Al menos han cambiado el cartel. Estaba harto de ver siempre la cara de loco del tío feo ese que ponían.

La jeta, la personalización, me impedía pensar. El argumento frío y objetivo al menos es digerible. No son comparables los ridículamente escasos recursos de Wikipedia con los de cualquier sitio con un número de visitas en su mismo orden. Para preservar su independencia, no ponen anuncios. Viven de las donaciones de los usuarios, ergo … si confías en Wikipedia, por favor, considera la posibilidad de sacar la cartera (aunque sea un poquito).

Vale, en esos términos, considero lo que sea. Aunque no he visto ningún argumento en el cartelito que me haya convencido.  Su independencia me parece algo tan prescindible como la de un fraile medieval. Sé lo que van a opinar antes de que ellos mismos lo piensen. Y sé que van a hacer trampas en su producto para que predomine su opinión. Con frecuencia para que sea la única visible. Y definitivamente no confío nada en Wikipedia. Pero simplemente soy capaz de imaginar argumentos que sí me convencerían, aunque no sean los que han empleado. Del tipo de: ¿Lo usas, te es útil? ¡Pues no seas mamón, y colabora!

Independencia, en este ámbito, suele querer decir independencia de intereses económicos, fundamentalmente empresariales. El progretariado imagina que que eso es la madre del cordero para tener una opinión libre y sin sesgo. Son los mismos motivos por los que los medievales pensaban que sus frailes tenían una opinión libre y sin sesgo, y les creían (en general).  Y sin embargo, lo mismo que de aquello se puede pensar que la Iglesia estaba demasiado imbricada en el poder económico y político, y usaba a sus frailes de punta de lanza, ahora se debe pensar que pasa lo mismo con la élite progresí que dirige el pensamiento desde los medios de creación, difusión, y control de ideas. Teoría que se confirma cada vez que escarbas en la práctica. Por ejemplo, Wikipedia.

Está muy bien que Jimmy Wales sea independiente de, por ejemplo Coca-Cola. Eso quiere decir que si la en Wiki pone algo que afecta a Coca-Cola, tienes en principio menos motivos de desconfianza. Pero, ¿sería tan grave? Comparemos. Pongamos el caso de que es independiente, como proclama. Independiente de Coca-Cola, no de pensar “lo que hay que pensar”, o ser lo que se llama políticamente inmaculado. La consecuencia es que en vez de estar preocupados por su sesgo en aquellas cosas que puedan rozar a Coca-Cola, estaremos preocupados por su sesgo en aproximadamente todas las materias. Y que encima, al no ser una cuestión más o menos práctica, o cínica, sino algo que ven como plenamente moral, el asunto va a tomar inevitablemente unos tintes de fanatismo que raramente ocurrirían con el sesgo Coca- Cola.

¿Cómo lo ves Jimmy? Pero deja el cartel tal cual. Recaudarás de los creyentes y fanáticos, y también de los cínicos. Esa es nuestra desventaja. Oficialmente malos, pero nos dan por todas partes.