Estamos acostumbrados a ver de vez en cuando estadísticas sorprendentes sobre el vascuence y sobre el castellano en Vasquilandia Tremebunda. Y como que te acostumbras a no hacer ni caso. A levantar los hombros, pensando -sí, bueno, las estadísticas ya se sabe. Creo que es en primero de sociología, o tal vez sea en primero de los Forestales Juveniles, donde explican que cuando el sociólogo de campo pregunta a los aborígenes, estos contestan invariablemente lo que creen que debería ser, y no lo que creen que es.

Es clásico el caso Malinowski en Melanesia, cuando les pregunta si creen que hay alguna relación entre follar y tener hijos.

- Eso es imposibe

- ¿Y por qué es imposible?

- Porque fulanita es albina y tiene hijos. ¿Pero quien va a follar con una albina?

Algo huele a podrido en el reino de Dinamarca. O alguien miente en Vasquilandia. La última que vi fue en El Correo.

-Claro, por leer esos papeluchos, – me diréis.

Era una noticia sobre la última vuelta de tuerca de la feroz dictadura lingüística. El Plan de Euskera pone el acento por primera vez en el colectivo de inmigrantes. Ahora resulta que van a atacar a los pobres inmigrantes. Y en medio de la noticia, esta perla alucinante:

Pero Getxo mantiene todavía su perfil de castellanoparlante. El 42% de la población sólo conoce esta lengua, mientras que el 22% se confiesa euskaldun y el resto ‘casi euskaldun’. Según los datos aportados por el estudio realizado para este segundo plan, las acciones emprendidas en el primer plan han incrementado un 2% el número de vascoparlantes en el municipio.

Primero ese  “mantiene todavía su perfil de castellanoparlante”, como si fuera razonable esperar que lo fuera a perder dentro de poco. Y luego esas cifras de aurora boreal. ¿Será que vivo en Katmandú, en vez de en Guecho? ¿O seré en realidad un extraterrestre que no se entera de lo que pasa? ¿No sé reconocer lo que oigo, cuando paseo por Guecho? ¿Será normal, y no me entero, oir hablar en vascuence en la zona más euskerista de Guecho, Algorta, cuando cualquiera puede comprobar que solo se oye, muy rara vez, a alguna mamá hablando con su niño pequeño? ¿Y que cuando ese niño está con sus amigos habla castellano con toda fluidez, en vez de vascuence al estilo del inglés de los indios de las películas, como cuando habla con sus papis?

No me coincide. No me coinciden esas estadísticas con lo que se habla por la calle. Es posible que el problema venga de eso que explican en primero de los Forestales Juveniles. Que aborigen responder según creer que deber ser, y no según creer que ser. Y ahora, ¿como salimos de esta? Pues midiendo lo que se habla, y no lo que se dice que se habla, o se conoce. Tener conocimientos de inglés no debería hacerte figurar en una estadística de angloparlantes en Vasquilandia, si no lo hablas nunca.

Y tampoco es tan difícil hacer una estadística así. Ni siquiera necesitas dirigirte a la gente, basta con escucharles, y apuntar el idioma que usan. Claro que es posible que a los nazis del vascuence no les guste el resultado. ¡Que se jodan!, pero eso es lo que he hecho, y sigo haciendo. Una estadística de lo que habla la gente en Bilbao, tomando una muestra muy aleatoria y representativa. Midiendo los idiomas que utilizan los viajeros del metro en sus conversaciones particulares (no entre desconocidos), en la línea de la margen derecha, desde la estación de Abando hasta el final. A distintas horas de ida y de vuelta. Entre las 07:30 y las 11:30, y entre las 14:00 y las 22:00. Un espectro muy completo.

Los cálculos:

Por viaje, incluyendo la espera en el andén y el viaje mismo, oigo una media superior a cinco conversaciones. 10 conversaciones al día, 200 conversaciones al mes. En tres meses han sido (más de) 600 conversaciones. Por los resultados se verá que no es muy difícil hacer las cuentas. No hace falta contar el número de conversaciones en castellano; basta contar las otras, y restar.

Los resultados:

Castellano, 594 ……………….. conversaciones de 600;  99%

Inglés, 2 …………………………. conversaciones de 600; 0,3%

Árabe, 2 …………………………. conversaciones de 600; 0,3%

Un idioma eslavo, no ruso, 1 … conversación de 600;  0,2%

Vascuence, 1 ……………………. conversación de 600; 0,2%

Y ahora que nos expliquen nuestras queridas autoridades lingüísticas que un 22 + 36 = 58% de vascoparlantes y “casi” vascoparlantes, producen solo el 0,2% de las conversaciones. ¿Qué son, mudos, o qué?

Conclusión:

¿Es estadísticamente relevante? Pues más o menos como los resultados del euskobarómetro sobre previsiones electorales del último noviembre. Ellos usan 1.200 entrevistas, y yo 600 conversaciones cogidas aleatoriamente de un universo muy representativo, pero para la mitad de población. En todo caso como seguiré con la cuenta, iré afinando el resultado según aumente la muestra. Y mi euskoestadística tiene una ventaja: cualquiera la puede llevar a cabo por sí mismo, y comparar los resultados.

Anécdota:

La única conversación en vascuence, hasta el momento, la llevó a cabo un chaval, con un pedo de órdago, por telefono. Viajó entre las Arenas y Urdúliz, y sonaba euskaldunzarra.

Añadido (30-07-2014). Hay una versión oficial: