Viene de:

Víctor Ortega

Siento la tardanza.

Permitidme un apunte personal para que podáis poner en perspectiva mi NO respuesta a algunas preguntas. Es posible que esto os decepcione, lo siento.
En su día la iniciativa de Ciudadanos me pareció interesante. Si no me afilié fue por una mezcla de dejadez (lo siento, soy humano) y por no ver fácil como hacerlo desde Bilbao. Posteriormente apareció la iniciativa de UPyD, el resumen de las propuestas planteadas me pareció interesante (sigue pareciéndomelo) y, además, afiliarse era muy fácil, se podía hacer por Internet. A partir de este momento con el pago de los 20 euros mensuales quedaba limpia mi conciencia ciudadana y podía dedicarme a otros menesteres quizás menos elevados pero prioritarios para mi, (trabajo exigente, aventura empresarial iniciada con mi esposa en la que compramos una humildísima empresa en quiebra y, con mucho esfuerzo por su parte, la hemos dado la vuelta y, por si fuera poco, dos hijos pequeños).

Mi contacto con UPyD se reducía a los boletines oficiales del partido, pago de cuotas, lectura en prensa de noticias relacionadas (más bien pocas) y votación electrónica para elegir al portavoz. En tiempos cercanos a la votación hubo noticias un tanto ‘extrañas’ en prensa. Sin mayor acercamiento pensé que podía tratarse de (en este orden);

-       un ‘submarino’ puesto por otro partido político (cosa no difícil en un partido nuevo y con pocos afiliados que, por su mensaje, parecía podía despuntar y además plantear asuntos incómodos [quizás por no tener nada que perder como partido]),

-       al ser el programa y la idea de base muy general el hecho de aglutinar a personas que podían venir de tendencias muy distintas (corrientes PSOE – PP) podría originar fricciones entendibles,

-       modos de trabajar poco transparentes heredados de los partidos de origen de alguno de los dirigentes,

-       una mezcla de las tres anteriores.

Os puedo comentar que, sin más conocimiento (si, me podéis llamar irresponsable por no haber profundizado más en el asunto igual que me podéis llamar tardón por no haber contestado antes, pero cuando no llegas, no llegas) mi voto no fue para la corriente oficial, porque además de ser honesto, creo que hay que parecerlo (también os adelanto que esperaba y creía que el sentido de mi voto no iba a influir en el resultado final).

Ante la llegada de estas elecciones y consciente de que habría problemas para completar listas, me ofrecí para que se incluyera mi nombre en ellas. Me pidieron que me planteara la posibilidad de presentarme a las primarias y me dije, ¿por qué no?. A partir de entonces, mi involucración ha sido mayor.

Hasta aquí mi historia relacionada con UPyD.

No tengo ni idea de los puntos que argumentáis (entiendo que pucherazo en un congreso y no aclaración de detalle de gastos). Ni los niego, ni los confirmo. Y lo que os puede parecer chocante, y quizás os decepcione, es que no voy a dedicar tiempo  averiguarlos. Permitidme explicarme porque.

Ahora milito en UPyD (digo ‘milito’, no ‘soy de’).Las propuestas básicas del manifiesto fundacional del partido me parecen coherentes y necesarias para que este país recupere un poco de cordura a nivel institucional.

Estoy absolutamente seguro de que UPyD no es una organización perfecta (ninguna organización humana lo es). Y también estoy absolutamente seguro de que dentro de UPyD me encontraré con personas con las que sienta una afinidad inmediata y otras que nada mas verlas, me caigan mal (los seres humanos somos así). También encontraré situaciones que me resulten desagradables. En mi vida profesional me he encontrado con muchas situaciones de este tipo (durante muchos años me he dedicado a hacer proyectos de consultoría) y, si quieres sacar un proyecto adelante, tienes que ser capaz de obviar las cosas que no te gusten para centrarte en construir. En este sentido mi militancia en UPyD es algo parecido, un medio para conseguir un fin que es que los políticos gestionen los recursos que tienen a su disposición de una manera honrada y lo más eficientemente posible ya que ello influye en muchas cosas que me afectan directamente (mi estado de salud, seguridad laboral, futuro como
pensionista, seguridad ciudadana, posibilidad de viajar sin problemas, educación y posibilidades reales para mis hijos, acceso a vivienda, …   la lista es enorme). Por esto no voy a dedicar mis escasos recursos (tiempo) a analizar temas pasados que seguramente no han estado realizados todo lo bien que debieran (aunque a partir de ahora este más sensibilizado, para que negarlo).

