara la disminución del hielo en marzo y en septiembre. Para mostrar que se trata básicamente de una disminución de hielo de final del verano.

hielo-artico-marzo-septiembre

Y ahora podemos repetir el primer gráfico, pero dibujando el círculo polar ártico. Para ver si esa pérdida de hielo de verano les preocupa mucho a los osos. Porque hay más pérdida de hielo cuanto más al sur; cuanto más lejos del polo. Y resulta que en las tres zonas más alejadas del polo -con mayor pérdida de hielo- no se observa declive alguno. Al contrario. Una creen que tiene una población probablemente estable; otra comprobadamente estable; y la tercera tiene un probable aumento del número de lindos osos.

osos-polares-no-peligro

O se puede decir de otra forma. En ninguna de las poblaciones de fuera del círculo polar se ha observado un declive osuno, y las dos zonas en las que piensan que hay una probable disminución están bien dentro de ese círculo. Una persona normal pensará que no hay mucha relación entre la disminución del hielo de verano y el bienestar de los osos.

Como se ve en estos mapas de Cryosphere Today, hay poblaciones de osos donde hay hielo en marzo, sin que les importe que haya hielo en septiembre.

artico-hielo-marzo-septiembre-2014

Así que cuando te cuenten que los osos están a punto de desaparecer -si no te dicen, por el morro, que ya desapareciendo- porque el famoso calentamiento global disminuye el hielo de verano, te están largando un cuento.

Por otra parte sabemos que el hielo marino de verano ha desaparecido muchas veces en el Ártico. Del todo, o casi del todo. Por ejemplo en el Óptimo Climático del Holoceno (hace unos 6.000 / 8.000 años), o en el anterior intergacial (hace unos 120.00 años). Sin que los osos polares desaparecieran.

Pero para profundizar más en el cuento del oso, nada como Susan Crockford:

 

Tiene gracia la cosa. Como dicen que hablan en nombre de “la ciencia”, parece que hubiera que escucharles con cara seria cuando te explican que las grandes nevadas de estos últimos años, en USA y Europa, son culpa del calentamiento global. Después de que te habían dicho que la nieve era una cosa del pasado — cuando no había esas grandes nevadas. Y no lo entienden. No entienden que te rías si te dicen -cuando nieva poco- que el calentamiento global hace desaparecer la nieve, y sin vergüenza alguna te dicen después -cuando nieva mucho- que el calentamiento global produce grandes nevadas.

- ¡Pero si somos “la ciencia”, hombre! ¿Cómo te vas a reír de nosotros? ¡Eres un anti-ciencia!

Bueno, yo diría que no puede haber nada más anti-ciencia que hacer pasar una payasada semejante por “ciencia”. Pero ya que estamos con la nieve, y con El Bocho rodeado de montes blancos durante muchos días, vamos a ver de dónde salen esas dos ideas. Calentamiento produce más nieve, y calentamiento produce menos nieve. De la mano de Chip Knappenberger.

Curiosamente, las dos son ciertas. Pero, como era de esperar, no son ciertas al mismo tiempo, ni en el mismo sitio. Que es lo que pretenden nuestros amigos alarmistas para poder elegir, a la carta, el susto que te pueden meter. El susto a la nieve, cuando nieva; y el susto a la no-nieve, cuando no nieva. ¡Pillines!

Viene de este artículo:

Y habla de Boston porque ahora está habiendo unas nevadas un tanto espectaculares allí. Y los alarmistas, claro, aseguran que “la ciencia dice” que las nevadas de Boston son por el calentamiento global. Y no, el conocimiento climatológico actual no dice eso — ni de broma.

