Si los capos de UPyD, Rosa y Carlos, no hubieran borrado de la faz de la tierra los blogs desde los que engañaron a tanto idealista incauto, todavía se podría apreciar en el de Gorriarán, conocido como la cloaca del Gorri, a un más que posible campeón mundial del insulto trapero y de la falacia bastarda. Blanco sobre negro, no había guarrada argumental ni agresión traicionera  que dejara pasar. (Siempre sin poner nombres, pero de todas formas señalando).

Hasta que la tropelías se desmadraron, el encanto se rompió, y la gente menos cegada empezó a hacer las preguntas que no se pueden contestar.

Don Carlos, ¿y qué podemos hacer para averiguar qué ha pasado con la denuncia que no se ha perdido, pero que tampoco aparece por ningún sitio?

¡Cerrar los blogs, no te jode!  Y expulsar del partido a los idiotas, por preguntar. A los idiotas que critican, y a los idiotas que presentan candidaturas que pueden hacer preguntas impertinentes. Expulsar, abrir expedientes que nunca se cerrarán, ¿qué más da? El caso es que no se puedan presentar.

Pero los periodistas guarros no les van a la zaga. Tienen encima un caso de libro, que haría enrojecer hasta a la barragana más pintada. Pero se dedican a tergiversar cuestiones patrimoniales, y a sacar conclusiones insostenibles [–>]. Encima tontos, porque sólo consiguen estropear un buen caso.

Es curioso. Eso mismo, exactamente eso mismo, que ya critica la sentencia a La Gaceta e Intereconomía, es lo que hace UPyD, aprovechando que la resolución judicial pasa junto al albañal. Clic.

Me interpreten esta frasecita, por favor, que me trae tantos recuerdos a los blogs ya cerrados.

Tal y como pone de manifiesto la referida resolución judicial no sólo concurrió una falta de diligencia por parte de Intereconomía a la hora de elaborar la noticia, sino también una intención de difamar, indicando que “se aprecia que la finalidad última de la noticia tiene su origen en una intención manipuladora, encaminada a la alteración de los hechos o a suscitar una impresión falsa en el lector”. Entre las fuentes de los periodistas se encontraban los antiguos afiliados de UPyD Mikel Buesa y Valia Merino, que fueron llamados como testigos de la defensa durante el juicio, a pesar de lo cual no comparecieron.

Entre las fuentes se encontraban los únicos nombres propios que aprovechan para poner en su noticia. Así, como de pasada. ¿Y tú que entiendes? ¿Que la intención manipuladora de suscitar una impresión false en el lector tiene relación con esas fuentes, o no la tiene de ningún modo? Pues pese a la falsa impresión que estás sacando, todo perfectamente medido por UPyD para que saques esa impresión falsa, no hay nada ni en el artículo de la Gaceta ni en la sentencia que pueda relacionar  a esas fuentes con falsedad ni tergiversación alguna. Solo verás lugares comunes conocidos por todo el mundo, como puede ser la falta total de democracia interna en UPyD, a pesar de que va contra la Constitución, y de que ellos van de regeneradores de la democracia. No verás nada referente al patrimonio de nadie de UPyD en las citas de las fuentes. Con toda seguridad ignoran cualquier dato referente al patrimonio de los excompañeros a los que no se puede criticar. Pero los aprendices de Gorri, o tal vez el redactor sea el auténtico y genuino, nunca dejan pasar la oportunidad dar una buena patada a traición.

Para rematar, me cuentan:

El primer comentario que han puesto en el muro de Rosadiez hacie referencia también a Valia Merino y Mikel Buesa, como los informadores de la Gaceta, y claro ha empezado un monton de comentarios en contra de estos dos.

Hasta el punto de que alguien la ha dicho (bueno a la que maneje el muro ) que era peligroso y que podían tener problemas lo han borrado y todos los comentarios que hacen referencia a Mikel y a Valia

Todo un clásico en UPyD. Primero el insulto injustificado a traición, y después borrarlo. Pero conviene ponerlo en cuarentena, porque yo no lo he visto (no uso FB).  En todo caso, no sería más que la repetición de lo de los blogs.  Menos mal que van a rejejenerar la pocilga. Para hacerse un hueco, mayormente. Lo jodido va a ser si el nuevo espacio lo necesitan aun más puerco que lo que ya hay. Se admiten apuestas.


––

__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/