En este sentido permitidme una reflexión. Da la sensación de que gran parte de los que accedéis a este blog habéis sido militantes y/o simpatizantes de UPyD y ahora no lo sois. ¿Por qué?

¿Os han expulsado del partido? Si es así me parece lógico que uséis una vía como esta para criticar algo que os parece injusto.

¿Os habéis ido de UPyD y habéis montado u os habéis afiliado a otro partido / plataforma para defender las ideas que creéis justas? En este caso permitidme opinar que creo lo hacéis medio bien. El medio bien porque seguís defendiendo de manera activa unas ideas con las que, en la base, es más que posible que esté de acuerdo. Y medio mal por dedicar vuestros esfuerzos a criticar el funcionamiento interno de otro partido (¡ojo!, no digo que en UPyD no haya gente que haga lo mismo). A mi no se me ocurre criticar que en el PP no haya elecciones primarias. Es un tema interno del partido y de sus afiliados. Si un afiliado del PP decido presentar una propuesta en este sentido y el partido se la rechaza, es muy libre de seguir afiliado o renunciar a su militancia.

¿Simplemente os habéis ido de UPyD y os dedicáis a criticar desde fuera? Pues perdonad, pero entonces creo que no estáis haciendo bien. Ahora lo único que podéis hacer es decirle al torero que se arrime al toro, pero no estáis toreando, ni siquiera sois de la cuadrilla. Mucho o poco, si las propuestas de base de UPyD os convencen, desde dentro del partido si que podrías hacer algo para que salgan adelante y, además, intentar cambiar aquellos aspectos del partido que no os convenzan. Entended que esto es una opinión personal, cada cual es muy libre de hacer lo que le plazca

Ahora intentaré responder a los puntos sobre los que si creo que puedo opinar

  • “Si, el cambio de la ley electoral es un asunto de todos. Yo estoy de acuerdo, aunque se puede discutir. Pero si beneficia a alguien, es a UPyD y a IU. Y la propuesta es de UPyD. Por eso decía “os consigan”, porque el éxito sería vuestro en el doble sentido. Pero lo puedo retirar, no se trataba de ofender.”

No me he sentido ofendido, simplemente quería matizar lo mismo que expongo ahora. Yo no me afilio a UPyD y después me entero de que se pide, entre otras cosas, cambiar la ley electoral. El que pedían este tipo de cosas es el motivo por el que me afilio a UPyD. Por eso no lo enfoco como que ese cambio se lo consiguen a UPyD, lo consigo yo como ciudadano. Y conozco a gente simpatizante de otros partidos ‘mayoritarios’ a los que también les parece algo intrínsecamente bueno.

  • “Y por qué precisamente la Ley Electoral y no, pongamos por caso, la Reforma Constitucional , y el estado Federal Coop. de I.M. con iguales competencias? Ah! claro, naturalmente es para corregir la desigualdad del voto, nada tiene que ver con que dicha reforma le daría un poder similar a CiU”

Pues es muy posible que, puestos a priorizar, haya algo de esto último. Pero permíteme las siguientes consideraciones:

1 – ¿Qué es más viable, cambiar la Ley Electoral o la Constitución ?
2 – Si tenemos dos cámaras de representación, a lo que yo entiendo el Senado con una vocación territorial, y el Congreso, con una vocación no territorial, ¿Por qué en esta última 1,5 millones de votos de unos ciudadanos ‘pesan’ más de 5 veces lo que otros 1,5 millones de votos de otros ciudadanos?

