Sin ser un experto, a menudo tengo la sensación de que mis amigos liberales no se dan cuenta de lo profundo de la capa de la que surge el sentimiento de igualdad. Pero en realidad lo pongo porque el vídeo es divertido, y me gusta el capuccino.

Vía: