Y además, está hecho un fiera del Twitter, @Sefuelix.

En resumen, que nos pasa un enlace interesante de @innoguera …

… sobre un proyecto de disminuir los huracanes, que se van a hacer muy peligrosos con el calentamiento global.

La fantasía es preciosa. Unos anillos enormes, con el borde sostenido por gomas de coche de derribo, y un plástico en forma de cono hacia abajo, hasta unos 100 metros de profundidad. La idea es que las olas van metiendo agua en el cono, que por su peso desplaza el agua que hay hacia abajo, y la misma cantidad que entra por arriba sale por debajo, a cien metros de profundidad. O sea, mezclan agua caliente de superficie con agua profunda mucho más fría, y con eso enfrían la superficie. Como los huracanes no se pueden formar a más de 27ºC de temperatura de la superficie del agua, impiden su formación si la mantienen por debajo de este límite.

Al invento le llaman “Sumideros de Salter”, por el nombre del autor.

¡Joé!, toda la vida intentando quitar plásticos del mar, y ahora lo quieren llenar de ruedas de coches y enormes conos de plástico. Miles y miles de ellos. ¡Que hubieran avisado!, y dejábamos el estercolero en paz.

Confieso que conceptualmente me parece brillante. Aunque dudo mucho que no salga por sotavento (en superficie) casi la misma cantidad de agua que han metido las olas por barlovento. Aparte del problema de anclar los conitos de marras. Y desde luego que como navegante protesto por la posibilidad de llenar el mar de obstáculos.

Pero el problema que veo es también conceptual. Dos problemas. En dos gráficos.

1. Variación de temperatura de los mares tropicales desde que lo mide la NOAA con satélites y termómetros (1981). Serie completa y segunda mitad de la serie (1997 – 2012):

2. Energía acumulada global de los huracanes (es la forma de medirlo) desde 1978 (desde que hay satélites para poderlo medir):

En resumen. Es muy dudoso que el mar tropical se esté calentando. Y es seguro que los huracanes no están aumentando, aunque haya un poco de calentamiento global – mayormente en el hemisferio norte y lejos de donde pululan los huracanes.

Sefuelix, como dicen en Mallorca, no pases pena. Y disfruta del calorcillo – lo que dure. ;)