Un sábado lluvioso por la tarde es un buen momento para enfrentarse, con calma y café, al fin del mundo. Supongo que todos os habéis enterado, puesto que no debe haber quedado ni un espacio de la prensa “profesional” sin cubrir. Cien millones de personas van a morir por culpa de los malditos negacionistas del cambio climático, para 2.030. A razón de 5 millones al año. Por ejemplo:

Reuters:

Cadena Ser:

ABC:

El Mundo (subtitular)

He de decir que comprendería a los periodistas … si no fueran profesionales. Yo mismo pensé que menuda carcajada de cosa, y que habría que investigarla. Para -sin duda- desmontarla. Pero que sería un “informe” (así le llaman) farragoso, especialmente diseñado para dificultar el acceso a los datos. Y que el trabajo llevaría unas horas. Pero, ¡joé!, es que a mi no me pagan por ello. Si me pagaran, me parecería apasionante estrujar ese “informe”. ¿A los periodistas no? ¿Qué se supone que es el periodismo ahora, dar paso a cualquier melonada escrita por un grupo de activismo de causa?

Pero hasta este inveterado cínico se equivoquó. La trampa está en la misma primera página del informe. Página que no ha debido de visitar ninguno de esos periodistas profesionales, salvo que pensemos peor – que nos engañan. Ni un vistazo le han dado (clic para el doc original):

Pregunta de primero de periodismo (supongo). Si el título dice “Climate Vulnerability Monitor”, pero el cuadro está dividido en “Climate Change” y “Carbon Economy”, cuántos corresponden al clima, y cuántos a la “economía del carbono (sea eso lo que sea)? ¿No resulta curioso? Para los profesionales, no.

Pues bien:

Carbon Economy – Health Impact:

  • Polución del aire: 1,4 millones
  • Humo casero: 3,1 millones
  • Siniestros laborales: 55 mil.
  • Cáncer de piel: 20 mil.

Total: 4.575.000

Es de esperar que incluso en una redacción de Pedro J., y aunque se pasee por ella el docto Ruiz de Elvira de vez en cuando, tendrán la culturilla suficiente como para saber que el humo casero, o la polución del aire, no tienen la menor relación con el cambio climático. Y que entonces no hay disculpa para subtitular tal que así:

No señor. Serían, si te sientes inclinado a creer en los activistas, 5.000.000 - 4.575.000 = 425.000. Han exagerado por encima de un orden de magnitud en la cifra de la noticia que tenían delante de los ojos. Que además ya tiene todas las papeletas para ser falsa.

La disculpa moral que se buscarán es que han traducido al “periodiqués” una frase del “informe”:

the new Monitor estimates human and economic impacts of climate change and the carbon economy

Sugiero al ocioso lector que se enfrente a los “números” de donde salen los 425.000 al año que le faltan a los cinco millones. Contexto: todos los años mueren 58 millones de personas en el mundo. Los documentos de donde se supone que salen son estos, y yo no he visto ningún “calculo”.

En realidad suman 395.000. Y apuesto a que bien mirado suman cero patatero. Porque en el vistazo rápido que he echado, lo que veo son unas “estimaciones” de agárrate que vienen curvas. Por ejemplo, es evidente que en las latitudes medias y altas es mucho mayor la mortandad con frío que con calor. En las latitudes tropicales, no sé. Pero no he visto nada en las “estimaciones” que indiquen que han tenido en cuenta que la temperatura, lo muy poco que ha subido, lo ha hecho sobre todo fuera de los trópicos, y en el norte.  Contexto: Según las mediciones de satélites, la temperatura ha subido en los trópicos a razón de 0,07ºC / década, en la época que llaman de “calentamiento global” (desde 1980). Fuera de los trópicos, en el Hemisferio Norte, a 0,26ºC / década (y nada en los últimos 15 años). Y en el Hemisferio Sur, como en los trópicos; o sea, de risa.

Resumiendo: La prensa te ha encalomado por el morro cuatro millones y medio de muertos al año, como si fueran a causa del “cambio climático”, sin serlo. Sin disculpa, porque el documento en el que se basan lo dice bien claro. Cambio climático “y” economía del carbono. Como acabamos de ver. Y una organización activista, contratada por 20 gobiernos que se quieren sacar unas pelas (y hacen bien, si nos dejamos), te ha encalomado probablemente otros 395.000. Con lo que resulta que son bastante menos peligrosos los activistas que la prensa. Tiecojones la cosa.