Excelente y muy, muy sencilla presentación del premio Nobel de física (1973) Ivar Giaever sobre “El extraño caso del calentamiento global“.

Con una mezcla de sabiduría, calma, humor, y sentido común, plantea lo que piensa sobre el “calentamiento global”, desde que una vez, en 2008, le dio por atender qué decían los científicos del IPCC. Se quedó horrorizado. “El calentamiento global es una nueva religión, porque no lo puedes discutir” – declaró.

La charla es parte del 62 Encuentro de premios Nobel, Lindau 2012 [–>]. 1 – 6 de julio.

Resumen, muy breve. Clasifica la producción de los científicos (en general) de esta manera:

  • Ciencia real.
  • Ciencia patológica (en la que te engañas a ti mismo).
  • Ciencia fraudulenta (afortunadamente escasa, con engaño a posta).
  • Ciencia basura (cinco toman sopa de tomate, cinco la toman de cebolla, los de cebolla han tenido mayor incidencia de cáncer).
  • Pseudo ciencia (empiezas con una hipótesis – que te gusta mucho – y solo buscas y recoges los datos de confirmación) .

Ya solo con este arranque ves una cabeza con claridad de ideas y perspectiva. Y tras unos argumentos muy de cajón, como que una subida de temperatura de 0,8ºC en 150 años -si te crees esos datos – lo que representa en realidad es una estabilidad asombrosa, llega el remate retórico:

“Es pseudociencia el cambio climático? Si yo tengo que responder la pregunta, la respuesta es: sin ninguna duda”

Y otro remate – obviedad:

Si cuando haya acabado esta charla todavía crees que el calentamiento global está ocurriendo, y que la causa principal es el CO2, te urjo a que promuevas estas dos soluciones para salvar el mundo:

  • 1. Energía nuclear.
  • 2. Limitación del incremento de la población permitiendo sólo un hijo por mujer.

El vídeo (clic):