Es una campaña de Anonymous, sea lo que sea eso. Va en la línea de la idea de que no se hacen negocios con el enemigo, pero restringida a un mes. Más práctico, e impacto más visible. Posiblemente más impacto también.

Yo estoy convencido de que esto es una guerra. Vale, de acuerdo; somos piratas, chorizos, imbéciles morales, y una pandilla de ladrones degenerados. ¿Y qué más, Arcadi? ¿Qué vas a hacer cuando la gente deje de comprar la caca de papelucho en el que escribes? ¡Ah, si!, creo que Pedro J ya está sugiriendo que el estado, o sea los imbéciles morales degenerados esos, apoquinen por lo que no leen. Porque se trata de “la cultura”, y tal y tal. Y si no saben lo que tienen que leer, Arcadi se lo explicará. O si no, al menos se lo cobrará, que es lo que importa. Pero el estado no es ladrón, no, no, no, aunque te cobre sin permiso por lo que no quieres consumir.

La prensa, perdón, cultura, nos ha mostrado hasta la saciedad la horterada y milagros del gordo de Megaupload, como diciendo que defender la libertad de internet es defender al gordo. En una demostración de rigor analítico profesional sin parangón. Yo preferiría ver las fotos de las putas que se pagan con el dinero de la SGAE. Seguro que son más guapas que el gordo ;). Pero Arcadi, perdón, la cultura, prefiere hablar del gordo que de la SGAE. Sobre todo, para “la cultura” el gordo es categoría, pero la SGAE anécdota. La idea es que como el gordo es gordo, y un horror, no se puede atacar la falta de libertades y el mundo cavernícola que defienden los Arcadis y las SGAEs. Según el modo de razonar de “la cultura”. En cambio lo de Teddy no es mas que … bueno, lo que sea; pelillos a la mar.

Hay “razonamientos”, muy del tipo de -por mis cojones, que soy muy brillante -, a los que yo les llamaría declaración de guerra. Y “razonamiento” por “razonamiento”, o cojones por cojones, veremos a ver quién sale perdiendo. Tú tócamelos mucho, que ya verás cuánto te compro. Me encanta el sistema de “ventas Arcadi”. ¡A la venta por el insulto! Y yo que sigo creyendo que no se hacen negocios con el enemigo …

La otra alternativa es repensar, ante el cambio de circunstancias, la utilidad y conveniencia social de ese monoplio llamado copyright, inventado por María Tudor para tener un control sobre lo que se publicaba con aquel nuevo invento de la imprenta [-->]. Si sí, si no, si hasta aquí, o si hasta allí. Actitud a la que yo le llamaría civilización, probablemente con bastante más justificación que llamarle cultura a las mamarrachadas a las que Arcadi llama “cultura”, con un par.

Pero eso, repensar, o simplemente pensar, es lo que el gran Espada de la cultura quiere a toda costa que no se haga. No vayamos a darnos cuenta de lo que pasa, y no vaya a cambiar una situación en la que ciertos privilegiados están muy a gusto, y por cuya defensa están bien dispuestos a fastidiar a todo potito. ¡Hay que joderse con “la cultura”!

O tal vez no haya que joderse tanto, y se pueda empezar a joder. O sea, #BlackMarch, #MarzoNegro. va por Arcadi.

__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/