Si se pone uno muy técnico, nazis solo eran los pertenecientes a un movimiento político alemán, particularmente bestia, del segundo cuarto del siglo pasado. Pero como fueron el máximo exponente de algo que en absoluto es exclusiva suya, también llamamos nazis a los que comparten su comportamiento. Y a los que les aplauden, comprenden, etc.

Ahora, si ser un nazi (de comportamiento propio de nazis) es algo cercano al último paso en la degradación humana, algunos vascos están dando ejemplo de que se puede superar. Llegando a donde los nazis originales no llegaron. El grotesco esperpento del nazi lacrimógeno. El valiente gudari (eso dicen) que defiende sin rubor su disposición de vidas ajenas e inocentes, mas su tortura, desmembramiento mediante bombas, y terror general mediante amenazas, y también sin rubor reclama para sí piedad y dignidad humana. Hasta ahora conocíamos su falta de humanidad, y, lo mismo que los nazis clásicos, ellos tampoco pretendían otra cosa. Tenía su lógica, aunque fuera la lógica de la barbarie. Pero ahora reclaman a los demás lo que ellos siempre han alardeado de no tener. Matones tratando de inspirar … ¡lástima! Con lo que a la falta de humanidad añaden la falta de vergüenza.

Otra característica del nazismo es que muy poca gente se rebela contra su violencia, y se atreve a decir: no. Y esos merecen todo el respeto respeto, cuando no un monumento.

Santiago Abascal lo cuenta en fotos, en Twitter.

1)En respuesta a los pobrecitos asesinos en huelga de hambre compartiré con vosotros en los próximos minutos una docena de fotografías.

2) Se trata de una historia real. No me la han contado. La he vivido en los últimos 30 años y aún así estoy entre los afortunados

3) Otros españoles no pueden dar testimonio porque directamente fueron asesinados o porque el miedo les mató en vida. Yo y mi familia sí.

4) Primera fotografía. Carta de extorsión etarra dirigida contra mi abuelo (nunca pagó)

5) Otra fotografía de cómo adornaban habitualmente las paredes del pueblo con nuestro apellido

6) El nivel de la amenazas en las paredes aumentaba conforme no cedíamos ni demostrábamos miedo

7) Se ponían nerviosos y amenazaban con más concrección. “Tiro en la nuca”

8) Y como no podían, la impotencia les hacía pedir amonal para Abascal

9) En su odio e impotencia escribían en las paredes “Abascal el siguiente”

10)Y como las paredes no nos asustaban decidieron pintar con amenazas los lomos de los caballos

11) Y pintaron los caballos con insultos, como los nazis en “La vida es bella”

12) Y con el fuego la ETA nos quemó el negocio familiar

13) Provocando grandes daños económicos y el miedo en los clientes

14) A pesar del fuego etarra volvimos a abrir el negocio calcinado

15) Y cuando abrimos el negocio, de nuevo fue pintado y apedreado. Hoy sigue abierto.

16) También fueron a por el vehículo dejando restos de un animal muerto como en las pelis mafiosas

17) Y me persiguieron en universidad, a la que iba con escoltas, con pasquines

18) Tres cartas de extorsión recibió mi abuelo. Tres intentos de atentado sufrió mi padre. Uno yo. Decenas de veces en listas etarras.

19) Que no quieren comer, que no coman. Que haya justicia y paguen sus penas.

.

Por mi parte (pm), se lo dedico a Pascual, y otras salas Prostitucionales.