Bárbara Paraula

Quiero proponer qué asuntos podemos decidir los ciudadanos directamente.

Amigos, hace semanas me enteré por este blog de que un particular había cursado unapetición al Congreso de los Diputados de desarrollo legislativo del Derecho deDemocracia Directa (art.23.1), y que el Congreso a su vez, lo derivaba a la ComisiónConstitucional para su estudio, con el nº expediente 280/002728/000.

Me pareció una iniciativa muy valiente y lúcida, un objetivo claro y operativoen el que nos podemos reconocer la mayoría de los que hablamos a menudo decalidad democrática, tanto desde nuestra óptica individual como desde las diferentesplataformas en las que nos agrupamos. Se pide que se creen más cauces de participacióndirecta además del referéndum y se solicita que también los ciudadanos puedanproponer referendums, para lo cual habría que modificar la Ley Orgánica 2/1980, sobreregulación de distintas modalidades del Referéndum.

Así que he decidido esforzarme en hacerle un merecido seguimiento y difusión.

En primer lugar, voy a escribir cartas o e-mails a los miembros que forman la Comisión.Voy a lamerlos y relamerlos, hasta que de sus propias cabezas reconozcan porqué es una petición razonable también para ellos. [Por ejemplo -->]

Así, me parece que Alfonso Guerra, el presidente de la Comisión Constitucional siempre fue un rebelde, y hasta tengo una foto de mi abuela con él.

Si yo voy a la página http://www.congreso.es puedo averiguar quien forma parte de esaComisión. He aquí el enlace directo.

Y puedo conseguir el email del sujeto que inspira mis amorosas cartas, pinchando directamente su nombre. He aquí el de Alfonso Guerra:

  • alfonso.guerra@diputado.congreso.es

Juro que la foto con mi abuela no le va a dejar impasible.

Esperamos tener en uno o dos días, un directorio de esos mails al alcance de sólo 1click.

Se me ocurren otras acciones que podría contener el seguimiento. Obviamente seríanmás ingeniosas y provechosas si alguien más se uniera a este empeño. Así que os invito,a que, , escribáis un pequeño e-mail conmovedor a vuestro diputado de la ComisiónFavorito y después, vía espontánea o coordinadamente conmigo, y con los promotoresdel proyecto, propongáis actuaciones para apoyar esta petición al congreso.

Precedentes: