Voy ha hacer el gallego: por un lado está bien, había gente que casi llenó la plaza en un día de puente y lluvioso: poco después de las doce y media descargó el chaparrón que tenían preparado Mas y Jonqueras… pero por otro lado, dada la situación política, tendría que haber habido más gente, para demostrar que se enteran de lo que pasa.

Pero para los predicadores en el desierto de los últimos años, como es mi caso, por hoy es suficiente, aunque hay que seguir.