Estás cansado, y no tienes nada pensado que sirva como entrada del día en el blog, a modo de alpiste para disfrute de  la ociosa peña. Y con esto de Twitter tienes un recurso estupendo. A la payasada política nacional le ha dado aficionarse a las redes sociales, hay mucho supermán del tuit suelto por ahí. Y un pim pam pum con un payaso es algo que siempre hace gozar a los niños en el circo. Y luego está que debajo del rifirrafe siempre hay un tema de fondo, más bien vertiginoso, normalmente muy propio de la cleptocracia. Y así, al jolgorio se une el fuste. No se puede pedir más. Twitter es mágico.

Es verdad que los más facilones son siempre los nacionatas. Dentro de la payasada, su payasada es mayúscula. Lo que resulta muy de agradecer, porque los otros se quedan frecuentemente presentando solo un quehacer patético, y no es cosa de estar todo el día en un ¡ay!. Pero los crea-naciones siempre te dan una alegría; las penas, con risas, son menos.

El colega de hoy se debe llamar Pere Macias i Arau. Para los amigos, @peremaciasiarau, que parece como un atragantarse.

No le caben las manos en el “banner” del blog. Si un despistado mira el cartel al pasar, pensará que la política catalana en Madrit (¿sera diputado de la Asamblea de Madrid?) son manos. Muchas manos. ¿Por el tres por ciento? ¿Estará ya en el cinco? ¿Será el Palau? ¿Será Oriol, será Pujol?

Que sera sera. Cursi. Doris Day es al menos tan cursi como Mas.

La historia es que Mari Cospe reprocha a la Generalitad “financiar nacionalismo”, en vez de otras cosas, como sanidad o servicios sociales. Según Europa Press [–>].  Como lo reprocha cualquiera con dos dedos de frente o un gramo de sensatez. Pero para eso está Twitter, para que salte de la misma un cenutrio con barretina, y mucha senyera. Y nos fabrique la entrada, que será el instructivo pasatiempo del respetable.

Ya me los voy conociendo, he esperado un rato, y no creo que siga. Pero si sigue , lo añadiré (esta entrada también le va a llegar). La gran duda está en si toda esta magia de Twitter llegará a servir para algo. No digo tanto como que la recua aprenda a tratar y a dirigirse a una señora, eso sería mucho pedir. No, la cosa sería, ¿hay alguna remota posibilidad de que comprendan que cuando te pueden contestar, es mejor no decir gilipolleces?

Sería un puntazo que se vaya higienizando el debate público. A ver si entra Pera, y discutimos Instituto Cervantes como caso de “financiar nacionalismo”. Acabará largando el rollo de que todo el mundo es nacionalista de algo, el que no odie España, un facha,  y bla bla bla. Se va a llevar una sorpresa, porque dado que Cospedal no ha citado ninguna lengua, o bien Macia ha creado una falacia de libro, o bien sabe que casi todas las instituciones  creadas para “fer nació”, en las que se gastan carretadas del dinero que no tienen, usan el catalán cono disculpa. No hay más. O miente, o sabe que no miente, porque “defender el catalán” y “fer nació” se lo toman como la misma cosa. Y en ambos casos lo del Instituto Cervantes es una grotesca imbecilidad, porque España no es una nación de pobrecitos aborígenes luchando por la descolonización, ni en proceso de “construcción nacional”.

A todas estas, Pere es el arquetipo del extraterrestre que vive en la burbuja de la mamandurria. A los 21 años se apuntó a CiU, en el momento mismo de nacer el partido, ya con el dictador enterrado y bien enterrado. Y aunque es ingeniero de caminos, prefiere ingeniarse la vida creando nacioncitas. A los 28 ya era alcalde de Olot, su pueblo natal en Gerona. 12 añitos con el bastón de mando. Y ya jamás ha soltado la teta pública, en la que desde el principio ha tenido muy jugosos puestos, a veces simultáneos.

Y es que pocas cosas hay tan productivas como autonombrarse representante de una pobre nación de nativos, conquistada y humillada por uno de los malditos imperialismos europeos. Lo que no tengo claro es si Macias se imagina más en plan negrata africano, indio de América, o indio de Asia. O tal vez inventa el indio de Cataluña. Nunca se sabe por dónde va a salir  la fértil imaginación de los que levantan naciones como los vascos levantan piedras. Naciones, y Palaus; ya se entiende.

Dediacado a @esopramontaraz y @Sefuelix, novatos de pro ;) .