  • “De entrada decirle que suscribo todas sus propuestas, salvo la exigencia de un cambio en la ley electoral planteado desde una institución que no sea competente legislativamente para llevar a cabo la reforma” ¿le parece lo más coherente para la desaparición de las Diputaciones Forales presentarse en las listas a su órgano legislativo, las Juntas Generales?. ¿No le habría parecido más lógico y mediáticamente visible para ese objetivo no presentar lista?.

Efectivamente, pidiéndolo sólo en la Diputación, no se consigue nada. Pero siendo realista, el único modo que se me ocurre hoy por hoy de forzar al resto de partidos a que se cambie la ley electoral es sumando todas las presiones posibles en todas las instituciones (o con una gran huelga general en la que se reivindique esto, pero no me parece que la situación económica del país pueda soportar muchas situaciones de este tipo).  Y por otro lado, en un matrimonio dos se divorcian con que sólo uno quiera. Pero no creo que este símil sea de aplicación directa a la supresión de las diputaciones. Y para facilitar este proceso de entendimiento entre ‘absorbido’ y ‘absorbente’ (indudablemente complejo) creo es necesario que en las dos partes estén representadas las dos corrientes, los que pretenden su supresión y los que no. Y por recordar la propuesta de UPyD en este sentido, dice que en caso de que UPyD no tenga mayoría para el órgano correspondiente, se apoyará la candidatura del partido que se comprometa a promover el cambio en la Ley Electoral y a devolver Sanidad y Educación al Gobierno Central. El apoyo es sólo para la votación de elección, no para el resto del programa. A partir de aquí, la propuesta de UPyD dice que se apoyará o no cada punto concreto del programa con independencia de que se haya apoyado a no al presidente / alcalde correspondiente.

Creo que desde el punto de vista mediático, el impacto de la no presentación a Diputaciones Forales habría sido nulo. No creo que hubiéramos tenido ninguna oportunidad de transmitir ese mensaje y, probablemente se habría interpretado como que no teníamos gente ni tan siquiera para presentarnos.

  •  “En que quedamos…¿ necesitamos con urgencia un buen alcalde o un alcalde que devuelva la compentencias en educación y en sanidad?.. y si es esto ultimo ¿para que sirve todo el programa posterior si se aplicara el del partido que devuelva competencias? . Falacias que solo pueden tomarse en consideración si hay un compromiso de apoyar a la lista mas votada”

Efectivamente, la condición de apoyo para la elección de presidente / alcalde puede hacer que se apoye a un candidato que no sea el más idóneo para el cargo. Pero:

1 – Si es el precio que hay que pagar para empezar a racionalizar el estado, la política y a los políticos, yo estoy dispuesto a asumirlo por la parte que me toque. Si alguien vota a UPyD que sea consciente de esto.

2 – Si un cargo precisa del voto de UPyD para ser investido, presumiblemente precisará también de este apoyo para sacar adelante propuestas concretas (recordad, apoyo al candidato no implica directamente apoyo a su programa). Con lo que entiendo que este punto mitiga en parte el riesgo inherente al punto 1 (aunque no lo elimina del todo).

  • “le transmito que da muy mala impresión que TODOS los candidatos repitan en las listas a los municipios o bien al de Bilbao o bien al de Getxo. Pareciera que los afiliados en Vizcaya son exactamente la suma de la lista de Bilbao y de la de Getxo. Y no hay más. Por otro lado sabemos de algunos que rellenan listas pero no se implican en la campaña. ¿Es este el perfil de militante que busca Upyd?.”

Perdonad mi torpeza, nunca me ha convencido el que un partido tenga que buscar un perfil de militante. Siempre he pensado que tendría que ser al revés, que los ciudadanos son los que deberían buscar el partido en función de sus mensajes y modos de actuar (y si no lo encuentran y perciben que tienen la suficiente masa crítica, fundarlo).

En toda España hay unos 8.000 afiliados de UPyD. Se presentan unos 10.000 candidatos. Creo que el índice de participación en este sentido de los militantes es bastante elevado.

