15M


Sí, el 15 M se queda en bragas … mentales. Sin ningún adorno, vaya. Ni elaboración, ni freno, ni nada que exceda el nivel del chimpancé.

Terrorismo son 40 alumnos por clase.

Viene a ser lo mismo que los nazis etarras te obliguen a ser como ellos quieren – o si no tiro en la nuca – que padecer clases de 40 alumnos. Como aquellas en las que los españoles se han educado a un nivel que los del 15 M ni siquiera sospechan que existe. Y si lo sospecharan, sería para rechazarlo. Y seguramente lo de los etarras ni siquiera les parece terrorismo de verdad, como el de los cuarenta alumnos por clase.

¿Alguien puede negar que la LOGSE (Rubalcaba) haya sido un éxito rotundo?

Saco de una entrada de Francisco Santiago F. Barrero de ayer, La empatía es de bobos (y bobas), una anécdota atribuida Pío Baroja en el Nuevo Café Levante, en una tertulia inaugurada por Valle. Ante la flor y nata del 98, don Pío aclaró:

La verdad es que en España hay siete clases de españoles, sí, como los siete pecados capitales. A saber:

  • Los que no saben;
  • Los que no quieren saber;
  • Los que odian el saber;
  • Los que sufren por no saber;
  • Los que aparentan que saben;
  • Los que triunfan sin saber;
  • Y los que viven gracias a que los demás no saben.

Miguel de Unamuno y Benito Pérez Galdós aplaudieron a Baroja. Sobre todo por el último punto.

  También destaca Barrero unas palabras de Isabel Celáa, a la que define como nuestra consejera borderline de educación.

Celaa ha calificado de “inaceptable” que de Educación para la Ciudadanía se quieran sacar contenidos como “el diálogo como fórmula para la resolución de conflictos, la cultura de la paz o la empatía”.

Ha recordado que en el País Vasco se está desarrollando una tarea soportada sobre “la empatía de las víctimas, la presencia de las víctimas en los centros y lo que significa la cultura de la paz y el diálogo como elemento importante para la resolución de conflictos”. [-->]

¿Borderline? ¿Seguro? ¿También en bragas? Veamos. Una tarea soportada “sobre” la empatía “de” las víctimas. No la empatía “con” las víctimas. Que al parecer no necesitan justicia, sino “diálogo”. Y “cultura de la paz”, que se ve que es lo que les faltaba. Pues yo le llamaría muchas cosas a Celáa, pero no borderline. Aunque hable para borderlines en bragas. En cambio, sí le llamaría Rubalcaba, Faisán, Al Veraz, o cualquiera de sus mil nombres.

En fin, que sí, que los han dejado como ellos mismos demuestran. En 15-M:

Incluso parece probable que sea un producto final inevitable de la degeneración de la democracia. Si nos fijamos en las ideas de ese cartel, no son nada más que la evolución de los cuentos de los partidos políticos, con el objetivo final cambiado. En vez de usar de disculpa la “nación”, o la “etnia”, o la “justicia social”, o “el orden”, se limitan a confesar si rubor que se trata de no salir de la infancia. Que quieren volver a una servidumbre medieval, con un ente mágico (una especie rara de estado sin políticos) que les proporciona lo que pensar y los medios de vivir.

Por lo demás, los trucos asquerosos de los partidos políticos de toda la vida. Pero en más burdo.

- Representamos a todos (o a todos los que cuentan)

- El que no nos apoya es nuestro enemigo (resta)

- No somos mercancía (valemos por el morro, o por ser, como un hijo para sus padres).

Aunque a primera vista no está muy claro qué proponen, aunque sí lo que no quieren: libertad y responsabilidad. Pero si uno trata de crear un mundo imaginario en el que se dé todo lo que piden, y todo lo que piden eliminar, nos daría algo parecido a un chiste de Forges universalizado, donde todo es ministerio.

