Genial. Son incapaces de unirse a Ciudadanos – nunca han tenido la menor intención, aunque hayan disimulado. El chiringuito personal de Rosa Díez no se toca. Sacaron menos votos en Cataluña en las últimas autonómicas que el chiste de partido político de Carmen de Mairena. UPyD, el partido de las ideas, los intelectuales, e internet. Pasa tú, que a mi me da la risa. Y la “regeneración democrática”, mas la guinda de “un partido diferente”. ¿Diferente en qué? ¿De nombre?

En 2.011 votaron a favor de una ley que hacía casi imposible presentarse a partidos nuevos al parlamento y al senado. Exige recolectar y presentar firmas, un 0,1% del censo. Muy típico. El recién llegado al albañal se erige en su más feroz cancerbero. Lo mismo que “el partido diferente y de internet”, la voz de la gente, tiene probablemente los blogs más cerrados de todo el espectro político. Intenta colar una crítica -por suave que sea- y ya verás. Doy fe de que han estudiado muy profunda y cabalmente todo lo que habría que corregir en los partidos políticos … para hacer exactamente lo que habría que no hacer.

Pero ha ocurrido lo que no esperaban. CiU ha decidido aplicar esa misma norma estatal en Cataluña. Y UPyD, extraparlamentario allí, lo tiene crudo. Ni hacer campaña le van a dejar. Lo explica el nota local:

“En un momento de tanta desconfianza a los partidos, se deja a las formaciones alternativas fuera del debate de ideas, ni siquiera puedes participar de la campaña. La Junta Electoral hace una disposición muy estricta de una norma no pensada para este caso y que repercutirá en una mayor desafección política”, advierte el portavoz de UPyD, formación que sacó 5.000 votos en las últimas autonómicas. [-->]

Claro, claro. No estaba pensada para este caso, faltaría más. Las normas las piensa UPyD en función de que le beneficien. Nunca se le ocurriría una barbaridad como la universalidad de las normas, y esas zarandajas tan de … ¿regeneración democrática? Y es una gran lástima que se vayan a quedar fuera del debate de las ideas. Ellos, que tienen unas ideas tan claras sobre la propiedad particular de los partidos por parte de sus chiringócratas.

Cosas veredes.

Actualización: Un Marcos Merino protesta en Twitter por una precisión que ya se ha hecho en los comentarios. Podía haberlo Becerrix Dominatrix mucho antes, si tanto les importa. Después de todo es profesional de la cosa.

Como ya se ha explicado hasta la saciedad en los comentarios, Merino querido, UPyD presentó una enmienda a la totalidad que incluía el mismo requisito de firmas que la ley aprobada. O sea, sí “votaron a favor de una ley que hacía casi imposible presentarse a partidos nuevos al parlamento y al senado”.

Pero a estos “regeneradores” les encanta acusar a los demás … ¡de mentir! Nunca les acusan de equivocarse, o de exagerar, no. Son “un partido diferente” que se caracteriza por tener exactamente los mismos vicios de todos los asquerosos partidos del albañal. Pues que se jodan, por cafres.