La idea es que, en teoría, un calentamiento puede producir más vapor de agua (debería), y con ello más precipitación. Si es en un sitio frío, esa precipitación será de nieve. Luego calentamiento ⇒ más nieve. Pero un sitio que era frío como para que nieve, si lo calientas puede dejar de ser tan frío como para que nieve, y lloverá en cambio. Luego calentamiento ⇒ menos nieve. Obviamente todo depende del sitio. Depende de la temperatura de invierno del sitio. Y Boston está en el sitio donde calentamiento ⇒ menos nieve. Según los datos de cincuenta años que ha examinado Knappenberger. Y seguro que pasa lo mismo con la mayor parte de Europa, por comparación. Pero el estudio es para Canadá. Y muestra esto:

Es un mapa de Canadá, con la frontera que divide la zona donde nieva más si hace mas calor en enero, de la zona donde nieva menos. La frontera es la linea negra gruesa que dice cero. Las flechas y colorines son de vuestro humilde servidor, para que no perdáis el tiempo. Y las líneas punteadas son contornos de temperatura media de enero.

calentamiento-global-menos-mas-nieve

Boston no se ve en el mapa, pero queda como siguiendo la flecha azul de la derecha más allá del mapa. O sea, más hacia donde más calor = menos nieve. Pero los alarmistas juegan a que como en algunas partes (en general muy al norte) nieva más si se calientan, ¡¡¡la culpa de las grandes nevadas de Boston es por el calentamiento global!!! Salvo cuando miras la realidad en lugar de la fantasía, y es al revés.

A mayor abundamiento, Knappenberger presenta estos datos del National Weather Service and National Climatic Data Center.

nieve-boston-y-calentamiento-global

Donde se ve con claridad que la relación entre la temperatura de enero y la nieve en enero, en Boston, es negatifa. Señala Chip:

A no ser que el calentamiento global causado por los humanos conduzca a unas temperaturas de invierno más bajas en Nueva Inglaterra (pista: no lo hace), entonces menos nieve es lo que resulta “consistente” con el calentamiento global.

Ya siento que hablemos de Boston, y no de España. Pero aquí no medimos ni pensamos; aquí Podemos. En todo caso, puedes apostar a que estamos en la zona de calentamiento ⇒ menos nieve. O de mucha nieve ⇒ no calentamiento, que es lo mismo.

En el Canadá influido por el Atlántico hacen falta temperaturas medias inferiores a -10ºC para que más calor suponga más nieve. Si el esquema es el mismo en Europa, sólo la zona más oscura tendría más nieve de invierno con un calentamiento.

nieve-y-calentamiento-global-europa

Si el esquema se parece más al lado del Pacífico en Canadá, la zona prodigio sería todavía mucho menor.

Ya tienes otro argumento para cuando te cuenten que te estás pelando de frío por culpa del calentamiento global. O para cuando te dicen eso de que … “la ciencia dice”. Menos ciencia, Caperucita.

Creyente 1

Es la primera vez en la historia de la humanidad que nos hemos impuesto la tarea de cambiar el modelo de crecimiento que ha reinado durante los últimos 150 años, intencionadamente, en un período de tiempo definido. No ocurrirá de repente y no ocurrirá en una sola conferencia del cambio climático, seal el COP 15, 21, 40 – elige el número. No ocurre así. Es un proceso, por la profundidad de la transformación. [–>]

Pensarás que se trata de un majoki que no sabe de lo que habla. Que así no se puede examinar en serio el asunto del cambio climático. Pero no. Es la máxima jefa de la ONU para la cosa del calentamiento global (UN Framework Convention on Climate Change – UNFCCC) desde mayo de 2010. No estoy dispuesto a manchar la entrada con el nombre del horrible ser, pero se puede llegar a él con el enlace de la cita anterior.

Horrible ser

Y aquí tenemos una curiosa paradoja. Uno de los argumentos principales de los alarmistas del clima es que los escépticos de la alarma lo son por interés. Les paga Big Oil y tal. Es mentira, pero ahora voy a otra cosa. Los carbonófobos alegan que por ese conflicto de intereses no valen lo que digan sus estudios científicos. Y hacen como si no existieran. Pero ahora vamos a ver el mayor conflicto de interés que ha conocido la historia de la humanidad.

Principios que gobiernan el trabajo del IPCC [–>].

Introducción.

El IPCC concentrará sus actividades en las tareas que le designe el Consejo Ejecutivo relevante de la OMM  y el Consejo de Gobierno del UNEP, así como en acciones en apoyo del UN Framework Convention on Climate Change process.