Pero no da ninguna impresión de que esta muchachada sea una extravagancia marginal. Al contrario, parece la continuación natural de la lógica del sistema. Tienes unos partidos que para conseguir votos tienen que contar los cuentos que cuentan. Si dejas de creer en los políticos al ver que no son más que ladrones (o en el mejor de los casos, caraduras), pero sigues creyendo en los muy convenientes cuentos que te largaron, el resultado más fácil parece la perroflautada del 15M.

Sí, todavía son pocos. Pero todo es cuestión de que la LOGSE vaya avanzando en el cambio generacional. Y no tienen nada de anti-sistema, sino todo lo contrario.

Cambiando de tema. Desde Gananzia.com:

Parece un chiste pero es verdad como la vida misma. El Gobierno Vasco subvenciona al 100% uncurso titulado “Corte de jamón”. La formación, solo disponible para parados y autónomos, dura 15 horas y está disponible en Errenteria, Trapagaran y Vitoria-Gasteiz.

Para más inri, lo imparte Fondo Formación Euskadi, una empresa participada por varios militantes del PSE. El programa del curso es también llamativo:

Módulo I: PARTE TEORICA
– Conocimiento del cerdo y su anatomía.
– Conocimiento de la fisiología del cerdo y las enfermedades del jamón.
ƒ
Módulo II: PARTE PRACTICA
– Diferentes formas de corte.
– Herramientas para manejar convenientemente el jamón ibérico.
– Técnicas para conseguir máximo aprovechamiento del jamón.
ƒ
Módulo III
– Los alimentos.
– Manipulación e higiene alimentaria.
– Legislación alimentaria aplicable

Avisa LDu92 de que la alegre muchachada del 15-M tiene preparada una votación electrónica durante los próximos 8 días. En el siguiente enlace:

http://15m.virtualpol.com/votacion/1364

Son 30 opciones, a elegir 8, por orden de preferencia. Supongo que las propuestas han salido de sus asambleas, o lo que sean. Según iba leyendo, me han venido tres ideas a la cabeza simultáneamente. Bueno, una idea y dos recuerdos. Primero, un suicidio colectivo. Después los “debates” de la telebasura. Y finalmente la conocida frase de Winston Churchill:

El mejor argumento en contra de la democracia es una conversación de cinco minutos con el votante medio.

Las tres cosas son la misma, claro. Son numerosos los autores que han señalado que el talón de Aquiles de la democracia es su tendencia al igualitarismo, cortando por abajo. Para la gran masa no hay nada más gratificante que pasar de la igualdad de todos ante la ley y la igualdad de oportunidades, a la igualdad de calidad. Se suprime de inmediato todo premio, incluso respeto, al esfuerzo por mejorar, por el conocimiento – en definitiva, por la excelencia. Y como cuesta mucho menos ser asno soez que sabio educado, y empleado que empleador, pero vale lo mismo, las opciones de esfuerzo dejan de tener sentido.

Pero no desespero, y aplaudo la iniciativa. Esta parte de la iniciativa del 15M. Es más, si me pongo el capote liberal radical, me tendrá que parecer estupendo que una sociedad se suicide, siempre que sea voluntaria y conscientemente. Y que sea sustituida por vándalos menos amariconados. El no fin de la historia, por meterle el dedo en el ojo a Fukuyama [-->].

El caso es que he visto funcionar una mezcla operativa de democracia y meritocracia, y por eso creo que es posible. ¿Si unos pocos miles de hackers y entusiastas pueden juntarse para llevar adelante proyectos que compiten, en su propio campo, por ejemplo contra la empresa más grande del planeta, por qué no van a poder unos ciudadanos buscar solución a  “lo público” por su cuenta, y ofrecerlo en competencia a los demás? ¿Acaso no están derribando entre un puñado de blogueros, y unos pocos miles de comentaristas, el cuento chino del “calentamiento global”, luchando nada menos que contra la ONU, los gobiernos del mundo, y casi toda la prensa y las academias científicas y universidades del mundo entero? Pero la frase clave, la que define la meritocracia y nos aleja definitivamente de la telebasura, es la que se oye repetidamente entra la tropa del software libre: Show me your code. Que trasladado a un mundo más general viene a ser como: muestra lo que has traído, y te diré lo que vales. Porque todos somos iguales … hasta que se ve lo que cada uno ha hecho.