Y siendo realistas creo que resulta fácil entender que en el País Vasco, el que alguien se afilie a un partido que pretende desmontar el modo de hacer política de los partidos nacionales y nacionalistas y, además en el caso de estos últimos, tiene unos planteamientos diametralmente opuestos a los suyos, no es fácil. Se os ha olvidado tener en cuenta la candidatura a Diputación Foral por circunscripción de Encartaciones. Y no hemos podido llegar a más. Lo siento por aquellos ciudadanos a los que les hubiera gustado votar a UPyD y no van a poder.

  •  “necesitaría una ristra de medidas concretas y compromisos pro transparencia”

Ley Básica Estatal de Transparencia y Acceso a la Información Pública y su desarrollo legislativo correspondiente en las distintas Comunidades Autónomas, que comprenda en su ámbito de aplicación todas las administraciones y los organismos autónomos, entidades, empresas sociedades, institutos, fundaciones vinculados a ellas o sostenidos con fondos públicos.

De tal forma que cualquier ciudadano, sin necesidad de acreditar interés directo, podrá acceder a toda la documentación de las administraciones públicas, incluidas las cuentas públicas. La Ley establecerá una batería de sanciones disuasorias proporcionada y fácilmente aplicables, sin más excepciones que las previstas en la Constitución.

Publicidad de la información sobre los puestos de trabajo del personal eventual adscrito a los gabinetes de los miembros de los Gobiernos central, autonómicos y municipales, y empresas públicas. Detallando identidad, currículum vitae y méritos tomados en consideración para su contratación, funciones, salarios y retribuciones que perciban por cualquier concepto, jornada laboral y sistema de control sobre su régimen de dedicación.

Creación de bases de datos de acceso público donde puedan consultarse todas las subvenciones otorgadas o recibidas por organismos, instituciones, empresas, sindicatos o particulares, así como las contrataciones de las administraciones, permitiendo la búsqueda tanto por emisores como por perceptores. Dichas bases de datos deberán reflejar claramente tanto el fin de la subvención, como los mecanismos que se dispondrán para comprobar el correcto uso de la subvención otorgada.

Habilitación, bajo los requisitos de la Agencia Española de Protección de Datos, de canales éticos en todas las administraciones locales que permitan la comunicación confidencial, y sin temor represalias, de malas prácticas, violaciones de las normas éticas, posibles conflictos de interés y transgresiones de la normativa legal.

Habilitación de una Oficina Independiente, vinculada a la Fiscalía Anticorrupción y a la Oficina del Defensor del Pueblo, para la gestión, tratamiento y resolución de las comunicaciones recibidas a través del canal ético de las administraciones locales.

Creación de un Registro de estudios financiados con fondos públicos y encargados a terceros externos a la administración; de acceso público, con los datos del expediente de contratación que no estén sujetos a secreto comercial. En todo caso, los estudios financiados con fondos públicos deberán ser accesibles a los órganos administrativos de control.

Publicación de todos los Convenios de las administraciones con empresas privadas.

(esta la he desarrollado poco, es la parte del programa que hace referencia a este punto).

En este sentido, hay un punto que tenemos que cumplir todos los candidatos y cargos electos de UPyD que creo se queda corto. Tenemos que hacer una declaración de bienes. Donde creo que se queda corta esta norma de funcionamiento del partido es en que el tener el control del nivel de enriquecimiento de los cargos electos puede dar una idea de la honradez de la persona durante el desempeño de su mandato. Pero hemos visto demasiado casos en los que los enriquecidos ilícitamente (o por lo menos amoralmente) han sido los conyugues, hermanos, cuñados, hijos y demás parentela. Sin embargo entiendo que ampliar el nivel de declaración de bienes al resto de familiares sería un tema espinoso (derecho de privacidad, etc).

  • “con relación a impedir la presencia de imputados en las listas, de acuerdo con el partido de RD salvo que pretender hacerlo por ley como han hecho ellos , no solo es un brindis al sol publicitario es que es anticonstitucional pues un imputado no es un condenado y solo se puede hacer mediante pacto”

Totalmente de acuerdo. Es una opinión personal, no tiene porque ser la oficial del partido.

