Pero a veces prefieren las coces que las piedras, para “informar”: