Todos sabemos que hay un “calentamiento global”. Se ha medido, y no hay discusión al respecto. Y es cierto (casi). Pero, ¿qué quiere decir exactamente “se ha medido”? Pues quiere decir que han cogido todas las mediciones posibles de temperaturas registradas con termómetros en la historia, y con ello han fabricado una “temperatura media global”, por meses y años. De forma que pueden ver su evolución (en este caso calentamiento).

El problema es que los termómetros no fueron instalados para hacer eso. Ni de lejos. A nadie se le ocurrió, cuando los pusieron, que en el futuro el dato de interés iba a ser esa “temperatura media global”. Ni que lo que estuviera pasando en el patio de una iglesia de Londonderry tuviera que compararse con el de otra de San Pedro de Atacama, cien años después. Y es fácil ver el problema. De repente cambian de sitio el termómetro, porque al patio le han puesto una parra, o por lo que sea. O la iglesia, que estaba en el campo, le ha crecido una ciudad alrededor. Y además, desde pongamos 1880 hasta hoy, hay muchos más termómetros que ahora. Y todos cambiando de sitio y de circunstancias cada cierto tiempo. Un lío. Pero no suficiente, porque queda un detalle. El 70% de la superficie de la tierra es mar. Y aunque es verdad que algunos barcos tomaban la temperatura del aire al navegar, generalmente un marinero borracho y con bastante poco interés, lo cierto es que circulan todos por las mismas “carreteras marinas”, dejando la mayor parte del mar sin medir.

Y de ahí sacan el “calentamiento global”. Lo mejor es no indagar demasiado en el procedimiento, para no deprimirse. Pongamos que te crees que se hace con rigor y con un procedimiento de la suficiente confianza. ¿Todos contentos? ¿Hemos medido el “calentamiento global” con algún grado de confianza? No parece, porque el “procedimiento” va cambiando con el tiempo. Y se pasan todo el rato corrigiendo … ¡las temperaturas del pasado!

No seamos excesivamente rigurosos. Comprendemos que hay que “homogeneizar” esas temperaturas registradas en San Pedro en 1910, porque hay que tener en cuenta las circunstancias particulares de ese termómetro. Y comprendemos que se va investigando y mejorando el sistema de homogeneización. Pero esperaríamos que esas mejoras ocurran cada bastantes años, y las anuncien a bombo y platillo para no generar confusión. Y también esperaríamos que esas mejoras fueran neutrales. Esto es, que unas veces resulten en aumentar el resultado del calentamiento global, y otras en reducirlo. Los errores, si no son sistémicos, suelen ser aleatorios. Y no es eso lo que pasa. Constantemente estás encontrándote con correcciones sin que avisen, y las correcciones siempre son para mostrar más calentamiento.

Por ejemplo, de hoy mismo:

Randall Hoven mira con frecuencia los datos de la NASA, porque le interesa ver lo que pasa con las temperaturas. Así que cada cierto tiempo se descarga los datos del registro completo, lo pone en una hoja de Excel, y mira. Y nos cuenta en ese artículo que entre los datos que daban en julio, y los que dan en septiembre, ha habido un cambio. Sin avisar. Los valores que tenía en su hoja de cálculo de julio ya no valen, están cambiados. Y el resultado es un 7% más de “calentamiento global” en los últimos 130 años, porque los cambios son a la baja en la primera mitad, y al alza en la segunda. Sí, suena muy poco en cifras absolutas. Donde era +0,60ºC ahora es 0,64ºC. Pero es un 7% del que nadie se enteraría si Randall no hubiera estado mirando.

¿Quieres más ejemplos? Este es de la NOAA, un cambio en 2008. El calentamiento pasó de 0,5ºC por siglo, a 0,6ºC. Una puta decimilla de nada, pero es un 20 por ciento más. Clic para fuente.

Hay ejemplo de esto a patadas. Como que el año USA más caliente era 1934, hasta que lo cambiaron.

¿Hacen trampas? No necesariamente. Basta un sesgo de confirmación. Anulada la crítica, y todos remando hacia lo mismo, cualquier cosa que se les ocurra para “mejorar” la homogeneización tenderán a ser cosas que tiran hacia donde toca.

¿Creo que ha habido “calentamiento global”? Sí, los glaciares en general retroceden desde 1850 (mucho antes del CO2). Y el nivel del mar ha subido – sin acelerarse, como debiera si el CO2 tuviera importancia. Me fío más o menos del calentamiento que han medido con los satélites, desde 1979. Y es muy insuficiente para la teoría. Pero de los termómetros, y sobre todo de lo que creen haber medido en el mar antes de hacia 1970, no me fío ni pijo. Los satélites dicen que la temperatura ha subido como 0,4ºC en 33 años. Como a unos 0,2ºC / década los los primeros tercios, y cero patatero el último tercio. Y a la teoría no le basta con eso, de ningún modo. Puede que empiece a subir ahora a lo loco, y las predicciones se cumplan. Pinta, la verdad, no tiene ninguna.