¿Alguien sabe sumar uno más uno en la sala? La jefa del UNFCCC dice, con todas sus palabras, que su tarea es diseñar el modelo de crecimiento económico del mundo. A través de multitud de planes quinquenales. Y las normas de IPCC dicen que el motivo de su existencia es apoyar a la cretina del UNFCCC. ¿Y alguien puede decir ahora que eso es un cuerpo científico preocupado por averiguar cómo funciona el clima, o pensará que es un cuerpo político con la misión de apoyar la creación de gobierno centralizado de la economía mundial?

Bueno, pero, ¿en qué consiste el plan multi-quinquenal? Lo explica el siguiente clip.

Creyente 2

Nota: Copio descaradamente y traduzco la entrada del blog de Luis Aramburu (@luisbaram)

Sí, soy un creyente del cambio climático. Pero me voy a juntar a los negacionistas.
Por qué?
Porque muchas de las acciones propuestas por los creyentes activistas son peores que no hacer nada.

Unos ejemplos:

  • Objetivos de energías renovables. ¿Por que tomar este camino indirecto y probablemente contraproducente? ¿Quién dice que las renovables reduzcan las emisiones en conjunto? Muéstrame un sólo país con emisiones por debajo de 100 gramos por kWh que lo haya conseguido principalmente con eólica y solar. El silencio es atronador.
  • Subsidios (al la vista o encubiertos) para las renovables. No olvidemos que el acceso prioritario a la red es un tipo de subsidio. ¿Por qué penalizar a los productores fiables para acomodar las entregas aleatorias de las renovables? No es decente.
  • Llamar a la madera “renovable” y quemarla sin rubor. Y como Europa no tiene suficiente, ¡quemamos los bosques de Norteamérica!
  • Impide el acceso de los pobres a la energía.  Especialmente en los países pobres. Oh, sí, la India no tiene el “derecho” de quemar carbón. Block energy access to the poor (particularly in poor countries). Oh, yes, India doesn’t have the “right” to burn coal. Hagámosles tragar las nuevas tecnologías. No importa que no sean fiables y que sean muy caras. No importa que el Energiewende haya sido un fracaso. Nosotros sabemos más que esa panda de indios.
  • Combatamos la nuclear. Esto casi parece una mala broma. ¡Atacar a la principal energía baja en carbono! ¿Están de broma? ¿te puedes considerar un ambientalista y no ser pro-nuclear?
  • Incentiva con impuestos los vehículos eléctricos (para que los pobres tengan que pagar los juguetes de los ricos, ¡guau!). Sí, deriva más dinero público para el úlltimo juguete guay de los ricos: ¡Un Tesla!
  • Impuestos al carbono: cuando bajas a su esencia, solo son otro impuesto. Así que, no gracias.
  • Ah, y para acabar. Acojona a muerte a la población. Sí, no hay duda de que el mejor sistema de que se suban al carro es crear el pánico. Y nadie es demasiado joven para escaparse: empecemos plantando el miedo en los corazones de los niños a la edad más tierna posible.

Así que, sí; aunque soy un creyente en el cambio climático, “oficialmente” me voy a alinear con los negacionistas.

Últimamente parecen tener más sentido respecto del bienestar de la humanidad.

Si una “solución” implica un gran sufrimiento de miles de millones de humanos, no es una solución.

Sigue atento. Una entrada futura tratará del mismo tema: El creyente sensato

Saliendo ya de la entrada de Aramburu. En realidad se podría resumir en una sola frase el objetivo del plan multi-quinquenal. Que pase mucho dinero del bolsillo de todos, al bolsillo de unos pocos. Básicamente, los de siempre.

Es muy típico, pero aquí tenemos un ejemplo demasiado bueno para desperdiciarlo. Esa perversión del pensamiento, clásica en el ambiente ecologista, por el que visto que los humanos y su industria han causado destrozos en el medio ambiente, entonces cualquier actividad humana de un nivel superior al paleolítico es condenable y peligrosa. Por ejemplo, esta [–>] preciosidad de José Salver en Desde El Exilio.

