Aprovechando que Lucia ha hecho unas entradas de comparación entre lo que dicen las predicciones del IPCC y lo que dice la realidad, puede ser un momento adecuado para echar un vistazo superficial sobre el asunto.

Y no es que sea importante, es que la comparación entre los modelos y la realidad es la clave en la discusión del clima. Ya hemos visto mil veces que no hay la menor prueba de la teoría del IPCC, y que todo se basa en que como nos se les ocurre nada mejor, debe de ser cierto. Pero claro, si no quieres pensar en otras cosas, no se te pueden ocurrir otras cosas. Y lo que se les ocurre son los modelos climáticos que han hecho pensando en el CO2.

Eso es todo lo que tienen. Y así, si queremos juzgar su teoría, solo queda comparar lo que dicen los modelos con lo que va diciendo la realidad. Puede que sea poco tiempo, los modelos empezaron en “modo predicción” el 1 de enero de 2001. Que discutan cuánto tiempo hace falta, y que no digan que un siglo. Y mientras tanto, seguiremos mirando lo que se puede mirar.

Yo, entre una temperatura global media sacada con satélites, y otra sacada con garitas meteorológicas, me quedo con los satélites. Y si se miran los 33 años de datos que hay, se ve que están marcando cosas diferentes. Se puede pensar que lo que nos afecta más son los termómetros de las garitas, que miden donde vivimos. Pero hay muchas sospechas de que no están midiendo un calentamiento “global”, sino efectos de cosas que nosotros hacemos donde están esos termómetros (donde vivimos), y eso no tiene nada que ver con los gases invernadero.

Así pues voy a usar en este vistazo rápido mediciones de satélite. Hay dos, y elijo la que menos favorece lo que pienso. Luego mencionaré a los alarmistas, que siempre hacen al revés. Eligen garitas (porque dan más calentamiento), y entre ellas, eligen la que más calentamiento da. Resumo las mediciones que hay para elegir:

  • HadCrut3 (garitas): -0,064ºC / década
  • GissTemp (garitas): +0,067ºC /década
  • UAH (satélites): +0,052ºC / década
  • RSS (satélites): -0,063ºC /década

Si apuestas, acertarás. Los alarmistas eligen GissTemp (porque les favorece), y los escépticos eligen UAH (porque creen que es de más calidad). Por cierto, de las dos mediciones de satélites, UAH la llevan científicos “escépticos”, y da más calentamiento, y RSS la llevan alarmistas, y da menos calentamiento. Así que no hay motivo para pensar que estén haciendo trampas.

Al trapo. Temperatura UAH desde el 1 de enero de 2001 comparada con la línea de tendencia de la media de los modelos, a la altura que miden esos satélites. Se marcan las temperaturas mensuales UAH, la línea de tendencia (para comparar con la de los modelos), y la media móvil de 12 meses de las temperaturas UAH. Es una buena referencia visual; cada punto representa la media de los doce meses anteriores.

Si fuéramos como los alarmistas, eligiendo la serie más favorable, solo representaríamos RSS. Pero mi impresión es que UAH es de más calidad.

Será poco tiempo 12 años; será una serie demasiado “ruidosa” para su longitud; será lo que quieras. Pero indica que de momento los modelos tienen muy mala pinta. Y la pregunta que debería de hacerse todo el mundo es: ¿Durante cuánto tiempo puede seguir así la cosa sin que se considere demasiado poco tiempo para juzgarla?

Fácil no es; los modelos son muy “guarros”. Y el caso es que la primera sorpresa es que usen modelos, en plural. ¿Por qué no se quedan con el mejor? Pues porque no saben cuál es el mejor, con tanto como dicen que saben. Por eso usan la media de los modelos como referencia para sus estimaciones del fin del mundo. La raya negra en el gráfico de Lucía que pongo, con los modelos y las mediciones de garitas, para que se vea lo que digo. Se puede clic.

Se ve muy bien cómo a partir de 2001 – 2002, cuando empieza el modo predicción (las temperaturas anteriores las sabían), la realidad (en grises) se va separando de esa media de los modelos (negra).

A partir de esto, que lo ve cualquiera, empieza la gimnasia y las contorsiones estadísticas. Para los que quieran profundizar: los alarmistas presentan unas virguerías de Tamino, cogiendo los datos más favorables (GissTemp), contando con el “ruido” de la serie de la manera que más le conviene, y haciendo especulaciones sobre El Niño para bajar la media de los modelos de 0,2 a 0,17ºC / década. Para poder decir que los modelos son consistentes con la realidad. Bueno, será con la realidad de Gisstemp, y contando con las especulaciones de Tamino sobre El Niño. Pero llega Lucia (ni “alarmista” ni “escéptica”), y muestra que no, que ni siquiera con las virguerías de Tamino funciona el invento, si medimos en agosto de 2012 en vez de junio de 2011.

Lucia misma, sin virguerías de Tamino, pero con la serie favorable a los alarmistas. Clic para entrada completa.

La prueba del algodón dice que los modelos, de momento (12 años), mal. Incluso para el caso de la serie de temperaturas más favorable a la tesis del IPCC.

Así está el patio. Siempre tienen un fenómeno haciendo gimnasia estadística, para que cualquier gallina Ferry pueda decir que los modelos están reflejando la realidad de puta madre. Pero por eso no pueden hablar si no es desde blogs con una censura feroz. Porque basta que llegue Jaimito, y pregunte -¿oiga, qué “realidad”?-, para que se chafe el cuento.

Y es que si los modelos fueran modelos de verdad, otro gallo cantaría.