Los “nuevos tiempos” (Pachi, ETA) no incluyen que los nazis permitan el Riau riau.

A ver si podemos empezar a llamar a las cosas por su nombre, toda vez que estamos en unos “tiempos nuevos” llenos de prodigios venideros. Según Pachi, debemos de llorar de emoción, puesto que los nazis aseguran haber dejado de matarnos. Según los nazis, debemos de buscar “la reconciliación”, que básicamente consiste en ajo y agua – ya que para algo te perdonan la vida. Y los recogenueces están de acuerdo con todo, especialmente en que los asesinos no deben cumplir ni un minuto de pena desde el momento en que estamos en los “tiempos nuevos”.

- ¿Mande?

Lástima que los tiempos nuevos sean pusilánimes y eufemísticos, como los viejos.

Diario vasco:

‎¿Cómo que suspenden? ¿Acaso los concejales estaban aburridos, sin saber que hacer, y se les ocurrió probar a suspender el Riau riau, a ver qué tal?

La acción de un grupo de violentos impidió el paso de la banda municipal de La Pamplonesa y los concejales no hicieron ni salir de la Casa Consistorial.

¡Ajá! Empieza a parecer que la realidad es que “impiden” el Riau riau. ¿Quien impide? Un grupo de “violentos”, dice, con dos cojones. Como si dijera un grupo de individuos. ¡Coño!, no va a ser un grupo de perros, ni de Hermanitas de la Caridad. Si están ejerciendo un acto de violencia, llamarle “violentos” sobra. Queda mucho mejor:

 La acción violenta de un grupo impidió …

Pero así no sabemos de qué grupo se trata. ¿Aficionados del Osasuna, cabreados por lo que sea? ¿Feministas aguerridas reivindicando un pirulí? No hay manera. En cambio, y sorprendentemente, en Vasquilandia Parlaclara “violentos” define un grupo político. También vale “radicales”, como en:

¿Cómo que radicales? ¿Ahora tiene ETA la exclusiva de buscar la raíz real o imaginaria de problemas por ellos inventados? Y mira que hay formas y formas de llamar a los bestias por su nombre.

  • Los hijos políticos del tiro en la nuca.
  • Simpatizantes de ETA.
  • Izquierda separatista.
  • Izquierda Aberzale.
  • Totalitarismo vasco.
  • Terroristas vascos (o simpatizantes de).

Así que los “nuevos tiempos” solo tienen una novedad, y el que te la creas depende que creas en la palabra de los partidarios del asesinato como herramienta política. Que manda huevos. No está nada mal que, de hacerles caso, ser anti totalitario deje de ser un deporte de riesgo mortal. Y aun más importante que los simples viandantes dejen de pensar si hoy tocará o no tocará bomba por donde se van a mover. O en el parking donde se van a echar una siestecita. Pero eso, al parecer, no implica que el fascio decida sobre nuestras fiestas, porque o tragas, o la fiesta no será en paz.

Bien se ve.

Sin duda. “La reconciliación” y “la paz” son y serán lo que los recaderos de los asesinos políticos nos digan. Y básicamente funciona sobre la base de que si quieres tener la fiesta en paz, ya sabes.