Era igual de posible, ¿no? Una persona sufre mucho, y se suicida, mientras que otras sufren lo mismo, y no se suicidan. En realidad hay muchas más del segundo caso, ya que parece que tenemos muchos automatismos anti-suicidio. Pero si dos suicidios -siempre acongojantes, siempre respetables- nos llevan a cambiar las leyes y muchas estructuras económicas, no está de más preguntarse qué hubiera pasado si no hubieran ocurrido.

“No podemos estar ante situaciones que por un problema económico derivan en crisis como esta, que no es la primera vez que se producen resultados tan trágicos”

No son las palabras de un asno, sino las del juez decano de los juzgados de Baracaldo. Vale, pongamos que el juez solo es un insensato que habla sin enterarse, y que pronunció eso antes de saber que la mujer de Baracaldo seguía trabajando en la misma empresa en la que entró hace 22 años. Imaginemos un resultado que ese juez tal vez defina como “no trágico”, pero sí producido por circunstancias económicas. Por ejemplo, un no suicidio, pero sí una mujer de cincuenta y pocos sin su casa. Debajo se un puente, en el peor de los casos. En una casa de acogida de vagabundos, si tiene más suerte. Tal vez recogida de alguna forma por familiares – y con sensación de estorbar y sobrar en este mundo. ¿Sería eso mejor que el suicidio? ¿Sería menos “trágico”? O solo sería una forma de que el pobre juez no se encuentre con un cadáver, y así no se le ocurra que hay que cambiar las leyes?

También se le podía ocurrir a su señoría cómo sería el mismo caso, si las leyes que quiere cambiar se hubieran cambiado a tiempo. Por ejemplo, antes de que  ocurriera la compra del piso del que hablamos. Una posibilidad muy a considerar es que sin hipoteca, no hubiera habido compra. Y que sin una esperanza razonable de cobrar, no hubiera habido hipoteca. O que hubiera sido tan cara como para hacerla inviable económicamente. ¿Quién nos dice que eso no hubiera producido una depresión muy anterior, y un resultado igualmente trágico pero 20 años antes? ¿Hubiera pedido en ese caso el juez un cambio en la ley para conseguir hipotecas más asequibles? Aunque es posible que no se hubiera dado ese caso, porque nos encontráramos con que la persona sin salida hubiera emigrado … a un país con leyes hipotecarias como las que el juez quiere cambiar.

¿Tenemos la mejor ley hipotecaria posible? Seguro que no, ya que no tenemos lo mejor posible de casi nada. Sin ir más lejos, se ve que no tenemos los jueces más sensatos e inteligentes que se puede tener. Pero si pensamos a golpe de prensa y de suicidio, y no pensamos en los que no se suicidan y siguen con su tragedia a cuestas, seguiremos sin tener lo mejor posible de casi nada.

Ahora todos contentos porque el PP y el PSOE se van a poner de acuerdo y van a evitar las tragedias. O creo que eso es lo que dicen por la telebasura.

Por cierto, todo eso que no ha pensado el juez (o buena parte) lo están desgranando Sefuelix y Octavio en:

Muy interesante.