  • “Le supongo informado de la “clonación” de listas a las Cortes de Castilla y León en Soria, Segovia y Burgos. UPyD ha declarado que se trató de “un error”. ¿Sabe si el partido ha creado alguna comisión interna para sustanciar responsabilidades?.”

Me he enterado por vosotros. No sé si habrá sido un error, no lo descarto. En este sentido lo que si puedo deciros es que  montar las listas electorales teniendo en cuentas los distintos criterios de paridad por tramos y por suplentes no es fácil. En el caso de Vizcaya nos han rechazado una que hemos tenido que corregir por no cumplir la paridad en el tramo de suplentes. Hemos comprobado con posterioridad que algunos paridos han presentado lista que han sido aprobadas con el mismo error. También os indico que se ha decidido no recurrir las listas que estaban en esta situación.

  • “¿La reforma electoral que propone UPyD incluirá la obligatoriedad de que los candidatos se presenten por la circunscripción en que están empadronados?.”

Sinceramente, es algo en lo que no había caído. Pero entiendo que, si se consiguiera establecer un sistema de listas abiertas, parte de las suspicacias que genera la jurisdicción por la que se presenta un candidato estarían eliminadas. Los ciudadanos podrían escoger al político que les representa, no al partido, con lo que ya se encargaría cada candidato de ser conocido y querido en la circunscripción por la que se presente.

  • “¿Cuales son las discrepancias políticas que impulsan al candidato de UPyD a la alcaldía de Pamplona, Abel López Tello, ha dimitir a dos meses de las elecciones?”

No lo sé. Creo que tendría que ser el Señor López Tello el que contestara a esta pregunta.

  • “Y como aparente propuesta en positivo, pareces proponer la recuperación del impuesto sobre el patrimonio.”

Si los has entendido así no me he expresado con claridad. No pretendo recuperar el impuesto sobre el Patrimonio (creo que hay margen más que suficiente vía racionalización del gasto antes de contemplar la subida de ningún  tipo de impuesto). Simplemente trataba de demostrar la inconsistencia y falta de sentido común a la hora de tomar decisiones políticas (las decisiones se toman de cara a la galería, no porque se haya razonado objetivamente sobre ellas). En este caso se elimina el impuesto sobre patrimonio que claramente grava a quien tiene reconocido un mayor nivel de riqueza y un año después nos encontramos con un cambio fiscal en las SICAV’s porque se argumenta que son un instrumento de inversión de los ricos (lo cual es cierto, pero no en un 100%. Y además no es el único instrumento de ahorro del que disponen).

  • “La política representa un sistema corrupto por definición.”

Aunque no os lo creáis, de todas, esta es la frase que mas me ha hecho pensar. En el entorno familiar y de amigos, cuando se enteraron que me presentaba a las elecciones surgieron algunos comentarios jocosos del tipo ‘ya nos enchufaras, etc. etc.’. Mi respuesta ha sido siempre la misma, ‘precisamente esta mentalidad es la que quiero cambiar’. Hasta ahora lo tenía muy claro, no era una posibilidad real mi implicación directa en política. El ver que en un foro como este, en el que parece que la gente habla en general con una profundidad y un interés por la política mayor a la media (se puede estar o no de acuerdo con los argumentos, pero muchas de las reflexiones por lo menos parecen pensadas y no fruto de un calentón) el que alguien exponga esta idea de un modo tan directo, da que pensar. He intentado imaginarme posibles situaciones en las que alguien podría intentar tentarme y, sinceramente, no se como reaccionaría si, ante una enfermedad grave de un familiar directo alguien me ofreciera la posibilidad de una cura a cambio de un voto. Es posible que, en el fondo, la idea de política como arte de hacer felices a los pueblos no sea todo lo idílica que yo, ingenuamente, podía pensar.

Gracias por vuestra paciencia.

Y espero que todos los que habéis indicado tener unas ideas de base similares a las del programa de UPyD encontréis un espacio político en el que podáis defenderlas.

Víctor Ortega