Es el cuento del asesinato (civil) de un muerto. Pero también puede serlo de un Mio Cid de nuestros tiempos, que gana victorias después de fallecido. Víctima de la feroz censura progresí, la historia de Leroux, o de su presencia y posterior limpieza ideológica en Wikipedia, puede ser una batalla más en la lucha por la libertad de pensamiento Que es la lucha de la libertad . En realidad, su vitoria -a la Díaz de Vivar- depende de nosotros. Y de paso no da luz sobre el mundo que vivimos, y sobre el que vendrá – si lo permitimos.

Es posible que algunos estéis al tanto de que hay una lucha política muy fuerte para vender la burra del cambio climático. Pero esto no va de clima -salvo que Marcel era climatólogo-, sino de Wikipedia, de ideología, y de fanáticos.

De un obituario que he encontrado:

by Luis de Sousa
Thu Aug 14th, 2008 at 06:45:52 AM EST

He sabido con tristeza de la muerte del profesor Marcel Leroux hace dos días en Marsella. El hombre que trajo el concepto de Anticiclón Polar Móvil, y nos hizo considerar la circulación atmosférica en términos completamente nuevos, ya no está entre nosotros.

Leroux describió dos modos de funcionamiento del clima, rápido y lento, dependiendo de las diferencias de temperatura entre el polo y el ecuador. Y al parecer sus descripciones explicaban muy bien algunas olas de calor y nevadas que se produjeron posteriormente.

En sus últimos años Leroux se hizo un prominente crítico de la teoría del Calentamiento Global Antropogénico. Señalaba que la evolución del clima desde el cambio de régimen del 1970 (cuando la Pacific Decadal Oscillation entró en su fase positiva) no cuadraba con una simple tendencia de calentamiento del planeta. …/…  a una aceleración de la Circulación Meridional, y no a un simple calentamiento de la atmósfera.

Señala Luis de Sousa, el autor de la necrológica, una de sus últimas comunicaciones con Leroux. Una respuesta:

Si has leído mi libro “Global Warming : myth or reality ?” habrás visto que yo observo las “cosas” concretas de la meteorología … y no he encontrado la menor relación entre el CO2 y el clima.

En ese libro ciertamente fustiga con dureza a los alarmistas calentólogos.

No podría ser más simple. Si lllueve o si hay sequía; si los vientos desatan un temporal o si no hay viento; haya calor o una helada; todo es por causa del “efecto invernadero”, y nosotros somos los culpables. ¡Un argumento fácil, pero estúpido! El cuarto informe del IPCC bien podría decretar la supresión de todos los libros de texto de climatología, y reemplazarlos en nuestras escuelas y universidades con comunicados de prensa.

Es la primera vez que oigo hablar de Marcel Leroux, a pesar de interesarme por “el cambio climático” desde 2007.  Pero debemos de agradecer a William M. Connolley la nueva luz que ha puesto sobre este científico. Después de todo tiene una teoría original sobre el clima, que puede ser una contribución interesante. Ya se verá. A través de sus estudios del clima en África, resaltó la importancia de la posición y tamaño del “ecuador meteorológico” en la circulación atmosférica general.

Connolley es un Savonarla progre que ya había sido expulsado de Wikipedia, por hacer el cafre, pero al parecer ha retornado. Y es el autor de este asesinato civil de un muerto. No solo autor, sino autor orgulloso. Alega que Marcel era irrelevante, por pocas publicaciones. Y que la relevancia la define el consenso, o sea, él. Así que elimina su página en Wikipedia.

Ingeniero de software, ha trabajado como modelista en el British Antartic Survey. Lo que nos sirve de retrato un poco caricatura de la discusión. Modelistas idiotizados que creen que por sus modelitos saben algo del clima, y se permiten asesinar civilmente al climatólogo que tiene el culo pelado de estudiar lo que ocurre bajo el cielo, por ejemplo en África, y sacar conclusiones. Por irrelevante, manda cojones.

Así, en África, durante el Último Máximo Glaciar (UMG), esto es entre 18 mil y 15 milaños atrás, las temperaturas medias eran cinco grados inferiores que las que conocemos ahora, y el desierto se extendía considerablemente hacia el sur, mientras que los bosques habían casi desaparecido.

Por el contrario, durante el Óptimo Climático del Holoceno (OCH), entre 6 mil y 9 mil años atrás, las temperaturas eran superiores a las actuales en 2 grados, y los bosques sobrepasaban largamente su extensión actual.

En cuanto alSáhara, en el  OCH recogía lluvias relativamente abundantes, al mismo tiempo mediterráneas y tropicales. Cubierto de lagos y pantanos, el Sáhara era recorrido por criadores de ganado, como atestiguan las pinturas rupestres.

Es ridículo por parte de los medios pretender que el calor sea sinónimo de calamidad. En particular, durante el invierno, la gente piensa en el verano. Sueñan con vacaciones en España o Marruecos. Esto es, ¡sueñan con el sol! [–>]

Leroux era profesor de Climatología en la Universidad Jean Moulin, de Lyon, Francia, y director del «Laboratorio de Climatología, Riesgos, y Medio Ambiente». Y sostenía que los cientos y cientos de millones al año que les dan a los modelistas del clima -siempre que proporcionen noticias alarmistas- han producido una estúpida locura.

Las páginas de Wikipedia en francés y en español aun no han sido eliminadas:

La original en inglés la guarda Lucy Skywalker:

Más info, en WUWT:

Y que se joda Connolley, y el resto de los frailes.