Nota previa: Llevo un retraso de dos días, porque resumir bien la noticia estadística de Steve McIntyre en Climate Audit [–>] lleva su tiempo. Estaba seguro que alguien lo haría mejor y más rápido que yo, y en efecto. la dra. Marohasy lo ha hecho a mi juicio perfecto.

Post fusilado / traducido de Jennifer Marohasy

La mayor parte de los científicos escépticos han desechado las varias recontrucciones de temperatura que indican que 1998 fue el año más caliente del último milenio. Nuestra opinión ha encontrado un significativo soporte esta semana cuando el estadístico Steve McIntyre ha tenido finalmente acceso a los datos usados por Keith Briffa, Tim Osborn y Phil Jones que apoyaban la idea de que ha habido una subida de temperatura sin precedente en los últimos cien años –el infame “palo de hockey”.

Rojo: palo de hockey. Negro: datos completos.

Rojo: palo de hockey. Negro: datos completos.

El análisis de los datos por McIntyre -los que llevaba pidiendo desde 2003- sugieren que los científicos del Climate Research Unit del Hadley Centre, asociado al  Met Office británico han estado usando solo una pequeña parte de los datos disponibles para poder llegar a la conclusion de que los años recientes han sido los más cálidos del último milenio. Cuando se usan los datos completos, según afirma Mc Intyre, desaparece completamente la forma de “palo de hockey”. [1]

McIntyre había mostrado previamente problemas con la matemáticas tras el “palo de hockey”. Pero los científicos del Climate Research Centre (CRU), en particular el dr. Briffa, han estado republicándolos continuamente, afirmando que la subida sin precedente de temperaturas era real, y no un artefacto de su metodología -como proclamaba Mc Intyre. Sin embargo, los mismos científicos le habían negado el acceso a todos los datos. Recientemente han sido forzados al haber publiado en el Philosophical Transactions de la Royal Society -una revista que al contrario que Nature o Science tiene normas estrictas sobre política de archivado y disponibilidad de los datos.

Esta triste historia destaca también el caso de como se archivan los datos en el Met Office, donde se promueven datos incompletos que prueban el calentamiento global, mientras se ocultan de público los datos completos – incluyendo a científicos escépticos como Mc Intyre.
Es hora de que esos científicos del Climate Research Centre asociado al Met Office expliquen que Mc Intyre está equivocado, o de que dimitan.

Referencias:

Nota histórica (PM): Hay numerosos estudios que muestran esa forma de palo de hockey, con el subidón de temperaturas reciente. El primero fue de Mann en el 98, y fue completamente desacreditado por Mc Intyre y Mc Kitrick, al demostrar abusos estadísticos (“mannomáticas”). La defensa de los alarmistas consistía en que aunque la gimnasia estadística estaba pasada de vueltas, otros estudios posteriores “independientes” confirmaban el resultado.Pero como explica Mc Intyre:

There are not really 10 “independent” groups, as “independence” is understood in the real world. Mann and Jones 2003 is not independent of Mann, Bradley and Hughes (1998) or Jones (Briffa) et al 1998 or Rutherford et al 2005 (Mann, Osborn, Bradley, Briffa, Hughes and Jones). [–>]

Mc Intyre y Mc Kitrick demostraron que la forma de palo de hockey de todos esos estudios salía de la sobrerepresentación en ellos (sobrepeso) de solo dos series de datos de árboles: Bristlecones (unos pinos en USA), y / o esta serie de Yamal. Demostraron que los Bristlecones no estaban reflejando la temperatura del pasado. Y ahora, al demostrar el sesgo de los datos de Yamal (por selección interesada entre los datos de la serie), Mc Intyre ha dejado al alarmismo en pelota picada:

In summary, the apparent problems with Briffa’s Yamal series impact multiple other studies: Briffa 2000, Mann and Jones 2003 (used in the recent UNEP graphic), Mann et al (EOS 2003), Jones and Mann 2004, Osborn and Briffa 2006, D’Arrigo et al 2006, Hegerl et al 2007, Kaufman et al 2009 (and of course, Briffa et al 2008). [–>]

Total, que la temperatura actual no es inaudita en el milenio. Hizo tanto calor en la baja Edad Media como ahora, si no más. Y sin CO2 extra. Luego si entonces la culpa del calor no fue el CO2, sino otra cosa (que no sabemos), ¿por qué ahora va a ser la culpa del CO2, y no de lo que no sabemos?

Tic, tac, tic, tac.