Viene fina la apuesta este año. A juzgar por los años anteriores, en los próximos 10 – 15 días se empezará a definir cómo quedará el mínimo de hielo de verano, y ya está en cifras récord. Tiene toda la pinta de que se puede batir el récord anterior (2007), con lo que va a haber que aguantar todo el trompeteo y fanfarria alarmista. ¡Nos quedamos sin hielo!

Pongamos perspectiva. En 2007 anunciaban que para este año (2012) el hielo del Ártico podía desaparecer casi por completo.

Todo el vídeo está lleno de mentiras más o menos sutiles, pero no se trata de analizarlo. Baste con la predicción de 2012 como contexto. Y con recordar que se hinchan a hablar de unos datos de satélites de poco más de 30 años, que no tienen gran significado. Los otros datos, barcos, etc, son de risa.

¡Oh, también hablaran de los pobrecitos osos polares! Sin mencionar que probablemente su población está ahora mismo en máximos históricos, que se adaptan a muchas formas de vida y alimentos, y que ya han superado otras épocas sin hielo de verano tardío. En este mismo interglaciar (Holoceno), y en los anteriores.

Dibujitos. Situación actual (30/06/2012) según la Oficina Meteorológica Danesa – DMI.

Y en este del IARC – JAXA, aunque marca no tan mínimo, se ve mejor el momento en que los años anteriores se ha ido definiendo el resultado (hacia el 10 – 15 de julio).