16 abril 2012


Teufelsbrücke

Hola a todos,

Acabo de leer este artículo en el Die Zeit. Como parece que a PlazaM le va mucho esto del mar, a lo mejor le gusta (también al resto espero, naturalmente):

Vía Zeit Online:

http://www.zeit.de/wissen/umwelt/2012-04/nasa-meeresstroemungen-visualisierung

Izquierda Unida tiene una diputada que no conocía, llamada Tania Sánchez Melero. Tiene un nombre de esos modernos y eufónicos, que muy adecuadamente no suena nada a español. Podría ser Antoñita en ruso, un poner.

Muy combativa. Lo de diputada es solo circunstancial. Lo suyo es el puño, los derechos, y la república.

También tiene opiniones, y las expresa sin mayores problemas. Por ejemplo, si Kirchner nacionaliza Repsol, ella es rauda.

Una alegría para el pueblo argentino la nacionalización de YPF, un golpe merecido a empresarios y al pueblo español, #envidia

Pues nada, Tania, a disfrutar.

Luego ha dicho que no, que se ha equivocado. Que está mal redactado el “tuit”. Que quería decir que el pueblo español tiene envidia del argentino. Con esta tropa, todo es posible. Incluso que no sepan escribir.

Tal vez nos lo cuente el mismísimo Ruiz de Elvira. La esperanza es lo último que se pierde.

Nature Geoscience (2012)

La evaluación sobre el estado de salud de los glaciares del Hindu-Kush–Karakoram–Himalaya y su contribución a la hidrología global y a la subida del nivel del mar padece una severa falta de observaciones. El balance global medio de glaciares y banquisas es negativo 123. Una ganancia anormal de masa glaciar se ha sugerido para el Karakoram 2456, pero no ha sido confirmada por estimaciones recientes. Además, numerosos cambios en la región, en la velocidad y longitud de los glaciares 7891011 complicaban la interpretación de las observaciones.

(Los alarmistas alegaban que los glaciares ganaban algo en longitud, pero que debían estar perdiendo en grosor. Siempre se les ocurre algo, y siempre se lo acaban creyendo)

Aquí calculamos el balance de masa regional en el Karakorun central, entre 1999 y 2008, basados en la diferencia de dos modelos de elevación. Encontramos unas pautas espaciales muy heterogéneas en la elevación de los glaciares, que muestran que el adelgazamiento puede ocurrir en las lenguas de los glaciares cubiertas de restos (debris). El balance regional es justo positivo, con +0.11±0.22 m año−1 de equivalente de agua, y de acuerdo con la observación de la reducción del flujo de los ríos del área 12. Nuestras mediciones confirman un balance de masa anómalo en la región del Karakorum, e indican que la contribución del Karakorum al nivel del mar fue de −0.01 mm año−1 para el período 1999 – 2008, 0.05 mm año−1 menos que lo sugerido anteriormente 13.

Yo diría que tampoco nos lo vamos a tomar muy en serio. La gracia está en ver cuántas veces lo repiten por la prensa, y con cuánto altavoz. ¿Eh, Pedro J? Los alarmistas deberían de considerarlo una buena noticia (menos alarma), aunque yo nunca comprenderé bajo qué concepto el avance de un glaciar puede ser bueno, y su retroceso malo. En otras palabras, la locura de considerar chupi el frío, y diabólico el calor. ¿Será que los periodistas se jubilan en Laponia?

Sefuela

Publica el New York Times en su edición del domingo un llamativo editorial que titula así. Llama la atención sobre la nueva legislación que está preparando el gobierno británico.  De acuerdo con ella, los servicios de inteligencia domésticos podrán monitorizar cualquier tipo de comunicación (llamadas de teléfono privadas, emails, mensajes de texto, redes sociales y uso de Internet) en el país sin necesidad de ningún tipo de mandamiento judicial. 

