Con un clic en la imagen se llega a lo que anuncia. Y es una pena lo de estos periodistas subidos en su parra 1.0, acostumbrados a usar el argumento como un arma de combate contra alguien, pero incapaces de aceptar que un debate limpio y abierto tiene grandes ventajas. Ayuda a pensar, y a menudo puede producir luz para otros (el sagrado lector), aunque los debatientes no se vayan a bajar de la burra.

Y este tema bien merece el debate público. Es importantísimo hacerse una idea decente sobre la sustancia que hay en la condena de Zougam. Y el debate abierto, cada cual aportando sus argumentos y detalles del juicio, es el sitio ideal para conseguirlo. Pero parece que prefieren seguir lanzando piedras desde la trinchera, sin el menor interés en el noble cuerpo a cuerpo. La impresión que queda, inevitable, es que los @iescolar de este estilo de prensa, que se muere a chorros, no tienen el menor interés ni en ayudar a pensar, ni en producir la menor luz. El argumento o el dato no son más que las armas para conseguir la victoria del prejuicio – los míos son los buenos, y los otros los malos. Por eso se deben de lanzar desde lejos, desde la trinchera, sin que las espadas se crucen jamás. No sea que se haga algo de luz.

No me joden los periodistas arcaicos que escriben desde sitios en los que no se puede contestar. No engañan a nadie, y siempre puedes no leerles – que es lo que yo suelo hacer. Si se trata de información,no merece la pena escucharla sin posibilidad de contraste. Si se trata de opinión, en realidad es lo mismo. Y si se trata de arte, sí, pero no creo que sea el caso de @iescolar.

Los que sí me repatean son los periodistas (y sus medios) que disimulan. Por ejemplo, el pollo este. Acudes con gran interés a ver la argumentación en pro de la condena de Zougam, que es importante. Y miras primero si se permite debate. Sí, hay comentarios; y por lo tanto lo lees. Y después, intentas comentar, punto por punto:

  • 1. Acojonante. Los otros testimonios no fueron rechazados por “no ser absolutamente claros” sino por ser absolutamente contradictorios (no se puede estar en dos sitios a la vez, aunque sean trenes).
  • 2. ¿Muchas “otras pruebas”, aparte de reconocimientos incompatibles entre sí? ¿Y se podría saber cuáles?
  • 3. Sí, de la tienda de Z salió la tarjeta de la mochila de Vallecas. Pagada a tocateja, vendida por un empleado (no Z), y con protestas al día siguiente porque a alguna le faltaba el saldo. Para un cerebro normal, una prueba de que Z no era del grupo.
  • 4. Luis del Pino ha contestado sobradamente a eso por Twitter. [Investigaciones anteriores a Zougam]
  • 5. ¿Favor de citar? [Supuestos datos incriminatorios contra Zougam, en la primera declaración de su hermano]
  • 6. Pero uno de los de Leganés si fue juzgado, porque se escapó y le pillaron. Según el Supremo, no hay pruebas de que participara.
  • 7. No sería la primera vez. Y menos si todo se basa en reconocimientos, que es bien conocido que suponen la mayor fuente de errores judiciales.
  • 8. 9 y 10. Medallas y pensiones. Cierto, no es un caso único. Pero eso no le da esplendor.

Pues a joderse, porque “el comentario sobrepasa el número máximo de caracteres permitido”. Lo partes por la mitad, y que vaya en dos. Pero ocurre lo mismo. ¿No caben la mitad aproximada de 189 palabras? Pues no, no caben. Ni siquiera tienen la decencia de decirte cuántas palabras sí caben.  Malditos periodistas 1.0, que simulan no serlo. ¡Que sean lo que quieran, pero que no te hagan perder el tiemp0!

¿Alguien sabe de algún sitio recomendable, donde se esté debatiendo lo de Zougam desde el punto de vista de los que aplauden su condena? Por aquello de la luz, digo. De todo lo que aporta Ignacio Escolar, lo único que puede tener interés es el punto 5, que no recuerdo. Y tal vez el 2, que por lo que recuerdo es pipa. Los puntos 1, 3, 4 y 6 en realidad son puntos en contra de lo que defiende Escolar. Y 7 a 10 es irrelevante. Así que menos el 5 (que no cita), lo demás es entre engañina y filfa. Pero en su sitio no se puede poner. Al menos, no se puede hacer explicándolo, que es como no poderlo poner.

Actualización: Elíctikus me dice en los comentarios que el pollo tiene un blog donde se pueden comentar los artículos, y que este del que hablamos sale en:

Pongo los diez puntos en un comentario, que acaba siendo editado para hacerlo prácticamente ilegible. Muy burdo. Quitando contraste entre el color de la letra y el fondo y eliminando los puntos y aparte, haciendo de todo un solo párrafo.  Tal que así (clic):

Sus mariachis me contestan las imbecilidades esperables, y cuando intento pedir que pasemos a algo de interés, ¡zas!, ya estoy censurado. He tenido que hacerlo cambiando de identidad. Clic.

––

__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/__/