Sefuela

No somos el ejército de un país.

Tras la ida de olla del Consejero de interior de Cataluña, es interesante saber que el Sindicato de Mossos de Esquadra recuerda que la obediencia debida no ampara actos contrarios a la Ley. Pide no se les use políticamente. Aquí el comunicado:

Sindicat de policies de Catalunya:

Ante las declaraciones del Honorable Consejero de Interior de ayer miércoles, en el marco primer congreso del Sindicato de Mandos de Mossos d’Esquadra (SICME), en las que se mostró convencido de que los Mossos “estarán al servicio del país y de sus instituciones” en el contexto de la coyuntura actual, desde el Sindicato de Policías de Cataluña queremos recordar todos los políticos, especialmente aquellos que son responsables de gobernar y resolver los problemas de los ciudadanos, que los agentes de la Policía de la Generalitat estamos al servicio del país y de todos los ciudadanos y ciudadanas.

Tal como establece la Ley 10/1994, de la Policía de la Generalidad-Mossos d’Esquadra, los agentes del cuerpo de Mossos d’Esquadra están obligados a actuar, en el cumplimiento de sus funciones, con absoluta neutralidad política e imparcialidad y, tal y como define la propia ley catalana, la obediencia debida no podrá amparar órdenes que entrañen la ejecución de actos que manifiestamente constituyan delito o sean contrarios a la Constitución o a las leyes. Las declaraciones del Consejero de Interior atribuyen a los agentes y las agentes del cuerpo de Mossos una responsabilidad que no nos corresponde. No somos el ejército de un país, somos la policía al servicio de la ciudadanía de un país.

Así pues, pedimos a todos los responsables de los partidos políticos que no utilicen el cuerpo de los Mossos para hacer propaganda política y pedimos a los gobernantes que no hagan recaer las consecuencias de su incompetencia para solucionar los problemas de los ciudadanos en los / las agentes de la policía de Cataluña.