En cuanto a lo que dices, insisto en que éste no es un problema de dos dimensiones, que es como os gusta presentarlo, sino de muchas. Quiero decir que no es un problema de “clima frío, clima caliente”, sino de “realidad nueva que lo altera todo”. Altera la atmósfera, la corteza terrestre, las corrientes, los vientos, la composición del suelo, los ecosistemas, el campo electromagnético, y mil detalles más: todo, todo y a la vez.

No entiendo qué es lo que necesitas para darte cuenta que decir “realidad nueva que lo altera todo”, sin medir ninguna de las alteraciones, y si medir ninguno de los efectos imaginarios sobre el clima, es decir una nadería colosal.

No entiendo qué es lo que necesitas para darte cuenta de que todos los estropicios (reales) que se te ocurran en el medio ambiente no tienen nada que ver con la película del clima. Bueno, tienen que ver en el sentido de recursos. En el sentido que los recursos que desperdiciemos a cuenta del clima son recursos de los que no disponemos para el medio ambiente.

No entiendo qué es lo que necesitas para darte cuenta de que sí se trata de calor o frío. Si llegan unos que aseguran que las emisiones de CO2 van a producir un “calentamiento global”, puede que tengan razón, puede que estén diciendo una majadería, y caben muchos intermedios. Y la única fomra que tienes para saberlo es mirando, precisamente, si se produce calor o no se produce el calentamiento anunciado. Y comparándolo con lo que ocurría en otros momentos en los que no existía ese “factor nuevo que lo altera todo”. Normalmente a esto se le llama lógica, y es la base del pensamiento crítico (pensar, vaya), de la ciencia, e incluso del derecho.

No entiendo qué es lo que necesitas para darte cuenta de que si te preocupa el medio ambiente, y la biodiversidad, y eres aficionado a los animales, y tal vez especialmte a los grandes mamíferos y a nuestros primos antopomorfos, lo primero que observas es que el principal factor relacionado con su supervivencia es la pobreza o riqueza de la humanidad que tengan cerca. Por poner ejemplos fáciles, si quieres que sobrevivan los gorilas de montaña de Ruanda, o los bisontes de Montana, sólo conocemos un sistema que funcione. Y podemos imaginar otro. El sistema que funciona es que los humanos que viven cerca superen cierto nivel económico. El sistema que se puede imaginar es eliminar a los humanos en un radio suficiente. Pero ningún régimen político – económico conocido ha sido capaz de aplicar el sistema imaginario, mientras que algún régimen político – económico conocido sí ha sido capaz de crear el nivel suficiente de riqueza. Y es por eso que los bisontes de Montana tienen su continuidad bastante asegurada, y que los gorilas de Ruanda penden del hilo del dinero que les llega de fuera. Al final se llama recursos, y es lo que hace que en unos países la masa forestal aumente, Y en otros disminuya. Y en los que aumenta, no lo ha hecho precisamente por tu filosofía de la “prudencia paleolítica”.

No entiendo qué es lo que necesitas para darte cuenta de que si es cierta la teoría de que el hombre anatómicamente moderno acabó con la megafauna de Eurasia y América, provocando el cambio de la vegetación [–> ], entonces el impacto de eso en el medio ambiente -y en el clima- es muchísimo mayor que nada de lo que estemos haciendo ahora en la misma zona.

En resumen. Estás discutiendo con humo — al estilo de la religión. Sin mediciones y sin pruebas. Creando de la nada, absolutos. Como el pecado, el diablo, o el mal.

Regalo extra. Cuando los ecolos no razonan con el culo, juegan a hacer ciencia con datos torcidos. Aprovechando, siempre, el calentamiento global imaginario. Y “miden” cómo el habitat de las especies se traslada hacia mayor altitud para evitar ese terrible calor que dicen que hay. Solo que lo miden mal, y resulta que la especie que según sus muy científicos estudios se ha trasladado monte arriba, en realidad ahora vive en cotas más bajas que hace cien años.

Página siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 709 seguidores