Que no, que ya sabéis que mi opinión es que el cuento del calentamiento global no es una conspiración. Pero sí es un cuento / exageración / fantasía, propiciado por unos mal llamados científicos, que se caracterizan por la gran distancia que hay entre lo que aseguran, y la realidad. En algunos sitios le llaman mentir.

Micky (Michael E.) Mann es posiblemente el científico (ejem) icono del calentamiento global. Junto a Hansen. Y siempre farda (falsamente) de haber recibido el premio Nobel repartido con otros. Entre la gente normal eso provoca risa, porque el premio fue al IPCC, sin señalar a nadie.  ¿Y no dicen que el IPCC son miles de científicos? Pues nada, Mann farda que farda, a pesar de las muchas veces que se lo habían advertido y afeado. ¿Ya que yo soy europeo, y Europa acaba de recibir el Premio Nobel de la Paz, puedo decir que yo he compartido el premio? Si soy normal, no; si soy un calentólogo, sí.

Pero ahora la cosa se ha desmadrado. A cuenta de la demanda [–>] que ha puesto Mann al periodista Mark Steyn y a una revista, por decir que su trabajo es “intelectualmente falaz” (intellectually bogus). Que lo es, y con creces. Tan “bogus” como su premio Nobel. Pero a Mann no se le ha ocurrido nada mejor que citar el premio, como argumento de autoridad, en el escrito de la demanda.

Con dos cojones, el escrito de demanda dice:

2. El dr.Mann es un científico del clima cuya carrera se ha enfocado en el calentamiento global. Junto a otros investigadores ha sido de los primeros en documentar el firme incremento de temperatura durante el sigo XX, y el claro incremento desde los 1950s. Como resultado de esas investigaciones, el dr. Mann y sus colegas fueron premiados con el Premio Nobel. [pág2. párrafo 2 –>]

Impresionante. Hay tres mentiras en ese breve párrafo. Vamos, que todo lo que dice es mentira.

1. Mann no fue de los primeros en documentar el calentamiento del siglo XX, y mucho menos su claro incremento a partir de mitad de siglo. Su especialidad es la paleoclimatología. Y en sus proxis no aparece ese calentamiento del que habla, por eso tuvieron que “ocultar el declive” (hide the decline).

2. No dice que fue el Premio Nobel de la Paz, que difícilmente se concede por unas investigaciones científicas, como asegura. Lo dice muy claro la web del Nobel. Se concedió al IPCC y a Al Gore, por …

… sus esfuerzor por lograr y diseminar un mayor conocimiento sobre el calentamiento global por causa del hombre, y por sentar las medidas necesarias para contrarrestarlo. [–>]

O sea, por la publicidad conseguida mediante una película de terror, y un informe internacional. Pero si Mann dice que se lo han concedido por unas investigaciones, parece un Nobel de verdad, y no uno de cuchufleta.

3. A Micky Mann nunca le han “concedido” ningún premio Nobel, de ninguna clase.

Como esto último es lo más irrefutable, y queda bastante chungo como base de una demanda, el periodista Thomas Richard se molestó en escribir a la oficina del Nobel, y preguntar.

1. ¿Le han concedido algún Premio Nobel de algún tipo al Prof Michael Mann, en algún momento? Es un laureado Nobel como implica en su demanda legal?

2. ¿Recibió un certificado “por contribuir a” el premio Nobel del IPCC?¿Es esta foto del certificado auténtica? [Ver foto en la oficina de Mann –>]

3. ¿hay alguna diferencia entre decir que te “han concedido” el Nobel, como pone en el escrito legal de Mann, y haber “contrubuido a”, como dice el certificado que adjunto en foro? [–>]

Respuesta de Geir Lundestad, director del Instituto Nobel en Noruega:

1) Michael Mann nunca ha recibido el Premio Nobel.

2) No ha recibido ningún certificado personal. Ha cogido el diploma concedido en 2007 al IPCC y a Al Gore, y ha añadido su propio texto debajo de ese diploma que parece auténtico.

3) El texto que sale debajo del diploma es enteramente suyo. Nosotros solo entregamos el diploma al IPCC como tal. Ningún individuo relacionado con el IPCC recibió nada en 2007.

Tal vez convenga recordar que Michael Mann también es muy famoso por “el truco de Mann en Nature para ocultar el declive” [–>].  Los calentólogos aseguran que “truco” es una palabra muy común en jerga científica, que solo quiere decir “operación particularmente brillante”. Y que lo de “ocultar” era para que la plebe no se distraiga con lo que no interesa, y mantenga la mirada atenta al juego de magia. Así que supongo que ahora estamos ante “el truco de Mann para ganar el premio Nobel”. Brillante operación para que no te des cuenta de que naina de naina, según jerga científica … de la ciencia del calentamiento global.

Lo malo es que se la ha ocurrido introducir sus fantasías en una demanda legal, un periodista ha preguntado, y ahora están todos tratando de borrar el pasado a toda prisa, para que no se vea el nuevo “truco de Mann”. Pero llegan tarde. Por ejemplo, pantallazos de la bio de Mann en la Penn State University, donde trabaja. Antes y después de la demanda.