Durante las décadas pasadas uno de los esquemas de negocio que mejor han funcionado ha sido sustituir a lo público. Hacer bien lo que el estado hace mal. Desde sustituir a Correos, hasta las compañías aéreas de bandera. ¿Qué impediría ahondar en ese camino? ¿Y qué nos impide hacerlo a la gente, en vez de que lo hagan las grandes corporaciones? Otras plazas han caído. Y a mi es el único tipo de salida que se me ocurre para evitar el suicidio colectivo. Si el estado, o los recursos del estado, es algo que en parte has hech tú, y si puedes elegir entre varias soluciones a lo público, en lugar de venirte por cojones y por obligación, tal vez te des cuenta de lo que vale un peine.

En fin, toda esta diarrea me ha producido la animosa chiquillería. A su referéndum os invito, con LDu92. Y como no tengo inconveniente en que mi voto no sea secreto, lo pongo. No he sido capaz de encontrar ocho respuestas positivas entre 30. Clicando en la imagen, se llega a la votación. Hay que registrarse, pero no duele. Las propuestas tienen algo de explicación al pasar el ratón por encima, una vez allí.

Yo aquí lo que veo es, sobre todo, envidia, intervencionismo, y sacar de donde no hay. Suicidio y tele basura.

 

Daniel Movilla

Interesante noticia de hoy en El Confidencial. UPyD e Izquierda Unida ayudando a la democracia participativa.

Nota (PM): Gracias, Daniel. Guapa ironía. Los partidos que se aprovecharon de la campaña del #15M y #nolesvotes, que iba contra los partidos grandes, son los que más luchan por ahogar a los (otros) pequeños. Normal, porque toda la idea se basa en el absurdo de que un partido marginal es otra cosa que un partido que quiere ser poder, para comportarse como los que ahora están en la pomada. Savater lo definió: Quítate tú para ponerme yo. Sólo se equivocó de protagonista; era él.

Lo cuenta Libertad Digital, altavoz habitual de Rosa Díez:

Rosa Díez atenderá a los ciudadanos en su despacho y sin cita previa

La líder de UPyD escuchará a los que allí acudan para trasladarle sus peticiones, propuestas o consultas.

¡Qué guay! Sin cita previa. Parece el colmo del colegueo entre el político y el ciudadano, pero sólo es mala educación. Con cita, tu sabes que te van a recibir, y a qué hora. Sin ella, no es colegueo, como si vas a casa de un amigo. Al contrario, vas a “hacer pasillo”, a probar si hay suerte de que hoy te toque ver a dios. Como cuando los reyes absolutos o los ministros de Franco.

Lo mismo lo van a repetir en los ayuntamientos donde UPyD ha pillado silla en las últimas municipales. Y además, Rosa Díez hará actos callejeros abundando en la idea: ¡preguntad; preguntad, malditos!

El partido que más abomina del “asamblearismo” quiere ser preguntado en asambleas, sin orden y sin constancia escrita. ¡Ah!, pero es que han visto asomar al 15M por el horizonte, y se han lanzado al cuello. ¡Nosotros, nosotros somos el auténtico 15M! Lo mismo que cuando vieron aparecer a Ciudadanos, y que triunfaba a nivel local – sin decidirse a saltar a al resto de España. ¡Nosotros, somos nosotros los ciudadanos de verdad! O como cuando Basta Ya! tuvo éxito, y Díez pasó de inmediato de Ven y cuéntalo a la más Basta Ya de toda la galaxia. ¿Qué sería lo que había que contar antes de Basta Ya!, que ya bastaba? Y supongo que si saliera un Jesús Gil revivido, y tuviera éxito, Rosa Díez reaccionaría de inmediato: ¡Gila soy yo!

