Es lo que van a publicar en el próximo número del Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). Un estudio sobre el crecimiento y salud de los bosques en el este de los Estados Unidos, realizado por Geoffrey Parker, del Smithsonian Environmental Research Center.

El resultado es que los bosques están creciendo más rápido en los últimos años. Unas dos toneladas más de masa arbórea por acre y año. Han hecho una lista de las posibles causas, descartando las que no coincidían con el caso. Y al final les han quedado tres posibles causas. Desde 1980 son estos los cambios que han podido afectar al crecimiento:

  • - El CO2, que ha aumentado un 12%
  • - La temperatura, que ha aumentado 0,3ºC
  • - Le estación de crecimiento, que se ha prolongado en 7,8 días al año.

El CO2 es seguro que contribuye, ya que es lo que comen las plantas, y siempre que se ha estudiado se ha visto que los vegetales crecen más (y mejor) con más CO2. La temperatura y la longitud de la estación de crecimiento parecen más que probables ayudas.

En realidad tampoco es exactamente una novedad. Los estudios desde satélites de la NASA indican exactamente lo mismo, a nivel global. Pero como lo que mola es l alarmismo, nadie quiere saber nada de buenas noticias. Así que para para que el personal se entere, habrá que decir: ¡Socorro, los bosques están creciendo más y mejor!

¿Y que dirán los abraza-árboles?

Que cualquier cambio es malo. Como si las cosas no estuvieran cambiando siempre. Y luego, a ese miedo a todo cambio, aunque sea para bien, le llamarán “progresismo”.

Fuente:

Vía WuWT: