Tiene una pinta chunguilla. Todas las mediciones de temperatura están dando mucho más bajo de las predicciones del IPCC para los 20 primeros años del siglo. Que es su primera predicción comprobable. Y como ha pasado el 60% de los 20 años, con nada o demasiado poco calentamiento (depende quien y donde lo mida), necesitan un subidón rápido si quieren no quedar muy mal. Cuanto más tiempo pasa, más canguelo.

Tenían la esperanza de que El Niño que empezaba a apuntar este verano fuera decente de fuerza. Al menos como el de 2010. Y así empezar ese subidón que necesitan. Y las noticias parece que empiezan a ser malas. El Niño está bajando, tal vez camino de La Nada. Así le llaman, de broma, cuando no hay ni El Niño ni La Niña (condiciones neutras). Clic para original.

El BOM (Instituto Meteorológico de Australia) lo pone así:

La probabilidad de que se desarrolle un El Niño en 2012 se ha reducido a última quincena. El Pacífico Tropical ha continuado su retirada de condiciones de El Niño (la temperatura del océano ha bajado), manteniéndose en un rango neutral (ni El Niño ni La Niña). Otros indicadores ENSO como la Southern Oscillation Index (SOI) y las pautas de las nubes han persistido en niveles neutrales desde el último julio. [–>]

Para situarse, añado un gráfico de la temperatura global del mar, tomada con satélites mas termómetros de superficie.

Visto así, las noticias para los calentólogos y alarmistas no parecen muy buenas. Y la pregunta es la de siempre: ¿Cuánto tiempo sin calentamiento -o sin calentamiento suficiente- tiene que pasar para que empiecen a admitir de que la teoría no funciona?

Hablando de teorías, hay un científico insistiendo mucho con una teoría alternativa que tiene para el “calentamiento global”. Un fenómeno de momento restringido en el tiempo aproximadamente a 1.975 – 2.000. Y Qing-bin Lu sostiene que fueron los famosos CFCs del agujero de la capa de Ozono. Una vez que no se emiten, se acabó el calentamiento.

Los tiempos coinciden. Pero a mi me suena a magia cualquier explicación que se base en una sola sustancia emitida por el hombre, y se olvide de la naturaleza. Como si antes de la industria humana el clima no hubiera cambiado. En fin, este gráfico resume bien lo que dice: