Una vez has aceptado que toda esta pandilla de asnos (todos) se cargan el invento, es el momento de aprovechar para por lo menos disfrutar de la vis cómica. ¿Si el circo está lleno de payasos, y lo hacen ellos solos, sin obligación, por qué no vamos a disfrutar del espectáculo? El único problema es elegir. Entre por ejemplo el payaso alcalde , y el payaso director de periódico, que no se le ocurre chorrada mejor. Debe de ser una carrera de tontos. Estaban mosqueados, porque en Vasquilandia De Risa les sacaban unos cuerpos de ventaja.

Más callados que un muerto están los nazionatas vasquilandistas con el asunto Cataluña. Ni medio apoyo con el “pacto fiscal”. Y no porque sea excesivamente imbécil pedir al mismo tiempo un “pacto fiscal” a la vasca, y la independencia. La imbecilidad no suele ser problema para el vascopiteco, invadido como está por la euscológica. ¡Quia! Se trata del miedo de perder el chollo. Y se trata de que no se empiece a discutir lo evidente. Juro por lo más sagrado que he discutido con nazionatas sobre el concierto vasco, diciendo que mi objeción es que no se puede extender a todas la cojonaciones del imperio, porque la suma no da. Y que por tanto es un privilegio completamente injustificado. ¡Pues no se lo creen, los tíos! O hacen como que no.

Por eso la catalanada, ahora, les supone un grano en el culo, en lugar de una ayuda. Porque hace inevitable la discusión, la constatación, de que se trata del privilegio de la niña mimada. Y que se aguanta con mejor o peor cara si la niña es pequeñita, y por tanto el gravamen no excesivo. Pero la jugada de Catalunya de Riallada ha puesto las cartas sobre la mesa, y son unas cartas que no les gustan nada.

Además,Urkullu  ha criticado que Bildu no cree en el Concierto Económico.

Siempre ha sido el problema de la bestia, Iñigo. Tomarse el cuento con todas sus consecuencias. Y vosotros, contando nueces. Mientras no os den con todo el nogal, bien vais. Si les dices “más estado vasco”, te van a sacar un dedo, y contestar: ¿Cómo que “más”?;  ¡estado vasco a secas! Y a ver cómo coño les explicas a tus tarados que “más estado vasco” es más vasco que “estado vasco”. No hay forma. Y el concierto, tararí. De risa en risa, y de alcalde majara a La Vanguardia, la cara de tontos que se les va a quedar a los recogenueces va a ser un espectáculo de los grandes. Podemos invitar al orbe entero a que lo vea y se pasme.

probablemente no tendríamos una industria del cine, si no es porque la subvenciona el contribuyente pagano contra su voluntad. Y a algunos eso les acompleja, como si fuera un país inferior. ¡Tonterías! Vamos a dar el mais grande espectáculo jamais visto. Y ahí queda eso.

Vayan cogiendo su asiento, que los payasos ya están en la pista, y the show must go on.