Comenta este periódico algunas cosas totalemente ciertas. Entre ellas que no hay dificultad para obtener un mandamiento judicial si existe una causa mínimamente razonable. Y que, sin esa causa, las autoridades no deberían tener un poder sin control para inmiscuirse en conversaciones privadas. Menciona  también que todos los partidos principales incluían en sus programas el respeto a las garantías ciudadanas, y que tanto el partido conservador como el liberal se opusieron a una medida similar cuando se encontraban en la oposición.

Reconoce la necesidad de reforzar medidas de seguridad de cara a las Olimpiadas de Londres, pero hace un llamamiento a que prevalezcan las voces más razonables. Si la legislación se aprueba de acuerdo con las filtraciones producidas, tendremos un escalofriante escenario de control, sobre absolutamente toda la población sin necesidad de causa justificada, que constituye un temible atentado a la libertad individual.

En esta ocasión, estoy totalmente de acuerdo con ellos. El editorial aquí http://tinyurl.com/bwmlnmn

La imagen es de la nebulosa ojo de gato, conocida también como el ojo de Sauron o el ojo de Dios.

EL año pasado se aprobó en el Congreso de Carolina del Sur la Ley de Libertad de la Bombilla Incandescente (“Incandescent Light Bulb Freedom Act”). Está pendiente de su próxima votación en el Senado. Es una ley que trata de quitarse de encima el incordio de la la federal Ley de Independencia Energética y Seguridad (“Energy Independence and Security Act”). [-->]

Todo ello es parte de la guerra del cambio climático, donde se discute el grado de libertad de la gente (si lo miras desde el punto de vista de la gente), o el grado de intervención de los gobiernos (si lo miras desde el lado del gobierno).

Pero no se trata de una lucha solo política. Es también una guerra comercial. Las viejas bombillas incandescentes de toda la vida, cuya producción estaba copada por empresas USA y europeas, se ha convertido en una tecnología trivial. Hoy las puede fabricar cualquiera, y a muy buen precio. Ya no es un negocio para empresas de alta tecnología. Así que desde algo antes de final del siglo pasado, los fabricantes de bombillas europeos han hecho una gran presión política, apoyados en los ecolojetas, para que se prohíban las incandescentes.

Philips lo deja bien claro:

Desde diciembre de 2006, el sector del alumbrado europeo apoya las iniciativas de los gobiernos de todo el mundo para legislar la retirada de las bombillas no eficientes de los hogares.

Con el fin de conseguir un cambio de energía más ambicioso y viable, el sector propuso un plan de retirada basado en reducir al máximo las emisiones de CO2, que a la vez sea realista sobre lo que efectivamente se puede conseguir. El 8 de diciembre de 2008, los miembros de la UE aprobaron la propuesta de la Comisión de restringir de manera progresiva las bombillas incandescentes en el mercado de la UE. [-->]

¿El resultado? Parece exitoso. Tengo un ejemplo. Un estudio del laboratorio del Instituto Nacional de Tecnología Industrial de Argentina. Investigando la eficiencia de las nuevas bombillas de bajo consumo, entre las 17 marcas más vendidas en el país. Imagina cuáles son las que dan mejor resultado, y son recomendadas por la investigación del INTI:

-Philips. Holanda

- Philips. Holanda.

- Sylvana (Osram / Siemens). Alemania.

- Osram (Siemens). Alemania.

- General Electric. USA.

Pero te contarán que los pobres ecologistas luchan en solitario una pelea desigual contra las horribles multinacionales y todo su dinero. Y que tras el cuento del CO2 no hay intereses económicos.

Yo sigo pillando incandescentes en los chinos. Son mucho peores que las de antes, y duran mucho menos. Pero dan una luz mucho mejor. Y respecto a la idea de que desperdician energía en forma de calor, solo se puede sostener el argumento si consideras que el calor de la bombilla es un “desperdicio” cuando le estás poniendo calefacción a la casa. ¿A que nunca les has visto contemplar ese factor en la ecuación?

Fuentes:

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 543 seguidores