Fresita Magenta

No pierdan detalle del enlace que coloco a continuación:

El País:

Estos sesudos tipos, coordinados por el llamado Xabier Etxebarria (abogado, profesor de derecho penal) son los responsables (patrocinados, impulsados y pagados por el Gobierno Vasco, en concreto por la Oficina de Víctimas que dirige Maixabel Lasa, es decir, por usted y por mí) de la miseria moral que nos rodea en este nauseabundo y axfisiante final del Proceso de Paz.

Utilizan un lenguaje para enmascarar la realidad, que pone los pelos de punta. Me vienen a la memoria aquellos ya famosos documentos de Elkarri, ya disfrazado como Lokarri, (grupo de Jonan Fernández, de origen y profesión Concejal de Batasuna en Tolosa y que ha pasado a mejor vida al amparo de los frailes de Arantzazu con su nuevo grupo de estudios para la paz Baketik).

Son los impulsores de la Conferencia de San Sebastián, “Ayete y Los Facilitadores” (precioso título para una película de terror o, mejor, de porno duro)

Estos, son los que desde el lado de ETA hace tiempo que se dieron cuenta de lo rentable que resulta enredar las cosas, los conceptos e incluso el idioma. Y así, jamás hablarán de Paz, aunque en algún escrito famoso de Elkarri sobre “El Proceso” (otra liada) aparezca esta palabreja unas 1.100 veces… pero jamás sola en su sencillo significado, fácil de entender por todos, de “Ausencia de violencia” o incluso: “Situación y relación mutua de quienes no están en guerra”. No, eso es muy claro y no les vale a estos para enredar. Ellos siempre hablan de “Proceso de Paz”, “Diálogos para la Paz”, “Caminando hacia la Paz” “Estudiar la Paz”… (¿Les encaja ahora mejor el arrope que de la Iglesia tienen estos tipos? A mí, ese leguaje me suena convento y me atufa a incienso que mata…)

Pues bien, una vez logrados sus objetivos iniciales enredando conceptos y mareando la perdiz, ahora toca la parte final de “El Proceso” que fundamentalmente consiste en untarnos con vaselina la amnistía para que nos la traguemos sin dolor y florezca en nosotros la amnesia como valor universal para la Paz. Y esa es la misión de estos tipos citados, que firman esta llamada de alarma del enlace, por la reunión que hoy mantendrá Consuelo Ordóñez con el asesino de su hermano Gregorio. Porque claro, Consuelo no se ha plegado “al procedimiento de preparación necesario” (la vaselina y eso) y va a ir a la cárcel a lo bruto, a llamar hijo de puta al asesino de su hermano y a decirle que hará todo lo que esté en sus manos para lograr que se pudra allí.

Y eso es crispar ¡coño! Así no vamos en la buena dirección –denuncian los sesudos sociólogos y abogados, pagados por Ud. y por mí, en esta nota que tan alarmado publica El País. Normal la alarma después de leer en un artículo de opinión, que más bien era un editorial sobre el asunto, al ínclito “periodista-opinante” amigo de Eguiguren e instalado en “el Proceso”, Luis Rodríguez Azpiolea, ya acusó a Consuelo Ordoñez, de que lo suyo no eran modos, que solo buscaba “venganza” y que así no avanzamos… hacia la victoria final y definitiva de ETA, por supuesto.

Con estos técnicos de la carta citada sí. Con ellos vamos como locos, desmelenados y cuesta abajo, por el buen camino del “plan de reinserción” y la “reflexión necesaria”… para logar que elPROGRAMA DE ENCUENTROS RESTAURATIVOS tenga el éxito deseado.

Ya ven. Es el nuevo lenguaje de la vaselina citada. Hay –o ha habido- 700 presos etarras en las cárceles españolas. Bueno, pues toda esta ingente cantidad de recursos dialécticos, humanos y materiales empleados para esta buena causa (iniciada bajo el mando de Rubalcaba)… ha logrado la increíble cifra de ¡DOCE! encuentros. El resto de etarras están, literalmente, riéndose de todos nosotros, gobernando las instituciones y preparándose para hacerlo en las que aun no dominan. Lo harán en breve, no lo duden.

Habrá que reconocer que son unos genios estos tipos. Y que tienen muchos apoyos y mucho poder en la sociedad española. Entre tanto mi amigo Javier Elorrieta –miembro directivo de la Fundación para la Libertad- me pasa una nota que incluye también la pregunta que nos hacíamos ayer:

“Me acaban de describir una situación que dibuja la “derrota del proyecto político del terrorismo nacionalista”: “La segunda cabeza de la serpiente, SORTU, que ha engordado, a pesar de la herrumbre del hacha, también es legal. La Fundación para la Libertad, que ostenta estatus consultivo especial en la ONU, que defiende el estado de Derecho, los valores constitucionales y la libertad amenazada de los ciudadanos del País Vasco, en su último patronato trata la posibilidad de su cierre por falta de recursos.

Pregunta más descriptiva que capciosa para ingenuos: ¿Alguien conoce una situación de derrota, donde los derrotados estén tan contentos y los “victoriosos” con tanta desazón?, ¿Alguien conoce una derrota donde sólo los derrotados se manifiesten con sus emblemas por las calles?

Un apunte, por si no se han enterado, porque es posible que aparentemente no se hayan enterado: Gobierna el PP, y con mayoría absoluta”

Es la cara y la cruz de la misma moneda. Me quedo con la segunda. Hace unos años diseñamos una pancarta (que todavía conservamos), firmada por ¡Basta Ya! Y Foro de Ermua, para acudir a las concentraciones de repulsa por los asesinatos de ETA, que transcribía -dirigido a los etarras, claro- lo que se puede leer en el frontispicio de “El Infierno” de Dante: “PERDED TODA ESPERANZA” Y añadíamos: “CON ASESINATOS NO CONSEGUIRÉIS NADA”

Yo ya no lo tengo tan claro.