Estoy leyendo el nuevo libro de Bob Tisdale, que recomiendo mucho.

Es un trabajo / estudio de varios años que le hemos visto ir desarrollando en su blog. Y lo que ha hecho con su libro es explicarlo de una forma que lo pueda entender cualquiera, cosa que no siempre ocurre con cada artículo del blog. En mi opinión, y por lo que llevo leído, ha logrado plenamente el objetivo. Con más de 500 páginas, e innumerables gráficos y explicaciones dibujadas en estilo de “comic”, es un auténtico chollo por 6,1 euros (8 dólares). Para comprar en formato PDF , [este enlace -->].

Tampoco es baladí la recomendación que ha hecho el dr. Roger Pielke del trabajo de Tisdale. Pielke es un climatólogo de gran prestigio e innumerables publicaciones, con una visión muy amplia (no CO2-céntrica) del problema.

Pielke también destacó en su blog la reseña de Donald Rapp del libro de Tisdale:

Rapp, mitad científico (físico y químico) y mitad ingeniero (jefazo del JPL y director de varios proyectos NASA), ha escrito dos libros sobre el cambio climático actual y las glaciaciones. Del libro de Tisdale, dice:

Bob: I am enjoying your book immensely. I wish that I had read your book prior to writing my book: “The Climate Debate” which dealt briefly with matters that you elaborated on to far greater depth. Nevertheless, I did reach some conclusions that overlap with yours. [-->]

Hoy hace Tisdale una entrada en WUWT donde se nota el esfuerzo explicativo que ha llevado a cabo, y sirve a modo de resumen del libro. La idea general es que el calentamiento que hemos observado en los últimos 30 años (que eso es el famoso “calentamiento global” que nos ocupa) es un fenómeno natural que se debe a las variaciones en el fenómeno de El Niño / La Niña.

Según la gente del clima del IPCC, El Niño / La Niña no es más que un “ruido” dentro del sistema, que sube y baja la temperatura global. Pero que a medio plazo (una o dos décadas) compensa las subidas con las bajadas, y no tiene efecto en la temperatura global.

Mejor leerlo completo. Está muy bien explicada la idea. Pero aprovecho para traer unos gráficos como aperitivo.

La idea del IPCC sobre el “calentamiento global. El Niño no afecta a medio plazo, y lo único que interviene es un calentamiento por el CO2 y unos enfriamientos muy rápidos y poco duraderos cuando hay volcanes especialmente poderosos.

 

 

Otra forma de decir lo mismo:

El gran descubrimiento del Tisdale es que la Niña no es lo opuesto de El Niño, y que la suma de ambos no da un aumento de temperatura cero. Se ve en estos dos gráficos.

Por una parte el Pacífico Oriental (1/3 del océano global), que es donde tiene lugar el grueso del El Niño, lo que se calienta por El Niño sí se enfría después por La Niña, y se queda plano.

Y por otra parte,  La Niña no produce ese enfriamiento en el resto del océano global, en el caso de los El Niño especialmente fuertes. (Hay otro componente en el Atlántico Norte, también natural, pero no la liemos de momento).

En gráfico:

Ya, no se entiende. Por eso hay que ir a la gran explicación de Tisdale completa.