Remitido por un lector.

En los últimos días hemos quedado atónitos ante la decisión del Ministro del Interior al conceder el tercer grado al etarra Josu Uribetxeberria Bolinaga, responsable de la muerte de tres guardias civiles y del interminable secuestro de Ortega Lara. Este asesino en ningún momento ha mostrado su arrepentimiento, ni ha procedido a reconocer ni reparar el daño que causó.

Al margen de consideraciones jurídicas, de lo que ya se ha ocupado eficientemente la Fiscalía,el programa electoral del Partido Popular en sus páginas 185 y 186 señala: “La clave para la desaparición completa de ETA está en el acuerdo de los demócratas, en la fortaleza del Estado de derecho, en el apoyo y la memoria de las víctimas, y en el reconocimiento y la reparación del daño causado. La democracia sólo puede asumir un final sin impunidad; un final que no abra la puerta a la legitimación de la violencia terrorista sino que exija el reconocimiento del daño infligido.”

Tras leer el anterior párrafo resulta bochornoso ver cómo se concede el tercer grado y posterior libertad a un terrorista que ni ha reconocido ni ha reparado el daño que causó.

Pero hay algo mucho más grave, ¿qué hay del “acuerdo de los demócratas” al que hace referencia el programa electoral? En las últimas horas ha sido el propio Partido Popular el que ha dado muestras de fractura, de división, de contradicción, de falta de política antiterrorista sólida y coherente con lo que habían venido afirmando y supuestamente habría de sustentarse en la exigencia del reconocimiento del daño causado y su reparación. La traición a la promesa electoral, la falta de rumbo y de unidad dentro del mismo Partido Popular da oxígeno a la banda terrorista y supone un riesgo que debilita a la sociedad democrática. Sencillamente un espectáculo VERGONZOSO.

La Unión de Oficiales de la Guardia Civil (UO), asociación profesional mayoritaria de mandos de la Guardia Civil, en acto del Consejo de la Guardia Civil (órgano cada día más inútil) expresó al Ministro del Interior (que presidió la sesión de 22 de marzo de 2012) que tendría el apoyo de esta asociación en la gestión del fin de ETA siempre que la política del gobierno no supusiera concesiones a los asesinos. No cabe duda que el trato privilegiado otorgado al asesino Bolinaga se separa de dicha premisa.

Sr. Ministro del Interior: Los terroristas intentan modificar nuestro comportamiento provocando miedo, incertidumbre y división en la sociedad. Ya lo han logrado en su partido. ETA no ha desaparecido y está perfectamente activa. Si consiguen ese objetivo, nos habrán neutralizado y el crimen tendrá el mayor de los réditos legales: someter a los españoles. Si ocurre será porque Ustedes lo hagan posible. Nosotros NO dejaremos a ningún ciudadano de bien a su suerte, ni olvidaremos a ninguno de nuestros compañeros caídos. El asesinato, la memoria, nuestra identidad no son amortizables.

Madrid, 06 de septiembre de 2012

UNIÓN DE OFICIALES GUARDIA CIVIL PROFESIONAL (UO)
Área de Comunicación – Prensa
prensa@unionoficiales.orghttp://www.unionoficiales.org
Ptvoz: D. Jesús Martín Vázquez 639.47.84.16