Hay un nuevo resurgir de una vieja campaña falaz del alarmismo y ecolojetismo del clima. Lo que mueve el “negacionismo” del cambio climático es el sucio dinero del las multinacionales del petróleo. Sin los enredos y la pasta de Big Oil, no habría caso.

Ha empezado por un documento filtrado desde el Instituto Heartland [-->], un think tank de la derecha americana, que tiene entre sus actividades organizar conferencias de “escépticos” del clima, patrocina algunos trabajos, y a algunos grupos de difusión (como thegwpg.org). El primero ponerse a gritar ha sido Desmoblog, y tras él han saltado todos los más conocidos.

¿Y qué cuentan? ¡Terrible! El “lobby” más conocido y fuerte del ·escepticismo” del “calentamiento global”, aumenta este año su presupuesto … ¡hasta los 7,5 millones de dólares! Y son tan torpes, tan de repetir los mismos mantras sin pensar, que no han calculado que la gente puede acordarse de que Al Gore se gastó 300 millones de dólares en su última campaña de terror. O, por seguir sólo con organizaciones muy conocidas, que tomo de Tom Nelson[-->]:

Por no hablar de la miríada de organizaciones que cuentan con los mejores profesionales de la publicidad para hacer vídeos monstruosos en los que hacen estallar a los niños inocentes. Como el que nos subtítuló From the Wilderness.

Y más aun, por no hablar de los billones de pasta pública que se gastan en sus campañas de adoctrinamiento y de miedo. ¿De verdad quieren hablar de los 7,5 millones del Heartland Institute? Estupendo, hablemos. Lo hace muy bien Anthony Watts, al que le han metido en el escándalo:

Resulta que está entre los patrocinados. 88.000 dólares. No para su blog, claro. Cuenta cómo tras el éxito de su proyecto con voluntarios sobre de control de calidad de las estaciones meteorológicas USA, surfacestacions.org, la NOAA ha cambiado las estaciones de referencia, y la forma de entregar los datos. Ahora lo hace a través de una web, y de una forma bastante oscura. Y  Watss pensó hacer una web que tomara los datos de la NOAA, y los representara de una forma gráfica y fácilmente entendible, tanto para los meteorólogos como para el público. Ha sido meteorólogo de TV muchos años, y sabe lo que necesitan.  Quiere facilitarles la buena información, pero bien representada y digerida. Usan mucho las noticias sobre récords  de máximas y mínimas temperaturas. Total, que siendo un proyecto que necesita financiación, se le ocurrió acudir al Heartland, y se la han concedido. 88.000 dólares. Seguro que todos lo acabamos usando.

Y también financian los estudios sobre el CO2 y las plantas, tan interesantes, de Craig Idso. ¿Algún problema? Los estudios, y la información, son comprobables.  Pero para esta recua no se trata de estudios replicables o no replicables, de información contrastable o no, porque no se trata de ciencia. Para ellos es cosa de buenos y malos. Y así, te dirán que entre los que financian al Heartland, está Koch, que es muy malo porque está sucio de petróleo, pero se olviden de decirte que Koch también es el principal financiador de BEST [-->], que según ellos refuta al escepticismo. ¿En qué quedamos?

Alucinante la que están montando. Porque el resultado es que el pequeño David de menos de 10 millones de dólares se las tiene tiesas al gran ejército de gigantes que cuentan, cada uno, su presupuesto por centenares de millones. Y a la pasta pública, que los cuenta por millares de millones.

¡Ánimo, David! Y a ver si nos sueltas algo. ;)

Seguro que el subni favorito de Elíptikus, don Ciencia, suelta un rollo formidable. Lleno de nombres de “malos”, de relaciones entre malos y malísimos, y ni un puto dato comparativo del dinero a uno y otro lado de la balanza. También es seguro que no nos dejará participar en la conversación, porque dice que somos “profesionales”. Una forma de confesar que él no da el nivel, y se le notan las falacias. Pero, por lo mismo, es seguro que que no tendrá eggs de conversar aquí. Como solía, hasta que se buscó la disculpa esa de que los pipiolos no pueden departir con “profesionales”. Y tiene razón, los niños están mejor en el kindergarten, por su cuenta.

Actualización.

Desde el Heartland dicen que parte de los documentos están falsificados. Particularmente el de estrategia, que no se ha hecho en el Instituto.

One document, titled “Confidential Memo: 2012 Heartland Climate Strategy,” is a total fake apparently intended to defame and discredit The Heartland Institute. It was not written by anyone associated with The Heartland Institute. It does not express Heartland’s goals, plans, or tactics. It contains several obvious and gross misstatements of fact.

Más actualización:

Judith Curry acaba de sacar también una entrada al respecto. Con montones de enlaces a blogs que lo comentan:

Como siempre, puro sentido común:

Respecto a la financiación del Heartland, escribí un postr anterior: Blame on Heartland-Cato-Marshall-Etc.   hay mucha información públicamente disponible sobre el total de dinero y las fuentes de financiacón en sourcewatch. Lo sorprendente es lo mísero de la financiación de que disponen los think tanks libertarios en ralación con los grupos “verdes” (como  WWF, Greenpeace, etc.)  La cuestión más interesante para mi es cómo han podido ser tan eficientes con tan poco dinero, comparando con los gastos mucho mayores de los grupos ecologistas.