Pero conviene avisar a los pardillos que quieran hablar con Rosa Díez a pesar de tener que hacer pasillos sin cita previa. Una cosa es hablar, otra cosa es que te escuchen, y aun una tercera es que te contesten con algo que suponga una respuesta medio normal, y no un manzanas traigo. Ese camino ya lo ha recorrido la inteligente diputada. Antes de ser el partido del 15M fue el partido de internet. De hecho ahí nació el timo. La lideresa populista tenía un blog que podría haber envidiado el mismísimo Víctor Domingo. Participación, apertura, debate, lo que se te ocurra. Hasta que el partido recién nacido se empezó a estructurar al estilo de las dinastías egipcias, las cabezas comenzaron a rodar, las trampas se convirtieron en costumbre, y no había respuesta posible para explicar todos esos atropellos.

¿Y qué podemos hacer para saber lo que pasa con las denuncias que constan con su sello de entrada, y que dicen que no se han perdido, pero que no aparecen por parte alguna?

¿Que qué podemos hacer? ¡Cerrar el blog para que dejéis de preguntar, mamones! Y tal cual; probad ahora a hacer una educada crítica en el nuevo blog de Rosa Díez. Y ya veréis qué risa.

Lo dicho. Que hablen mucho con Rosa Díez, pero que no esperen gran cosa del ejercicio.

No había llegado a ver el vídeo del … ¡escándalo, policía pega a pobrecita chica! Había dado por supuesto que era verdad que a los polis se les había ido la mano. Bastante normal, cuando tienes a una delegada del gobierno tan cafre como para permitir que se junten los participantes de un evento papista con los que quieren reventarles el evento. Pero con la noticia de hoy me ha dado curiosidad.

Dicen cosas muy de cajón. Como que el gobierno les ha dado unas instrucciones sesgadas hacia unos, y en contra del derechos de otros, atándoles las manos a la hora de hacer cumplir la ley. Y que ya que el gobierno ha demostrado que no sabe gestionar el orden público, lo mejor sería darle el control y la dirección de los antidisturbios a los jueces.

A mi me parece una idea excelente, aunque siempre hay algún Garzón entre los jueces. Solo me falta que hubieran pedido, para el caso de que no se acepte la primera idea, un protocolo para encausar a la próxima delegada cafre del gobierno por cuya culpa se monte otro pollo. Y tampoco estoy muy de acuerdo el orden de culpabilidades que establecen:

La plataforma sindical culpabiliza de esta situación en primer lugar a los ‘indignados’ por “no querer aceptar el juego democrático de un Estado de Derecho” y después, a la delegada del Gobierno en Madrid, María Dolores Carrión, y al anterior ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba y al actual ministro del ramo, Antonio Camacho, “porque no han salido nunca a defender a su Policía y han hecho oídos sordos a las quejas reiteradas”.

Pues no. Las violentas huestes juveniles son lo que son, y siempre van a aprovechar el campo que les dejen libre. Oportunamente azuzados por los inevitables antisistema de toda laya. Es así como está hecho el mundo, y no se puede evitar. Lo que sí se puede evitar es que la delegada del gobierno sea cafre, y de eso la culpa la tienen sus superiores, que la han nombrado y no la han controlado. Y eso si no le han dado las órdenes a ella directamente, que parece lo más probable. Así que en mi opinión las responsabilidades son las que dice el sindicato de policías, pero justo al revés.

Después de la noticia he tenido curiosidad por ver el vídeo. Alucino, vecino. ¡Qué escándalo! La maldita niña se les pone chula a los polis -¿¿¿qué passsa???-, después de insultarles, ¡y sólo le dan un bofetón! Esquivando además la cara.

¿Violencia? La policía es violencia. Por eso llevan pistolas, porras, y sus artilugios. Y los padres de la niña deberían de estar agradecidos porque un poli le haya dado a la chulita la educación que no parece haber recibido hasta el momento. Con suerte hasta deja de ser imbécil.

Lo del fotógrafo es más chungo, pero es que parece que algunos pipiolos son extraterrestres, o algo así. ¿Tanto cuesta comprender que cuando vuelan las hostias conviene guardar alguna distancia? Pues a hostias se aprende. Y tampoco ha sido para tanto. Lección barata.

Para mi que los polis son muy moderados en este vídeo del supuesto escándalo. Y el que le llame a eso violencia policial, lo mismo puede proponer que para antidisturbios saquen a las calles a un coro castrati, cantando gorgoritos. Igual eso es lo que quieren. Miedo dan.

Rosa Díez está cabreada, como los nacionalistas. Y como ellos, no le ha puesto pegas a la reformita de la constitución por el qué, sino por las formas. Dice que el problema es hacerlo sin referéndum, pero la realidad es que no ha podido meter la cuchara en el guiso, y eso es insoportable para la soberbia de la diputada con nombre de partido.

¿Revisamos la jugada?

Nuestra demócrata favorita se ha pasado cuatro años clamando por la necesidad de que los dos grandes partidos se pongan de acuerdo en las grandes cuestiones de estado. No se la ha oído en todo ese tiempo ni una sola mención a la necesidad de un referéndum para legitimar esos pactos necesarios.

No hay nadie medio sensato que no defienda que la reformita es buena y necesaria. Por “medio sensato” quiero decir que ni es de Izquierda Unida, ni un broncas antisistema. A algunos les parece una reforma insuficiente, pero a nadie le parece una reforma en la mala dirección. Tampoco Rosa Díez ha esgrimido ningún argumento en ese sentido.

Así que tenemos a Rosa Díez protestando porque ha ocurrido, por una vez, exactamente lo que venía pidiendo. Y se queja con la disculpa de que las formas no se corresponden con algo que jamás había pedido hasta ahora. Es más, en las propuestas “regeneración democrática” de su partido, no existe ninguna mención a darle más fuerza ni mayor costumbre a los referéndums en España.

Pongamos que le hacen caso a Ros Díez y a los nacionalistas. Por ejemplo, esa tercera urna que pide. ¿Cual sería la consecuencia? Hay dos posibles.

  1. El referéndum sale no.
  2. El referéndum sale sí.

1. No es nada inverosímil imaginar un resultado negativo, promovido por  una pinza entre nacionalistas, la muchachada antisistema del 15M, los antisistema proetarras, más Rosa Díez. El deterioro de la situación política y el formidable desprestigio de la clase política serían una ayuda muy a tener en cuenta. El resultado sería no hacer una reforma que la misma Rosa Díez sabe que es completamente necesaria (no lo niega), y España quiebra. Y tal vez se disuelve la Unión Europea.

2. El referéndum sale sí, con todas la formalidades que ahora se le ha ocurrido exigir a la sensible demócrata. Pero como los plazos son los plazos y los pagos vencen cuando vencen, España entra en quiebra porque ante la duda nadie le refinancia lo que debe. Y tal vez se disuelve la Unión Europea. Espero que en la propuesta de Rosa Díez figure que el primer pago suspendido sea su propio sueldo, y lo que le dan a su partido, fundación, etc. No me parece haber oído nada en esa línea.

Los dos posibles resultados conducen a la misma consecuencia.

La chavalería estaba ayer muy excitada en Twittter porque Rosa Díez era tema del día. ¡Qué valiente! ¡Con dos cojones! En ese plan. Se ve que la España de la “política cojonuda”, que decía Unamuno, no cambia. Dejo un par de enlaces para los extravagantes que prefieran, en política, una víscera de materia más gris que las gónadas.

Mikel Buesa:

Jesús Encinar:

Y los que sigan prefiriendo las gónadas lo pueden mirar así: cuando los nacionalistas protestan, es bueno.

Página siguiente »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 531 seguidores